Boltxe entre­vis­ta a Car­los Morais, secre­ta­rio gene­ral de Pri­mei­ra Linha

Nos encon­tra­mos a las puer­tas de otro día de la patria gale­ga, por eso hemos con­vers­da­do con Car­los, para que nos haga una radio­gra­fia de Gali­za

Car­los Morais es el Secre­ta­rio Gene­ral de Pri­mei­ra Linha, par­ti­do con mili­tan­cia inte­gra­da en NÓS-Uni­da­de Popu­lar, per­so­na cono­ci­da por su vida entre­ga­da a la mili­tan­cia comu­nis­ta y a la libe­ra­ción nacio­nal de Galiza.

Tam­bién Car­los es cono­ci­do en Eus­kal Herria, ami­go de nues­tro pue­blo y no solo de boqui­lla, en NÓS-UP y en Pri­mei­ra Linha, las rei­vin­di­ca­cio­nes de sobe­ra­nía, inde­pen­den­cia y socia­lis­mo en Eus­kal Herria, siem­pre han encon­tra­do un buen alia­do. Y ami­go de Boltxe, des­de hace muchos años. Pró­xi­ma­men­te se va a cele­brar de nue­vo el día da patria gale­ga y ante este nue­vo even­to hemos que­ri­do cono­cer sus opi­nio­nes y palabras.

Car­los eske­rrik asko, por res­pon­der a esta anda­na­da de pre­gun­tas que te diri­gi­mos des­de Boltxe….

Boltxe – Bueno nos encon­tra­mos a las puer­tas de otro día de la patria gale­ga, un poco cuén­ta­nos cual es la situa­ción actual de Gali­za, y sus pros­pec­ti­vas de lucha.

Car­los – Nos encon­tra­mos en el medio de una dura ofen­si­va espa­ño­lis­ta con­tra una de los ele­men­tos medu­la­res de nues­tra iden­ti­dad nacio­nal, el idio­ma. La recu­pe­ra­ción del gobierno auto­nó­mi­co por par­te del PP ha favo­re­ci­do un ata­que sin pre­ce­den­tes a la uti­li­za­ción del gale­go en el sis­te­ma edu­ca­ti­vo. La capi­tu­la­ción del BNG fren­te a Espa­ña y el Capi­tal y su polí­ti­ca timo­ra­ta y acom­ple­ja­da duran­te los cua­tro años de gobierno bipar­ti­to ha favo­re­ci­do la eclo­sión de un espa­ño­lis­mo ultra y radi­cal que apues­ta con cla­ri­dad por ani­qui­lar nues­tro idio­ma y cul­tu­ra nacio­nal. Fren­te a esta situa­ción exis­te un pode­ro­so movi­mien­to popu­lar de amplia base pero diri­gi­do por el auto­no­mis­mo, y por­tan­to con unha orien­ta­ción defen­si­va y tac­ti­cis­ta, que vie­ne demos­tran­do en la calle con mani­fes­ta­cio­nes masi­vas que un des­ta­ca­do sec­tor de nues­tro pue­blo defien­de con con­tun­den­cia el galego.

El mun­dial de fut­bol de Sudá­fri­ca ha favo­re­ci­do el desa­rro­llo de este preo­cu­pan­te fenó­meno de nor­ma­li­za­ción de la sim­bo­lo­gía espa­ño­la entre sec­to­res popu­la­res, de adhe­sión incons­cien­te al pro­yec­to espa­ñol, entre los que des­ta­ca la juven­tud. La gran cam­pa­ña mediá­ti­ca de apo­yo a la selec­ción con­tó con el res­pal­do de los gran­des par­ti­dos espa­ño­les y el silen­cio cóm­pli­ce del auto­no­mis­mo. Hace unos días en un pro­gra­ma de la Radio Gale­ga, Guilher­me Váz­quez, el por­ta­voz del BNG, ante la pre­gun­ta de quien desea­ba que gana­se el Mun­dial sin empa­cho alguno mani­fes­tó que “por cora­zón Espa­ña y Portugal!!”

La izquier­da inde­pen­den­tis­ta fué inca­paz de reac­cio­nar a tiem­po y en su con­jun­to no estu­vi­mos a la altu­ra que la reali­dad recla­ma­ba defen­dien­do acti­va­men­te nues­tro pro­yec­to nacio­nal, denun­cian­do la manio­bra de diver­sión que se ocul­ta tras esta cam­pa­ña tan bien pla­ni­fi­ca­da. En ple­na ofen­si­va con­tra los dere­chos labo­ra­les, con­tra las con­quis­tas socia­les, con­tra la sani­dad públi­ca y las pen­sio­nes, a pocos días del incre­men­to del IVA, la bur­gue­sía opta por pro­mo­ver el chau­vi­nis­mo exa­cer­ba­do. Emplean­do esta clá­si­ca cor­ti­na de humo, carac­te­rís­ti­ca de los perío­dos de cri­sis, logra amor­ti­guar y retra­sar las luchas. Con­si­gue inte­grar momen­ta­nea­men­te a sec­to­res popu­la­res a su pro­yec­to exclu­yen­te. Las masas pro­yec­tan colec­ti­va­men­te en la vic­to­ria de la selec­ción sus fra­ca­sos indi­vi­dua­les, su frus­trac­ción por el pre­sen­te adver­so y el negro futu­ro que sabia­men­te intu­yen. Miles de jóve­nes des­em­plea­dos y con con­tra­tos basu­ra inun­dan calles entu­sias­ma­dos para vic­to­rear a la “roja” y a los “héroes” sufra­ga­dos con pri­mas eco­nó­mi­cas que ellos nun­ca logra­rán acu­mu­lar en déca­das de años de tra­ba­jo asa­la­ria­do. La situa­ción es gra­ve por­que si no los fre­na­mos sere­mos irre­me­dia­ble­men­te derro­ta­dos. La izquier­da revo­lu­cio­na­ria inde­pen­den­tis­ta tie­ne que sacar con­clu­sio­nes de esta lec­ción y recu­pe­rar la iniciativa.

Por lo demás, el actual gobierno de Fei­jó no mani­fies­ta dife­ren­cias des­ta­ca­das con las polí­ti­cas apli­ca­das por el tan­dem Tou­rinho-Quin­ta­na. La rece­ta neo­li­be­ral y regio­na­lis­ta del PP no es cua­li­ta­ti­va­men­te dife­ren­te a la apli­ca­da en su momen­to por el PSOE-BNG. Las tres fuer­zas son res­pon­sa­bles, en dife­ren­tes gra­dos, de la situa­ción de mar­gi­na­ción, empo­bre­ci­mien­to y extre­ma depen­den­cia que pade­ce nues­tro país. En los últi­mos meses esta corrup­ta cas­ta polí­ti­ca estu­vo cen­tra­da en un deba­te com­ple­ta­men­te ajeno a los intere­ses de la cla­se tra­ba­ja­do­ra: la fusión de las cajas de aho­rro gallegas.

Como repre­sen­tan­tes de los intere­ses de las dife­ren­tes frac­cio­nes de la bur­gue­sia espa­ño­la y auto­no­mis­ta care­cen de volun­tad para dar una alter­na­ti­va a la gra­ve situa­ción de la cla­se tra­ba­ja­do­ra gale­ga, la qual es la que sufre con mayor dure­za en sus con­di­cio­nes mate­ria­les de exis­ten­cia la opre­sión nacio­nal de Gali­za por el pro­yec­to expan­sio­nis­ta espa­ñol. Tra­ba­ja­mos más horas por menos sala­rios, tene­mos un por­cen­ta­je de pre­ca­rie­dad labo­ral supe­rior a la media esta­tal, pade­ce­mos uno de los índi­ces de sinies­tra­bi­li­dad en el tra­ba­jo más altos de Euro­pa occi­den­tal, las pen­sio­nes más bajas, unos índi­ces de pobre­za y exlu­sión social alar­man­tes. La emi­gra­ción sigue sien­do la úni­ca alter­na­ti­va para mucha gen­te. Cada año, más de diez mil jóve­nes tie­nen que aban­do­nar Gali­za a otras zonas del Esta­do en lo que es una autén­ti­ca fuga de cere­bros. Espa­ña con­ti­nua apli­can­do una agre­si­va estra­te­gia turis­ti­fi­ca­do­ra y ener­gé­ti­ca que des­tru­ye nues­tra cos­ta, valles y mon­ta­ñas, arra­san­do la eco­no­mía pro­duc­ti­va, liqui­dan­do nues­tro sec­tor pri­má­rio para invia­bi­li­zar aún más nues­tro pro­yec­to nacional.

Zapa­te­ro man­tie­ne incó­lu­me esa men­ta­li­dad neo­co­lo­nial con la que Espa­ña nos vie­ne tra­tan­do secu­lar­men­te. En la divi­sión inter­na­cio­nal del tra­ba­jo el capi­ta­lis­mo espa­ñol nos ha rele­ga­do a ser un terri­to­rio del que extraer mano de obra bara­ta, mera fuen­te de ener­gía, don­de ins­ta­lar indus­tria de encla­ve y por lo tan­to con­ta­mi­nan­te. Gali­za cum­ple actual­men­te esta fun­ción cuyo resul­ta­do la con­vier­te en una de las áreas más empo­bre­ci­das de Euro­pa. La Inde­pen­den­cia es pues la úni­ca alter­na­ti­va via­ble para evi­tar la des­truc­ción del pro­yec­to nacio­nal, el Socia­lis­mo el úni­co hori­zon­te para nues­tra eman­ci­pa­ción como cla­se y la des­truc­ción del patriar­ca­do la úni­ca vía para evi­tar que mitad de la fuer­za de tra­ba­jo, las muje­res, sigan explo­ta­das, opri­mi­das y domi­na­das. Esta es la alter­na­ti­va estra­té­gi­ca de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta gale­ga repre­sen­ta­da por NÓS-UP que las comu­nis­tas gale­gas de Pri­mei­ra Linha apoyamos.

No exis­te nin­gu­na otra sali­da. La solu­ción no pasa por encon­trar un cómo­do enca­je de Gali­za en Espa­ña, ni por tener más “peso” en Madrid. No ema­na del incre­men­to com­pe­ten­cial ni de una mayor repre­sen­ta­ti­vi­dad ins­ti­tu­cio­nal del regio­na­lis­mo. Más que nun­ca, Gali­za y su cla­se tra­ba­ja­do­ra nece­si­tan de una alter­na­ti­va de izquier­da anti­ca­pi­ta­lis­ta e inde­pen­den­tis­ta con apo­yo y pro­yec­ción de masas. No es hora de arriar ban­de­ras, es el momen­to de izar­las con orgu­llo, deci­sión y coraje.

Boltxe – ‑Este año, pare­ce ser que en el día de la patria con­táis con la pre­sen­cia de varias “per­so­na­li­da­des” y de una fuer­te pre­sen­cia de fuer­zas de ocupación…

Car­los – La pre­sen­cia del monar­ca espa­ñol en Com­pos­te­la no es una nove­dad, como tam­po­co la ocu­pa­ción de la ciu­dad por las uni­da­des de inter­ven­ción de la poli­cía espa­ño­la. Lle­van más de una déca­da ensa­yan­do esta estra­te­gia con el objec­ti­vo de supri­mir, emplean­do la vio­len­cia sim­bó­li­ca y mate­rial, el menor ras­go de con­flic­to nacio­nal, de cla­se y de géne­ro en la capi­tal de Gali­za. El ope­ra­ti­vo basi­ca­men­te está diri­gi­do a evi­tar que la izquier­da inde­pen­den­tis­ta pue­da dar a cono­cer su pro­yec­to y difi­cul­tar que se mani­fies­te con nor­ma­li­dad. No es un fenó­meno nue­vo ni se apli­ca exclu­si­va­men­te en las sema­nas pre­vias al 25 de julio. Este año con el Jaco­beu lle­van meses imple­men­tan­do una polí­ti­ca poli­cial de con­tro­les, inti­mi­da­ción y ocu­pa­ción de Com­pos­te­la que gene­ra males­tar entre cada vez mayo­res sec­to­res de la ciu­dad. Polí­ti­ca com­ple­men­ta­da con la cri­mi­na­li­za­ción e into­xi­ca­ción que dia sí y día tam­bién trans­mi­ten los medios de des­in­for­ma­ción de la burguesía.

Boltxe – Hábla­nos de Pri­mei­ra Linha… ¿dón­de se sitúa ideo­ló­gi­ca­men­te? ¿Qué idea tenéis del mar­xis­mo y del leni­nis­mo hoy día, en 2010?

Car­los – Pri­mei­ra Linha es un par­ti­do comu­nis­ta fun­da­do el 1º de mayo de 1996. Sus objec­ti­vos son orga­ni­zar al pro­le­ta­ria­do y a la cla­se tra­ba­ja­do­ra gale­ga para lograr una Gali­za inde­pen­dien­te, socia­lis­ta y no patriar­cal. La Revo­luçom Gale­ga es pues nues­tro objec­ti­vo estra­té­gi­co. Somos una orga­ni­za­ción revo­lu­cio­na­ria que nació en una coyun­tu­ra nacio­nal e inter­na­cio­nal muy des­fa­vo­ra­ble, en ple­na cri­sis de la izquier­da mun­dial trás la implo­sión del socia­lis­mo sovié­ti­co y la borra­che­ra neo­li­be­ral. Somos la pri­me­ra orga­ni­za­ción comu­nis­ta fun­da­da en Euro­pa en el cre­púscu­lo del siglo XX, tras la cai­da del muro de Ber­lín. No somos una orga­ni­za­ción facil­men­te eti­que­ta­ble. Somos mar­xis­tas y leni­nis­tas pero con­ju­ga­mos de for­ma cria­ti­va las con­tri­bu­cio­nes de otros espa­cios de lucha. Des­de nues­tra crea­ción hace tres lus­tros inten­ta­mos avan­zar con una ori­gi­nal expe­rien­cia de cons­truc­ción de un par­ti­do comu­nis­ta de nue­va plan­ta. Con­si­de­ra­mos que es la cla­se obre­ra la úni­ca con capa­ci­dad de con­vo­car y aglu­ti­nar bajo su hege­mo­nía el arco iris eman­ci­pa­dor de todas las rebel­dias pre­sen­tes en nues­tra socie­dad, por­que es nece­sa­rio una sim­bio­sis entre el cri­sol de luchas par­cia­les por la libe­ra­ción de la mujer, con­tra la depre­da­ción del medio ambien­te, el poder adul­to o los dere­chos sexua­les y la eli­mi­na­ción de la pro­pie­dad pri­va­da de los medios de pro­duc­ción. Actual­men­te aún somos un pro­yec­to modes­to, pero tene­mos un reco­rri­do y una expe­rien­cia nada des­pre­cia­ble en el seno de la Gali­za rebel­de y combativa.

Defen­de­mos que Gali­za nece­si­ta dotar­se de un esta­do de carác­ter obre­ro por­que apli­ca­mos la teo­ría mar­xis­ta desa­rro­lla­da por Lenin en sus refle­xio­nes sobre el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción de que en una for­ma­ción social que pade­ce una opre­sión nacio­nal la lucha de cla­ses adop­ta la for­ma de libe­ra­ción nacio­nal. La con­tra­dic­ción prin­ci­pal es la de cla­se pero en nues­tra reali­dad con­cre­ta esta no se pue­de enten­der ni desa­rro­llar al mar­gen de la opre­sión nacio­nal que pade­ce­mos por el impe­ria­lis­mo español.

Nues­ta acti­vi­dad está basi­ca­men­te cen­tra­da en impul­sar y des­sa­rro­llar las orga­ni­za­cio­nes de masas que for­man par­te de la corrien­te de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta y socia­lis­ta gale­ga en la que esta­mos encua­dra­dos y que deno­mi­na­mos MLNG; en el tra­ba­jo en el movi­mien­to obre­ro, en los movi­mien­tos socia­les como el femi­nis­mo, la defen­sa y pro­mo­ción de la len­gua y cul­tu­ra gale­ga, la soli­da­ri­dad internacional.

Antes de fina­li­zar el año cele­bra­re­mos nues­tro V Con­gre­so, en el cual apro­va­re­mos un pro­gra­ma tác­ti­co y estra­té­gi­co defi­nien­do con más pre­ci­sión la estra­te­gia revo­lu­cio­na­ria insu­rrec­cio­nal que como comu­nis­tas gale­gos con­si­de­ra­mos la mejor vía para los objec­ti­vos que per­se­gui­mos. La Revo­lu­ción Gale­ga no será resul­ta­do de una mayo­ría arit­mé­ti­ca par­la­men­ta­ria, y sí con­se­cuen­cia de la hege­mo­nía polí­ti­ca, ideo­ló­gi­ca, cul­tu­ral y mili­tar de las fuer­zas obre­ras y popu­la­res en un lar­go pro­ce­so de acu­mu­la­ción de fuer­zas en base a una cohe­ren­te inter­ven­ción teórico-práctica.

La actual cri­sis del capi­ta­lis­mo cons­ta­ta que Marx y Lenin siguen más vigen­tes que nun­ca, que la Revo­lu­ción no sólo es un objec­ti­vo desea­ble, es una nece­si­dad impos­ter­ga­ble. Hay que bus­car una sali­da polí­ti­ca a la cri­sis actual. Hoy no tie­ne sen­ti­do las medias tin­tas. Hay que lla­mar a las cosas por su nom­bre. Olvi­dar­se de los eufe­mis­mos. La cri­sis eco­nó­mi­ca y finan­cie­ra va acom­pa­ña­da por una cri­sis eco­ló­gi­ca, ener­gé­ti­ca, ali­men­ta­ria de incal­cu­la­bles con­se­cuen­cias que pue­de deri­var en un neo­feu­da­lis­mo, en una sali­da auto­ri­ta­ria a esca­la mun­dial o en la des­truc­ción del capi­ta­lis­mo. Es el momen­to de la lucha, del com­ba­te, de la crí­ti­ca radi­cal, des­acom­ple­ja­da del capi­ta­lis­mo. De la defen­sa del Socia­lis­mo como alter­na­ti­va via­ble para la huma­ni­dad. Pero para que esto sea posi­ble es impres­cin­di­ble la auto­or­ga­ni­za­ción obre­ra y popu­lar, la lucha orga­ni­za­da, un par­ti­do comu­nis­ta de van­guar­dia con influen­cia de masas. El capi­ta­lis­mo no cae por sí sólo, hay que tum­bar­lo. Con accio­nes espon­tá­neas no bas­ta. Hay que pla­ni­fi­car y orien­tar su cai­da. Es nece­sa­rio orga­ni­zar la lucha con­tun­den­te para derro­tar a la bur­gue­sía y evi­tar su recomposición.

Boltxe – El movi­mien­to de libe­ra­ción gale­go, par­ti­ci­pa tam­bién del movi­mien­to boli­va­riano… ¿Qué estáis apor­tan­do des­de Galiza?

Car­los – Gali­za man­tie­ne his­to­ri­ca­men­te inten­sos lazos con los pue­blos lati­no­ame­ri­ca­nos y cari­be­ños. Duran­te más de un lar­go siglo cen­te­na­res de miles de com­pa­trio­tas emi­gra­ron al con­ti­nen­te de Bolí­var, Manue­li­ta Sáez, Mariá­te­gui, Celia Sán­chez, Fidel, el Che y Maru­lan­da en bus­ca de un futu­ro mejor, esca­pan­do de la mise­ria a que nos con­de­na Espa­ña. Pero tam­bién en deter­mi­na­das eta­pas his­tó­ri­cas allí encon­tra­mos una reta­guar­dia para quien bus­ca­ba refu­gio del fas­cis­mo, y para quien par­ti­ci­pa­ba en la reor­ga­ni­za­ción de la resis­ten­cia nacio­nal y de cla­se. En ese con­ti­nen­te estu­vo duran­te déca­das la lega­li­dad demo­crá­ti­ca y nacio­nal del Con­selho de Gali­za, el gobierno gale­go en el exí­lio. No pode­mos obviar que en esas tie­rras com­pu­si­mos nues­tro Himno Nacio­nal, fue crea­da nues­tra ban­de­ra, fun­da­da la Aca­de­mia Gale­ga, edi­ta­mos las pri­me­ras publi­ca­cio­nes perió­di­cas inde­pen­den­tis­tas, desa­rro­lla­mos nues­tra cul­tu­ra e idio­ma. Bue­nos Aires, Méxi­co, La Haba­na o Cara­cas repre­sen­tan mucho para nues­tro País, para nues­tra lucha por la inde­pen­den­cia y el socialismo.
Par­cial­men­te, com­pen­sa­mos esta impa­ga­ble hos­pi­ta­li­dad par­ti­ci­pan­do en la crea­ción del movi­mien­to obre­ro, de sin­di­ca­tos y orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias, impli­cán­do­nos en su lucha por la sobe­ra­nía y la liber­tad. Muchas galle­gas y galle­gos o des­cen­dien­tes de gale­gos com­ba­ti­mos en los ejér­ci­tos liber­ta­do­res de Mar­tí, de Fidel o de Rober Santucho.

Todo esto gene­ró pro­fun­dos víncu­los de amis­tad, res­pe­to y soli­da­ri­dad entre nues­tros pue­blos. Nues­tra acti­va par­ti­ci­pa­ción en el Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano res­pon­de a dos cau­sas. En pri­mer lugar, somos una orga­ni­za­ción patrió­ti­ca pero tam­bién inter­na­cio­na­lis­ta. Nues­tra lucha se desa­rro­lla en Gali­za pero no somos aje­nos a nin­gún com­ba­te por la liber­tad, con­tra el capi­ta­lis­mo y el impe­ria­lis­mo que ten­ga lugar en cual­quier par­te del mun­do. En bre­ve, la edi­to­rial liga­da a nues­tro par­ti­do va a publi­car un libro iné­di­to sobre el secues­tro por el DRIL en enero de 1961 del San­ta María, un buque de pasa­je­ros por­tu­gués. Uno de los artí­fi­ces de esta acción pro­mo­vi­da por una orga­ni­za­ción polí­ti­co-mili­tar gale­go-por­tu­gue­sa fué José Fer­nan­des “Coman­dan­te Sou­to­maior”, un com­ba­tien­te comu­nis­ta que estu­vo en la gue­rrilha tras el gol­pe fas­cis­ta de 1936, y pos­te­rior­men­te fue ase­sor del MIR Vene­zo­lano, cola­bo­ró con la revo­lu­ción cuba­na y repre­sen­tó direc­ta­men­te al gue­va­ris­mo como dele­ga­do de la Tri­con­ti­nen­tal en Viet­nam y Laos. Es un ejem­plo a seguir que rei­vin­di­ca­mos y del que como revo­lu­cio­na­rios gale­gas nos sen­ti­mos orgullosos.
Nues­tra pre­sen­cia en el MCB con­tri­bu­ye a pagar esta deu­da his­tó­ri­ca que tene­mos, pero bási­ca­men­te pre­ten­de reac­ti­var la soli­da­ri­dad, coope­ra­ción e inter­cam­bio mútuo, dan­do a cono­cer entre bue­na par­te de lo mejor de la izquier­da de ese con­ti­nen­te que somos un pue­blo que lucha exac­ta­men­te por idén­ti­co objec­ti­vo con­tra el que hace aho­ra 200 años se levan­tó Bolí­var, Sucre o Arti­gas: el impe­ria­lis­mo espa­ñol. Damos a cono­cer la lucha gale­ga bus­can­do soli­da­ri­dad pero tam­bién difun­di­mos aquí la jus­ta lucha del movi­mien­to boli­va­riano, de la insur­gen­cia colombiana.

Boltxe – ¿Y des­de tu pros­pec­ti­va gale­ga, como ves en movi­mien­to boli­va­riano y las luchas de los pue­blos de América?

Car­los – Actual­men­te los pro­ce­sos en cur­so en Vene­zue­la, Boli­via o Ecua­dor se encuen­tran en una encru­ci­ja­da en la que es nece­sa­rio mayor defi­ni­ción polí­ti­ca, auda­cia y cla­ri­fi­ca­ción ideo­ló­gi­ca. O bien se opta por un capi­ta­lis­mo de esta­do de ras­gos anti­im­pe­ria­lis­tas y popu­lis­tas, por repro­du­cir mode­los nacio­nal-demo­crá­ti­cos ensa­ya­dos déca­das antes sin éxi­to, o bien se avan­za en la cons­truc­ción de un socia­lis­mo genuino, ale­ja­do del elec­to­ra­lis­mo bur­gués y del eta­pis­mo de los manua­les soviéticos.

No es lo mis­mo lo que pasa en el Ecua­dor, don­de Correa aban­do­nó sus pro­me­sas, apli­ca polí­ti­cas neo­li­be­ra­les, repri­me al movi­mien­to popu­lar y a la izquier­da revo­lu­cio­na­ria, pro­cu­ra la con­ci­lia­ción con Washing­ton y sus repre­sen­tan­tes en el Pala­cio de Nari­ño de Bogo­tá, que el pro­ce­so vene­zo­lano o boli­viano. Hugo Cha­vez debe des­pren­der­se de la boli­bur­gue­sia que tie­ne secues­tra­do los anhe­los del pue­blo boli­va­riano y abrir una nue­va fase del pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio, don­de el lla­ma­do Socia­lis­mo del siglo XXI deje de ser retó­ri­ca del ima­gi­na­rio guber­na­men­tal a ser una reali­dad tan­gi­ble. Hay que supe­rar el con­tra­to social inter­cla­sis­ta, el esta­tis­mo, las prác­ti­cas cau­di­llis­tas, dan­do pro­ta­go­nis­mo al pue­blo tra­ba­ja­dor e ini­ciar una revo­lu­ción ideo­ló­gi­ca que cam­bie las men­ta­li­da­des para así poder sen­tar con fir­me­za las bases de una Revo­lu­ción Socia­lis­ta. No es posi­ble la con­ci­lia­ción con la bur­gue­sía nacio­nal ni man­te­ner polí­ti­cas errá­ti­cas a la hora de rela­cio­nar­se con las poten­cias imperialistas.

La situa­ción cuba­na tam­bién es preo­cu­pan­te. El mode­lo esta­tis­ta está ago­ta­do y el actual gobierno es inca­paz de reorien­tar la cons­truc­ción del socia­lis­mo que deman­da la izquier­da de la Revo­lu­ción. Sigue emplean­do vie­jas rece­tas que la his­to­ria demos­tró inco­rrec­tas. Sin par­ti­ci­pa­ción e impli­ca­ción popu­lar, sin demo­cra­cia socia­lis­ta, sin auto­ges­tión y coges­tión obre­ra de los medios de pro­duc­ción no es posi­ble cons­truir un mode­lo alter­na­ti­vo al capi­ta­lis­mo ni man­te­ner el res­pal­do masi­vo del pue­blo. Raúl y sus equi­po se equi­vo­can al bus­car en la Igle­sia cató­li­ca un alia­do para capear la difí­cil situa­ción eco­nó­mi­ca, social y de legi­ti­ma­ción polí­ti­ca de este pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio tan impor­tan­te para el futu­ro de Amé­ri­ca Lati­na y el Caribe.

El recien­te resul­ta­do de las ile­gí­ti­mas elec­cio­nes colom­bia­nas cons­ta­ta que fren­te al frau­de masi­vo de un regi­men nar­co­pa­ra­te­rro­ris­ta el pro­yec­to repre­sen­ta­do por las FARC-EP y el movi­mien­to popu­lar sigue sien­do la úni­ca vía para derro­tar a la oli­gar­quía y los ape­ti­tos expan­sio­nis­tas ian­quis de Nues­tra Amé­ri­ca. La soli­da­ri­dad acti­va con la insur­gen­cia es muy impor­tan­te para avan­zar en la con­so­li­da­ción de la segun­da y defi­ni­ti­va inde­pen­den­cia y sen­tar las bases para tener ver­da­de­ras posi­bi­li­da­des de vic­to­ria en la inevi­ta­ble con­fron­ta­ción a gran esca­la que el impe­ria­lis­mo pre­pa­ra con­tra los pue­blos lati­no­ame­ri­ca­nos y caribeños.
Hoy la espa­da de Bolí­var reco­rre de nue­vo bue­na par­te del con­ti­nen­te. Se está asis­tien­do a la recom­po­si­ción de una nue­va izquier­da revo­lu­cio­na­ria con estre­chos víncu­los con los movi­mien­tos socia­les, ale­ja­da de los mode­los buro­crá­ti­cos y pac­tis­tas de los vie­jos PCs que tan­to daño cau­sa­ron a la cau­sa del Socia­lis­mo. El pro­yec­to del Che Gue­va­ra es un refe­ren­te indis­pen­sa­ble para lograr avan­zar hacia ver­da­de­ras revo­lu­cio­nes socia­lis­tas, evi­tan­do repro­du­cir cari­ca­tu­ras de revolución.

Boltxe – Cam­bian­do radi­cal­men­te de tema… el casi eterno con­flic­to lin­güís­ti­co en Gali­za, ¿Qué nos pue­des contar?

Car­los – Ini­cial­men­te el pro­yec­to expan­sio­nis­ta cas­te­llano, a par­tir del siglo XIX el espa­ñol, lle­van más de 500 años inten­tan­do des­truir el idio­ma y la cul­tu­ra nacio­nal gale­ga, basi­ca­men­te su len­gua: el gale­go-por­tu­gués. Has­ta el pre­sen­te, han emplea­do infruc­tuo­sa­men­te todas las estra­te­gias posi­bles para lograr­lo sin con­se­guir­lo. Pero en las últi­mas tres déca­das han avan­za­do más en este objec­ti­vo que en los cin­co siglos ante­rio­res. Un perío­do tan pro­lon­ga­do sin sobe­ra­nía pro­vo­có una inevi­ta­ble ero­sión del idio­ma. La pre­sión espa­ño­li­za­do­ra ace­le­ra­da duran­te el fran­quis­mo fué con­tra­pe­sa­da por una socie­dad don­de el mun­do rural man­te­nía un peso hege­mó­ni­co. Las modi­fi­ca­cio­nes en la mor­fo­lo­gía de cla­ses de Gali­za deri­va­das de la indus­tria­li­za­ción desa­rro­llis­ta impues­ta a par­tir de la déca­da de los 60 del siglo XX y algu­nos de los prin­ci­pa­les fenó­me­nos deri­va­dos: esco­la­ri­za­ción obli­ga­to­ria, expan­sión de los medios de comu­ni­ca­ción de masas, pro­vo­ca­ron un trau­má­ti­co cam­bio social que faci­li­tó pri­me­ro la espa­ño­li­za­ción de amplios sec­to­res popu­la­res urba­nos y pos­te­rior­men­te de la juventud.

Trein­ta años de Auto­no­mía no sólo no han ser­vi­do para gale­gui­zar Gali­za, han sido deter­mi­nan­tes en el pro­ce­so de espa­ño­li­za­ción en cur­so. La impo­si­ción del decre­to de 1982 que impo­ne una nor­ma orto­grá­fi­ca espa­ño­la para nues­tro idio­ma en los terri­to­rios de la Comu­ni­dad Autó­no­ma tan sólo favo­re­ció la hibri­da­ción, ante­sa­la de la des­apa­ri­ción de un idio­ma. Las ins­ti­tu­cio­nes auto­nó­mi­cas no sólo no garan­ti­zan la esco­la­ri­za­ción en gale­go, tam­po­co el cum­pli­mien­to de la tími­da legis­la­ción. Esto ha pro­vo­ca­do la caí­da de gale­go-hablan­tes a cifras que no garan­ti­zan su con­ti­nui­dad. Si no se pro­du­ce una inver­sión lin­güís­ti­ca en dos gene­ra­cio­nes nues­tro idio­ma nacio­nal pue­de des­apa­re­cer. Para­do­ji­ca­men­te en el perío­do 2005 – 2009 el gobierno auto­nó­mi­co del PSOE-BNG no apos­tó por avan­zar en la galle­gui­za­ción del sis­te­ma edu­ca­ti­vo pero la extre­ma-dere­cha del PP hizo de la “liber­tad” lin­güís­ti­ca ban­de­ra en la recu­pe­ra­ción de la ges­tión del gobierno. Su ines­pe­ra­da vic­to­ria ha pro­vo­ca­do una ofen­si­va des­acom­ple­ja­da con­tra el gale­go plas­ma­da en la recién apro­va­da rup­tu­ra del pac­to fir­ma­do en la era Fra­ga cuya con­se­cuen­cia es la reduc­ción de la obli­ga­to­rie­dad de impar­tir cla­ses en gale­go en un con­jun­to de materias.

Los comu­nis­tas gale­gas no vamos a cesar en el empe­ño de evi­tar la des­truc­ción de una cul­tu­ra cuyo pri­mer docu­men­to escri­to que se cono­ce data de 1175, como tam­bién sabe­mos que la úni­ca estra­te­gia via­ble para nor­ma­li­zar nues­tra len­gua y cul­tu­ra pasa por rom­per la barre­ra men­tal del rio Minho, apos­tan­do por la uni­dad lin­güís­ti­ca gale­ga-por­tu­gue­sa fren­te a la dia­lec­ti­za­ción de la nor­ma­ti­va impues­ta por la Real Aca­de­mia Gale­ga. Pero esto no será ple­na­men­te posi­ble sin recu­pe­rar la sobe­ra­nía per­di­da median­te la con­quis­ta de la segun­da y defi­ni­ti­va inde­pen­den­cia nacional.

Boltxe – ¿Exis­ten posi­bi­li­da­des de tra­ba­jo común entre el sobe­ra­nis­mo gale­go, tan divi­di­do y fragmentado?

Car­los – Sí, cla­ro que exis­ten. Lo úni­co que se nece­si­ta es volun­tad por par­te de todos los agen­tes impli­ca­dos. Noso­tros lle­va­mos más de diez años pro­mo­vien­do espa­cios de uni­dad y con­ver­gen­cia. Todas las ini­cia­ti­vas que en la últi­ma déca­da per­se­guian supe­rar esta divi­sión o bien fue­ron pro­mo­vi­das uni­la­te­ral­men­te por noso­tros, o con­ta­ban con nues­tra impli­ca­ción directa.

No se pue­de con­ver­tir la uni­dad en un feti­che. Lle­va­mos años mani­fes­tan­do que son tres los prin­ci­pios inne­go­cia­bles para par­ti­ci­par acti­va­men­te en cual­quier espa­cio ten­den­te a supe­rar la divi­sión del cam­po de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta. La indis­cu­ti­ble defi­ni­ción de izquier­da anti­ca­pi­ta­lis­ta. El reco­no­ci­mien­to de la plu­ra­li­dad polí­ti­ca e ideo­ló­gi­ca del espa­cio resul­tan­te. Y final­men­te la ple­na auto­no­mía fren­te al regio­na­lis­mo. Pri­mei­ra Linha hace un par de meses mani­fes­tó cla­ra­men­te que somos par­ti­da­rios de alian­za amplias em base a pro­gra­mas avan­za­dos, no a uni­da­des estre­chas con pro­yec­tos de mínimos.

Lamen­ta­ble­men­te en la actua­li­dad no exis­ten con­di­cio­nes sub­jec­ti­vas para avan­zar en este desea­do hori­zon­te. Como comu­nis­tas gale­gos, no vamos renun­ciar a nues­tro pro­yec­to estra­té­gi­co. No pode­mos impli­car­nos en acom­ple­ja­dos pro­yec­tos inter­cla­sis­tas con una línea ambí­gua en el plano nacio­nal y social, que subs­ti­tu­yen el inde­pen­den­tis­mo por el sobe­ra­nis­mo, y evi­tan defi­nir el objec­ti­vo socia­lis­ta de nues­tro movi­mien­to de libe­ra­ción nacio­nal. No pode­mos adhe­rir a espa­cios que man­tie­nen una posi­ción con­ci­lia­do­ra con el auto­no­mis­mo, o que cola­bo­ran con el espa­ño­lis­mo social­de­mo­cra­ta. Para noso­tros el BNG y todo lo que repre­sen­ta for­ma par­te del regi­men espa­ñol. Lle­va­mos años mani­fes­tan­do que noso­tros no esta­mos por cons­truir una foto­co­pia en color del BNG ni por recu­pe­rar obso­le­tos mode­los maqui­lla­dos de nos­tal­gia. Es legí­ti­mo aspi­rar a fun­dar en Gali­za una nue­va fuer­za polí­ti­ca seme­jan­te a ERC o a EA, pero Pri­mei­ra Linha no se va a subir a un tren de vía estre­cha y cor­to reco­rri­do por­que nues­tros vago­nes no enca­jan, ni hay volun­tad de com­par­tir la locomotora.
Y esto no hay que vivir­lo como un dra­ma. Hoy lo más sen­sa­to es apli­car la con­sig­na de cami­nar sepa­ra­dos, gol­pear jun­tos. En las luchas coin­ci­di­re­mos. Cada una de las par­tes de ese polie­dro de orga­ni­za­cio­nes y colec­ti­vos desa­rro­lla­rá su espe­cí­fi­co pro­yec­to. El futu­ro cons­ta­ta­rá quien acier­te y quien no logra avan­zar al rit­mo desea­do. En ese momen­to la uni­dad será resul­ta­do de un acuer­do polí­ti­co, de un deseo hones­to, nun­ca de una impo­si­ción o de la exclu­sión de algu­na de las par­tes. Múl­ti­ples expe­rien­cias his­tó­ri­cas han cons­ta­ta­do que hay uni­da­des que suman, que otras mul­ti­pli­can pero que tam­bién hay uni­da­des que res­tan. A día de hoy, en Gali­za no es posi­ble una uni­dad inme­dia­ta de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta, por­que bue­na par­te de las pie­zas apues­ta por la divi­sión. Negar­lo es prac­ti­car el cinis­mo e hipo­cre­sia que no tie­nen cabi­da en el cam­po de la izquier­da transformadora.

Boltxe – Vamos a ir aca­ban­do la entre­vis­ta hablan­do de Eus­kal Herria… ¿Que impre­sio­nes tie­nes del pro­ce­so demo­crá­ti­co des­de Galiza?

Car­los – Cada pue­blo tie­ne que bus­car su pro­pio camino, su par­ti­cu­lar vía para su libe­ra­ción nacio­nal y eman­ci­pa­ción social de género.
Noso­tros par­ti­ci­pa­mos como par­ti­do invi­ta­do jun­to con la dele­ga­ción de NÓS-Uni­da­de Popu­lar en el acto don­de se fir­mó el acuer­do de cola­bo­ra­ción entre la izquier­da aber­tza­le y EA. Como hemos hecho des­de nues­tra cons­ti­tu­ción, siem­pre man­tu­vi­mos una estre­cha amis­tad con el inde­pen­den­tis­mo socia­lis­ta bas­co, con la lucha de vues­tro pue­blo por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo. Ni en los momen­tos más difí­ci­les deja­mos de mani­fes­tar acti­va­men­te nues­tro apo­yo y soli­da­ri­dad, como bien sabeis. De la mis­ma for­ma, cuan­do no coin­ci­di­mos, no res­pal­da­mos ini­cia­ti­vas que con­si­de­ra­mos no cum­plian los requi­si­tos míni­mos acep­ta­bles para par­ti­ci­par. La sin­ce­ri­dad y la hones­ti­dad, así como el res­pe­to y la no inje­ren­cia, deben ser vir­tu­des inhe­ren­tes en las rela­cio­nes inter­na­cio­na­lis­tas entre revolucionarias.

Des­de este res­pe­to mútuo que inten­ta­mos prac­ti­car, como tam­bién des­de la con­fian­za polí­ti­ca que gene­ra más de medio siglo de ejem­plar lucha, res­pe­ta­mos las deci­sio­nes que la izquier­da aber­tza­le ha adop­ta­do. Esto no evi­ta que vea­mos con cier­ta preo­cu­pa­ción algu­nos sin­to­mas que están emer­gien­do del deba­te interno como con­se­cuen­cia de la durí­si­ma repre­sión a la que los Esta­dos espa­ñol y fran­cés vie­ne some­tien­do a la izquier­da aber­tza­le. La dia­léc­ti­ca a apli­car en la com­bi­na­ción de las for­mas de lucha uti­li­za­das debe ser eva­lua­da per­ma­nen­te­men­te por una orga­ni­za­ción revo­lu­cio­na­ria. Des­co­no­ce­mos ele­men­tos fun­da­men­ta­les para poder ava­liar con mayor rigor la plas­ma­ción del acuer­do rubri­ca­do el 20 de junio en Bil­bo. El tiem­po cons­ta­ta­rá si son correctas.

Boltxe – ¿Cómo valo­ráis, des­de Pri­mei­ra Linha, la evo­lu­ción de la Izquier­da Aber­tza­le y su difí­cil tra­ba­jo en medio de repre­sión, ile­ga­li­za­cio­nes, etc?

Car­los – La últi­ma déca­da ha sido muy dura para las izquier­das inde­pen­den­tis­tas en gene­ral, y mucho más para la vas­ca en par­ti­cu­lar. Adap­tar­se a las nue­vas for­mas de com­ba­te que apli­ca el enemi­go es bási­co para no pere­cer en la lucha. En todos estes años, la izquier­da aber­tza­le ha demons­tra­do enor­me capa­ci­dad para supe­rar los cam­bios tác­ti­cos y estra­té­gi­cos del enemi­go común que com­par­ti­mos: el pro­yec­to asi­mi­la­cio­nis­ta espa­ñol. Hoy tie­ne delan­te un enor­me reto y ha toma­do mayo­ri­ta­ria­men­te un camino que no es nue­vo pero que al con­tra­rio de ante­rio­res expe­rien­cias pare­ce exce­si­va­men­te influen­cia­do por fac­to­res exóge­nos. Evi­tar la derro­ta estra­té­gi­ca es prio­ri­tá­rio a la hora de ensa­yar movi­mien­tos tác­ti­cos. Pero tam­bién es fun­da­men­tal evi­tar que los movi­mien­tos coyun­tu­ra­les adop­ten la natu­ra­le­za de estra­té­gi­cos. Los prin­ci­pa­les fac­to­res iden­ti­ta­rios del pro­ce­so vas­co, su espe­cí­fi­co per­fil anti­sis­té­mi­co que tan­ta pro­yec­ción y apo­yos ha logra­do a esca­la inter­na­cio­nal no debe­rían ser modi­fi­ca­dos subs­tan­cial­men­te. Al igual que en 1977 – 79 o en 1989 – 1991 no se dejó sedu­cir por los can­tos de sire­na de la social­de­mo­cra­cia, a día de hoy tam­bién tie­ne que evi­tar bus­car ata­jos que no siem­pre con­du­cen al mis­mo sitio.

Boltxe – Aho­ra sí, para ter­mi­nar, entre comu­nis­tas… sigues vien­do una sali­da en cla­ve mar­xis­ta y socia­lis­ta para la humanidad?

Car­los – No exis­te otra posi­bi­li­dad. La cri­sis capi­ta­lis­ta sólo se solu­cio­na con la Revo­lu­ción socia­lis­ta. Hoy los comu­nis­tas debe­mos impli­car­nos en todas las luchas, par­ti­ci­par sin com­ple­jos en todos los com­ba­tes. Se está crean­do un cal­do de cul­ti­vo pro­pi­cio para que nues­tros idea­les, las más bella crea­ción de la huma­ni­dad, vuel­van a ser escu­cha­dos y segui­dos por las masas, ten­gan eco entre las tra­ba­ja­do­ras y la juventud.

Ellos lo saben. Están preo­cu­pa­dos. No es casua­li­dad que la supers­truc­tu­ra ideo­ló­gi­ca del capi­ta­lis­mo esté dedi­can­do esfuer­zos a com­ba­tir a Marx y a Lenin, a cri­mi­na­li­zar las huel­gas y las luchas. Pero para tener éxi­to hay que actuar con habi­li­dad, inte­li­gen­cia y pla­ni­fi­ca­ción. Hay que pasar a la ofen­si­va: agi­tar en las calles, cen­tros de estu­dio y de tra­ba­jo; orga­ni­zar a la cla­se obre­ra, la juven­tud y las muje­res; reac­ti­var la bata­lla ideo­ló­gi­ca, for­mar mili­tan­tes y cua­dros; man­te­ner una prác­ti­ca cohe­ren­te con el dis­cur­so. El futu­ro es nues­tro, pero no va ser fácil conquistarlo.

Bueno reite­ra­mos el agra­de­ci­mien­to a tus pala­bras y desea­mos para ti, para Pri­mei­ra Linha y NÓS-UP toda suer­te de avan­ces y buen tra­ba­jo y por supues­to pro­duc­ti­vo en pos del socia­lis­mo y la inde­pen­den­cia para Gali­za. En Boltxe no ocul­ta­mos nues­tra sim­pa­tía hacia vues­tro movi­mien­to polí­ti­co, sois nues­tros cama­ra­das de Gali­za y en ese sen­ti­do siem­pre ten­dréis en Boltxe, compañ[email protected] y cama­ra­das de pelea y por supues­to [email protected] Un gus­to ta ondo izan!!

www​.boltxe​.info

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.