[Video] Sol­da­dos israe­líes bai­lan y se bur­lan de la ocu­pa­ción en Pales­ti­na- IAR Noticias

(IAR Noti­cias) 08-Julio-2010

La difu­sión de un video en You­tu­be en el que se ve a seis sol­da­dos israe­líes ocu­pan­tes bai­lan­do de for­ma sin­cro­ni­za­da una ale­gre coreo­gra­fía en ple­na ave­ni­da cen­tral de la ciu­dad pales­ti­na de Hebrón, la calle Shua­dá, levan­tó un ola de indig­na­ción mun­dial y una repul­sa gene­ra­li­za­da en los paí­ses musul­ma­nes. La coreo­gra­fía repre­so­ra reco­rrió el mun­do y dio un nue­vo tes­ti­mo­nio de la impu­ni­dad de los sol­da­dos inva­so­res judíos en terri­to­rio ocupado.

Infor­me
IAR Noti­cias
/​

En el video se obser­va a seis sol­da­dos israe­líes, arma­dos y con cha­le­cos anti­ba­las, cami­nan­do por una calle de Hebron cuan­do tenia lugar la ora­ción musul­ma­na, y que, apro­ve­chan­do el silen­cio y la ausen­cia de per­so­nas en la calle, ini­cia­ron la coreografía.

El gru­po de sol­da­dos repre­so­res patru­lla, arma en mano, de pron­to comien­zan a bai­lar «Tik Tok», de Keesha, con una coor­di­na­ción sor­pren­den­te y en una acti­tud bur­les­ca con­tra la ora­ción musulmana. 

El pelo­tón comien­za a desa­rro­llar la coreo­gra­fía de la can­ción «Tik Tok», de la can­tan­te nor­te­ame­ri­ca­na Keesha. De acuer­do con infor­ma­ción de la pren­sa israe­lí, el video fue arma­do por los pro­pios sol­da­dos.

El video, rápi­da­men­te comen­ta­do en las redes socia­les y blogs, fue remo­vi­do de inter­net la tar­de del lunes por los mis­mos sol­da­dos, pero una ver­sión fue des­car­ga­da por un usua­rio dife­ren­te que la titu­ló: «Es fácil reír­se de la ocu­pa­ción, cuan­do usted es el repre­sor” ».

Ofi­cia­les de las Fuer­zas de Defen­sa de Israel (FDI) ‑cita­das por el dia­rio local Haa­retz- indi­ca­ron este mar­tes que el polé­mi­co video esta­ba sien­do ana­li­za­do con «dete­ni­mien­to» por el alto man­do mili­tar des­de la tar­de del lunes.

El video des­ató un escán­da­lo en el pro­pio Esta­do judío.

Des­de mili­tan­tes por los dere­chos huma­nos has­ta dipu­tados de la dere­cha israe­lí cri­ti­ca­ron el mar­tes a los sol­da­dos que subie­ron el video a Youtube. 

El recha­zo de la opi­nión públi­ca israe­lí al video tie­ne que ver no sólo con lo que se ve (seis sol­da­dos bai­lan­do un minu­to al rit­mo de la can­ción “Tick Tock” de la can­tan­te esta­dou­ni­den­se Keesha), sino lo que no se ve: en pleno día, no se ve ni un pales­tino cami­nan­do por la prin­ci­pal ave­ni­da de Hebrón y tam­po­co se obser­van nego­cios abier­tos, ya que muchos de ellos fue­ron cerra­dos por las auto­ri­da­des israe­líes “por moti­vos de segu­ri­dad”.

En Hebrón viven unos 500 colo­nos judíos, de la corrien­te más extre­mis­ta, que habi­tan en tres con­cen­tra­cio­nes en ple­na ciu­dad, un sitio don­de ale­gan dere­chos his­tó­ri­cos. Su pre­sen­cia en el lugar pro­du­ce –en la prác­ti­ca– el cer­ce­na­mien­to de los dere­chos huma­nos de los 160 mil pales­ti­nos que habi­tan la zona.

Según el corres­pon­sal del dia­rio Cla­rín en Tel Aviv, la repul­sa al video subi­do a You­tu­be –cuyo reti­ro fue exi­gi­do ofi­cial­men­te pero no con­cre­ta­do por­que ya se habían hecho varias copias– devie­ne del mito en el que vive la socie­dad israe­lí, según la cual sus hijos sir­ven en las Fuer­zas Arma­das patru­llan­do en los terri­to­rios ocu­pa­dos sólo por­que «no hay alter­na­ti­va» y lo hacen de la mane­ra más huma­na, hacien­do el menor daño posi­ble a la pobla­ción palestina. 

«Lo que los padres de los jóve­nes sol­da­dos no que­rían saber es que sus hijos pue­den per­mi­tir­se hacer paya­sa­das en el medio de la calle veda­da a pales­ti­nos y fren­te a los veci­nos que se encie­rran detrás de sus per­sia­nas, des­de don­de pue­den ver a sus con­quis­ta­do­res, en lo que pare­cie­ra el fin de un impe­rio», seña­la el corres­pon­sal de Cla­rín.

La jus­ti­cia mili­tar israe­lí indi­có el mar­tes que los “bai­la­ri­nes uni­for­ma­dos” serían lle­va­dos a jui­cio por su con­duc­ta en Hebrón. Fue el mis­mo día en que se anun­ció el enjui­cia­mien­to de varios sol­da­dos duran­te la ofen­si­va israe­lí en Gaza en enero del 2009.

Duran­te más de un año, las auto­ri­da­des mili­ta­res recha­za­ron las ver­sio­nes reco­gi­das por ONGS israe­líes de dere­chos huma­nos que denun­cia­ban con prue­bas feha­cien­tes crí­me­nes de gue­rra come­ti­dos por sol­da­dos de Israel.

En un comu­ni­ca­do, el jefe de los fis­ca­les mili­ta­res dijo que pre­sen­ta­rá «car­gos de homi­ci­dio» con­tra un sol­da­do de infan­te­ría por su pre­sun­to rol en la muer­te de dos pales­ti­nas balea­das cuan­do al pare­cer ondea­ban una ban­de­ra blanca. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.