Una inde­fen­sión que no pier­de gra­ve­dad por ser común a los suma­rios con­tra ciu­da­da­nos vascos

Tras la con­tun­den­te sen­ten­cia sobre el caso «Egun­ka­ria» algu­nos de los con­ver­sos al garan­tis­mo han defen­di­do públi­ca­men­te que los des­pro­pó­si­tos judi­cia­les cono­ci­dos en este tipo de macro­su­ma­rios ‑los mis­mos que has­ta cono­cer la sen­ten­cia sobre el dia­rio ellos mis­mos nun­ca habían denun­cia­do- cesa­rían de inme­dia­to. Los más cau­tos plan­tea­ron que el caso Udal­bil­tza, debi­do a la mul­ti­tud de simi­li­tu­des que guar­da con el del perió­di­co en eus­ka­ra, podía ser la prue­ba de fue­go en la que se pro­ba­se si lo ocu­rri­do con «Egun­ka­ria» era una excep­ción moti­va­da por razo­nes polí­ti­cas ‑razo­nes igual de polí­ti­cas que las que lle­va­ron a la aper­tu­ra de todos los suma­rios con­tra orga­nis­mos polí­ti­cos y socia­les vas­cos- o si real­men­te se esta­ble­cía una nue­va «doc­tri­na».

Las noti­cias al res­pec­to no pue­den ser más nega­ti­vas. Ade­más de la per­sis­ten­cia de la acu­sa­ción fis­cal, ayer se supo que el tri­bu­nal ha dene­ga­do el tes­ti­mo­nio de 120 de los 140 tes­ti­gos pre­sen­ta­dos por la defen­sa, no ha admi­ti­do nin­gu­na prue­ba docu­men­tal de las 165 soli­ci­ta­das y ha recha­za­do las dos prue­bas peri­cia­les. Algo que supo­ne una inde­fen­sión inacep­ta­ble des­de un pun­to de vis­ta pura­men­te jurídico.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.