El capi­ta­lis­mo des­tru­ye la glo­ba­li­za­ción – Emi­ro Vera Suárez

Es nece­sa­rio lograr apli­car las teo­rías revo­lu­cio­na­rias para avan­zar en el pro­yec­to polí­ti­co vene­zo­lano. Estas teo­rías deben refle­jar una con­tem­pla­ción filo­só­fi­ca para enmar­car­se en una ruta con­cep­tual don­de se deben reco­no­cer los ver­da­de­ros defen­so­res del pue­blo y como apor­tar teo­rías que nos per­mi­tan apli­car­las a la prác­ti­ca socia­lis­ta. El mun­do con­tem­po­rá­neo debe ali­men­tar­se de doc­tri­nas polí­ti­cas para lograr una ver­da­de­ra demo­cra­cia y un poder dina­mi­za­do por la actua­ción públi­ca de sus diri­gen­tes y coman­dan­tes del poder civil y militar.

No es hora de los llan­tos ni pen­sar en la muer­te. Ya las bate­rías de la muer­te están atrin­che­ra­das cer­ca del Cono Sur, solo bas­ta el gri­to de alar­ma en Irán para avan­zar tras una ban­de­ra has­ta lle­gar a la Argen­ti­na, todos sere­mos per­ju­di­ca­dos y solo la ejer­ci­ta­ción en el esfuer­zo man­co­mu­na­do y la ora­ción nos per­mi­ti­rá lle­gar a las masas para sacu­dir­las y hacer­les ver que la escri­tu­ra ya se esta cum­plien­do y que las tri­bu­nas plie­guen sus dia­nas para avan­zar hacia los núcleos de poder.

Ya el cho­que no será de orden reli­gio­so, étni­co o doc­tri­nal. El ejér­ci­to esta­dou­ni­den­se no se per­mi­ti­rá una derro­ta más. Viet­nam, Afga­nis­tán ye Irak han sido sufi­cien­te, la pró­xi­ma gue­rra sería ciber­né­ti­ca y con peque­ñas oji­vas nuclea­res para lim­piar el terrino y lue­go será barri­do con armas bac­te­rio­ló­gi­cas. Ten­dre­mos una nue­va gene­ra­ción de espe­cies muta­das que deben luchar feroz­men­te con­tra el con­trol de las fuen­tes de ener­gía y el espec­tro impe­rial. Vene­zue­la, como cabe­za del Cari­be debe pre­pa­ra su terri­to­rio y las mili­cias. Des­de aden­tro aca­bar con la delin­cuen­cia infan­til y juve­nil para acce­der a la for­ma­ción de un ejér­ci­to adoc­tri­na­do y bíblico.

Ya el petró­leo es una his­to­ria de rebel­día pasa­da don­de Nel­son Roc­ke­fe­ller y Luis Posa­da Carri­les, serían las dos opcio­nes nor­te­ame­ri­ca­nas para ideo­lo­gi­zar a Lati­noa­mé­ri­ca y des­atar un terro­ris­mo ver­ti­gi­no­so que, jun­to a la dro­ga daña­ría en su tota­li­dad a nues­tra juventud.

Hay que des­per­tar, no pode­mos vivir en una cegue­dad per­pe­tua, mien­tras la muer­te se ondea mar afue­ra. Es el momen­to de la rebel­día y dar­nos cuen­ta que el capi­ta­lis­mo fon­dea­do bajo una sola ban­de­ra y crip­ta resul­ta muy peli­gro­so y las obras de muchos cul­to­res nos hablan que en reali­dad somos libres, solo fal­ta tener con­cien­cia de cla­se y dar­le a la pala­bra su ver­da­de­ra liber­tad. En ese abrir de com­puer­tas debe­mos abrir las fuen­tes polí­ti­cas del dia­ris­mo para expo­ner nues­tra reali­dad y silen­ciar la mani­pu­la­ción de algu­nos prin­ci­pios éticos.

Hay un solo dis­cur­so didác­ti­co, mejo­rar y trans­for­mar a Vene­zue­la. Es el momen­to de la refle­xión y la acción, todo debe ser un tra­ba­jo de con­cien­cia social para equi­li­brar los ante­ce­den­tes de quie­nes desean ver nau­fra­gar al Esta­do vene­zo­lano. Es el momen­to de eli­mi­nar las imá­ge­nes fal­sea­das de un capi­ta­lis­mo pro­vi­sor, que, ya encuen­tra vías que deten­tan su fracaso.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.