Nación Anda­lu­za con el pue­blo tra­ba­ja­dor de Cata­lu­ña

La sen­ten­cia del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal con res­pec­to al nue­vo Esta­tu­to Cata­lán y las reso­lu­cio­nes anti­po­pu­la­res de los gobier­nos esta­tal y “auto­nó­mi­cos” fren­te a la cri­sis, han sub­ra­ya­do los lími­tes infran­quea­bles de la supues­ta “demo­cra­cia espa­ño­la” y han deja­do al des­cu­bier­to la fala­cia de las teo­rías gra­dua­lis­tas de pseu­do-nacio­na­lis­tas y social­de­mó­cra­tas con res­pec­to a la posi­bi­li­dad de avan­ces sus­tan­cia­les hacia for­mu­las “fede­ra­lis­tas” y/​o más “socia­les” den­tro del “mar­co cons­ti­tu­cio­nal”. Tan­to la reso­lu­ción sobre el Esta­tu­to como las dis­po­si­cio­nes adop­ta­das fren­te a la cri­sis, son sen­das demos­tra­cio­nes de las bases cons­ti­tu­ti­vas de los esta­dos espa­ño­les: uni­dad impues­ta y ser­vi­dum­bre ante el Capi­tal. Espa­ña, no opri­me y explo­ta cir­cuns­tan­cial­men­te, como con­se­cuen­cia de for­mas de Esta­do, sus carac­te­rís­ti­cas, legis­la­cio­nes o la adje­ti­va­ción de quie­nes deten­ten el poder. Espa­ña es, en sí mis­ma, opre­sión y explo­ta­ción. Para eso se creo y es man­te­ni­da. Nin­gún Esta­do Espa­ñol ha reco­no­ci­do ni reco­no­ce­rá los dere­chos de los pue­blos y los tra­ba­ja­do­res, por­que supon­dría el fin de toda Espa­ña. Espa­ña siem­pre se ha man­te­ni­do median­te coac­ción y como herra­mien­ta de expo­lio.

El reco­no­ci­mien­to de un pue­blo y una nación debe con­lle­var, inelu­di­ble­men­te, el de sus dere­chos y su liber­tad colec­ti­va: el de su sobe­ra­nía. Sin pose­sión y ejer­ci­cio de la mis­ma, toda nación per­ma­ne­ce nega­da y todo pue­blo opri­mi­do. La sobe­ra­nía es el ori­gen, no la con­se­cuen­cia de la exis­ten­cia de una demo­cra­cia. Sin la pre­via pose­sión y ejer­ci­cio de las liber­ta­des indi­vi­dua­les y colec­ti­vas no hay demo­cra­cia. Solo des­de la igno­ran­cia o la trai­ción se pue­de defen­der como demo­crá­ti­co un régi­men de nega­ción de su liber­tad a los pue­blos, de secues­tro de sus dere­chos indi­vi­dua­les, cívi­cos y socia­les. Los tri­bu­na­les polí­ti­cos y de excep­ción, las leyes res­tric­ti­vas a la libre opi­nión, la impo­si­bi­li­dad del pleno ejer­ci­cio de la disi­den­cia polí­ti­ca y social, o la apli­ca­ción de las medi­das del FMI, son prue­bas del carác­ter auto­ri­ta­rio y anti­po­pu­lar del Esta­do. No se pude par­ti­ci­par ni pro­pug­nar una acción ins­ti­tu­cio­na­li­za­da en tales cir­cuns­tan­cias. Este con­ti­nuis­mo neo-fran­quis­ta requie­re adop­tar una acti­tud de no cola­bo­ra­ción, resis­ten­cia y lucha por su derro­ca­mien­to. En este sen­ti­do, reite­ra­mos la nece­si­dad prio­ri­ta­ria de coor­di­na­ción de esfuer­zos de las izquier­das inde­pen­den­tis­tas, en torno al obje­ti­vo de alcan­zar la rup­tu­ra demo­crá­ti­ca y la devo­lu­ción de sobe­ra­nía a los pue­blos.

Nación Anda­lu­za quie­re paten­ti­zar su ple­na e incon­di­cio­nal soli­da­ri­dad con el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Cata­lán y apo­yar su inalie­na­ble dere­cho a deci­dir, por sí mis­mo y en exclu­si­vi­dad, su pre­sen­te y futu­ro, así como idén­ti­cos dere­chos a todos los pue­blos bajo yugo espa­ñol. Que se piso­tee y menos­pre­cie la volun­tad de un pue­blo demues­tra la men­ti­ra auto­nó­mi­ca y demo­crá­ti­ca espa­ño­la. Ante las pró­xi­mas accio­nes de reafir­ma­ción nacio­nal y en defen­sa de su sobe­ra­nía por par­te del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Cata­lán, ade­más de con­gra­tu­lar­nos por su con­for­ma­ción, que­re­mos expre­sar nues­tro apo­yo al blo­que uni­ta­rio inde­pen­den­tis­ta y hacer un lla­ma­mien­to a los anda­lu­ces de con­cien­cia resi­den­tes en Cata­lu­ña a par­ti­ci­par en sus mani­fes­ta­cio­nes, cor­te­jos, y en todos aque­llos actos que con­vo­quen. Luchan­do por la liber­tad de un pue­blo lucha­mos por la de todos. Luchan­do por la liber­tad cata­la­na tam­bién lucha­mos por la anda­lu­za.

¡Esta­dos espa­ño­les: cár­ce­les de pue­blos!

¡Por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo para todos los pue­blos!

Nación Anda­lu­za – Comi­sión Per­ma­nen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *