[Dos­sier y Fotos] Este sába­do, Eus­kal Herria, será un cla­mor con­tra el jui­cio a Udal­bil­tza

Final­men­te la auto­de­no­mi­na­da “jus­ti­cia espa­ño­la” juz­ga­ra a una ins­ti­tu­ción, ple­na­men­te demo­crá­ti­ca como es Udal­bil­tza

LAS PERSONAS ENCAUSADAS DE UDALBILTZA HAN CONVOCADO UNA MANIFESTACION NACIONAL
EL 17 DE JULIO, SÁBADO, A LAS 17:30 HORAS, DESDE LA PLAZA DE LA CASILLA, EN BILBAO

“Udal­bil­tza aske! Bai Udal­bil­tza­ri. Bai Eus­kal Herria­ri” será el lema de la mani­fes­ta­ción. Comen­za­rá en la pla­za de la Casi­lla y fina­li­za­rá en la expla­na­da del ayun­ta­mien­to de Bil­bao con un bre­ve acto.
Hoy, vier­nes, muchas de las per­so­nas encau­sa­das se han dado cita en Donos­tia para dar a cono­cer la con­vo­ca­to­ria. Jun­to con ellas ha habi­do una amplia repre­sen­ta­ción de la red de apo­yo Bai Udal­bil­tza­ri Sarea, con car­gos y ex-car­gos elec­tos muni­ci­pa­les y miem­bros de los gru­pos de soli­da­ri­dad muni­ci­pa­les. Así como, repre­sen­tan­tes de la vida polí­ti­ca, social, cul­tu­ral y depor­ti­va del país como Mai­la­len Lujan­bio, José Luis Ota­men­di, Abe­lin Lina­zo­so­ro, Xabier Amu­ri­za, Txi­llar­de­gi, Jesus Mari Ira­zu, han apo­ya­do la con­vo­ca­to­ria con su pre­sen­cia.

“En Eus­kal Herria es una amplia mayo­ría social la que se posi­cio­na en con­tra de la cele­bra­ción de un jui­cio con­tra Udal­bil­tza. La acti­vi­dad de Udal­bil­tza siem­pre ha sido una acti­vi­dad ins­ti­tu­cio­nal, públi­ca y trans­pa­ren­te, y no se pue­de tachar la mis­ma de deli­to. La acti­vi­dad de una ins­ti­tu­ción cons­ti­tui­da a tra­vés de la repre­sen­ta­ción demo­crá­ti­ca deri­va­da del sufra­gio muni­ci­pal es total­men­te legí­ti­ma, y debe poder lle­var­se a cabo con total liber­tad en un esta­do de dere­cho”.

Esa no es la opi­nión sólo de las per­so­nas encau­sa­das, tam­bién es la opi­nión de la gran mayo­ría de agen­tes socia­les, polí­ti­cos y cul­tu­ra­les del país. Así lo han mos­tra­do en las últi­mas sema­nas, des­de que se hicie­ron públi­cas las fechas del jui­cio oral, en dife­ren­tes ini­cia­ti­vas que se han lle­va­do a cabo: com­pa­re­cen­cias de pren­sa, con­cen­tra­cio­nes soli­da­rias y la cons­ti­tu­ción de nume­ro­sos gru­pos de apo­yo a nivel muni­ci­pal. Son muchos ya los ayun­ta­mien­tos que, a tra­vés de mocio­nes apro­ba­das en pleno, han denun­cia­do la injus­ti­cia que supo­ne este jui­cio. Es asi­mis­mo de des­ta­car la soli­da­ri­dad y apo­yo reci­bi­dos des­de el ámbi­to inter­na­cio­nal.

Como ejem­plo des­ta­ca­re­mos las más de 2.000 fir­mas de adhe­sión reco­gi­das entre elec­tos y ex elec­tos muni­ci­pa­les, el apo­yo reci­bi­do por par­te de las for­ma­cio­nes polí­ti­cas que repre­sen­tan la mayo­ría polí­ti­ca de nues­tro país, el res­pal­do al mani­fies­to de loas agen­tes socia­les, sin­di­ca­les y cul­tu­ra­les de Eus­kal Herria que ya ha reci­bi­do más de 55 apo­yos, el de la mayo­ría sin­di­cal vas­ca, las dece­nas de adhe­sio­nes al mani­fies­to de soli­da­ri­dad que sur­gió en las jor­na­das inter­na­cio­na­les cele­bra­das en Donos­tia, las innu­me­ra­bles mues­tras de cari­ño y soli­da­ri­dad que esta­mos reci­bien­do de la diás­po­ra, las mocio­nes que estos días y sema­nas se están apro­ban­do en los ayun­ta­mien­tos de Eus­kal Herria y el apo­yo reci­bi­do en las con­cen­tra­cio­nes de los últi­mos vier­nes por par­te de depor­tis­tas, ber­tso­la­ris, escri­to­res, polí­ti­cos y un sin­fín de per­so­nas.

Como se pue­de apre­ciar, un aba­ni­co plu­ral de per­so­nas, gru­pos e ins­ti­tu­cio­nes públi­cas se han posi­cio­na­do ya, recla­man­do la liber­tad para Udal­bil­tza.

Ha lle­ga­do pues la hora de abrir el aba­ni­co y, por ello, pro­fun­di­zan­do en este reco­rri­do de soli­da­ri­dad y denun­cia, desea­mos hacer lle­gar una lla­ma­da amplia y sin­ce­ra a toda la socie­dad vas­ca, para que mues­tre esta opi­nión en la calle.

Siguien­do la filo­so­fía que siem­pre ha teni­do Udal­bil­tza, de mane­ra posi­ti­va, inclu­si­va y cons­truc­ti­va, por enci­ma de siglas polí­ti­cas, tene­mos una impor­tan­te cita en defen­sa de todos los dere­chos civi­les y polí­ti­cos, EL 17 DE JULIO EN BILBAO, SALIENDO DESDE LA CASILLA A LAS 17:30 horas.
UDALBILTZA ASKE! BAI UDALBILTZARI. BAI EUSKAL HERRIARI
— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —
Las per­so­nas encau­sa­das en el suma­rio Udal­bil­tza opi­nan sobre la deci­sión judi­cial

Las per­so­nas encau­sa­das en el suma­rio Udal­bil­tza que­re­mos dar a cono­cer a la opi­nión públi­ca que el tri­bu­nal que va a juz­gar la cau­sa ha limi­ta­do drás­ti­ca­men­te los ele­men­tos de defen­sa que había­mos pre­sen­ta­do y en con­se­cuen­cia, nues­tro dere­cho fun­da­men­tal a la defen­sa.

Se tra­ta de un des­pro­pó­si­to más en la lar­ga cade­na que arran­có hace ya más de sie­te años, con el encar­ce­la­mien­to de tra­ba­ja­do­res y car­gos ins­ti­tu­cio­na­les muni­ci­pa­les y los per­jui­cios mate­ria­les y demo­crá­ti­cos que supo­ne la sus­pen­sión de una ins­ti­tu­ción de base demo­crá­ti­ca, el cie­rre de sus sedes y la absor­ción de sus recur­sos finan­cie­ros. Una lar­ga cade­na de des­pro­pó­si­tos que aca­ba­rá con la cele­bra­ción de un jui­cio que nun­ca debió cele­brar­se, por­que aten­ta a una de las bases demo­crá­ti­cas fun­da­men­ta­les como es el pleno ejer­ci­cio de las fun­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les asig­na­das a los repre­sen­tan­tes de la volun­tad popu­lar como son los 4 alcal­des y 15 con­ce­ja­les encau­sa­dos.

Des­pro­pó­si­tos como las acu­sa­cio­nes de ‘inte­gra­ción en orga­ni­za­ción terro­ris­ta’ y de ‘mal­ver­sa­ción de fon­dos públi­cos’ que son fal­sas y no se sus­ten­tan en nin­gu­na prue­ba. Acu­sa­cio­nes que nues­tra defen­sa va a des­mon­tar a pesar de la pre­ca­rie­dad de ins­tru­men­tos en que ha que­da­do tras este recor­te.
Este pro­ce­so se ha ges­ta­do sobre una ver­sión intere­sa­da, impul­sa­da des­de el Gobierno espa­ñol y sos­te­ni­da por el Minis­te­rio fis­cal y por la aso­cia­ción Dig­ni­dad y Jus­ti­cia, que defor­ma la ver­da­de­ra natu­ra­le­za y carác­ter de la ins­ti­tu­ción nacio­nal Udal­bil­tza, inven­tan­do un rela­to fan­tás­ti­co para ocul­tar que miles de car­gos muni­ci­pa­les par­ti­ci­pa­ron en el naci­mien­to y desa­rro­llo de esta Ins­ti­tu­ción. Es evi­den­te que la opi­nión mayo­ri­ta­ria en Eus­kal Herria, deri­va­da del cono­ci­mien­to direc­to de la reali­dad polí­ti­ca e ins­ti­tu­cio­nal refu­ta esta ver­sión intere­sa­da. Mues­tra de esto últi­mo es que la mayo­ría polí­ti­ca, sin­di­cal y social de esta socie­dad se ha posi­cio­na­do en con­tra de este jui­cio y por la abso­lu­ción de los encau­sa­dos.

Sin embar­go, las per­so­nas impu­tadas nos vamos a ver obli­ga­das a res­pon­der en Madrid ante estas acu­sa­cio­nes y la deci­sión del Tri­bu­nal, ade­más de entor­pe­cer gra­ve­men­te nues­tras posi­bi­li­da­des de defen­der lo que es de públi­co cono­ci­mien­to en Eus­kal Herria, va a impe­dir mos­trar dife­ren­tes aspec­tos del tra­ba­jo de Udal­bil­tza, fun­da­men­tal­men­te aque­llo que tie­ne que ver con la visión nacio­nal y el tra­ba­jo de soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal por los dere­chos de los pue­blos. Esta deci­sión judi­cial, ade­más, es fir­me.

En con­cre­to los recor­tes en los ins­tru­men­tos de defen­sa con­sis­ten en:

i) de los 140 tes­ti­gos pro­pues­tos por la defen­sa, el Tri­bu­nal sólo ha admi­ti­do 20. Ha eli­mi­na­do:
• tes­ti­gos repre­sen­tan­tes de car­gos muni­ci­pa­les de dis­tin­tos par­ti­dos polí­ti­cos, que pre­ten­dían expli­car cómo se desa­rro­lló la crea­ción de Udal­bil­tza des­de bases plu­ra­les y demo­crá­ti­cas;
• tes­ti­gos repre­sen­tan­tes de agen­tes socia­les, cul­tu­ra­les, edu­ca­ti­vos, depor­ti­vos… de Eus­kal Herria que pre­ten­dían dar mues­tra del tra­ba­jo públi­co y con­jun­to lle­va­do a cabo con Udal­bil­tza, como por ejem­plo, Eus­kal­tzain­dia, Ikas­to­len Elkar­teak, Kon­tsei­lua, Hiz­kuntz Esku­bi­deen Beha­to­kia, UEMA, Elhu­yar Fun­da­zioa, AEK, UEU, Eus­kal Kon­fe­de­ra­zioa, EHKME (Eus­kal Herri­ko Kli­ma­to­lo­gi eta Meteo­ro­lo­gi Elkar­tea Fun­da­zioa), Ikas Pilo­ta, ESAIT, Orrea­ga Kul­tur Elkar­tea, Eus­ka­ra Elkar­teen Fede­ra­zioa, Gere­dia­ga Elkar­tea, Nazio Ezta­bai­da­gu­nea;

• tes­ti­gos de Zube­roa que pre­ten­dían expli­car el pro­yec­to de desa­rro­llo eco­nó­mi­co y social ‘Zube­roa Garatzen’;

• tes­ti­gos que en cali­dad de per­so­na­li­da­des de la cul­tu­ra vas­ca pre­ten­dían mos­trar las razo­nes y el modo en que soli­ci­ta­ron la tra­mi­ta­ción de la Decla­ra­ción de nacio­na­li­dad E.H.N.A. ;

• tes­ti­gos de ámbi­to inter­na­cio­nal que iban a mos­trar las rela­cio­nes de cola­bo­ra­ción imple­men­ta­das con Udal­bil­tza, como por ejem­plo, Pete Cena­rru­za (exse­na­dor por Idaho EE.UU), Vere­na Graf (Secre­ta­ria Gene­ral de la Liga por los Dere­chos y la Libe­ra­ción de los Pue­blos –Orga­ni­za­ción No Guber­na­men­tal que ha cola­bo­ra­do con Nacio­nes Uni­das como orga­nis­mo con­sul­ti­vo – ), Lloyd Qui­nan (Par­la­men­ta­rio del SNP de Esco­cia), Johan Mik­kel Sara (Vice­pre­si­den­te del Par­la­men­to Sami), Alec Reid, y repre­sen­tan­tes de las Eus­kal Etxea en Lati­noa­mé­ri­ca, entre otros.

ii) el Tri­bu­nal no ha admi­ti­do nin­gu­na prue­ba docu­men­tal de las 165 prue­bas soli­ci­ta­das.
iii) El Tri­bu­nal ha recha­za­do las dos prue­bas peri­cia­les que nues­tra defen­sa había soli­ci­ta­do. Estas dos prue­bas peri­cia­les con­sis­tían en infor­mes rea­li­za­dos por cua­li­fi­ca­dos pro­fe­so­res y cate­drá­ti­cos de la U.P.V sobre “Ante­ce­den­tes y pro­ce­sos de crea­ción de orga­nis­mos supra­mu­ni­ci­pa­les y cola­bo­ra­ción trans­fron­te­ri­za en EUSKAL HERRIA” y sobre “Cues­tio­nes rela­ti­vas al Con­sor­cio y UDALBILTZA”.
“Ini­cia­ti­va Soli­da­ria” con los pro­ce­sa­dos en el caso Udal­bil­tza
— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —
Se ha pre­sen­ta­do en el hotel Ama­ra de San Sebas­tián una “Ini­cia­ti­va Soli­da­ria” con los pro­ce­sa­dos en el caso Udal­bil­tza.

DECLARACIÓN:

Den­tro de pocos días nos encon­tra­re­mos con el comien­zo de otro jui­cio simi­lar al caso Egun­ka­ria. Simi­lar en la natu­ra­le­za acu­sa­to­ria ori­gi­nal, simi­lar en la caren­cia pro­ba­to­ria de las acu­sa­cio­nes.
Nos refe­ri­mos al deno­mi­na­do caso Udal­bil­tza, en el que los encau­sa­dos, 22 en total, son car­gos públi­cos muni­ci­pa­les, demo­crá­ti­ca­men­te ele­gi­dos para ello, cua­tro alcal­des y quin­ce con­ce-jales, así como tres per­so­nas liga­das a la estruc­tu­ra fun­cio­nal de la enti­dad.

Se tra­ta, tam­bién en esta oca­sión, de un caso here­da­do de un con­tex­to polí­ti­co cuyas ca-rac­te­rís­ti­cas son de sobra cono­ci­das. Corría el año 2003, gober­na­ba el PP, con Aznar al fren­te, y el impul­so polí­ti­co se hacía evi­den­te detrás de la inten­sa acti­vi­dad judi­cial des­ple­ga­da en torno al ca-so vas­co en gene­ral, par­ti­cu­lar­men­te des­de la Audien­cia Nacio­nal.

El ana­cro­nis­mo de esta heren­cia se hace paten­te hoy de mane­ra espe­cial ante el expe­dien-te judi­cial del que aquí se tra­ta.

Inde­pen­dien­te­men­te de las posi­cio­nes que pue­dan man­te­ner­se en torno al pro­yec­to o a los ava­ta­res que rodea­ron su divi­sión en el año 2001, difí­cil­men­te pue­de negar­se que Udal­bil­tza, des­de un muni­ci­pa­lis­mo de hon­da rai­gam­bre en el país y en la Euro­pa trans­fron­te­ri­za, fue una de esas ini­cia­ti­vas des­ti­na­das a gene­rar y des­en­vol­ver­se en un esce­na­rio de paz en que las fuer­zas po-líti­cas inter­ven­drían por medios exclu­si­va­men­te demo­crá­ti­cos. Entre los impul­so­res de este pro-yec­to estu­vie­ron con con­vic­ción abso­lu­ta los aho­ra pro­ce­sa­dos, has­ta su deten­ción en abril del 2003. Una acti­tud que con­tra­di­ce abier­ta­men­te la acu­sa­ción que pesa sobre ellos.

Esta decla­ra­ción no pre­ten­de ser un docu­men­to de adhe­sión al pro­yec­to que repre­sen­ta Udal­bil­tza. Más allá de los acuer­dos y des­acuer­dos exis­ten­tes entre los fir­man­tes de este escri­to en rela­ción con aquel pro­yec­to, nos une el con­ven­ci­mien­to de que es nece­sa­rio pasar pági­na, es nece­sa­rio rec­ti­fi­car y es nece­sa­rio aca­bar con este con­tra­sen­ti­do. Enten­de­mos que esta deman­da con­ci­ta una amplia y plu­ral adhe­sión en el espec­tro polí­ti­co y social vas­co, y que por lo tan­to re-quie­re ser aten­di­da en todos sus extre­mos.

Como en el caso Egun­ka­ria, sin impul­so polí­ti­co no hay base pro­ba­to­ria. Y sin prue­bas en las que sus­ten­tar la acu­sa­ción sólo cabe una deman­da: La abso­lu­ción para los pro­ce­sa­dos en el ca-so Udal­bil­tza.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *