El PNV empie­za ponién­do­le alto el lis­tón del acuer­do a Zapa­te­ro – Iña­ki Iriondo

El PNV ha dicho que medi­rá la volun­tad de acuer­do que pue­da tener el pre­si­den­te del Gobierno espa­ñol en lo que el PSOE vote a las pro­pues­tas de reso­lu­ción pre­sen­ta­das ayer en el Con­gre­so, que inclu­yen un com­pro­mi­so de res­pe­to a las deci­sio­nes que adop­te la ciu­da­da­nía vas­ca que cal­ca un párra­fo de uno de los borra­do­res tra­ba­ja­dos en las con­ver­sa­cio­nes de Loio­la de oto­ño de 2006.

Si «la acti­tud y com­pro­mi­so» que el Gobierno espa­ñol y el PSOE adop­ten con las pro­pues­tas de reso­lu­ción pre­sen­ta­das por el PNV en el Con­gre­so va a ser­vir para «cons­ta­tar has­ta dón­de lle­ga la volun­tad de acuer­do» de José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro, como escri­bió el jue­ves en su blog Iñi­go Urku­llu, lo cier­to es que los jel­tza­les le han pues­to muy alto el lis­tón para comen­zar a nego­ciar un acuer­do estable.

Las quin­ce pro­pues­tas de reso­lu­ción regis­tra­das por el PNV con­tem­plan seis trans­fe­ren­cias, el apo­yo a la fuen­te de neu­tro­nes por espa­la­ción, el tras­pa­so de los terre­nos mili­ta­res de Ara­ka a la Dipu­tación de Ara­ba y un plan sobre la máqui­na herramienta.

Ade­más, pro­po­ne la modi­fi­ca­ción de la Ley del Depor­te para que las selec­cio­nes depor­ti­vas de deter­mi­na­da comu­ni­da­des auto­nó­mi­cas pue­dan inte­grar­se en las fede­ra­cio­nes inter­na­cio­na­les y com­pe­tir ofi­cial­men­te. Soli­ci­ta tam­bién el PNV que cam­bie la deno­mi­na­ción ofi­cial a Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa, y la cele­bra­ción de con­sul­tas ofi­cia­les en Tre­bi­ño y el Valle de Villa­ver­de para posi­bi­li­tar su inte­gra­ción en la CAV.

Res­pe­to a la deci­sión vasca

Entre las pro­pues­tas de reso­lu­ción pre­sen­ta­das des­ta­ca la núme­ro 15 «rela­ti­va al mar­co jurí­di­co-polí­ti­co que pre­ci­sa Eus­ka­di» y por la que el Con­gre­so de los Dipu­tados pro­cla­ma­ría «el res­pe­to de las ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do a las deci­sio­nes que sobre su futu­ro polí­ti­co adop­te libre y demo­crá­ti­ca­men­te la ciu­da­da­nía vasca».

En este apar­ta­do se inclu­ye que debe garan­ti­zar­se «que todos los pro­yec­tos polí­ti­cos pue­den ser no sólo defen­di­dos en con­di­cio­nes de igual­dad de opor­tu­ni­da­des y ausen­cia de toda for­ma de coac­ción o inge­ren­cia sino que, ade­más, pue­dan ser mate­ria­li­za­dos si ese es el deseo mayo­ri­ta­rio de la ciu­da­da­nía expre­sa­do a tra­vés de los pro­ce­di­mien­tos lega­les». Este párra­fo entre­co­mi­lla­do está copia­do lite­ral­men­te de uno de los borra­do­res mane­ja­dos por PSE, PNV y Bata­su­na en las con­ver­sa­cio­nes de Loio­la de 2006, que en un pri­mer momen­to todas las par­tes pare­cie­ron estar dis­pues­tas a firmar.

Esta pro­pues­ta de reso­lu­ción con­tem­pla el reco­no­ci­mien­to del «carác­ter e iden­ti­dad del Pue­blo vas­co como una reali­dad basa­da en la volun­tad de sus ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos con­for­ma­da por víncu­los socia­les, his­tó­ri­cos, eco­nó­mi­cos y cul­tu­ra­les lla­ma­da Eus­ka­di-Eus­kal Herria».

El Con­gre­so debie­ra tam­bién admi­tir «la capa­ci­dad de esta­ble­ci­mien­to de órga­nos con atri­bu­cio­nes eje­cu­ti­vas y de pro­pues­tas legis­la­ti­vas como con­se­cuen­cia de la rela­ción y arti­cu­la­ción terri­to­rial de la CAV con otros ámbi­tos jurídico-administrativos».

En el cuar­to pun­to se inclu­ye «la garan­tía para la ciu­da­da­nía vas­ca de todos los dere­chos que se le reco­no­cen en el orde­na­mien­to jurí­di­co inter­na­cio­nal». Y en el quin­to, «la incor­po­ra­ción de los acuer­dos adop­ta­dos al orde­na­mien­to jurí­di­co tras su refren­do por la ciu­da­da­nía vasca».

El PNV entien­de que el reco­no­ci­mien­to de estos pun­tos por el Con­gre­so de los Dipu­tados, den­tro de «la reali­dad plu­ri­na­cio­nal del Esta­dos espa­ñol», son esen­cia­les para «la con­se­cu­ción de una con­vi­ven­cia demo­crá­ti­ca de las dis­tin­tas reali­da­des nacio­na­les y sen­ti­mien­tos de per­te­nen­cia que aco­ge en su seno Euskadi».

Antes de con­cre­tar la pro­pues­ta de reso­lu­ción, el gru­po par­la­men­ta­rio jel­tza­le recuer­da el reco­rri­do del Esta­tu­to, así como la inad­mi­sión de su pro­yec­to de refor­ma. Y cons­ta­ta que «el TC, las leyes orgá­ni­cas y no orgá­ni­cas y un lar­go etcé­te­ra de meca­nis­mos lega­les, así como el homo­ge­nei­za­dor dise­ño del Esta­do de las Auto­no­mías han crea­do un acer­vo jurí­di­co y polí­ti­co que hace impo­si­ble garan­ti­zar que el Esta­tu­to de Ger­ni­ka sea res­pe­ta­do y desa­rro­lla­do en su integridad».

Seis trans­fe­ren­cias

En sus pro­pues­ta de reso­lu­ción, el PNV da tres meses al Gobierno espa­ñol para que trans­fie­ra a la CAV seis com­pe­ten­cias pen­dien­tes, que con­si­de­ra «espe­cial­men­te deci­si­vas» en la actual coyun­tu­ra de cri­sis: el «régi­men eco­nó­mi­co de la Segu­ri­dad Social, inclu­yen­do las fun­cio­nes y ser­vi­cios del Ins­ti­tu­to Social de la Mari­na»; las Polí­ti­cas Acti­vas y Pasi­vas de Empleo, la Ins­pec­ción de Tra­ba­jo y Segu­ri­dad Social, la «ges­tión de los pro­gra­mas de For­ma­ción Pro­fe­sio­nal, For­ma­ción Con­ti­nua y Ocu­pa­cio­nal», así como la amplia­ción de «la trans­fe­ren­cia (FOGASA) de la acti­vi­dad admi­nis­tra­ti­va en la regu­la­ción de empleo de mane­ra que se entien­das inclui­das sin excep­ción todo tipo de empresas».

La vota­ción de las reso­lu­cio­nes ten­drá lugar el martes.

Erkor­ka: «Si no las apo­yan que no cuen­ten con nosotros»

El por­ta­voz del PNV en el Con­gre­so de los Dipu­tados, Josu Erko­re­ka, decla­ró ayer que la nego­cia­ción de un acuer­do esta­ble con José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro, para la apro­ba­ción de los pre­su­pues­tos de 2011 y otras medi­das, depen­de de lo que el PSOE vote a sus quin­ce pro­pues­tas de reso­lu­ción. Ase­gu­ró tex­tual­men­te que «si las apo­yan es posi­ble que empe­ce­mos a hablar seria­men­te en rela­ción con lo que Zapa­te­ro nece­si­ta para sacar ade­lan­te la legis­la­tu­ra. En caso con­tra­rio, que no cuen­ten con noso­tros para nada».

Ade­más, en una entre­vis­ta ofre­ci­da a Radio Eus­ka­di, Erko­re­ka no se ha toma­do muy en serio la adver­ten­cia del Gobierno de Lakua y del PSE de que esta­rán «muy vigi­lan­tes» sobre lo que nego­cien PSOE y PNV. El por­ta­voz jel­tza­le ha ase­gu­ra­do que si el Gobierno espa­ñol lle­ga a un acuer­do con su par­ti­do, «pasa­rá por enci­ma del Gobierno vas­co» como si fue­ra «una alfom­bra y sin nin­gu­na dificultad».

Estas afir­ma­cio­nes no han gus­ta­do ni en Lakua ni en el PSE, y tam­po­co a su socio, el PP. El con­se­je­ro de Inte­rior, Rodol­fo Ares, le res­pon­dió que las «acti­tu­des pre­po­ten­tes y las exi­gen­cias maxi­ma­lis­tas» no faci­li­tan alcan­zar acuer­dos. El par­la­men­ta­rio del PSE Óscar Rodrí­guez insis­tió en la idea de que los dipu­tados vas­cos del PSOE esta­rán «vigi­lan­tes» para que el acuer­do sea bene­fi­cio­so para la CAV, aun­que reco­no­ció que ten­drán que estar­lo más que el año pasa­do, cuan­do ni el PSE ni el Gobierno de Lakua supie­ron de lo pac­ta­do sobre la trans­fe­ren­cia de las polí­ti­cas acti­vas de empleo. Des­de el PP dije­ron que el PNV quie­re sal­var a Zapa­te­ro a base de dar pata­das a Patxi López .

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.