Refor­ma de la nego­cia­ción colec­ti­va, un nue­vo ata­que- LAB Sindikatua

La Refor­ma Labo­ral apro­ba­da en junio, con­tes­ta­da con una huel­ga gene­ral exi­to­sa, ata­ca gra­ve­men­te la nego­cia­ción colec­ti­va. Faci­li­ta a las empre­sas incum­plir lo acor­da­do en los con­ve­nios tan­to en sala­rios como en con­di­cio­nes laborales.

Des­gra­cia­da­men­te no será el úni­co ata­que a la nego­cia­ción colec­ti­va. Una vez más se está ges­tan­do en Madrid una nue­va refor­ma, en este caso de nego­cia­ción colec­ti­va, que pue­de supo­ner un gra­ví­si­mo ata­que para las y los tra­ba­ja­do­res de Eus­kal Herria.

Una nue­va refor­ma de la que vamos tenien­do noti­cias a cuen­ta gotas y por medio de los medios de comu­ni­ca­ción. Pare­ce ser que se está hablan­do de la des­apa­ri­ción de los con­ve­nios pro­vin­cia­les y auto­nó­mi­cos, medi­da que cuen­ta con el bene­plá­ci­to de CCOO y UGT.

Esto supo­ne pre­ca­ri­zar aun más las rela­cio­nes labo­ra­les y un gra­ve ata­que al mar­co pro­pio de nego­cia­ción colec­ti­va. Los con­ve­nios se nego­cia­rían en Madrid, sus­ti­tu­yen­do con­ve­nios de ámbi­to sec­to­rial por con­ve­nios de ámbi­to esta­tal. Con­ve­nios con menor cober­tu­ra sala­rial, con­ve­nios con meno­res garan­tías en cuan­to a dere­chos labo­ra­les. Se cam­bia total­men­te la estruc­tu­ra actual de negociación.

Cada día que pasa la reali­dad labo­ral es más preo­cu­pan­te. A las y los tra­ba­ja­do­res de Eus­kal Herria nos impo­nen des­de Madrid una refor­ma tras otra. Todas en la mis­ma direc­ción, dar mas poder a la patro­nal y pre­ca­ri­zar las con­di­cio­nes de trabajo.

Cada paso que da Madrid en cla­ve de cen­tra­li­zar y/​o pre­ca­ri­zar el mode­lo de rela­cio­nes labo­ra­les va a ser con­tes­ta­da. Si la refor­ma de la nego­cia­ción colec­ti­va se aprue­ba en estos tér­mi­nos, requie­re de una res­pues­ta con­tun­den­te: una vez más las y los tra­ba­ja­do­res de Eus­kal Herria esta­re­mos en la calle.

Eus­kal Herria nece­si­ta de ins­tru­men­tos polí­ti­co-jurí­di­cos que nos per­mi­tan cons­truir un mar­co pro­pio de nego­cia­ción colec­ti­va, de rela­cio­nes labo­ra­les y de pro­tec­ción social.

Jun­to con esta rei­vin­di­ca­ción por medio de un mode­lo de acción sin­di­cal de con­fron­ta­ción, neu­tra­li­za­re­mos todo tipo de faci­li­da­des a las empre­sas para que las con­se­cuen­cias de las dife­ren­tes refor­mas sean las menos posi­bles para las y los trabajadores.

Eus­kal Herria, 20 de julio de 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.