Julio de impu­ni­dad- Ahaz­tuak 1936 – 1977

«Algu­nos dicen que somos locos /​por­que soña­mos siem­pre lo mis­mo /​pala­bras necias, oídos sor­dos /​más vale locos que mal naci­dos» nos can­ta des­de su ale­ga­to musi­cal de dig­ni­dad y con­cien­cia la argen­ti­na Tere­sa Paro­di y noso­tros, en estos días cer­ca­nos a otro 18 de Julio, opta­mos ‑fren­te a tan­to malna­ci­do embos­ca­do tras una supues­ta cor­du­ra- por seguir soñan­do, y más aún, inten­tan­do con­ver­tir en reali­dad los pará­me­tros siem­pre pos­ter­ga­dos de Ver­dad, de Repa­ra­ción y de Jus­ti­cia en toda su inte­gri­dad y en todo su alcan­ce para todas las vic­ti­mas del gol­pe mili­tar con­tra la lega­li­dad demo­crá­ti­ca de la II Repú­bli­ca que se pro­du­jo hace seten­ta y cua­tro años, para todas las vic­ti­mas del régi­men fas­cis­ta que ese gol­pe ins­tau­ró y que se pro­lon­gó for­mal­men­te duran­te cua­ren­ta años. Como cual­quier otra opción la nues­tra par­te de una refle­xión que cree­mos que tie­ne una meri­dia­na cla­ri­dad y se sus­ten­ta en dife­ren­tes com­po­nen­tes, algu­nos de los cua­les refle­ja­re­mos hoy aqui, a tra­zo grue­so por evi­den­te limi­ta­ción de espa­cio pero espe­ran­do abun­dar sobre ellos pro­xi­ma­men­te.

El pri­me­ro de los mis­mos es cons­ta­tar que en este últi­mo año la polí­ti­ca de Esta­do des­ti­na­da a man­te­ner el mode­lo de impu­ni­dad espa­ñol para con el régi­men fran­quis­ta y sus crí­me­nes no ha hecho sino con­ti­nuar y afian­zar­se, man­te­nien­do por un lado los ele­men­tos sus­tan­cia­les ‑polí­ti­cos e ideo­ló­gi­cos- que lo han hecho posi­ble des­de 1977 y gene­ran­do otros ele­men­tos nue­vos, algu­nos de ellos muy sibi­li­nos como la «Ley de Memo­ria His­tó­ri­ca» y algu­nas de sus acep­cio­nes (entre ellas las refe­ren­tes a las vic­ti­mas del tar­do­fran­quis­mo reco­gi­das en el artícu­lo 10 en la dis­po­si­ción adi­cio­nal cuar­ta de la Ley 522007) y otros abier­ta­men­te revi­sio­nis­tas como algu­nas con­si­de­ra­cio­nes de la futu­ra «Ley de Vic­ti­mas» que ya publi­ca­men­te reco­no­cen haber pac­ta­do PSOE y PP y que aco­ge la con­si­de­ra­ción de vic­ti­mas del terro­ris­mo con todas sus pre­mi­sas y dere­chos para cual­quier miem­bro del régi­men fas­cis­ta a par­tir de los años 60 mien­tras nie­ga la con­di­ción de vic­ti­ma del fran­quis­mo y tam­bien la de lucha­do­res anti­fas­cis­tas a tan­tos resis­ten­tes cai­dos a par­tir de esa fecha.

El segun­do es ver que en esta mis­ma polí­ti­ca de Esta­do vuel­ven a estar pre­sen­tes, ple­na­men­te ope­ra­ti­vos en algu­nos casos o espe­ran­do su opor­tu­ni­dad en otros, algu­nos de los ele­men­tos ‑per­so­nas y orga­ni­za­cio­nes, pero sobre todo plan­tea­mien­tos- que en su dia ges­ta­ron y des­pues han veni­do ges­tio­nan­do el mode­lo de impu­ni­dad espa­ñol. Es tan cla­ri­fi­ca­dor como ver­gon­zo­so ver el opor­tu­nis­mo de quie­nes aho­ra hablan de «una Tran­si­ción mal hecha», de «una Ley de Amnis­tia que sola­men­te amnis­tió a los ver­du­gos», de «los crí­me­nes y los cri­mi­na­les fran­quis­tas a los que nun­ca se ha hecho jus­ti­cia», de «las vic­ti­mas a las que cons­cien­te­men­te se ha deja­do, una vez más, en la cune­ta»… y ver que son los mis­mos que dise­ña­ron esa Tran­si­ción y esa Ley de Amnis­tia, los mis­mos que se apres­ta­ron a dar cobi­jo y bar­niz demo­crá­ti­co a abso­lu­ta­men­te todo lo que era el fun­da­men­to de aquel régi­men fas­cis­ta, fue­ran per­so­nas, valo­res ideo­ló­gi­cos o ins­ti­tu­cio­nes. Ver que son los mis­mos que ayer ven­die­ron la lucha anti­fran­quis­ta, a los hom­bres y muje­res que la lle­va­ron a cabo, a las per­so­nas que fue­ron vic­ti­mas de aquel régi­men por opo­ner­se a él. Ver que son los mis­mos los que aho­ra inten­tan nue­va­men­te ven­der tam­bien la memo­ria de aque­lla lucha, los valo­res que la sus­ten­ta­ron, los dere­chos y la memo­ria de los que caye­ron rea­li­zán­do­la y con ello, nue­va­men­te, per­mi­tir la con­ti­nui­dad del mode­lo espa­ñol de impu­ni­dad.

El ter­ce­ro es per­ci­bir que la refle­xión sobre la per­vi­ven­cia del mode­lo espa­ñol de impu­ni­dad para los cri­me­nes del fran­quis­mo apa­re­ce tam­bien en estos momen­tos enla­za­do ‑qui­zás más cla­ra­men­te que en nin­gún otro momen­to des­de el final for­mal de ese régi­men en 1977- al sig­ni­fi­ca­do y obje­ti­vos pro­fun­dos que, más allá de la ver­bo­rrea dis­cur­si­va nacio­nal-cató­li­ca, tuvie­ron tan­to el gol­pe de esta­do del 18 de Julio de 1936 como el régi­men fas­cis­ta que tras el mis­mo se ins­tau­ró bajo el epi­grá­fe de fran­quis­mo. Aquel gol­pe y aque­lla dic­ta­du­ra, al igual que los dife­ren­tes gol­pes y/​o dic­ta­du­ras ins­tau­ra­das en dife­ren­tes épo­cas y zonas geo­grá­fi­cas (nazis­mo ale­mán, fas­cis­mo ita­liano, gol­pes argen­tino o chi­leno…) tuvie­ron como prin­ci­pal come­ti­do dis­ci­pli­nar a cual­quier pre­cio a la cla­se obre­ra y en el caso del Esta­do espa­ñol tam­bien a las nacio­nes que rei­vin­di­ca­ban sus dere­chos para ase­gu­rar la con­ti­nui­dad o la implan­ta­ción de deter­mi­na­dos meca­nis­mos y esque­mas de explo­ta­ción nece­sa­rios al Capi­tal en cada momen­to.

Por ello cuan­do des­de Eus­kal Herria y supo­ne­mos que tam­bien des­de cual­quier otro pun­to del Esta­do espa­ñol, vivien­do como vivi­mos bajo una demo­crá­cia cuya ende­ble cali­dad en muchos aspec­tos esta direc­ta­men­te rela­cio­na­da con la per­vi­ven­cia de ese mode­lo de impu­ni­dad para el régi­men fran­quis­ta y sus crí­me­nes, lee­mos las pala­bras de Durao Barro­so, actual Pre­si­den­te de la Comi­sión Euro­pea, refi­rién­do­se a varios esta­dos euro­peos entre ellos el espa­ñol en el sen­ti­do de que si no se implan­tan las medi­das eco­nó­mi­cas bru­tal­men­te neo­li­be­ra­les que el Capi­tal recla­ma, en dichos esta­dos podría «des­apa­re­cer la demo­cra­cia como la cono­ce­mos actual­men­te» no pode­mos sino tomar nota y denun­ciar que es des­de esa pers­pec­ti­va des­de don­de cobra una mayor gra­ve­dad la reti­cen­cia cuan­do no la nega­ti­va direc­ta de ins­ti­tu­cio­nes y cla­se poli­ti­ca en gene­ral a arti­cu­lar medi­das cla­ras y con­cre­tas des­ti­na­das a aca­bar con el mode­lo espa­ñol de impu­ni­dad para con los cri­me­nes del fran­quis­mo en cual­quie­ra de sus expre­sio­nes: revi­sio­nis­mo his­tó­ri­co, per­vi­ven­cia de sim­bo­lo­gía fran­quis­ta, per­vi­ven­cia de la ple­na vali­dez jurí­di­ca de las con­de­nas dic­ta­das por aquel régi­men, nega­ti­va a la imple­men­ta­ción de los pará­me­tros de la Jus­ti­cia Uni­ver­sal en rela­ción a los crí­me­nes del fran­quis­mo, inten­tos de cri­mi­na­li­za­ción y/​u olvi­do de la lucha de sec­to­res impor­tan­tes de la resis­ten­cia anti­fas­cis­ta como fue­ron los maquis o las orga­ni­za­cio­nes poli­ti­co-mili­ta­res ope­ra­ti­vas en los últi­mos vein­te años del régi­men fran­quis­ta…
Al igual que a tan­tas vic­ti­mas del fran­quis­mo ver a una Falan­ge de ple­na e inin­te­rrum­pi­da lega­li­dad ejer­cien­do el papel de acu­sa­ción con­tra el juez Gar­zón hace pocos meses les supu­so una dolo­ro­sa rati­fi­ca­ción de la con­ti­nui­dad de los de siem­pre y de la com­pli­ci­dad de los de aho­ra, a noso­tros los ele­men­tos antes des­cri­tos nos hacen pen­sar seria­men­te sobre la razón pro­fun­da de una impu­ni­dad para con un régi­men como el fran­quis­ta y sus méto­dos gol­pis­tas y repre­si­vos man­te­ni­da y ali­men­ta­da des­de una demo­crá­cia, y tam­bien nos hace pen­sar seria­men­te sobre si es la pers­pec­ti­va de una even­tual nece­si­dad de vol­ver a dis­ci­pli­nar a sec­to­res dís­co­los de la ciu­da­da­nía ‑dis­co­los social­men­te, poli­ti­ca­men­te o nacio­nal­men­te- la que per­sis­te aún en sec­to­res eco­nó­mi­cos, polí­ti­cos o socia­les del esta­do espa­ñol sien­do una de las razo­nes de tal impu­ni­dad al no que­rer deva­luar una herra­mien­ta que qui­zás pue­da vol­ver a hacer­les fal­ta en un futu­ro.
Fue en Julio. Y nun­ca se sabe.
AHAZTUAK 1936 – 1977

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *