El PNV empie­za ponién­do­le alto el lis­tón del acuer­do a Zapa­te­ro – Iña­ki Irion­do

El PNV ha dicho que medi­rá la volun­tad de acuer­do que pue­da tener el pre­si­den­te del Gobierno espa­ñol en lo que el PSOE vote a las pro­pues­tas de reso­lu­ción pre­sen­ta­das ayer en el Con­gre­so, que inclu­yen un com­pro­mi­so de res­pe­to a las deci­sio­nes que adop­te la ciu­da­da­nía vas­ca que cal­ca un párra­fo de uno de los borra­do­res tra­ba­ja­dos en las con­ver­sa­cio­nes de Loio­la de oto­ño de 2006.

Si «la acti­tud y com­pro­mi­so» que el Gobierno espa­ñol y el PSOE adop­ten con las pro­pues­tas de reso­lu­ción pre­sen­ta­das por el PNV en el Con­gre­so va a ser­vir para «cons­ta­tar has­ta dón­de lle­ga la volun­tad de acuer­do» de José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro, como escri­bió el jue­ves en su blog Iñi­go Urku­llu, lo cier­to es que los jel­tza­les le han pues­to muy alto el lis­tón para comen­zar a nego­ciar un acuer­do esta­ble.

Las quin­ce pro­pues­tas de reso­lu­ción regis­tra­das por el PNV con­tem­plan seis trans­fe­ren­cias, el apo­yo a la fuen­te de neu­tro­nes por espa­la­ción, el tras­pa­so de los terre­nos mili­ta­res de Ara­ka a la Dipu­tación de Ara­ba y un plan sobre la máqui­na herra­mien­ta.

Ade­más, pro­po­ne la modi­fi­ca­ción de la Ley del Depor­te para que las selec­cio­nes depor­ti­vas de deter­mi­na­da comu­ni­da­des auto­nó­mi­cas pue­dan inte­grar­se en las fede­ra­cio­nes inter­na­cio­na­les y com­pe­tir ofi­cial­men­te. Soli­ci­ta tam­bién el PNV que cam­bie la deno­mi­na­ción ofi­cial a Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa, y la cele­bra­ción de con­sul­tas ofi­cia­les en Tre­bi­ño y el Valle de Villa­ver­de para posi­bi­li­tar su inte­gra­ción en la CAV.

Res­pe­to a la deci­sión vas­ca

Entre las pro­pues­tas de reso­lu­ción pre­sen­ta­das des­ta­ca la núme­ro 15 «rela­ti­va al mar­co jurí­di­co-polí­ti­co que pre­ci­sa Eus­ka­di» y por la que el Con­gre­so de los Dipu­tados pro­cla­ma­ría «el res­pe­to de las ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do a las deci­sio­nes que sobre su futu­ro polí­ti­co adop­te libre y demo­crá­ti­ca­men­te la ciu­da­da­nía vas­ca».

En este apar­ta­do se inclu­ye que debe garan­ti­zar­se «que todos los pro­yec­tos polí­ti­cos pue­den ser no sólo defen­di­dos en con­di­cio­nes de igual­dad de opor­tu­ni­da­des y ausen­cia de toda for­ma de coac­ción o inge­ren­cia sino que, ade­más, pue­dan ser mate­ria­li­za­dos si ese es el deseo mayo­ri­ta­rio de la ciu­da­da­nía expre­sa­do a tra­vés de los pro­ce­di­mien­tos lega­les». Este párra­fo entre­co­mi­lla­do está copia­do lite­ral­men­te de uno de los borra­do­res mane­ja­dos por PSE, PNV y Bata­su­na en las con­ver­sa­cio­nes de Loio­la de 2006, que en un pri­mer momen­to todas las par­tes pare­cie­ron estar dis­pues­tas a fir­mar.

Esta pro­pues­ta de reso­lu­ción con­tem­pla el reco­no­ci­mien­to del «carác­ter e iden­ti­dad del Pue­blo vas­co como una reali­dad basa­da en la volun­tad de sus ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos con­for­ma­da por víncu­los socia­les, his­tó­ri­cos, eco­nó­mi­cos y cul­tu­ra­les lla­ma­da Eus­ka­di-Eus­kal Herria».

El Con­gre­so debie­ra tam­bién admi­tir «la capa­ci­dad de esta­ble­ci­mien­to de órga­nos con atri­bu­cio­nes eje­cu­ti­vas y de pro­pues­tas legis­la­ti­vas como con­se­cuen­cia de la rela­ción y arti­cu­la­ción terri­to­rial de la CAV con otros ámbi­tos jurí­di­co-admi­nis­tra­ti­vos».

En el cuar­to pun­to se inclu­ye «la garan­tía para la ciu­da­da­nía vas­ca de todos los dere­chos que se le reco­no­cen en el orde­na­mien­to jurí­di­co inter­na­cio­nal». Y en el quin­to, «la incor­po­ra­ción de los acuer­dos adop­ta­dos al orde­na­mien­to jurí­di­co tras su refren­do por la ciu­da­da­nía vas­ca».

El PNV entien­de que el reco­no­ci­mien­to de estos pun­tos por el Con­gre­so de los Dipu­tados, den­tro de «la reali­dad plu­ri­na­cio­nal del Esta­dos espa­ñol», son esen­cia­les para «la con­se­cu­ción de una con­vi­ven­cia demo­crá­ti­ca de las dis­tin­tas reali­da­des nacio­na­les y sen­ti­mien­tos de per­te­nen­cia que aco­ge en su seno Eus­ka­di».

Antes de con­cre­tar la pro­pues­ta de reso­lu­ción, el gru­po par­la­men­ta­rio jel­tza­le recuer­da el reco­rri­do del Esta­tu­to, así como la inad­mi­sión de su pro­yec­to de refor­ma. Y cons­ta­ta que «el TC, las leyes orgá­ni­cas y no orgá­ni­cas y un lar­go etcé­te­ra de meca­nis­mos lega­les, así como el homo­ge­nei­za­dor dise­ño del Esta­do de las Auto­no­mías han crea­do un acer­vo jurí­di­co y polí­ti­co que hace impo­si­ble garan­ti­zar que el Esta­tu­to de Ger­ni­ka sea res­pe­ta­do y desa­rro­lla­do en su inte­gri­dad».

Seis trans­fe­ren­cias

En sus pro­pues­ta de reso­lu­ción, el PNV da tres meses al Gobierno espa­ñol para que trans­fie­ra a la CAV seis com­pe­ten­cias pen­dien­tes, que con­si­de­ra «espe­cial­men­te deci­si­vas» en la actual coyun­tu­ra de cri­sis: el «régi­men eco­nó­mi­co de la Segu­ri­dad Social, inclu­yen­do las fun­cio­nes y ser­vi­cios del Ins­ti­tu­to Social de la Mari­na»; las Polí­ti­cas Acti­vas y Pasi­vas de Empleo, la Ins­pec­ción de Tra­ba­jo y Segu­ri­dad Social, la «ges­tión de los pro­gra­mas de For­ma­ción Pro­fe­sio­nal, For­ma­ción Con­ti­nua y Ocu­pa­cio­nal», así como la amplia­ción de «la trans­fe­ren­cia (FOGASA) de la acti­vi­dad admi­nis­tra­ti­va en la regu­la­ción de empleo de mane­ra que se entien­das inclui­das sin excep­ción todo tipo de empre­sas».

La vota­ción de las reso­lu­cio­nes ten­drá lugar el mar­tes.

Erkor­ka: «Si no las apo­yan que no cuen­ten con noso­tros»

El por­ta­voz del PNV en el Con­gre­so de los Dipu­tados, Josu Erko­re­ka, decla­ró ayer que la nego­cia­ción de un acuer­do esta­ble con José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro, para la apro­ba­ción de los pre­su­pues­tos de 2011 y otras medi­das, depen­de de lo que el PSOE vote a sus quin­ce pro­pues­tas de reso­lu­ción. Ase­gu­ró tex­tual­men­te que «si las apo­yan es posi­ble que empe­ce­mos a hablar seria­men­te en rela­ción con lo que Zapa­te­ro nece­si­ta para sacar ade­lan­te la legis­la­tu­ra. En caso con­tra­rio, que no cuen­ten con noso­tros para nada».

Ade­más, en una entre­vis­ta ofre­ci­da a Radio Eus­ka­di, Erko­re­ka no se ha toma­do muy en serio la adver­ten­cia del Gobierno de Lakua y del PSE de que esta­rán «muy vigi­lan­tes» sobre lo que nego­cien PSOE y PNV. El por­ta­voz jel­tza­le ha ase­gu­ra­do que si el Gobierno espa­ñol lle­ga a un acuer­do con su par­ti­do, «pasa­rá por enci­ma del Gobierno vas­co» como si fue­ra «una alfom­bra y sin nin­gu­na difi­cul­tad».

Estas afir­ma­cio­nes no han gus­ta­do ni en Lakua ni en el PSE, y tam­po­co a su socio, el PP. El con­se­je­ro de Inte­rior, Rodol­fo Ares, le res­pon­dió que las «acti­tu­des pre­po­ten­tes y las exi­gen­cias maxi­ma­lis­tas» no faci­li­tan alcan­zar acuer­dos. El par­la­men­ta­rio del PSE Óscar Rodrí­guez insis­tió en la idea de que los dipu­tados vas­cos del PSOE esta­rán «vigi­lan­tes» para que el acuer­do sea bene­fi­cio­so para la CAV, aun­que reco­no­ció que ten­drán que estar­lo más que el año pasa­do, cuan­do ni el PSE ni el Gobierno de Lakua supie­ron de lo pac­ta­do sobre la trans­fe­ren­cia de las polí­ti­cas acti­vas de empleo. Des­de el PP dije­ron que el PNV quie­re sal­var a Zapa­te­ro a base de dar pata­das a Patxi López .

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *