La hue­lla de The Ren­don Group en la nue­va agre­sión mediá­ti­ca colom­bia­na – Car­los Lanz Rodríguez

Los pri­me­ros desa­rro­llos de la denun­cia rea­li­za­da por el actual minis­tro de defen­sa de Colom­bia, pone en evi­den­cia la eje­cu­ción de una OPSIC, que para noso­tros es una cró­ni­ca anun­cia­da, sin embar­go, en el actual con­tex­to pue­de tener varias proyecciones:
a.- Esta diri­gi­da a for­ta­le­cer el tema gene­ra­dor del víncu­lo con la FARC, el cual vie­ne sien­do tra­ba­ja­do des­de hace cier­to tiem­po, con el obje­to de hacer una acu­sa­ción en ins­tan­cias internacionales.
b.-Puede ser uti­li­za­da como pla­ta­for­ma en el pro­ce­so elec­cio­na­rio vene­zo­lano que se ave­ci­na, don­de la opo­si­ción fun­cio­na como caja de reso­nan­cia de los infun­dios y falsedades.
c.- Se tra­ta de for­zar al gobierno boli­va­riano a adop­tar una pos­tu­ra defen­si­va ante el arri­bo del gobierno de Santos.
d.- Siem­pre las OPSIC han ser­vi­do de preám­bu­lo para una agre­sión mili­tar, pro­vo­can­do un inci­den­te den­tro de la con­cep­ción de ope­ra­cio­nes extra­te­rri­to­ria­les o per­se­cu­ción en caliente.
En el des­en­mas­ca­ra­mien­to de esta ofen­si­va del impe­rio y sus títe­res colom­bia­nos, hay varias aris­tas a tomar en consideración:
–Resul­ta risi­ble la base argu­men­tal del emba­ja­dor colom­biano en la OEA, al mos­trar fotos y videos de los cam­pa­men­tos, pero esto for­ma par­te de la mani­pu­la­ción infor­ma­ti­va, no se tra­ta de vera­ci­dad sino de “per­cep­ción noti­cio­sa”, según el ins­pi­ra­dor de todo esto: Jhon Rendón.
– La cues­tión es tan bur­da, que repi­ten con una supues­ta ima­gen del área que al mis­mo tiem­po es un cam­pa­men­to del ELN en el Nula y tam­bién la mis­ma refe­ren­cia es el lugar don­de está uno de los jefes de la FARC en Acha­guas. Quien cono­ce este terri­to­rio sabe que es plano y las fotos aéreas pre­sen­tan una zona mon­ta­ño­sa con cerros, que­bra­das o ríos, sien­do la mis­ma refe­ren­cia que sir­ve para armar el pas­ti­cho informativo.
– Cono­cien­do la metó­di­ca que emplea The Ren­dón Group, estas ver­sio­nes para ser creí­bles requie­ren de con­fir­ma­ción empí­ri­ca, ya que no se pue­den sos­te­ner con un sim­ple mon­ta­je, por lo que se pue­de espe­rar accio­nes encu­bier­tas com­ple­men­ta­rias. Y aquí se encie­rra una ame­na­za real, no sólo con sus impli­ca­cio­nes polí­ti­cas, sino tam­bién militares.
– Si San­to for­ma par­te de esta ope­ra­ción, ella en sí mis­ma defi­ne lo que vie­ne en el futu­ro inme­dia­to. Sin embar­go, hay unas cosas medias raras en lo rela­ti­vo al mane­jo de la infor­ma­ción entre Uri­be y San­tos, según se des­pren­de de la ver­sión del direc­tor de infor­ma­ción de Caracol.
La con­fir­ma­ción del desa­rro­llo de una ope­ra­ción mon­ta­da según el esque­ma de The Ren­dón Group (extra­po­la­cio­nes, gene­ra­li­za­cio­nes, pro­yec­cio­nes), se evi­den­cia en la siguien­te secuen­cia de hechos:
El mis­mo día en que el minis­tro de la defen­sa colom­biano rea­li­za la pri­me­ra denun­cia con­tra Vene­zue­la, tal ocu­rrió la sema­na pasa­da, la revis­ta Sema­na (del Clan San­tos) publi­ca un artícu­lo don­de está todo el guion argu­men­tal que vie­nen uti­li­zan­do sobre la pre­sen­cia de la FARC en terri­to­rio venezolano.
No es una sim­ple casua­li­dad, si nó una evi­den­cia por­que hay que pre­gun­tar­se: ¿cómo hizo esta revis­ta para mon­tar esta infor­ma­ción antes de que salie­ra a la opi­nión públi­ca, cuan­do es un sema­na­rio? Enri­que San­tos, has­ta hace poco direc­tor de El tiem­po gru­po edi­to­rial don­de está la revis­ta, es uno de los ope­ra­do­res de The Ren­don Group en Colombia.
A pocas horas de los anun­cios del minis­tro de la defen­sa de Colom­bia, en la noche, la tele­vi­so­ra Cara­col duran­te 10 minu­tos en el noti­cie­ro este­lar, mon­to un esce­na­rio que reve­la varias cosas (el pro­gra­ma en cues­tión lo rebo­tó en Vene­zue­la noti­cias 24 ):
– El direc­tor de infor­ma­ción de ese canal colom­biano que­da deve­la­do como un ope­ra­dor de la inte­li­gen­cia colom­bia­na y for­ma par­te de este montaje.
– Se pue­de pre­de­cir que van a expo­nen­ciar la mani­pu­la­ción a nivel inter­na­cio­nal y nacio­nal, ya que se ve que es una ope­ra­ción articulada.
Los días sub­si­guien­tes a los anun­cios sobre supues­tas prue­bas de la pre­sen­cia de cam­pa­men­tos y líde­res de la FARC en Vene­zue­la, CNN y otras agen­cias noti­cio­sas, repi­tie­ron la mis­ma ver­sión al igual que otros medios radia­les, tele­vi­si­vos e impre­sos influen­cia­dos por el imperio.
Por nues­tro lado, en con­se­cuen­cia no hay sor­pre­sas, y en tal sen­ti­do que­re­mos reite­rar lo que hemos plan­tea­do en otros momen­tos, para lo cual vamos a citar algu­nos frag­men­tos que están rese­ña­dos en el ensa­yo “PARA COMPRENDER LA MANIPULACION MEDIATICA”:
La ante­rior pla­ta­for­ma teó­ri­co-con­cep­tual y la inves­ti­ga­ción de cam­po rea­li­za­da en los últi­mos años, nos ha per­mi­ti­do rea­li­zar una carac­te­ri­za­ción de las ope­ra­cio­nes psi­co­ló­gi­cas en nues­tro país, como par­te de una estra­te­gia glo­bal del imperio:
1.- La OPSIC y la mani­pu­la­ción pro­pa­gan­dís­ti­ca que le es inhe­ren­te está modu­la­da POR DISTORSIONES INFORMATIVAS (Agen­da Set­ting, el Gate­kee­per y el News­ma­king), tenien­do como sopor­te mate­rial las rela­cio­nes mer­can­ti­les capi­ta­lis­tas (el outsour­cing y la palangre).
2.- Esto lo asu­me The Ren­dón Group como “ges­tión de la per­cep­ción vía noticia”.Verbigracia:CNN-RCN-CARACOL-UNIONRADIO-GLOVISION-EL NACIONAL — EL UNIVERSAL-TAL CUAL-NOTICIAS 24-NOTICIERO DIGITAL.
3.- El acen­to se colo­ca en la “Agen­da Set­ting”, media­do por el Gate­kee­per y el News­ma­king : pro­duc­ción y dis­tri­bu­ción de noti­cias into­xi­ca­das. (Temas gene­ra­do­res prio­ri­za­dos y jerar­qui­za­dos, repe­ti­dos y difun­di­dos en pro­fun­di­dad por diver­sos medios, pue­den lle­gar a ser creí­dos y defendidos).
4.- En dicho pro­ce­so se apli­can méto­dos de frag­men­ta­ción, extra­po­la­ción, gene­ra­li­za­ción, pro­yec­ción, silen­cios y censuras.
5.- Las téc­ni­cas más comu­nes emplea­das están: “efec­to dia­gra­ma­ción” com­bi­nan­do titu­la­res con fotos y cari­ca­tu­ras, entre­vis­tas o repor­ta­jes mon­ta­dos con ses­gos, pro­gra­mas de opi­nión con expertos.
6.- La mecá­ni­ca emplea­da con­sis­te en ope­ra­cio­nes pre­via­men­te mon­ta­das o en la explo­ta­ción de hechos o suce­sos eventuales.
7.- La pla­ni­fi­ca­ción y eje­cu­ción está en manos de un con­jun­to de ope­ra­do­res: arma­do­res, anclas, legi­ti­ma­do­res, vali­da­do­res, polí­ti­co-sin­di­ca­les, financieros.
8.- Los medios y recur­sos emplea­dos, com­bi­nan radio, TV, impre­sos, Inter­net, tan­tos de carác­ter nacio­nal como internacional.
9.- El cro­no­gra­ma de eje­cu­ción físi­ca sigue un patrón con algu­nas varia­cio­nes: arran­can los días lunes en las maña­nas, siguen has­ta el vier­nes, refres­can el sába­do y mon­tan las ope­ra­cio­nes el día Domingo.
10.- Resul­ta obvio que las ope­ra­cio­nes psi­co­ló­gi­cas no son un fenó­meno mediá­ti­co ais­la­do, sino que posee fina­li­da­des múl­ti­ples tales como:
* Des­le­gi­ti­ma­ción del pro­ce­so, des­ca­li­fi­can­do la obra del gobierno de Chá­vez, exal­tan­do fallas y erro­res. Uti­li­za­ción de los défi­cit en varias direcciones:
– Con­so­li­da­ción de una fuer­za opo­si­to­ra con mayo­ría electoral
– Ais­la­mien­to inter­na­cio­nal y jus­ti­fi­ca­ción de una inter­ven­ción militar
– Ingo­ber­na­bi­li­dad y cal­do de cul­ti­vo para la insur­gen­cia arma­da inter­na (gua­rim­ba, para­mi­li­ta­ris­mo, ope­ra­cio­nes encu­bier­tas, rebe­lio­nes par­cia­les tan­to poli­cia­les como militares)
* Agu­di­za­ción de las con­tra­dic­cio­nes, incen­ti­van­do paros y huel­gas, has­ta lle­gar al colap­so del apa­ra­to productivo.
* Impul­so de mar­chas y movi­li­za­cio­nes hacia edi­fi­cios emble­má­ti­cos, que per­mi­tan rea­li­zar un cer­co y pre­sio­nar el pro­nun­cia­mien­to militar.
 Jus­ti­fi­ca­ción de la orga­ni­za­ción de ope­ra­cio­nes con fuer­zas poli­cia­lesy para­mi­li­ta­res, en coor­di­na­ción con algu­nas indi­vi­dua­li­da­des mili­ta­res (acti­vos y en retiro).
* Para­li­zar o inhi­bir el con­jun­to de las fuer­zas mili­ta­res, lo que per­mi­ti­ría que a tra­vés de la lucha calle­je­ra y las ope­ra­cio­nes espe­cia­les, secon­tro­la­ran algu­nas zonas estra­té­gi­cas al inte­rior de algu­nas ciu­da­des o regio­nes del país.
11.- De igual for­ma, no es este un fenó­meno espon­tá­neo, una espe­cie de “pro­ce­so sin suje­tos”, sino todo lo con­tra­rio, ope­ra a tra­vés de redes inter­co­nec­ta­das en el plano nacio­nal e internacional:
– ope­ra­do­res exter­nos: Comu­ni­dad de inte­li­gen­cia EEUU, Coman­do Sur, Clan San­tos – Colombia.
– Ope­ra­do­res internos:
1.- En el terreno mediá­ti­co: ope­ra­do­res arma­do­res, legi­ti­ma­do­res, anclas, validadores.
2.- En el terreno polí­ti­co-social: Mesa de la Uni­dad, Con­fe­ren­cia Epis­co­pal, Fede­ca­ma­ras, Sin­di­ca­tos y gremios.
3.- En el terreno poli­cial-mili­tar: Cuer­pos poli­cia­les esta­da­les y muni­ci­pa­les, empre­sas de vigi­lan­cia pri­va­das, Fren­te Mili­tar Ins­ti­tu­cio­nal, para­mi­li­ta­res, fuer­zas civi­les de cho­que o guarimberos.
12.- En la coyun­tu­ra las ope­ra­cio­nes psi­co­ló­gi­cas se des­agre­gan en obje­ti­vos espe­cí­fi­cos y se foca­li­zan en diver­sos escenarios:
A· Gene­ra­ción de un con­tex­to de máxi­ma pre­sión con la movi­li­za­ción social: mar­chas, tomas, tran­cas, paros, huelgas.
B· Crear una situa­ción de caos y cri­sis total del país, que gene­re con­flic­tos, hos­ti­li­da­des, enfren­ta­mien­tos y vio­len­cia. Para ello es indis­pen­sa­ble infil­trar per­so­nal arma­do en sec­to­res socia­les, labo­ra­les y comu­ni­da­des; par­ti­ci­pan­do en accio­nes direc­tas, crean­do dis­tur­bios, gene­ran­do caos y des­or­den en la sociedad.
C· Fomen­to del calen­ta­mien­to de calle y la vio­len­cia social como cli­ma de des­es­ta­bi­li­za­ción gene­ral que se nece­si­ta, simi­lar a la de abril de 2002, lo que per­mi­ti­ría pasar a las accio­nes mili­ta­res. Como no se tra­ta de un gol­pe en frío o un alza­mien­to tra­di­cio­nal, se desa­rro­lla un cro­no­gra­ma de accio­nes en espi­ral que con­duz­can a un pun­to crí­ti­co o esta­lli­do final. Este abc de los esce­na­rios, es una copia de expe­rien­cias exi­to­sas alcan­za­das por gru­pos con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios en la Euro­pa del Este, don­de la lucha de calle com­bi­na­da con gru­pos de cho­ques arma­dos que copan edi­fi­cios sedes del gobierno, logran para­li­zar a las fuer­zas del orden y derro­can al gober­nan­te de turno.
13.-La ante­rior carac­te­ri­za­ción de las ope­ra­cio­nes psi­co­ló­gi­cas en cur­so, con su base teó­ri­co-con­cep­tual, con su meto­do­lo­gía y téc­ni­cas, ope­ra­do­res y medios, con esce­na­rios deli­nea­dos, per­mi­ten dar­le mayor per­ti­nen­cia a nues­tras res­pues­tas, tal como se ha veni­do plan­tean­do en los diver­sos ensa­yos des­de el año 2008:
– Las ope­ra­cio­nes psi­co­ló­gi­cas y el aná­li­sis situa­cio­nal se encua­dra en el ante­rior mar­co refe­ren­cial, lo que per­mi­te inter­pre­tar datos e infor­ma­cio­nes que apa­re­cen ato­mi­za­das o sin nexos. En tal sen­ti­do, no se tra­ta de rese­ñar o pre­sen­tar todo lo que apa­re­ce en los medios, si no lo que es rele­van­te como tema gene­ra­dor per­ma­nen­te o tema coyun­tu­ral, con­tex­tua­li­za­do en las fina­li­da­des, ope­ra­do­res y esce­na­rios. Sin esta pre­ci­sión, el aná­li­sis que­da en la des­crip­ción tradicional.
– De la mis­ma mane­ra, este enfo­que per­mi­te armar una Estra­te­gia Comu­ni­ca­ti­va Inte­gral (ECI): mane­jo ade­cua­do de la teo­ría-méto­do-téc­ni­cas-ope­ra­do­res enemi­gos, desa­rro­llo de una agen­da pro­pia, arti­cu­la­ción y empleo de la capa­ci­dad comu­ni­ca­ti­va ins­ta­la­da, diver­si­fi­car voce­rías y mar­ca­je de ope­ra­do­res opo­nen­tes, com­bi­na­ción de medios masi­vos con pro­pa­gan­da de calle y el dia­lo­go cara a cara.
Fuen­te: http://​www​.apo​rrea​.org/​v​e​n​e​z​u​e​l​a​e​x​t​e​r​i​o​r​/​a​1​0​4​5​7​0​.​h​tml
La hue­lla de The Ren­don Group en la nue­va agre­sión mediá­ti­ca colombiana

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.