[Dos­sier y Fotos] Este sába­do, Eus­kal Herria, será un cla­mor con­tra el jui­cio a Udalbiltza

Final­men­te la auto­de­no­mi­na­da “jus­ti­cia espa­ño­la” juz­ga­ra a una ins­ti­tu­ción, ple­na­men­te demo­crá­ti­ca como es Udal­bil­tza

LAS PERSONAS ENCAUSADAS DE UDALBILTZA HAN CONVOCADO UNA MANIFESTACION NACIONAL
EL 17 DE JULIO, SÁBADO, A LAS 17:30 HORAS, DESDE LA PLAZA DE LA CASILLA, EN BILBAO

“Udal­bil­tza aske! Bai Udal­bil­tza­ri. Bai Eus­kal Herria­ri” será el lema de la mani­fes­ta­ción. Comen­za­rá en la pla­za de la Casi­lla y fina­li­za­rá en la expla­na­da del ayun­ta­mien­to de Bil­bao con un bre­ve acto.
Hoy, vier­nes, muchas de las per­so­nas encau­sa­das se han dado cita en Donos­tia para dar a cono­cer la con­vo­ca­to­ria. Jun­to con ellas ha habi­do una amplia repre­sen­ta­ción de la red de apo­yo Bai Udal­bil­tza­ri Sarea, con car­gos y ex-car­gos elec­tos muni­ci­pa­les y miem­bros de los gru­pos de soli­da­ri­dad muni­ci­pa­les. Así como, repre­sen­tan­tes de la vida polí­ti­ca, social, cul­tu­ral y depor­ti­va del país como Mai­la­len Lujan­bio, José Luis Ota­men­di, Abe­lin Lina­zo­so­ro, Xabier Amu­ri­za, Txi­llar­de­gi, Jesus Mari Ira­zu, han apo­ya­do la con­vo­ca­to­ria con su presencia.

“En Eus­kal Herria es una amplia mayo­ría social la que se posi­cio­na en con­tra de la cele­bra­ción de un jui­cio con­tra Udal­bil­tza. La acti­vi­dad de Udal­bil­tza siem­pre ha sido una acti­vi­dad ins­ti­tu­cio­nal, públi­ca y trans­pa­ren­te, y no se pue­de tachar la mis­ma de deli­to. La acti­vi­dad de una ins­ti­tu­ción cons­ti­tui­da a tra­vés de la repre­sen­ta­ción demo­crá­ti­ca deri­va­da del sufra­gio muni­ci­pal es total­men­te legí­ti­ma, y debe poder lle­var­se a cabo con total liber­tad en un esta­do de derecho”.

Esa no es la opi­nión sólo de las per­so­nas encau­sa­das, tam­bién es la opi­nión de la gran mayo­ría de agen­tes socia­les, polí­ti­cos y cul­tu­ra­les del país. Así lo han mos­tra­do en las últi­mas sema­nas, des­de que se hicie­ron públi­cas las fechas del jui­cio oral, en dife­ren­tes ini­cia­ti­vas que se han lle­va­do a cabo: com­pa­re­cen­cias de pren­sa, con­cen­tra­cio­nes soli­da­rias y la cons­ti­tu­ción de nume­ro­sos gru­pos de apo­yo a nivel muni­ci­pal. Son muchos ya los ayun­ta­mien­tos que, a tra­vés de mocio­nes apro­ba­das en pleno, han denun­cia­do la injus­ti­cia que supo­ne este jui­cio. Es asi­mis­mo de des­ta­car la soli­da­ri­dad y apo­yo reci­bi­dos des­de el ámbi­to internacional.

Como ejem­plo des­ta­ca­re­mos las más de 2.000 fir­mas de adhe­sión reco­gi­das entre elec­tos y ex elec­tos muni­ci­pa­les, el apo­yo reci­bi­do por par­te de las for­ma­cio­nes polí­ti­cas que repre­sen­tan la mayo­ría polí­ti­ca de nues­tro país, el res­pal­do al mani­fies­to de loas agen­tes socia­les, sin­di­ca­les y cul­tu­ra­les de Eus­kal Herria que ya ha reci­bi­do más de 55 apo­yos, el de la mayo­ría sin­di­cal vas­ca, las dece­nas de adhe­sio­nes al mani­fies­to de soli­da­ri­dad que sur­gió en las jor­na­das inter­na­cio­na­les cele­bra­das en Donos­tia, las innu­me­ra­bles mues­tras de cari­ño y soli­da­ri­dad que esta­mos reci­bien­do de la diás­po­ra, las mocio­nes que estos días y sema­nas se están apro­ban­do en los ayun­ta­mien­tos de Eus­kal Herria y el apo­yo reci­bi­do en las con­cen­tra­cio­nes de los últi­mos vier­nes por par­te de depor­tis­tas, ber­tso­la­ris, escri­to­res, polí­ti­cos y un sin­fín de personas.

Como se pue­de apre­ciar, un aba­ni­co plu­ral de per­so­nas, gru­pos e ins­ti­tu­cio­nes públi­cas se han posi­cio­na­do ya, recla­man­do la liber­tad para Udalbiltza.

Ha lle­ga­do pues la hora de abrir el aba­ni­co y, por ello, pro­fun­di­zan­do en este reco­rri­do de soli­da­ri­dad y denun­cia, desea­mos hacer lle­gar una lla­ma­da amplia y sin­ce­ra a toda la socie­dad vas­ca, para que mues­tre esta opi­nión en la calle.

Siguien­do la filo­so­fía que siem­pre ha teni­do Udal­bil­tza, de mane­ra posi­ti­va, inclu­si­va y cons­truc­ti­va, por enci­ma de siglas polí­ti­cas, tene­mos una impor­tan­te cita en defen­sa de todos los dere­chos civi­les y polí­ti­cos, EL 17 DE JULIO EN BILBAO, SALIENDO DESDE LA CASILLA A LAS 17:30 horas.
UDALBILTZA ASKE! BAI UDALBILTZARI. BAI EUSKAL HERRIARI
— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —
Las per­so­nas encau­sa­das en el suma­rio Udal­bil­tza opi­nan sobre la deci­sión judicial

Las per­so­nas encau­sa­das en el suma­rio Udal­bil­tza que­re­mos dar a cono­cer a la opi­nión públi­ca que el tri­bu­nal que va a juz­gar la cau­sa ha limi­ta­do drás­ti­ca­men­te los ele­men­tos de defen­sa que había­mos pre­sen­ta­do y en con­se­cuen­cia, nues­tro dere­cho fun­da­men­tal a la defensa.

Se tra­ta de un des­pro­pó­si­to más en la lar­ga cade­na que arran­có hace ya más de sie­te años, con el encar­ce­la­mien­to de tra­ba­ja­do­res y car­gos ins­ti­tu­cio­na­les muni­ci­pa­les y los per­jui­cios mate­ria­les y demo­crá­ti­cos que supo­ne la sus­pen­sión de una ins­ti­tu­ción de base demo­crá­ti­ca, el cie­rre de sus sedes y la absor­ción de sus recur­sos finan­cie­ros. Una lar­ga cade­na de des­pro­pó­si­tos que aca­ba­rá con la cele­bra­ción de un jui­cio que nun­ca debió cele­brar­se, por­que aten­ta a una de las bases demo­crá­ti­cas fun­da­men­ta­les como es el pleno ejer­ci­cio de las fun­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les asig­na­das a los repre­sen­tan­tes de la volun­tad popu­lar como son los 4 alcal­des y 15 con­ce­ja­les encausados.

Des­pro­pó­si­tos como las acu­sa­cio­nes de ‘inte­gra­ción en orga­ni­za­ción terro­ris­ta’ y de ‘mal­ver­sa­ción de fon­dos públi­cos’ que son fal­sas y no se sus­ten­tan en nin­gu­na prue­ba. Acu­sa­cio­nes que nues­tra defen­sa va a des­mon­tar a pesar de la pre­ca­rie­dad de ins­tru­men­tos en que ha que­da­do tras este recorte.
Este pro­ce­so se ha ges­ta­do sobre una ver­sión intere­sa­da, impul­sa­da des­de el Gobierno espa­ñol y sos­te­ni­da por el Minis­te­rio fis­cal y por la aso­cia­ción Dig­ni­dad y Jus­ti­cia, que defor­ma la ver­da­de­ra natu­ra­le­za y carác­ter de la ins­ti­tu­ción nacio­nal Udal­bil­tza, inven­tan­do un rela­to fan­tás­ti­co para ocul­tar que miles de car­gos muni­ci­pa­les par­ti­ci­pa­ron en el naci­mien­to y desa­rro­llo de esta Ins­ti­tu­ción. Es evi­den­te que la opi­nión mayo­ri­ta­ria en Eus­kal Herria, deri­va­da del cono­ci­mien­to direc­to de la reali­dad polí­ti­ca e ins­ti­tu­cio­nal refu­ta esta ver­sión intere­sa­da. Mues­tra de esto últi­mo es que la mayo­ría polí­ti­ca, sin­di­cal y social de esta socie­dad se ha posi­cio­na­do en con­tra de este jui­cio y por la abso­lu­ción de los encausados.

Sin embar­go, las per­so­nas impu­tadas nos vamos a ver obli­ga­das a res­pon­der en Madrid ante estas acu­sa­cio­nes y la deci­sión del Tri­bu­nal, ade­más de entor­pe­cer gra­ve­men­te nues­tras posi­bi­li­da­des de defen­der lo que es de públi­co cono­ci­mien­to en Eus­kal Herria, va a impe­dir mos­trar dife­ren­tes aspec­tos del tra­ba­jo de Udal­bil­tza, fun­da­men­tal­men­te aque­llo que tie­ne que ver con la visión nacio­nal y el tra­ba­jo de soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal por los dere­chos de los pue­blos. Esta deci­sión judi­cial, ade­más, es firme.

En con­cre­to los recor­tes en los ins­tru­men­tos de defen­sa con­sis­ten en:

i) de los 140 tes­ti­gos pro­pues­tos por la defen­sa, el Tri­bu­nal sólo ha admi­ti­do 20. Ha eliminado:
• tes­ti­gos repre­sen­tan­tes de car­gos muni­ci­pa­les de dis­tin­tos par­ti­dos polí­ti­cos, que pre­ten­dían expli­car cómo se desa­rro­lló la crea­ción de Udal­bil­tza des­de bases plu­ra­les y democráticas;
• tes­ti­gos repre­sen­tan­tes de agen­tes socia­les, cul­tu­ra­les, edu­ca­ti­vos, depor­ti­vos… de Eus­kal Herria que pre­ten­dían dar mues­tra del tra­ba­jo públi­co y con­jun­to lle­va­do a cabo con Udal­bil­tza, como por ejem­plo, Eus­kal­tzain­dia, Ikas­to­len Elkar­teak, Kon­tsei­lua, Hiz­kuntz Esku­bi­deen Beha­to­kia, UEMA, Elhu­yar Fun­da­zioa, AEK, UEU, Eus­kal Kon­fe­de­ra­zioa, EHKME (Eus­kal Herri­ko Kli­ma­to­lo­gi eta Meteo­ro­lo­gi Elkar­tea Fun­da­zioa), Ikas Pilo­ta, ESAIT, Orrea­ga Kul­tur Elkar­tea, Eus­ka­ra Elkar­teen Fede­ra­zioa, Gere­dia­ga Elkar­tea, Nazio Eztabaidagunea;

• tes­ti­gos de Zube­roa que pre­ten­dían expli­car el pro­yec­to de desa­rro­llo eco­nó­mi­co y social ‘Zube­roa Garatzen’;

• tes­ti­gos que en cali­dad de per­so­na­li­da­des de la cul­tu­ra vas­ca pre­ten­dían mos­trar las razo­nes y el modo en que soli­ci­ta­ron la tra­mi­ta­ción de la Decla­ra­ción de nacio­na­li­dad E.H.N.A. ;

• tes­ti­gos de ámbi­to inter­na­cio­nal que iban a mos­trar las rela­cio­nes de cola­bo­ra­ción imple­men­ta­das con Udal­bil­tza, como por ejem­plo, Pete Cena­rru­za (exse­na­dor por Idaho EE.UU), Vere­na Graf (Secre­ta­ria Gene­ral de la Liga por los Dere­chos y la Libe­ra­ción de los Pue­blos –Orga­ni­za­ción No Guber­na­men­tal que ha cola­bo­ra­do con Nacio­nes Uni­das como orga­nis­mo con­sul­ti­vo – ), Lloyd Qui­nan (Par­la­men­ta­rio del SNP de Esco­cia), Johan Mik­kel Sara (Vice­pre­si­den­te del Par­la­men­to Sami), Alec Reid, y repre­sen­tan­tes de las Eus­kal Etxea en Lati­noa­mé­ri­ca, entre otros.

ii) el Tri­bu­nal no ha admi­ti­do nin­gu­na prue­ba docu­men­tal de las 165 prue­bas solicitadas.
iii) El Tri­bu­nal ha recha­za­do las dos prue­bas peri­cia­les que nues­tra defen­sa había soli­ci­ta­do. Estas dos prue­bas peri­cia­les con­sis­tían en infor­mes rea­li­za­dos por cua­li­fi­ca­dos pro­fe­so­res y cate­drá­ti­cos de la U.P.V sobre “Ante­ce­den­tes y pro­ce­sos de crea­ción de orga­nis­mos supra­mu­ni­ci­pa­les y cola­bo­ra­ción trans­fron­te­ri­za en EUSKAL HERRIA” y sobre “Cues­tio­nes rela­ti­vas al Con­sor­cio y UDALBILTZA”.
“Ini­cia­ti­va Soli­da­ria” con los pro­ce­sa­dos en el caso Udalbiltza
— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —
Se ha pre­sen­ta­do en el hotel Ama­ra de San Sebas­tián una “Ini­cia­ti­va Soli­da­ria” con los pro­ce­sa­dos en el caso Udalbiltza.

DECLARACIÓN:

Den­tro de pocos días nos encon­tra­re­mos con el comien­zo de otro jui­cio simi­lar al caso Egun­ka­ria. Simi­lar en la natu­ra­le­za acu­sa­to­ria ori­gi­nal, simi­lar en la caren­cia pro­ba­to­ria de las acusaciones.
Nos refe­ri­mos al deno­mi­na­do caso Udal­bil­tza, en el que los encau­sa­dos, 22 en total, son car­gos públi­cos muni­ci­pa­les, demo­crá­ti­ca­men­te ele­gi­dos para ello, cua­tro alcal­des y quin­ce con­ce-jales, así como tres per­so­nas liga­das a la estruc­tu­ra fun­cio­nal de la entidad.

Se tra­ta, tam­bién en esta oca­sión, de un caso here­da­do de un con­tex­to polí­ti­co cuyas ca-rac­te­rís­ti­cas son de sobra cono­ci­das. Corría el año 2003, gober­na­ba el PP, con Aznar al fren­te, y el impul­so polí­ti­co se hacía evi­den­te detrás de la inten­sa acti­vi­dad judi­cial des­ple­ga­da en torno al ca-so vas­co en gene­ral, par­ti­cu­lar­men­te des­de la Audien­cia Nacional.

El ana­cro­nis­mo de esta heren­cia se hace paten­te hoy de mane­ra espe­cial ante el expe­dien-te judi­cial del que aquí se trata.

Inde­pen­dien­te­men­te de las posi­cio­nes que pue­dan man­te­ner­se en torno al pro­yec­to o a los ava­ta­res que rodea­ron su divi­sión en el año 2001, difí­cil­men­te pue­de negar­se que Udal­bil­tza, des­de un muni­ci­pa­lis­mo de hon­da rai­gam­bre en el país y en la Euro­pa trans­fron­te­ri­za, fue una de esas ini­cia­ti­vas des­ti­na­das a gene­rar y des­en­vol­ver­se en un esce­na­rio de paz en que las fuer­zas po-líti­cas inter­ven­drían por medios exclu­si­va­men­te demo­crá­ti­cos. Entre los impul­so­res de este pro-yec­to estu­vie­ron con con­vic­ción abso­lu­ta los aho­ra pro­ce­sa­dos, has­ta su deten­ción en abril del 2003. Una acti­tud que con­tra­di­ce abier­ta­men­te la acu­sa­ción que pesa sobre ellos.

Esta decla­ra­ción no pre­ten­de ser un docu­men­to de adhe­sión al pro­yec­to que repre­sen­ta Udal­bil­tza. Más allá de los acuer­dos y des­acuer­dos exis­ten­tes entre los fir­man­tes de este escri­to en rela­ción con aquel pro­yec­to, nos une el con­ven­ci­mien­to de que es nece­sa­rio pasar pági­na, es nece­sa­rio rec­ti­fi­car y es nece­sa­rio aca­bar con este con­tra­sen­ti­do. Enten­de­mos que esta deman­da con­ci­ta una amplia y plu­ral adhe­sión en el espec­tro polí­ti­co y social vas­co, y que por lo tan­to re-quie­re ser aten­di­da en todos sus extremos.

Como en el caso Egun­ka­ria, sin impul­so polí­ti­co no hay base pro­ba­to­ria. Y sin prue­bas en las que sus­ten­tar la acu­sa­ción sólo cabe una deman­da: La abso­lu­ción para los pro­ce­sa­dos en el ca-so Udalbiltza.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.