[Video] Sol­da­dos israe­líes bai­lan y se bur­lan de la ocu­pa­ción en Pales­ti­na- IAR Noti­cias

(IAR Noti­cias) 08-Julio-2010

La difu­sión de un video en You­tu­be en el que se ve a seis sol­da­dos israe­líes ocu­pan­tes bai­lan­do de for­ma sin­cro­ni­za­da una ale­gre coreo­gra­fía en ple­na ave­ni­da cen­tral de la ciu­dad pales­ti­na de Hebrón, la calle Shua­dá, levan­tó un ola de indig­na­ción mun­dial y una repul­sa gene­ra­li­za­da en los paí­ses musul­ma­nes. La coreo­gra­fía repre­so­ra reco­rrió el mun­do y dio un nue­vo tes­ti­mo­nio de la impu­ni­dad de los sol­da­dos inva­so­res judíos en terri­to­rio ocu­pa­do.

Infor­me
IAR Noti­cias
/​

En el video se obser­va a seis sol­da­dos israe­líes, arma­dos y con cha­le­cos anti­ba­las, cami­nan­do por una calle de Hebron cuan­do tenia lugar la ora­ción musul­ma­na, y que, apro­ve­chan­do el silen­cio y la ausen­cia de per­so­nas en la calle, ini­cia­ron la coreo­gra­fía.

El gru­po de sol­da­dos repre­so­res patru­lla, arma en mano, de pron­to comien­zan a bai­lar «Tik Tok», de Keesha, con una coor­di­na­ción sor­pren­den­te y en una acti­tud bur­les­ca con­tra la ora­ción musul­ma­na.

El pelo­tón comien­za a desa­rro­llar la coreo­gra­fía de la can­ción «Tik Tok», de la can­tan­te nor­te­ame­ri­ca­na Keesha. De acuer­do con infor­ma­ción de la pren­sa israe­lí, el video fue arma­do por los pro­pios sol­da­dos.

El video, rápi­da­men­te comen­ta­do en las redes socia­les y blogs, fue remo­vi­do de inter­net la tar­de del lunes por los mis­mos sol­da­dos, pero una ver­sión fue des­car­ga­da por un usua­rio dife­ren­te que la titu­ló: «Es fácil reír­se de la ocu­pa­ción, cuan­do usted es el repre­sor” ».

Ofi­cia­les de las Fuer­zas de Defen­sa de Israel (FDI) ‑cita­das por el dia­rio local Haa­retz- indi­ca­ron este mar­tes que el polé­mi­co video esta­ba sien­do ana­li­za­do con «dete­ni­mien­to» por el alto man­do mili­tar des­de la tar­de del lunes.

El video des­ató un escán­da­lo en el pro­pio Esta­do judío.

Des­de mili­tan­tes por los dere­chos huma­nos has­ta dipu­tados de la dere­cha israe­lí cri­ti­ca­ron el mar­tes a los sol­da­dos que subie­ron el video a You­tu­be.

El recha­zo de la opi­nión públi­ca israe­lí al video tie­ne que ver no sólo con lo que se ve (seis sol­da­dos bai­lan­do un minu­to al rit­mo de la can­ción “Tick Tock” de la can­tan­te esta­dou­ni­den­se Keesha), sino lo que no se ve: en pleno día, no se ve ni un pales­tino cami­nan­do por la prin­ci­pal ave­ni­da de Hebrón y tam­po­co se obser­van nego­cios abier­tos, ya que muchos de ellos fue­ron cerra­dos por las auto­ri­da­des israe­líes “por moti­vos de segu­ri­dad”.

En Hebrón viven unos 500 colo­nos judíos, de la corrien­te más extre­mis­ta, que habi­tan en tres con­cen­tra­cio­nes en ple­na ciu­dad, un sitio don­de ale­gan dere­chos his­tó­ri­cos. Su pre­sen­cia en el lugar pro­du­ce –en la prác­ti­ca– el cer­ce­na­mien­to de los dere­chos huma­nos de los 160 mil pales­ti­nos que habi­tan la zona.

Según el corres­pon­sal del dia­rio Cla­rín en Tel Aviv, la repul­sa al video subi­do a You­tu­be –cuyo reti­ro fue exi­gi­do ofi­cial­men­te pero no con­cre­ta­do por­que ya se habían hecho varias copias– devie­ne del mito en el que vive la socie­dad israe­lí, según la cual sus hijos sir­ven en las Fuer­zas Arma­das patru­llan­do en los terri­to­rios ocu­pa­dos sólo por­que «no hay alter­na­ti­va» y lo hacen de la mane­ra más huma­na, hacien­do el menor daño posi­ble a la pobla­ción pales­ti­na.

«Lo que los padres de los jóve­nes sol­da­dos no que­rían saber es que sus hijos pue­den per­mi­tir­se hacer paya­sa­das en el medio de la calle veda­da a pales­ti­nos y fren­te a los veci­nos que se encie­rran detrás de sus per­sia­nas, des­de don­de pue­den ver a sus con­quis­ta­do­res, en lo que pare­cie­ra el fin de un impe­rio», seña­la el corres­pon­sal de Cla­rín.

La jus­ti­cia mili­tar israe­lí indi­có el mar­tes que los “bai­la­ri­nes uni­for­ma­dos” serían lle­va­dos a jui­cio por su con­duc­ta en Hebrón. Fue el mis­mo día en que se anun­ció el enjui­cia­mien­to de varios sol­da­dos duran­te la ofen­si­va israe­lí en Gaza en enero del 2009.

Duran­te más de un año, las auto­ri­da­des mili­ta­res recha­za­ron las ver­sio­nes reco­gi­das por ONGS israe­líes de dere­chos huma­nos que denun­cia­ban con prue­bas feha­cien­tes crí­me­nes de gue­rra come­ti­dos por sol­da­dos de Israel.

En un comu­ni­ca­do, el jefe de los fis­ca­les mili­ta­res dijo que pre­sen­ta­rá «car­gos de homi­ci­dio» con­tra un sol­da­do de infan­te­ría por su pre­sun­to rol en la muer­te de dos pales­ti­nas balea­das cuan­do al pare­cer ondea­ban una ban­de­ra blan­ca.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *