La dra­má­ti­ca situa­ción de los pre­sos polí­ti­cos pales­ti­nos en las cár­ce­les israe­líes – Abdel Nas­ser Farawana

Abdel Nas­ser Fara­wa­na, ex dete­ni­do y direc­tor del Depar­ta­men­to de Esta­dís­ti­ca de la Auto­ri­dad Nacio­nal Pales­ti­na, par­ti­ci­pó el 24 de junio en Gaza de la Con­fe­ren­cia “La situa­ción de los dete­ni­dos pales­ti­nos en las cár­ce­les israe­líes” pro­mo­vi­da por el Alto Comi­té para los dere­chos huma­nos de Nacio­nes Uni­das y entes locales.

Fara­wa­na lle­vó el tes­ti­mo­nio de la pro­pia expe­rien­cia en las pri­sio­nes israe­líes y pre­sen­tó a la pren­sa los con­te­ni­dos del encuentro.

“La tor­tu­ra prac­ti­ca­da en las pri­sio­nes israe­líes no bus­ca sólo el aba­ti­mien­to psi­co-físi­co del dete­ni­do sino sobre todo la des­truc­ción de los sen­ti­mien­tos nacio­na­les. La tor­tu­ra se hizo posi­ble por medio de un sis­te­ma de leyes y pro­ce­di­mien­tos arbi­tra­rios. En las pri­sio­nes israe­líes, todos for­man par­te de este sis­te­ma: médi­cos y enfer­me­ros, guar­dias car­ce­la­rios y seguridad”.

En 1987 la Cor­te Supre­ma israe­lí apro­bó el uso de la tor­tu­ra en las pri­sio­nes con la fór­mu­la: adop­ción de ‘pre­sio­nes psi­co­ló­gi­cas y físi­cas moderadas’.

Se tra­ta­ba de la Comi­sión Lan­dau con la que Israel echó las bases ‘lega­les’ para auto­ri­zar la tor­tu­ra sobre los pri­sio­ne­ros y ‑sobre todo- para pro­te­ger a sus ofi­cia­les y ser­vi­cios de segu­ri­dad, de la justicia.

“Israel prac­ti­ca la tor­tu­ra con méto­do y cohe­ren­cia, en cada fase de la deten­ción, a par­tir del arres­to y las humi­lla­cio­nes a las que nues­tros fami­lia­res son some­ti­dos cuan­do vie­nen a visi­tar­nos, que­dan com­pren­di­dos en esta polí­ti­ca. Se tra­ta de medi­das que bus­can pro­vo­car impac­tos psi­co­ló­gi­cos y a sem­brar rabia y frus­tra­cio­nes entre los dete­ni­dos palestinos”.

Es un sis­te­ma polí­ti­co estu­dia­do y apro­ba­do por el gobierno de Israel y en el cual todos están invo­lu­cra­dos: los abu­sos y los malos tra­tos a los que son some­ti­dos los pri­sio­ne­ros no son casuales.

Los dete­ni­dos pales­ti­nos dolo­ri­dos o enfer­mos que son con­du­ci­dos al hos­pi­tal, para aten­ción urgen­te o inter­ven­cio­nes, son ata­dos de pies y manos a las camas por todo el perío­do de internación.

“Para que esto sea tole­ra­do es nece­sa­ria la com­pli­ci­dad del per­so­nal médico”.

Fara­wa­na sumi­nis­tra las cifras actua­li­za­das de la pre­sen­cia y las cate­go­rías de los detenidos.

Los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos en cár­ce­les israe­líes son 6800, entre los cua­les hay 300 meno­res, 34 muje­res y 231 en deten­ción admi­nis­tra­ti­va (inde­fi­ni­da­men­te prorrogable).

7, pro­ve­nien­tes de la Fran­ja de Gaza están some­ti­dos a la ‘ley de com­ba­tien­tes ile­ga­les’, y son 11 los dipu­tados pales­ti­nos secues­tra­dos por Israel.

309 se hallan en cár­ce­les israe­líes des­de antes de [los acuer­dos de] Oslo (entién­da­se des­de el pri­mer acuer­do fir­ma­do en 1993, cono­ci­do como Decla­ra­ción de Prin­ci­pios para el mutuo reco­no­ci­mien­to entre las partes).

117 pales­ti­nos están dete­ni­dos des­de hace más de vein­te años y 19 des­de hace más de un cuar­to de siglo.

A con­ti­nua­ción, la lis­ta de este últi­mo gru­po de dete­ni­dos, con la fecha de detención:

Nael Al-Barghouthi (Rama­llah) 04-04-1978
Fakh­ri Al-Barghouthi(Ramallah) 23-06-1978
Akram Man­sour (Qal­qi­li­ya) 02-08-1978
Faw­wad Al-Razem (Al Quds/​Jerusalén) 30-01-1979
Ibrahim Jaber (Al-Kha­lil) 08-01-1981
Has­san Sal­me (Rama­llah) 08-08-1982
Oth­man Mus­leh (Sal­fit) 15-10-1982
Samir, Karim e Maher You­nes (Terri­to­rios Pales­ti­nos Ocu­pa­dos en 1948) enero 1983
Salim Al-Kay­yal (Jaf­fa) 30-05-1983
Hafez Qan­das (Belén) 15-05-1984
Eis­sa Abd Rab­bo (Rama­llah) 20-10-1984
Ahmed Farid Shaha­de (Rama­llah) 16-02-1985
Moham­med Nas­ser (Rama­llah) 11-05-1985
Rafae Kara­je (Rama­llah) 20-05-1985
Talal Abu Al-Kabash (Al-Kha­lil) 23-06-1985
Mous­ta­fa Egh­ni­mat (Al-Khail) 27-06-1985
Ziyad Egh­ni­mat (Al-Kha­lil) 27-06-1985.
Nael e Fakh­ri Al-Barghou­ti y Akram Man­sour están en pri­sión des­de hace más de trein­ta años.

Fara­wa­ne con­clu­yó invi­tan­do a todos los que tra­ba­jan en el cam­po de los dere­chos huma­nos a orga­ni­zar­se por la libe­ra­ción de los dete­ni­dos pales­ti­nos y crear alter­na­ti­vas prác­ti­cas para soco­rrer a las víc­ti­mas pales­ti­nas de la tor­tu­ra israelí.

“El esta­do del suje­to que sufre prác­ti­cas de tor­tu­ra no pue­de encon­trar reha­bi­li­ta­ción váli­da exclu­si­va­men­te a tra­vés de ser­vi­cios de base que las dos auto­ri­da­des pales­ti­nas (Cis­jor­da­nia y Gaza) sumi­nis­tran, sino que debe ser moni­to­rea­do y denun­cia­do en su mis­mo cur­so. Por­que una vez libe­ra­do, quien sufre la tor­tu­ra, pue­de ser fácil­men­te víc­ti­ma de resen­ti­mien­to, ostra­cis­mo, des­con­fian­za y exclu­sión social”.

Tra­duc­ción: Bea­triz Esseddin

Fuen­te: www​.info​pal​.it

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.