Rom­per y Cons­truir (auto­de­ter­mi­na­ción) – Boltxe Kolek­ti­boa, EHK, Iskra

Los irlan­de­ses y los pola­cos tie­nen el dere­cho y el deber de ser nacio­na­les antes que inter­na­cio­na­les. Cuan­to más nacio­na­les más inter­na­cio­na­les serán.

(Car­ta de Engels a Kausky – 7 /​02 /​1882)

Cuan­do “los polí­ti­cos” nos hablan de demo­cra­cia, ya sabe­mos. Nos están dicien­do que las ins­ti­tu­cio­nes, las que ellos crean y con­tro­lan, son sagra­das, por no decir eter­nas. Nos dicen que “los de aba­jo”, una vez más tene­mos que obe­de­cer, para seguir vivien­do en paz, para tener aquel vie­jo cer­ti­fi­ca­do de bue­na con­duc­ta (en el fran­quis­mo lo daban los caci­ques del “movi­mien­to”) Y nos dicen que si nos arro­di­lla­mos pidien­do per­dón, un día podre­mos votar. Si somos demó­cra­tas podre­mos ser libres un día cada cua­tro años.

Cuan­do la demo­cra­cia ya no es pue­blo, y se sal­ta al pue­blo empe­zan­do a la altu­ra de los “ele­gi­dos”, se aca­ba sus­ti­tu­yén­do­la por los “no elegidos”.Ocurre hoy en “Espa­ña”. Por lo menos Fran­co, la rebau­ti­za­ba como “demo­cra­cia orgánica”.

Cuan­do se habla de AUTODETERMINACIÓN esos mis­mos “demó­cra­tas” nos siguen bom­bar­dean­do el oído con sus vie­jas tram­pas reduc­cio­nis­tas dicien­do “Eus­ka­di se auto­de­ter­mi­na en cada momen­to elec­to­ral” y sue­na esa musi­qui­lla –“requiem para sordos”-confundiendo auto­de­ter­mi­na­ción con ele­gir entre dife­ren­tes for­mas de subor­di­na­ción. Y tapan sus tram­pas de apa­ra­tos de esta­do con “lin­de­zas iden­ti­ta­rias” que iden­ti­fi­can expec­ta­ción fut­bo­lís­ti­ca con iden­ti­dad española.

La recien­te sen­ten­cia-tram­pa del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal espa­ñol con­tra la indis­cu­ti­ble deci­sión del pue­blo cata­lán ha sido una mues­tra más de la inca­pa­ci­dad demo­crá­ti­ca de un Esta­do mon­ta­do sobre el fra­ca­sa­do pro­yec­to de nación espa­ño­la, y la tor­pe­za ideo­ló­gi­ca de una cla­se polí­ti­ca siem­pre sumi­sa con los pode­res fác­ti­cos (sin con­trol demo­crá­ti­co) exte­rio­res e inte­rio­res, pro­yec­tan­do su ver­gon­zo­sa sumi­sión sobre los pue­blos libres. Para ejem­plo ahí tene­mos la cie­ga obe­dien­cia de Madrid al lla­ma­do mer­ca­do (FMI, BCE, Merc­kel y Oba­ma) con­tra las cla­ses populares.

Nues­tros abue­los nun­ca admi­tie­ron, des­de aque­lla pri­me­ra impo­si­ción cons­ti­tu­cio­nal de 1812, el aten­ta­do a nues­tra sobe­ra­nía que supo­nía aquel hipó­cri­ta “sin per­jui­cio de la uni­dad cons­ti­tu­cio­nal”. Ante­rior­men­te le habían para­do al pri­mer Bor­bón en la Matxi­na­da de 1718 . Des­de 1812 dos gue­rras, muchos miles de muer­tos, pue­blos y tie­rras expro­pia­das, rui­nas y un esta­do con­ti­nuo de vio­len­cia esta­tal que aún continúa.

Empe­za­ron a lla­mar­les “giris” a las tro­pas que Madrid man­da­ba. Lle­va­ban en el gorro mili­tar aque­llas ini­cia­les monár­qui­cas de G. R. I. Hoy giri sig­ni­fi­ca extran­je­ro. Lo siguen sien­do en Eus­kal Herria las fuer­zas de ocu­pa­ción. Y no nece­si­ta­mos acu­dir al míti­co “domuit vas­co­nes” para pro­lon­gar la memo­ria. La “indi­vi­si­ble uni­dad de los pue­blos de Espa­ña” que tan sin­ce­ra­men­te expre­só Fran­co es el actual “patrio­tis­mo cons­ti­tu­cio­nal” de hoy.

En la Eus­kal Herria de 1890 nacie­ron las raí­ces del pri­mer movi­mien­to obre­ro en la revo­lu­ción indus­trial (1890). Des­de enton­ces se han abier­to nue­vos fren­tes de lucha. Hici­mos la pri­me­ra huel­ga gene­ral con­tra Fran­co (1947) y fui­mos (pro­vin­cias trai­do­ras) los últi­mos lucha­do­res con­tra el fran­quis­mo y el post­fran­quis­mo con­ti­nuis­ta. Hemos hecho las 2 pri­me­ras huel­gas gene­ra­les con­tra la sali­da mani­pu­la­da de la cri­sis. Y segui­mos luchan­do por la inde­pen­den­cia como nación y como cla­se. La línea de nues­tra iden­ti­dad ha mar­ca­do la con­ti­nua lucha por la libertad.

Los esce­na­rios han cam­bia­do en la his­to­ria y van a cam­biar mucho más. Y cier­ta­men­te que las bom­bas no serán las que el Sr. Minis­tro nos pide. El esta­do retar­da­ta­rio admi­nis­tra­do por el PSOE toda­vía no se ha ente­ra­do de que el par­ti­do (en tiem­pos de fut­bol) ya se está jugan­do en otro cam­po. Y fiel a su tra­di­ción orto­pé­di­ca jue­ga, a lo de siem­pre, a gas­tar sus mal­tre­chas fuer­zas tan nece­sa­rias para salir de su crí­ti­ca situa­ción, en prohi­bir, per­se­guir y…. dejar pasar la his­to­ria, has­ta la derro­ta final.

Hemos com­pro­ba­do has­ta la sacie­dad que el pro­yec­to repe­ti­da­men­te fra­ca­sa­do de nación espa­ño­la no ha logra­do lide­rar en dos­cien­tos años de his­to­ria un pro­ce­so esta­tal, que sólo hubie­ra podi­do ser con­fe­de­ral. Y esta­mos com­pro­ban­do en el 2010 que quie­nes han que­ri­do mono­po­li­zar la sobe­ra­nía, la han cedi­do gra­cio­sa­men­te a pode­res fác­ti­cos aje­nos a su País y a toda demo­cra­cia. Lo que lla­man “la Espa­ña eter­na”, aquel cor­ti­jo de seño­ri­tos pasean­tes por las Reales Cor­tes, se ha con­ver­ti­do en un alma­cén de reser­va para los caci­ques del mun­do y de la gue­rra; y el esta­do espa­ñol, como siem­pre, a reprimir…

Y NOSOTROS AUTODETERMINACIÓN

No espe­ra­mos que nos la den. No sería auto­de­ter­mi­na­ción. Y para bue­na ense­ñan­za, ahí están nues­tros des­en­ga­ña­dos her­ma­nos cata­la­nes, sin olvi­dar­nos de galle­gos, anda­lu­ces, leo­ne­ses, castellanos…y espa­ño­les. La auto­de­ter­mi­na­ción es lo que su nom­bre dice.

Auto­de­ter­mi­na­ción es deci­dir y avan­zar uni­la­te­ral­men­te des­de la inde­pen­den­cia (sub­je­ti­va) , de espal­das al Esta­do, ini­cian­do des­de ¡ya! la socie­dad alter­na­ti­va, en con­se­cuen­cia sin el Esta­do y con­tra el Esta­do. Auto­de­ter­mi­na­ción para rom­per lo vie­jo y auto­de­ter­mi­na­ción para cons­truir lo nuevo.

Si la auto­de­ter­mi­na­ción no había alcan­za­do has­ta el momen­to la cate­go­ría de con­tra­dic­ción prin­ci­pal fue por ausen­cia his­tó­ri­ca de masa crí­ti­ca y de van­guar­dia nece­sa­ria. La masa crí­ti­ca que garan­ti­za la rea­li­za­ción con­ti­nua de un pro­ce­so tie­ne su razón his­tó­ri­ca en la rebel­día de un pue­blo ante las agre­sio­nes del Esta­do y su línea de cam­bio y pro­gre­sión depen­den de la capa­ci­dad dia­léc­ti­ca de una van­guar­dia para sumar fuer­zas en la direc­ción del pro­ce­so. Así se entien­de que, sien­do los comu­nis­tas vas­cos y Jagi Jagi quie­nes en los años vein­te y trein­ta, for­mu­lan teó­ri­ca­men­te la auto­de­ter­mi­na­ción, el pro­ce­so no se ini­cia has­ta la apa­ri­ción del MLNV en1959.

Auto­de­ter­mi­na­ción es sub­ver­sión del orden, des­en­ca­de­na­mien­to de masas popu­la­res, pro­gre­si­va­men­te libres de inter­fe­ren­cias de vie­jas ins­ti­tu­cio­nes y de cúpu­las diri­gen­tes de par­ti­dos, nor­mal­men­te pre­sas de sus pro­pias con­tra­dic­cio­nes. En un pro­ce­so de auto­de­ter­mi­na­ción, la insu­mi­sión fren­te a lo vie­jo lle­va a gran­des sec­to­res popu­la­res a supe­rar sus limi­ta­das van­guar­dias para iden­ti­fi­car­se con las metas fina­les. Esta es la gran poten­cia­li­dad revo­lu­cio­na­ria del pro­ce­so de auto­de­ter­mi­na­ción, en el que se con­ci­tan los dis­tin­tos pro­ce­sos libe­ra­do­res en el gran suje­to alter­na­ti­vo que ini­cia la libe­ra­ción social cons­tru­yen­do nación. Auto­de­ter­mi­na­ción es ruptura.

Auto­de­ter­mi­na­ción es auto­or­ga­ni­za­ción, cons­tru­yen­do social­men­te nación, con la ley y sin la ley. Uno de los ras­gos que mar­can la línea de cam­bio (iden­ti­dad) de E.H. ha sido la enor­me poten­cia­li­dad de las nume­ro­sas for­mas de auto­or­ga­ni­za­ción (en el tra­ba­jo, la pro­pie­dad colec­ti­va, la lucha, la fies­ta, la con­vi­ven­cia…) mani­fes­ta­das a lo lar­go de la his­to­ria vasca.

Auto­de­ter­mi­na­ción es dia­léc­ti­ca entre suje­tos popu­la­res, entre pue­blo y van­guar­dia, defi­nien­do rit­mos del pro­ce­so y for­mas de lucha, blin­dan­do la liber­tad con­quis­ta­da. Dia­léc­ti­ca para nego­ciar toman­do aire, y para rom­per uni­la­te­ral­men­te (con la éti­ca de los opri­mi­dos). Las tre­guas y las metas inter­me­dias podrán nego­ciar­se como par­te de lo tác­ti­co pero miran­do siem­pre hacia lo estra­té­gi­co, la inde­pen­den­cia y el socialismo.

Auto­de­ter­mi­na­ción es pro­ce­so de libe­ra­ción. No hay liber­ta­des sin la nece­sa­ria, per­ma­nen­te y con­ti­nua movi­li­za­ción. El nue­vo pro­ce­so tie­ne que hacer año­rar vie­jos esce­na­rios a la vie­ja guar­dia unio­nis­ta ins­ta­la­da en su “apa­ci­ble anti­te­rro­ris­mo” .Pare­ce nece­sa­rio indi­car­lo en unos momen­tos en que el espe­jis­mo de un posi­ble apea­de­ro inter­me­dio pudie­ra des­pis­tar –lo inten­ta­rán- la visión siem­pre nece­sa­ria de la esta­ción final (inde­pen­den­cia para libe­rar, libe­rar cons­tru­yen­do socia­lis­mo). La auto­de­ter­mi­na­ción será dere­cho cuan­do el pue­blo tra­ba­ja­dor lo arran­que cons­tru­yen­do el ESTADO SOCIALISTA VASCO.

ROMPER Y CONSTRUIR

El motor de la libe­ra­ción fren­te al Esta­do es el motor de la cons­truc­ción de lo nue­vo y el motor de la soli­da­ri­dad de todos los pue­blos tra­ba­ja­do­res en el nue­vo inter­na­cio­na­lis­mo. Ayer Cuba lue­go Vene­zue­la, Boli­via, Ecuador,…las FARC, el PKK…Y una vez más lle­ga­mos a la vie­ja reali­dad, todas las libe­ra­cio­nes son la mis­ma libe­ra­ción. Inter­na­cio­na­lis­mo y auto­de­ter­mi­na­ción son las dos caras de un mis­mo pro­ce­so que debe apo­yar­se en:

La nece­sa­ria recom­po­si­ción de un nue­vo movi­mien­to obre­ro ( fuer­te­men­te estra­ti­fi­ca­do en el pre­sen­te) recu­pe­ran­do la con­cien­cia sub­je­ti­va de la cen­tra­li­dad del tra­ba­jo, inte­gran­do en la alter­na­ti­va toda la fuer­za mar­gi­nal del cuar­to mun­do nuclean­do nue­va­men­te como cla­se orga­ni­za­da su capa­ci­dad alternativa.

La nece­sa­ria con­ver­gen­cia de los movi­mien­tos socia­les en un pro­yec­to alter­na­ti­vo radi­cal y glo­bal fren­te al sis­te­ma, superan­do la impo­ten­cia estra­té­gi­ca de cier­tas alter­na­ti­vas marginales.

Y final­men­te el nue­vo inter­na­cio­na­lis­mo debe apo­yar­se en los “espa­cios libe­ra­dos” crea­dos por pue­blos que luchan por la des­co­lo­ni­za­ción en el ter­cer mun­do, y pue­blos sin esta­do que aco­me­tan su cons­truc­ción, auto­de­ter­mi­nán­do­se fren­te a los Esta­dos del Impe­rio. El naci­mien­to de nue­vas expe­rien­cias y movi­mien­tos libe­ra­do­res apun­tan nue­vas posi­bi­li­da­des en un tiem­po en que la comu­ni­ca­ción y coor­di­na­ción se apo­ya en las nue­vas tec­no­lo­gía Hoy solo es posi­ble lo que siem­pre fue nece­sa­rio; un inter­na­cio­na­lis­mo mul­ti­po­lar, suman­do y coor­di­nan­do el empu­je de múl­ti­ples focos de liberación.

Y como aque­llos irlan­de­ses y pola­cos de Engels en 1882:

El sába­do 10 de julio cami­na­re­mos jun­tos por las ave­ni­das de Bar­ce­lo­na, por las calles de Donos­ti jun­tos en el camino de la AUTODETERMINACIÓN.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.