Al gri­to de «Cuba, Cuba, Cuba, Argen­ti­na te salu­da» la emplea­da de la CIA Hil­da Moli­na se esca­po como rata de la Feria del Libro de Argen­ti­na.

Fue en el inten­to de pre­sen­ta­ción del libro «Mi ver­dad», de la médi­ca cuba­na Hil­da Moli­na, en la Feria del Libro.
Hil­da Moli­na paso de ser la des­ta­ca­da neu­ro­ci­ru­ja­na y direc­to­ra del Cen­tro Inter­na­cio­nal de Res­tau­ra­ción Neu­ro­ló­gi­ca (CIREN), a medio­cre ope­ra­do­ra de las cam­pa­ñas que Esta­dos Uni­dos y lo peor de Euro­pa.
Cuan­do recla­ma­ba que la deja­ran venir a Argen­ti­na, decía que no haría acti­vi­dad polí­ti­ca. Que lo suyo era una cues­tión huma­ni­ta­ria, de cui­dar a su madre, lle­ga­da a Bue­nos Aires en mayo de 2008, y a sus dos nie­tos (hijos del deser­tor cubano Rober­to Qui­ño­nes y la argen­ti­na Veró­ni­ca Scar­pat­ti, acom­pa­ñan­te de un her­mano que se aten­dió la salud en Cuba).
La seño­ra Moli­na arri­bó a Ezei­za el 14 de junio de 2009 por deci­sión huma­ni­ta­ria de Raúl Cas­tro, lue­go de ges­tio­nes de la man­da­ta­ria argen­ti­na.
Pero ter­mi­na jugan­do en polí­ti­ca con lo más gra­na­do de la dere­cha. En setiem­bre de ese año se pre­sen­tó en la Cáma­ra de Dipu­tados jun­to al legis­la­dor del PRO, Julián Obi­glio, para dis­pa­rar muni­ción grue­sa con­tra Cuba, acu­sán­do­la de ser una vul­gar dic­ta­du­ra. Lue­go via­jó a Cór­do­ba, diser­tan­do en el Joc­key Club invi­ta­da por la Fun­da­ción Oul­ton, de Car­los Oul­ton, refe­ren­te de Recrear-PRO, y los ex legis­la­do­res demó­cra­ta y cava­llis­ta, Rober­to Cor­net y Pru­den­cio Bus­tos Arga­ña­raz.
Y a la pre­sen­ta­ción de su libro invi­ta Var­gas Llo­sa, feroz crí­ti­co del “popu­lis­mo” lati­no­ame­ri­cano, quien apun­ta cen­tral­men­te con­tra Vene­zue­la y Cuba pero con frag­men­tos de su metra­lla bus­ca herir a Cris­ti­na Fer­nán­dez. Tal la segun­da con­tra­dic­ción de la abue­li­ta de Hei­di: lle­gó por ges­tio­nes del kirch­ne­ris­mo y se aco­va­chó con la opo­si­ción con­ser­va­do­ra. La pre­si­den­ta tam­bién ten­dría que repa­sar su polí­ti­ca pues eli­gió mal, como le pasó con Julio Cobos y Mar­tín Redra­do.
Del blo­queo ni mu…
Esta seño­ra des­co­no­ce la soli­da­ri­dad del pue­blo argen­tino con Cuba, que se pen­sa­ba que va a ir a una tri­bu­na a difa­mar al her­mano pue­blo cubano.
Asi le fue, al gri­to de «Cuba, Cuba, Cuba, Argen­ti­na te salu­da» y «Moli­na trai­do­ra y men­ti­ro­sa» se esca­po como rata con sus men­ti­ras a otra par­te.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *