Des­ta­can papel de esta­do cubano en igual­dad de la mujer … – Géne­ro con Clase

Al inter­ve­nir en la undé­ci­ma Con­fe­ren­cia Regio­nal sobre la Mujer de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, que sesio­na des­de ayer en el capi­ta­lino hotel Gol­den Tulip, Ferrer exal­tó que el pro­ce­so que ha teni­do lugar en su país cons­ti­tu­ye una Revo­lu­ción den­tro de la Revolución.

Recor­dó que des­de 1959, como par­te de las trans­for­ma­cio­nes eco­nó­mi­cas, polí­ti­cas, cul­tu­ra­les y socia­les diri­gi­das a poner fin siglos de repre­sión, explo­ta­ción y depen­den­cia, el Esta­do cubano esta­ble­ció entre sus prin­ci­pios esen­cia­les el logro de la igual­dad de opor­tu­ni­da­des y posi­bi­li­da­des de muje­res y hombres.

«Es cier­to que no hemos alcan­za­do todos los sue­ños, pero avan­za­mos sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te y nos tra­za­mos cada vez nue­vos retos, tra­tan­do de ven­cer obs­tácu­los obje­ti­vos y sub­je­ti­vos. Se tra­ta de 50 años de lucha con­tra siglos en los que pre­va­le­ció una cul­tu­ra de dis­cri­mi­na­ción», sos­tu­vo Ferrer.

Resal­tó que el esta­do cubano ha sido y es la auto­ri­dad rec­to­ra en la for­mu­la­ción e imple­men­ta­ción de estra­te­gias y polí­ti­cas con pers­pec­ti­vas de géne­ro diri­gi­das al logro del empo­de­ra­mien­to de la mujer.

Sin embar­go, aña­dió, esta­mos cons­cien­tes de que la eli­mi­na­ción todo ves­ti­gio de dis­cri­mi­na­ción corres­pon­de a la socie­dad en su con­jun­to, por lo que sen­si­bi­li­zar, capa­ci­tar, hacer con­cien­cia y exi­gir que se cum­plan las leyes es tarea coti­dia­na de todos los sec­to­res sociales.

Tras afir­mar que el blo­queo eco­nó­mi­co que man­tie­ne Esta­dos Uni­dos con­tra Cuba des­de hace medio siglo cons­ti­tu­ye la mayor for­ma de vio­len­cia con­tra las muje­res cuba­nas, Ferrer con­de­nó ese cer­co geno­ci­da, extra­te­rri­to­rial y uni­la­te­ral, recha­za­do por la comu­ni­dad internacional.

Pero a pesar de eso, la secre­ta­ria gene­ral de la FMC sub­ra­yó que Cuba pue­de exhi­bir resul­ta­dos posi­ti­vos sobre las muje­res, que hoy son el 46,7 por cien­to de la fuer­za labo­ral acti­va en el sec­tor esta­tal civil, las que reci­ben igual sala­rio que los hom­bres por tra­ba­jo de igual valor.

Ade­más, refi­rió, el 65 por cien­to de todos los téc­ni­cos y pro­fe­sio­na­les de Cuba, el 63 por cien­to de los gra­dua­dos uni­ver­si­ta­rios, el 51 por cien­to de los inves­ti­ga­do­res cien­tí­fi­cos, el 55 por cien­to de los cola­bo­ra­do­res de la salud en otras nacio­nes, y el 43,32 por cien­to de los parlamentarios.

Tam­bién, pro­si­guió, el 40 por cien­to de los inte­gran­tes del Con­se­jo de Esta­do cubano, el 32 por cien­to de los minis­tros, y por pri­me­ra vez, una mujer ocu­pa una de la vice­pre­si­den­cia del Con­se­jo de Estado.

En cuan­to a Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, Ferrer indi­có que nece­si­ta hoy más que nun­ca de una ver­da­de­ra inte­gra­ción y dijo que si bien es cier­to que se apre­cia un nue­vo rena­cer en ese pro­ce­so, per­sis­ten situa­cio­nes adver­sas, resul­ta­do de un orden eco­nó­mi­co inter­na­cio­nal pro­fun­da­men­te injusto.

Agre­gó que la glo­ba­li­za­ción neo­li­be­ral tra­jo con­si­go la exclu­sión y la mise­ria de millo­nes de muje­res, las más pobres entre los pobres, y advir­tió que se man­tie­nen las des­igual­da­des, la mar­gi­na­ción y la dis­cri­mi­na­ción, agra­va­das por los desas­tro­sos efec­tos de la cri­sis eco­nó­mi­ca mundial.

A ello, aler­tó, «se suma el peli­gro inmi­nen­te de una gue­rra nuclear con­tra Irán por bas­tar­dos y gro­se­ros intere­ses mate­ria­les impe­ria­lis­tas en su afán por domi­nar e impo­ner su hege­mo­nía, como ha adver­ti­do reite­ra­da­men­te el com­pa­ñe­ro Fidel Castro».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.