Des­ta­can papel de esta­do cubano en igual­dad de la mujer … – Géne­ro con Cla­se

Al inter­ve­nir en la undé­ci­ma Con­fe­ren­cia Regio­nal sobre la Mujer de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, que sesio­na des­de ayer en el capi­ta­lino hotel Gol­den Tulip, Ferrer exal­tó que el pro­ce­so que ha teni­do lugar en su país cons­ti­tu­ye una Revo­lu­ción den­tro de la Revo­lu­ción.

Recor­dó que des­de 1959, como par­te de las trans­for­ma­cio­nes eco­nó­mi­cas, polí­ti­cas, cul­tu­ra­les y socia­les diri­gi­das a poner fin siglos de repre­sión, explo­ta­ción y depen­den­cia, el Esta­do cubano esta­ble­ció entre sus prin­ci­pios esen­cia­les el logro de la igual­dad de opor­tu­ni­da­des y posi­bi­li­da­des de muje­res y hom­bres.

«Es cier­to que no hemos alcan­za­do todos los sue­ños, pero avan­za­mos sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te y nos tra­za­mos cada vez nue­vos retos, tra­tan­do de ven­cer obs­tácu­los obje­ti­vos y sub­je­ti­vos. Se tra­ta de 50 años de lucha con­tra siglos en los que pre­va­le­ció una cul­tu­ra de dis­cri­mi­na­ción», sos­tu­vo Ferrer.

Resal­tó que el esta­do cubano ha sido y es la auto­ri­dad rec­to­ra en la for­mu­la­ción e imple­men­ta­ción de estra­te­gias y polí­ti­cas con pers­pec­ti­vas de géne­ro diri­gi­das al logro del empo­de­ra­mien­to de la mujer.

Sin embar­go, aña­dió, esta­mos cons­cien­tes de que la eli­mi­na­ción todo ves­ti­gio de dis­cri­mi­na­ción corres­pon­de a la socie­dad en su con­jun­to, por lo que sen­si­bi­li­zar, capa­ci­tar, hacer con­cien­cia y exi­gir que se cum­plan las leyes es tarea coti­dia­na de todos los sec­to­res socia­les.

Tras afir­mar que el blo­queo eco­nó­mi­co que man­tie­ne Esta­dos Uni­dos con­tra Cuba des­de hace medio siglo cons­ti­tu­ye la mayor for­ma de vio­len­cia con­tra las muje­res cuba­nas, Ferrer con­de­nó ese cer­co geno­ci­da, extra­te­rri­to­rial y uni­la­te­ral, recha­za­do por la comu­ni­dad inter­na­cio­nal.

Pero a pesar de eso, la secre­ta­ria gene­ral de la FMC sub­ra­yó que Cuba pue­de exhi­bir resul­ta­dos posi­ti­vos sobre las muje­res, que hoy son el 46,7 por cien­to de la fuer­za labo­ral acti­va en el sec­tor esta­tal civil, las que reci­ben igual sala­rio que los hom­bres por tra­ba­jo de igual valor.

Ade­más, refi­rió, el 65 por cien­to de todos los téc­ni­cos y pro­fe­sio­na­les de Cuba, el 63 por cien­to de los gra­dua­dos uni­ver­si­ta­rios, el 51 por cien­to de los inves­ti­ga­do­res cien­tí­fi­cos, el 55 por cien­to de los cola­bo­ra­do­res de la salud en otras nacio­nes, y el 43,32 por cien­to de los par­la­men­ta­rios.

Tam­bién, pro­si­guió, el 40 por cien­to de los inte­gran­tes del Con­se­jo de Esta­do cubano, el 32 por cien­to de los minis­tros, y por pri­me­ra vez, una mujer ocu­pa una de la vice­pre­si­den­cia del Con­se­jo de Esta­do.

En cuan­to a Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, Ferrer indi­có que nece­si­ta hoy más que nun­ca de una ver­da­de­ra inte­gra­ción y dijo que si bien es cier­to que se apre­cia un nue­vo rena­cer en ese pro­ce­so, per­sis­ten situa­cio­nes adver­sas, resul­ta­do de un orden eco­nó­mi­co inter­na­cio­nal pro­fun­da­men­te injus­to.

Agre­gó que la glo­ba­li­za­ción neo­li­be­ral tra­jo con­si­go la exclu­sión y la mise­ria de millo­nes de muje­res, las más pobres entre los pobres, y advir­tió que se man­tie­nen las des­igual­da­des, la mar­gi­na­ción y la dis­cri­mi­na­ción, agra­va­das por los desas­tro­sos efec­tos de la cri­sis eco­nó­mi­ca mun­dial.

A ello, aler­tó, «se suma el peli­gro inmi­nen­te de una gue­rra nuclear con­tra Irán por bas­tar­dos y gro­se­ros intere­ses mate­ria­les impe­ria­lis­tas en su afán por domi­nar e impo­ner su hege­mo­nía, como ha adver­ti­do reite­ra­da­men­te el com­pa­ñe­ro Fidel Cas­tro».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *