Hitos para el sobe­ra­nis­mo – Gara

La redac­ción de la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal sobre el Esta­tut cata­lán, cuyo tex­to ínte­gro se cono­ció ayer, no deja lugar para la duda: «La ciu­da­da­nía cata­la­na no es sino una espe­cie del géne­ro ciu­da­da­nía espa­ño­la». El alto tri­bu­nal insis­te en la «indi­so­lu­ble uni­dad de la nación espa­ño­la» y en que «el pue­blo espa­ñol es el úni­co titu­lar de la sobe­ra­nía nacio­nal». Son éstas las coor­de­na­das que diri­gen la manio­bra de los pode­res más reac­cio­na­rios del Esta­do para vaciar de con­te­ni­do el tex­to que fue­se pri­me­ro apro­ba­do por aplas­tan­te mayo­ría en el Par­la­ment cata­lán y, no con­vie­ne olvi­dar­lo, des­pués con­ve­nien­te­men­te «cepi­lla­do» en Madrid antes de some­ter­se al fino ceda­zo del Constitucional.

El tex­to apro­ba­do por los magis­tra­dos se esfuer­za sobre­ma­ne­ra en des­car­tar cual­quier velei­dad plu­ra­lis­ta al apun­ta­lar el con­cep­to de la Espa­ña úni­ca. Dic­ta el TC que sólo exis­te una nación, la espa­ño­la, y no cabe hacer dis­tin­ción algu­na entre Eus­kal Herria y Anda­lu­cía o entre Cata­lun­ya y Can­ta­bria, digan lo que digan no ya la his­to­ria o la cien­cia, sino sobre todo sus ciudadanos.

La res­pues­ta se dará cita hoy en las calles de Bar­ce­lo­na y Donos­tia, en sen­das mani­fes­ta­cio­nes en denun­cia de la fal­ta de cul­tu­ra demo­crá­ti­ca en el Esta­do espa­ñol y en defen­sa de la sobe­ra­nía de ambas nacio­nes. Una sobe­ra­nía ple­na, que encuen­tre en la deci­sión popu­lar («Som una nació. Nosal­tres deci­dim», «Nazioa gara, auto­de­ter­mi­na­zioa») su úni­co lími­te. En la ciu­dad cata­la­na, el cla­mor se pre­vé his­tó­ri­co en una mar­cha que final­men­te ha encon­tra­do la vía para incluir a todos los acto­res polí­ti­cos y socia­les, superan­do excu­sas y pro­ta­go­nis­mos. En Donos­tia se expre­sa­rá la soli­da­ri­dad con Cata­lun­ya jun­to a la exi­gen­cia de demo­cra­cia. En este con­tex­to resul­tan incom­pren­si­bles tan­to la «cor­dial» reu­nión en Madrid del líder del PNV, Iñi­go Urku­llu, con el pre­si­den­te del PP, Mariano Rajoy, como las tré­mu­las y con­fu­sas expli­ca­cio­nes de los líde­res de Ara­lar para no sumar­se a una mar­cha cuya dimen­sión fija­rá los cau­ces por los que dis­cu­rri­rá la marea aber­tza­le de aho­ra en adelante.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.