Refor­ma de la nego­cia­ción colec­ti­va, un nue­vo ata­que- LAB Sin­di­ka­tua

La Refor­ma Labo­ral apro­ba­da en junio, con­tes­ta­da con una huel­ga gene­ral exi­to­sa, ata­ca gra­ve­men­te la nego­cia­ción colec­ti­va. Faci­li­ta a las empre­sas incum­plir lo acor­da­do en los con­ve­nios tan­to en sala­rios como en con­di­cio­nes labo­ra­les.

Des­gra­cia­da­men­te no será el úni­co ata­que a la nego­cia­ción colec­ti­va. Una vez más se está ges­tan­do en Madrid una nue­va refor­ma, en este caso de nego­cia­ción colec­ti­va, que pue­de supo­ner un gra­ví­si­mo ata­que para las y los tra­ba­ja­do­res de Eus­kal Herria.

Una nue­va refor­ma de la que vamos tenien­do noti­cias a cuen­ta gotas y por medio de los medios de comu­ni­ca­ción. Pare­ce ser que se está hablan­do de la des­apa­ri­ción de los con­ve­nios pro­vin­cia­les y auto­nó­mi­cos, medi­da que cuen­ta con el bene­plá­ci­to de CCOO y UGT.

Esto supo­ne pre­ca­ri­zar aun más las rela­cio­nes labo­ra­les y un gra­ve ata­que al mar­co pro­pio de nego­cia­ción colec­ti­va. Los con­ve­nios se nego­cia­rían en Madrid, sus­ti­tu­yen­do con­ve­nios de ámbi­to sec­to­rial por con­ve­nios de ámbi­to esta­tal. Con­ve­nios con menor cober­tu­ra sala­rial, con­ve­nios con meno­res garan­tías en cuan­to a dere­chos labo­ra­les. Se cam­bia total­men­te la estruc­tu­ra actual de nego­cia­ción.

Cada día que pasa la reali­dad labo­ral es más preo­cu­pan­te. A las y los tra­ba­ja­do­res de Eus­kal Herria nos impo­nen des­de Madrid una refor­ma tras otra. Todas en la mis­ma direc­ción, dar mas poder a la patro­nal y pre­ca­ri­zar las con­di­cio­nes de tra­ba­jo.

Cada paso que da Madrid en cla­ve de cen­tra­li­zar y/​o pre­ca­ri­zar el mode­lo de rela­cio­nes labo­ra­les va a ser con­tes­ta­da. Si la refor­ma de la nego­cia­ción colec­ti­va se aprue­ba en estos tér­mi­nos, requie­re de una res­pues­ta con­tun­den­te: una vez más las y los tra­ba­ja­do­res de Eus­kal Herria esta­re­mos en la calle.

Eus­kal Herria nece­si­ta de ins­tru­men­tos polí­ti­co-jurí­di­cos que nos per­mi­tan cons­truir un mar­co pro­pio de nego­cia­ción colec­ti­va, de rela­cio­nes labo­ra­les y de pro­tec­ción social.

Jun­to con esta rei­vin­di­ca­ción por medio de un mode­lo de acción sin­di­cal de con­fron­ta­ción, neu­tra­li­za­re­mos todo tipo de faci­li­da­des a las empre­sas para que las con­se­cuen­cias de las dife­ren­tes refor­mas sean las menos posi­bles para las y los tra­ba­ja­do­res.

Eus­kal Herria, 20 de julio de 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *