[Video] Masi­va pre­sen­cia mili­tar de EEUU en Cos­ta Rica- Aporrea

El pasa­do 1 de julio el Con­gre­so de Cos­ta Rica auto­ri­zó la lle­ga­da de 46 buques de gue­rra y 7 mil tro­pas esta­dou­ni­den­ses a las cos­tas cos­ta­rri­cen­ses para rea­li­zar ope­ra­cio­nes mili­ta­res, misio­nes anti­nar­có­ti­cos y supues­tas accio­nes huma­ni­ta­rias en la región.

Según la pren­sa cos­ta­rri­cen­se, la mayo­ría de las naves de gue­rra son fra­ga­tas con una lon­gi­tud de 135 metros, con capa­ci­dad para trans­por­tar dos heli­cóp­te­ros arti­lla­dos SH-60 o HH-60B – Blackhawks, ade­más de 200 mari­nes y 15 ofi­cia­les en cada uno.

Pero otras naves y por­ta­avio­nes, como el USS Making Island, tie­nen la capa­ci­dad para trans­por­tar a 102 ofi­cia­les y casi 1500 tro­pas, y están arti­lla­dos y pre­pa­ra­dos para el com­ba­te inten­si­vo. Pue­den trans­por­tar 42 heli­cóp­te­ros CH-46, cin­co avio­nes de com­ba­te duro AV-8B Harrier y seis heli­cóp­te­ros Blackhawk.

Tam­bién se ha auto­ri­za­do la entra­da de sub­ma­ri­nos de com­ba­te, naves tipo cata­ma­rán, un buque hos­pi­tal y vehícu­los de reco­no­ci­mien­to y com­ba­te con la capa­ci­dad de movi­mien­to tan­to por mar como por tie­rra. Podrá ingre­sar a Cos­ta Rica el buque USS Free­dom, con la capa­ci­dad para com­ba­tir a submarinos.

IMPUNIDAD PARA LOS SOLDADOS ESTADOUNIDENSES

Un docu­men­to ofi­cial envia­da de la Emba­ja­da de Esta­dos Uni­dos en Cos­ta Rica al Minis­te­rio de Segu­ri­dad del país cen­tro­ame­ri­cano expli­có las con­di­cio­nes de impu­ni­dad ple­na que dis­fru­ta­rán los sol­da­dos esta­dou­ni­den­ses, “El per­so­nal de los Esta­dos Uni­dos en Cos­ta Rica podrá dis­fru­tar de liber­tad de movi­mien­to y el dere­cho de rea­li­zar las acti­vi­da­des que con­si­de­re nece­sa­rias en el desem­pe­ño de su misión”.

La auto­ri­za­ción, soli­ci­ta­da por la nue­va pre­si­den­ta de Cos­ta Rica, Lau­ra Chin­chi­lla, fue apro­ba­da por el Con­gre­so para un perio­do de seis meses, has­ta el 31 de diciem­bre de 2010. No obs­tan­te, sec­to­res polí­ti­cos del país tam­bién cari­be­ño, se opo­nen a ésta medi­da, y con­si­de­ran que “la mag­ni­tud béli­ca [de la pre­sen­cia mili­tar esta­dou­ni­den­se] vio­len­ta la sobe­ra­nía del país”.

Los par­ti­dos polí­ti­cos cos­ta­rri­cen­ses Acción Ciu­da­da­na (PAC), la Uni­dad Social Cris­tia­na (PUSC) y el Fren­te Amplio (FA) tam­bién se opu­sie­ron a la pre­sen­cia mili­tar esta­dou­ni­den­se, ale­gan­do que “la fuer­za des­truc­ti­va de los buques, heli­cóp­te­ros y mari­nes es des­pro­por­cio­na­da para el com­ba­te del narcotráfico”.

AMENAZA MILITAR

El año pasa­do, Esta­dos Uni­dos y Colom­bia fir­ma­ron un acuer­do mili­tar para per­mi­tir el uso de sie­te bases mili­ta­res en el terri­to­rio colom­biano, ade­más de cual­quier otra ins­ta­la­ción civil o mili­tar que sea nece­sa­ria para el cum­pli­mien­to de las ope­ra­cio­nes y misio­nes esta­dou­ni­den­ses en Suramérica.

Un docu­men­to ofi­cial de la Fuer­za Aérea de Esta­dos Uni­dos reve­ló que su pre­sen­cia en Colom­bia era nece­sa­ria para poder eje­cu­tar ope­ra­cio­nes mili­ta­res de “amplio espec­tro” por todo el con­ti­nen­te. Ade­más, el docu­men­to indi­có que des­de Colom­bia, las fuer­zas esta­dou­ni­den­ses com­ba­ti­rían “la cons­tan­te ame­na­za de…los gobier­nos anti-esta­dou­ni­den­ses en la región”, hacien­do refe­ren­cia a los veci­nos de Colom­bia, como Vene­zue­la, Ecua­dor y Boli­var, con­si­de­ra­dos por Washing­ton como “adver­sa­rios”.

El docu­men­to de la Fuer­za Aérea tam­bién habló de la capa­ci­ta­ción de las Fuer­zas Arma­das esta­dou­ni­den­ses para poder eje­cu­tar “una gue­rra de for­ma expe­di­ta” en la región, uti­li­zan­do a Colom­bia cómo base de operaciones.

Duran­te los últi­mos cua­tro años, Washing­ton ha aumen­ta­do su pre­sen­cia mili­tar en las islas de Aru­ba y Cura­zao, don­de des­de el 1999 man­tie­ne peque­ñas bases de ope­ra­cio­nes de avan­za­da. Las islas neer­lan­de­sas están ubi­ca­das a menos de 70 kiló­me­tros de la cos­ta venezolana.

Lue­go de la tra­ge­dia pro­du­ci­da por el terre­mo­to en Hai­tí en enero, Esta­dos Uni­dos envió por enci­ma de 20 mil tro­pas y equi­pos mili­ta­res des­pro­por­cio­na­dos al país cari­be­ño. La cre­cien­te pre­sen­cia mili­tar esta­dou­ni­den­se fue per­ci­bi­da por muchos en la región como un inten­to de mili­ta­ri­zar al Cari­be e inti­mi­dar a paí­ses como Vene­zue­la, cla­si­fi­ca­do por Washing­ton como “una ame­na­za” a sus intereses.

La Cons­ti­tu­ción de Cos­ta Rica prohí­be la pre­sen­cia de fuer­zas arma­das en su terri­to­rio y pro­cla­ma al país cómo una zona de paz. La nación cen­tro­ame­ri­ca­na no tie­ne ni siquie­ra sus pro­pias fuer­zas arma­das o equi­pos de defensa.

La sor­pren­den­te, des­pro­por­cio­na­da y masi­va pre­sen­cia mili­tar esta­dou­ni­den­se en Cos­ta Rica pare­ce for­mar par­te de la expan­sión mili­ta­ris­ta de Esta­dos Uni­dos en la región que bus­ca recu­pe­rar su domi­na­ción e influen­cia sobre lo que aún con­si­de­ra su “patio tra­se­ro”. Video Fuen­te: http://​www​.you​tu​be​.com/​u​s​e​r​/​b​e​n​i​t​o​p​a​b​l​o​j​u​a​r​ezg

N

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.