Pla­ta­for­ma de Madrid en soli­da­ri­dad con los pro­ce­sa­dos por el caso Udal­bil­tza


Los días 15, 16, 22 y 23 de julio de 2010 y tras el verano, el 7, 8, 9,14,15 y 16 de sep­tiem­bre, se desa­rro­lla­rá el jui­cio en la Audien­cia Nacio­nal de Madrid por el suma­rio 603, diri­gi­do con­tra 22 con­ce­ja­les y tra­ba­ja­do­res admi­nis­tra­ti­vos por per­te­ne­cer a Udal­bil­tza acu­sa­dos “de un posi­ble deli­to de inte­gra­ción en orga­ni­za­ción terro­ris­ta”. Se soli­ci­ta para ellos penas de 10 a 15 años de cár­cel.

La Asam­blea de Ayun­ta­mien­tos y Elec­tos Muni­ci­pa­les de Eus­kal Herria (Udal­bil­tza) se creó en 1999 para dotar a los terri­to­rios vas­cos de una repre­sen­ta­ción ins­ti­tu­cio­nal demo­crá­ti­ca con el apo­yo de 1700 elec­tos muni­ci­pa­les per­te­ne­cien­tes a PNV, EA, izquier­da aber­tza­le e inde­pen­dien­tes de las sie­te pro­vin­cias vas­cas.

Esta ins­ti­tu­ción pre­ten­de afir­mar la exis­ten­cia del Pue­blo Vas­co como Nación con­tri­bu­yen­do a su estruc­tu­ra­ción ins­ti­tu­cio­nal, impul­san­do la cons­truc­ción nacio­nal y avan­zan­do en el pro­ce­so de inter­re­la­ción entre los muni­ci­pios de todos los terri­to­rios, en ámbi­tos como len­gua, cul­tu­ra, depor­te, medio ambien­te, orde­na­ción del terri­to­rio, desa­rro­llo eco­nó­mi­co y bien­es­tar social. Tam­bién tie­ne por obje­to pro­yec­tar en el ámbi­to inter­na­cio­nal la exis­ten­cia del Pue­blo Vas­co como nación pro­pia y dife­ren­cia­da y actuar como tal en Euro­pa.

Algu­nas de sus acti­vi­da­des han sido el Obser­va­to­rio Eco­nó­mi­co y Social de Eus­kal Herria, la pro­mo­ción de la igual­dad entre géne­ros, sus­cri­bir el con­ve­nio con la Liga Inter­na­cio­nal de los Dere­chos de los Pue­blos, la carac­te­ri­za­ción vas­ca de la matrí­cu­la de los auto­mó­vi­les y de las seña­les de trá­fi­co, el eti­que­ta­do “Hecho en Eus­kal Herria”, Guía de Turis­mo, etc…

El 29 de abril de 2003, las auto­ri­da­des espa­ño­las rea­li­za­ron un ope­ra­ti­vo poli­cial, lle­van­do a cabo regis­tro y pre­cin­ta­do de varias sedes de Udal­bil­tza, inte­rrum­pien­do una tra­yec­to­ria de pro­yec­tos com­par­ti­dos entre ayun­ta­mien­tos de todos los terri­to­rios vas­cos.

Poco ha impor­ta­do que los pro­ce­sa­dos sean car­gos ele­gi­dos demo­crá­ti­ca­men­te por los ciu­da­da­nos de sus res­pec­ti­vos muni­ci­pios y que los fon­dos se hayan dedi­ca­do a acti­vi­da­des cul­tu­ra­les, depor­ti­vas y edu­ca­ti­vas, todas ellas de domi­nio públi­co.

El fun­da­men­to de este macro­pro­ce­so de la Audien­cia Nacio­nal, con­ti­nua­ción del suma­rio 1898 y del mas recien­te de Egun­ka­ria, no es jurí­di­co, sino polí­ti­co y no pro­te­ge sino que vul­ne­ra las liber­ta­des demo­crá­ti­cas que dice defen­der. Su fina­li­dad es cri­mi­na­li­zar cual­quier acti­vi­dad que, median­te cam­bio pací­fi­cos y demo­crá­ti­cos, favo­rez­ca la ver­te­bra­ción de Eus­kal Herria como suje­to polí­ti­co.

El Rela­tor sobre Pro­mo­ción y Pro­tec­ción de los Dere­chos Huma­nos de la ONU, Mar­tin Schei­nin y el Comi­té de Dere­chos Huma­nos de Nacio­nes Uni­das, han denun­cia­do públi­ca­men­te su preo­cu­pa­ción por el alcan­ce exce­si­vo de las defi­ni­cio­nes de terro­ris­mo en el esta­do espa­ñol.

En el terreno jurí­di­co, con­de­nar ideas y prohi­bir acti­vi­da­des legí­ti­mas como las desa­rro­lla­das por los encau­sa­dos en este pro­ce­so, supo­ne pro­fun­di­zar la excep­cio­na­li­dad de la legis­la­ción penal espa­ño­la, inclu­so en cla­ra con­tra­dic­ción con la nor­ma cons­ti­tu­cio­nal. En el terreno polí­ti­co, supo­ne pro­fun­di­zar el défi­cit demo­crá­ti­co del esta­do espa­ñol y ale­jar una solu­ción dia­lo­ga­da del con­flic­to entre el Esta­do espa­ñol y el pue­blo vas­co.

Sin garan­tías de los dere­chos y liber­ta­des, no hay demo­cra­cia. Su defen­sa requie­re la movi­li­za­ción social en todo el esta­do con­tra las vul­ne­ra­cio­nes masi­vas de liber­ta­des. El dere­cho de un pue­blo a deci­dir no debe ser ni prohi­bi­do ni igno­ra­do.

Expre­sa­mos nues­tra preo­cu­pa­ción por este nue­vo pro­ce­so anti­de­mo­crá­ti­co e injus­to, así como las ele­va­das penas que se soli­ci­tan a estos tra­ba­ja­do­res y repre­sen­tan­tes de la volun­tad popu­lar. Rei­vin­di­ca­mos el dere­cho de los repre­sen­tan­tes demo­crá­ti­cos a crear y desa­rro­llar ins­ti­tu­cio­nes de ámbi­to nacio­nal.

Mani­fes­ta­mos nues­tra soli­da­ri­dad con los alcal­des, con­ce­ja­les y tra­ba­ja­do­res encau­sa­dos. Exi­gi­mos que la fis­ca­lía reti­re la acu­sa­ción con­tra Udal­bil­tza y todos los pro­ce­sa­dos en el suma­rio 603 y que dicha cau­sa sea archi­va­da.

http://​www​.nodo50​.org/​m​a​d​r​i​d​u​d​a​l​b​i​l​t​za/


Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *