Nue­vo jefe del coman­do cen­tral de EEUU cree que “es diver­ti­do matar a cier­ta gen­te” – Patria Grande

Matar es la cla­ve para el éxi­to de accio­nes mili­ta­res. Matar a sufi­cien­tes insur­gen­tes posi­bi­li­ta que las fuer­zas inva­so­ras y ocu­pan­tes de EE.UU. some­tan y sub­yu­guen a los sobre­vi­vien­tes. Los ver­da­de­ros ven­ce­do­res en Orien­te Pró­xi­mo son las cor­po­ra­cio­nes basa­das en EE.UU. que quie­ren explo­tar los recur­sos de paí­ses ricos en ener­gía y mine­ra­les como Iraq, Afga­nis­tán e Irán. Los mer­ca­de­res de la gue­rra cor­po­ra­ti­vos de la indus­tria de la defen­sa ganan como reyes. Sumi­nis­tran los ins­tru­men­tos para los ase­si­na­tos, los mer­ce­na rios con­tra­ta­dos y otros mate­ria­les, equi­pos y sumi­nis­tros derro­cha­do­res y cos­to­sos para nues­tras inter­mi­na­bles gue­rras con­tra el terror. Mat­tis tie­ne un sóli­do currícu­lo en el nego­cio del ase­si­na­to mili­tar. Fue tenien­te coro­nel en la inva­sión de Iraq por EE.UU. en 1991, diri­gió a los mari­nes en la inva­sión de Iraq en 2003, enca­be­zó el ata­que de EE.UU. con­tra la ciu­dad ira­quí de Falu­ya en 2004 y ayu­dó a pla­near el sitio que des­tru­yó la ciu­dad y mató a miles de civi­les ira­quíes. Mat­tis tam­bién coman­dó las pri­me­ras tro­pas que lle­ga­ron a Afga­nis­tán en 2001. Des­cri­bien­do sus sen­ti­mien­tos sobre la gen­te en Afga­nis­tán, el gene­ral Mat­tis dijo: “…es una tre­men­da diver­sión dis­pa­rar­les. En reali­dad es bas­tan­te diver­ti­do com­ba­tir en su con­tra, sabéis. Es terri­ble­men­te gra­cio­so. Es diver­ti­do dis­pa­rar a algu­na gen­te. Esta­ré ahí mis­mo con voso­tros. Me encan­ta la pelea”. El autor Ricks escri­bió que Mat­tis dijo a sus sol­da­dos que: “Sed cor­te­ses, sed pro­fe­sio­na­les, pero tened un plan para matar a todo el que encon­tréis”. Según las infor­ma­cio­nes Mat­tis dijo a sus sol­da­dos duran­te la Ope­ra­ción Tor­men­ta del Desier­to en Iraq: “Es la misión de cada mari­ne en el bata­llón que envíe a un ira­quí muer­to de vuel­to a su mamá”. Tal vez el gene­ral del ejér­ci­to en la Segun­da Gue­rra Mun­dial Geor­ge S. Pat­ton, Jr., sea un mode­lo para Mat­tis en su glo­ri­fi­ca­ción de la locu­ra mili­tar y el pla­cer de matar. Pat­ton dijo: “¡Mag­ní­fi­ca! En com­pa­ra­ción con la gue­rra todas las otras for­mas de esfuer­zo humano son redu­ci­das a la insig­ni­fi­can­cia. ¡Que Dios me ayu­de, me encan­ta!” y “Nin­gún hijuepu­ta ganó una gue­rra murien­do por su patria, la ganó hacien­do que el otro pobre hijuepu­ta mue­ra por la suya”. Pat­ton tam­bién dijo: “EE.UU. ado­ra a un ven­ce­dor, y no tole­ra a un per­de­dor, por eso EE.UU. nun­ca ha per­di­do una gue­rra y nun­ca la per­de­rá”. Por cier­to, eso fue antes de nues­tras mal­ha­da­das aven­tu­ras mili­ta­res en Corea, Viet­nam y Afga­nis­tán. El secre­ta­rio de defen­sa Robert Gates cali­fi­có a Mat­tis como “uno de los diri­gen­tes en el com­ba­te y pen­sa­do­res estra­té­gi­cos más des­ta­ca­dos de nues­tras fuer­zas arma­das, y trae con­si­go una mez­cla esen­cial de expe­rien­cia, dis­cer­ni­mien­to y pers­pec­ti­va a este impor­tan­te pues­to”. Cuan­do se le pre­gun­tó por la retó­ri­ca sedien­ta de san­gre de Mat­tis, Gates hizo caso omi­so de una repri­men­da ofi­cial con­tra Mat­tis y dijo que fue hace cin­co años. En Afga­nis­tán, las fuer­zas de EE.UU. y de la OTAN siguen aumen­tan­do. La can­ti­dad de esta­dou­ni­den­ses muer­tos has­ta aho­ra duran­te este mes es 23, con 14 muer­tos la sema­na pasa­da. En junio, murie­ron 102 sol­da­dos de las tro­pas de ocu­pa­ción, inclui­dos 60 esta­dou­ni­den­ses. 1.149 sol­da­dos esta­dou­ni­den­ses han muer­to en la gue­rra en Afga­nis­tán, y una can­ti­dad innu­me­ra­ble de civi­les afga­nos. No hace­mos recuen­tos de víc­ti­mas del “enemi­go” por­que, como dijo el secre­ta­rio de defen­sa Rums­feld, “la muer­te tie­ne una ten­den­cia a alen­tar una visión depri­men­te de la gue­rra”. Nues­tra cri­sis eco­nó­mi­ca está direc­ta­men­te vin­cu­la­da al cos­te de la gue­rra. Cues­ta un millón de dóla­res por año man­te­ner a un solo sol­da­do en Afga­nis­tán. El pre­su­pues­to 2010 del Pen­tá­gono es de 693.000 millo­nes de dóla­res, lo que sobre­pa­sa todos los demás pro­gra­mas de gas­tos dis­cre­cio­na­les com­bi­na­dos –mien­tras nues­tro défi­cit aumen­ta ver­ti­gi­no­sa­men­te-. Nece­si­ta­mos deses­pe­ra­da­men­te dine­ro para crear pues­tos de tra­ba­jo eco­ló­gi­cos, recons­truir nues­tra infra­es­truc­tu­ra que se des­mo­ro­na y mejo­rar la edu­ca­ción. El pre­si­den­te Oba­ma reem­pla­zó al gene­ral McChrys­tal por el gene­ral Petraeus como gene­ral coman­dan­te de las fuer­zas de EE.UU. y de la OTAN en Afga­nis­tán. McChrys­tal había hecho obser­va­cio­nes des­pec­ti­vas sobre Oba­ma y la con­duc­ción de la gue­rra por su Gobierno. Petraeus era jefe del Coman­do Cen­tral y será reem­pla­za­do por Mat­tis. Oba­ma dijo: “La gue­rra es algo más gran­de que cual­quier hom­bre o mujer, sea sol­da­do raso, gene­ral o pre­si­den­te”. La gue­rra en Afga­nis­tán es una gran per­de­do­ra. El cam­bio de las tum­bo­nas para incluir a otro mili­tar demen­te que pien­sa que “es diver­ti­do matar” no impe­di­rá que se hun­da como el Tita­nic. Sólo el fin de la gue­rra sal­va­rá a Oba­ma. Un recien­te son­deo de ABC /​Washing­ton Post esta­ble­ció que la gen­te pien­sa que la gue­rra no vale la pena, por un mar­gen de 53 a 44. Un son­deo de NBC/​Wall Street Jour­nal dijo que un 62% del pue­blo esta­dou­ni­den­se dice que el país va en la direc­ción equi­vo­ca­da y que la tasa de apro­ba­ción de Oba­ma es de 45%, con una des­apro­ba­ción de 48%. El pre­si­den­te Oba­ma fue el polí­ti­co más exi­to­so en EE.UU. que pare­ció encan­ta­do de ser ele­gi­do al máxi­mo pues­to en el país. El cum­pli­mien­to de su pro­me­sa de paz, espe­ran­za y cam­bio habría sido exi­to­so. Sin embar­go si no con­clu­ye la locu­ra mili­tar de matar por diver­sión se con­ver­ti­rá en un per­de­dor en 2012 y con­de­na­rá a la rui­na a su par­ti­do en noviembre. ………

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.