Mafio­sos com­pran votos para impe­dir via­jes a Cuba- Granma

La Cáma­ra de Comer­cio de Esta­dos Uni­dos sor­pren­dió a los con­gre­sis­tas, al adver­tir que se pro­po­ne «moni­to­rear los votos» sobre el pro­yec­to bipar­ti­dis­ta (HR 4645) que pre­ten­de res­ta­ble­cer a los nor­te­ame­ri­ca­nos el dere­cho de via­jar a Cuba y de ven­der ali­men­tos a la Isla de un modo más normal.

Mafia anticubana compra votos del Congreso de EE.UU. a fin de  impedir la aprobación del proyecto para restablecer a los  norteamericanos el derecho de viajar a Cuba.
Mafia anti­cu­ba­na com­pra votos del Con­gre­so de EE.UU. a fin de impe­dir la apro­ba­ción del pro­yec­to para res­ta­ble­cer a los nor­te­ame­ri­ca­nos el dere­cho de via­jar a Cuba

El tono en las car­tas para expre­sar apo­yo al rela­ja­mien­to de las medi­das con­tra Cuba, nun­ca impli­ca­ba una vir­tual ame­na­za como aho­ra. Bru­ce Jos­ten, jefe del lobby de la Cáma­ra, dijo que vigi­la­rán el tan­teo de votos si la pro­pues­ta —apro­ba­da el 30 de junio en el Comi­té de Agri­cul­tu­ra por una vota­ción de 25 a 20 — , lle­ga al pleno.

La inusi­ta­da adver­ten­cia se pro­du­jo tras la denun­cia de la Comi­sión Fede­ral de Elec­cio­nes sobre la com­pra de votos por el Comi­té de Acción Poli­ti­ca U.S.-Cuba Demo­cracy (PAC), que hace fun­cio­nar el lobby cuba­no­ame­ri­cano ultra de Mia­mi, el cual ha dedi­ca­do más de 73 000 dóla­res en los pri­me­ros cua­tro meses del 2010, para impe­dir la apro­ba­ción del proyecto.

El PAC ha dona­do cer­ca de 11 millo­nes de dóla­res a casi 400 can­di­da­tos y legis­la­do­res entre el 2004 y el 2008. Según un docu­men­to del gru­po no par­ti­dis­ta Public Cam­paign, 53 legis­la­do­res demó­cra­tas reci­bie­ron más de 16 000 dóla­res cada uno y por lo menos 18 de ellos cam­bia­ron de posición.

Los repu­bli­ca­nos Ilia­na Ros-Leh­ti­nen, Lin­coln y Mario Díaz-Balart, y el sena­dor Robert Menén­dez, son los más beneficiados. 

Un son­deo rea­li­za­do en el año 2008 por World Public Opi­nion con­clu­yó que el 70% de los esta­dou­ni­den­ses están a favor de los via­jes a Cuba. Entre los cuba­no­ame­ri­ca­nos, el 55% está con­tra el lla­ma­do embargo. 

Deb­bie Was­ser­man Schultz, demó­cra­ta por Wes­ton, ha reci­bi­do 75 700 dóla­res del Comi­té; Ken­drick Meek, demó­cra­ta por Mia­mi, ocu­pa el octa­vo lugar en la lis­ta. El repu­bli­cano por Mon­ta­na, Denny Reh­berg, cam­bió de entu­sias­ta opo­si­tor al blo­queo a votar favo­ra­ble a las prohi­bi­cio­nes, tras reci­bir 10 500 dóla­res del PAC.

El legis­la­dor Tom DeLay, como líder de la mayo­ría, impi­dió en el 2004 que se res­ti­tu­ye­ra a los nor­te­ame­ri­ca­nos el dere­cho de via­jar a Cuba, que había sido apro­ba­do en ambas cáma­ras por una ini­cia­ti­va bipar­ti­dis­ta con amplia mayo­ría. DeLay hizo des­apa­re­cer el pro­yec­to en com­pli­ci­dad con los Díaz-Balart.

La prohi­bi­ción de via­jar a Cuba fue esta­ble­ci­da des­de hace casi medio siglo, en enero de 1961, por Dwight Eisenho­wer. A fina­les de su man­da­to, el pre­si­den­te William Clin­ton fle­xi­bi­li­zó la posi­bi­li­dad de via­jar a Cuba para ganar influen­cia en la Isla. Pero el pre­si­den­te Geor­ge W. Bush vol­vió a prohi­bir tal dere­cho para reci­pro­car a los ultras cuba­no­ame­ri­ca­nos los frau­des que en Flo­ri­da le per­mi­tie­ron des­po­jar al can­di­da­to Al Gore de la presidencia. 

El pro­yec­to HR 4645 es patro­ci­na­do por 62 con­gre­sis­tas, lide­ra­dos por el demó­cra­ta Colin Peter­son, pre­si­den­te del Comi­té de Agri­cul­tu­ra de la Cáma­ra, y el repu­bli­cano Jerry Moran, de Kan­sas, y lo res­pal­dan más de 140 orga­ni­za­cio­nes empre­sa­ria­les, socia­les, eco­nó­mi­cas, polí­ti­cas y reli­gio­sas. Estas inclu­yen, ade­más de la Cáma­ra del Comer­cio, al Con­se­jo Nacio­nal del Comer­cio Exte­rior (NFTC por sus siglas en inglés), que agru­pa a más de 300 impor­tan­tes com­pa­ñías de Esta­dos Uni­dos; el USA Enga­ge y la Aso­cia­ción de Agen­tes de Via­jes (ASTA), que envia­ron tam­bién car­tas a los legis­la­do­res para apo­yar­lo. Asi­mis­mo el Con­se­jo de Igle­sias (Pro­tes­tan­tes) y la Con­fe­ren­cia de Obis­pos (Cató­li­cos) de Esta­dos Uni­dos; el Natio­nal Grain and Feed Asso­cia­tion (NGFA) y a la Ame­ri­can Farm Bureau Fede­ra­tion; el Fund for Recon­ci­lia­tion and Deve­lop­ment y a la Natio­nal Corn Gro­wers Association.

El ex jefe del Coman­do Sur, gene­ral James Hill; el ex direc­tor de la Ofi­ci­na Nacio­nal de Con­trol de las Dro­gas, gene­ral Barry Mac­Caf­frey; el ex jefe del Esta­do Mayor, Colin Powell, y otros nue­ve ex altos miem­bros de las fuer­zas arma­das de ese país reco­no­cie­ron que «la polí­ti­ca actual de ais­la­mien­to de Cuba ha fracasado». 

Bru­ce Jos­ten, vice­pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la Cáma­ra de Comer­cio, citó un estu­dio rea­li­za­do en mar­zo últi­mo por la Uni­ver­si­dad A&M de Texas, según el cual, dis­mi­nuir las res­tric­cio­nes a las expor­ta­cio­nes hacia Cuba podría desa­rro­llar un boom, pues pro­por­cio­na­ría ven­tas por 365 millo­nes de dóla­res, 6 000 nue­vos pues­tos de tra­ba­jo y un impac­to eco­nó­mi­co ascen­den­te a 1 100 millo­nes de dóla­res para su país. Pero el Con­gre­so sigue some­ti­do a la pre­sión de los sobor­nos repar­ti­dos por la mafia de Mia­mi con fon­dos del gobierno.

Ste­ven Yoder, pre­si­den­te de la Jun­ta de Polí­ti­ca Comer­cial de la NGFA y del U.S. Grains Coun­cil, afir­ma que el embar­go (blo­queo) afec­ta a los ran­che­ros y agricultores.

Yoder admi­te que debe eli­mi­nar­se el pago por ade­lan­ta­do y la obli­ga­ción de uti­li­zar ban­cos de ter­ce­ros paí­ses, pro­vi­sio­nes que supri­me el pro­yec­to HR 4645, ade­más de eli­mi­nar las cuo­tas que sue­len acom­pa­ñar esos compromisos.

Tam­bién esta­ble­ce que ten­gan los mis­mos requi­si­tos de pago que las expor­ta­cio­nes de EE.UU. a otros paí­ses. Así, Cuba no ten­dría que pagar por ade­lan­ta­do y en efec­ti­vo antes de que un bar­co zar­pe de un puer­to esta­dou­ni­den­se con mer­can­cía para la Isla.

El pro­yec­to podría ser deba­ti­do en la Cáma­ra des­pués del 8 de agos­to y se comen­ta que nece­si­ta 13 votos más que los has­ta aho­ra comprometidos. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.