Rom­per y Cons­truir (auto­de­ter­mi­na­ción) – Boltxe Kolek­ti­boa, EHK, Iskra

Los irlan­de­ses y los pola­cos tie­nen el dere­cho y el deber de ser nacio­na­les antes que inter­na­cio­na­les. Cuan­to más nacio­na­les más inter­na­cio­na­les serán.

(Car­ta de Engels a Kausky – 7 /​02 /​1882)

Cuan­do “los polí­ti­cos” nos hablan de demo­cra­cia, ya sabe­mos. Nos están dicien­do que las ins­ti­tu­cio­nes, las que ellos crean y con­tro­lan, son sagra­das, por no decir eter­nas. Nos dicen que “los de aba­jo”, una vez más tene­mos que obe­de­cer, para seguir vivien­do en paz, para tener aquel vie­jo cer­ti­fi­ca­do de bue­na con­duc­ta (en el fran­quis­mo lo daban los caci­ques del “movi­mien­to”) Y nos dicen que si nos arro­di­lla­mos pidien­do per­dón, un día podre­mos votar. Si somos demó­cra­tas podre­mos ser libres un día cada cua­tro años.

Cuan­do la demo­cra­cia ya no es pue­blo, y se sal­ta al pue­blo empe­zan­do a la altu­ra de los “ele­gi­dos”, se aca­ba sus­ti­tu­yén­do­la por los “no elegidos”.Ocurre hoy en “Espa­ña”. Por lo menos Fran­co, la rebau­ti­za­ba como “demo­cra­cia orgá­ni­ca”.

Cuan­do se habla de AUTODETERMINACIÓN esos mis­mos “demó­cra­tas” nos siguen bom­bar­dean­do el oído con sus vie­jas tram­pas reduc­cio­nis­tas dicien­do “Eus­ka­di se auto­de­ter­mi­na en cada momen­to elec­to­ral” y sue­na esa musi­qui­lla –“requiem para sordos”-confundiendo auto­de­ter­mi­na­ción con ele­gir entre dife­ren­tes for­mas de subor­di­na­ción. Y tapan sus tram­pas de apa­ra­tos de esta­do con “lin­de­zas iden­ti­ta­rias” que iden­ti­fi­can expec­ta­ción fut­bo­lís­ti­ca con iden­ti­dad espa­ño­la.

La recien­te sen­ten­cia-tram­pa del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal espa­ñol con­tra la indis­cu­ti­ble deci­sión del pue­blo cata­lán ha sido una mues­tra más de la inca­pa­ci­dad demo­crá­ti­ca de un Esta­do mon­ta­do sobre el fra­ca­sa­do pro­yec­to de nación espa­ño­la, y la tor­pe­za ideo­ló­gi­ca de una cla­se polí­ti­ca siem­pre sumi­sa con los pode­res fác­ti­cos (sin con­trol demo­crá­ti­co) exte­rio­res e inte­rio­res, pro­yec­tan­do su ver­gon­zo­sa sumi­sión sobre los pue­blos libres. Para ejem­plo ahí tene­mos la cie­ga obe­dien­cia de Madrid al lla­ma­do mer­ca­do (FMI, BCE, Merc­kel y Oba­ma) con­tra las cla­ses popu­la­res.

Nues­tros abue­los nun­ca admi­tie­ron, des­de aque­lla pri­me­ra impo­si­ción cons­ti­tu­cio­nal de 1812, el aten­ta­do a nues­tra sobe­ra­nía que supo­nía aquel hipó­cri­ta “sin per­jui­cio de la uni­dad cons­ti­tu­cio­nal”. Ante­rior­men­te le habían para­do al pri­mer Bor­bón en la Matxi­na­da de 1718 . Des­de 1812 dos gue­rras, muchos miles de muer­tos, pue­blos y tie­rras expro­pia­das, rui­nas y un esta­do con­ti­nuo de vio­len­cia esta­tal que aún con­ti­núa.

Empe­za­ron a lla­mar­les “giris” a las tro­pas que Madrid man­da­ba. Lle­va­ban en el gorro mili­tar aque­llas ini­cia­les monár­qui­cas de G. R. I. Hoy giri sig­ni­fi­ca extran­je­ro. Lo siguen sien­do en Eus­kal Herria las fuer­zas de ocu­pa­ción. Y no nece­si­ta­mos acu­dir al míti­co “domuit vas­co­nes” para pro­lon­gar la memo­ria. La “indi­vi­si­ble uni­dad de los pue­blos de Espa­ña” que tan sin­ce­ra­men­te expre­só Fran­co es el actual “patrio­tis­mo cons­ti­tu­cio­nal” de hoy.

En la Eus­kal Herria de 1890 nacie­ron las raí­ces del pri­mer movi­mien­to obre­ro en la revo­lu­ción indus­trial (1890). Des­de enton­ces se han abier­to nue­vos fren­tes de lucha. Hici­mos la pri­me­ra huel­ga gene­ral con­tra Fran­co (1947) y fui­mos (pro­vin­cias trai­do­ras) los últi­mos lucha­do­res con­tra el fran­quis­mo y el post­fran­quis­mo con­ti­nuis­ta. Hemos hecho las 2 pri­me­ras huel­gas gene­ra­les con­tra la sali­da mani­pu­la­da de la cri­sis. Y segui­mos luchan­do por la inde­pen­den­cia como nación y como cla­se. La línea de nues­tra iden­ti­dad ha mar­ca­do la con­ti­nua lucha por la liber­tad.

Los esce­na­rios han cam­bia­do en la his­to­ria y van a cam­biar mucho más. Y cier­ta­men­te que las bom­bas no serán las que el Sr. Minis­tro nos pide. El esta­do retar­da­ta­rio admi­nis­tra­do por el PSOE toda­vía no se ha ente­ra­do de que el par­ti­do (en tiem­pos de fut­bol) ya se está jugan­do en otro cam­po. Y fiel a su tra­di­ción orto­pé­di­ca jue­ga, a lo de siem­pre, a gas­tar sus mal­tre­chas fuer­zas tan nece­sa­rias para salir de su crí­ti­ca situa­ción, en prohi­bir, per­se­guir y…. dejar pasar la his­to­ria, has­ta la derro­ta final.

Hemos com­pro­ba­do has­ta la sacie­dad que el pro­yec­to repe­ti­da­men­te fra­ca­sa­do de nación espa­ño­la no ha logra­do lide­rar en dos­cien­tos años de his­to­ria un pro­ce­so esta­tal, que sólo hubie­ra podi­do ser con­fe­de­ral. Y esta­mos com­pro­ban­do en el 2010 que quie­nes han que­ri­do mono­po­li­zar la sobe­ra­nía, la han cedi­do gra­cio­sa­men­te a pode­res fác­ti­cos aje­nos a su País y a toda demo­cra­cia. Lo que lla­man “la Espa­ña eter­na”, aquel cor­ti­jo de seño­ri­tos pasean­tes por las Reales Cor­tes, se ha con­ver­ti­do en un alma­cén de reser­va para los caci­ques del mun­do y de la gue­rra; y el esta­do espa­ñol, como siem­pre, a repri­mir…

Y NOSOTROS AUTODETERMINACIÓN

No espe­ra­mos que nos la den. No sería auto­de­ter­mi­na­ción. Y para bue­na ense­ñan­za, ahí están nues­tros des­en­ga­ña­dos her­ma­nos cata­la­nes, sin olvi­dar­nos de galle­gos, anda­lu­ces, leo­ne­ses, castellanos…y espa­ño­les. La auto­de­ter­mi­na­ción es lo que su nom­bre dice.

Auto­de­ter­mi­na­ción es deci­dir y avan­zar uni­la­te­ral­men­te des­de la inde­pen­den­cia (sub­je­ti­va) , de espal­das al Esta­do, ini­cian­do des­de ¡ya! la socie­dad alter­na­ti­va, en con­se­cuen­cia sin el Esta­do y con­tra el Esta­do. Auto­de­ter­mi­na­ción para rom­per lo vie­jo y auto­de­ter­mi­na­ción para cons­truir lo nue­vo.

Si la auto­de­ter­mi­na­ción no había alcan­za­do has­ta el momen­to la cate­go­ría de con­tra­dic­ción prin­ci­pal fue por ausen­cia his­tó­ri­ca de masa crí­ti­ca y de van­guar­dia nece­sa­ria. La masa crí­ti­ca que garan­ti­za la rea­li­za­ción con­ti­nua de un pro­ce­so tie­ne su razón his­tó­ri­ca en la rebel­día de un pue­blo ante las agre­sio­nes del Esta­do y su línea de cam­bio y pro­gre­sión depen­den de la capa­ci­dad dia­léc­ti­ca de una van­guar­dia para sumar fuer­zas en la direc­ción del pro­ce­so. Así se entien­de que, sien­do los comu­nis­tas vas­cos y Jagi Jagi quie­nes en los años vein­te y trein­ta, for­mu­lan teó­ri­ca­men­te la auto­de­ter­mi­na­ción, el pro­ce­so no se ini­cia has­ta la apa­ri­ción del MLNV en1959.

Auto­de­ter­mi­na­ción es sub­ver­sión del orden, des­en­ca­de­na­mien­to de masas popu­la­res, pro­gre­si­va­men­te libres de inter­fe­ren­cias de vie­jas ins­ti­tu­cio­nes y de cúpu­las diri­gen­tes de par­ti­dos, nor­mal­men­te pre­sas de sus pro­pias con­tra­dic­cio­nes. En un pro­ce­so de auto­de­ter­mi­na­ción, la insu­mi­sión fren­te a lo vie­jo lle­va a gran­des sec­to­res popu­la­res a supe­rar sus limi­ta­das van­guar­dias para iden­ti­fi­car­se con las metas fina­les. Esta es la gran poten­cia­li­dad revo­lu­cio­na­ria del pro­ce­so de auto­de­ter­mi­na­ción, en el que se con­ci­tan los dis­tin­tos pro­ce­sos libe­ra­do­res en el gran suje­to alter­na­ti­vo que ini­cia la libe­ra­ción social cons­tru­yen­do nación. Auto­de­ter­mi­na­ción es rup­tu­ra.

Auto­de­ter­mi­na­ción es auto­or­ga­ni­za­ción, cons­tru­yen­do social­men­te nación, con la ley y sin la ley. Uno de los ras­gos que mar­can la línea de cam­bio (iden­ti­dad) de E.H. ha sido la enor­me poten­cia­li­dad de las nume­ro­sas for­mas de auto­or­ga­ni­za­ción (en el tra­ba­jo, la pro­pie­dad colec­ti­va, la lucha, la fies­ta, la con­vi­ven­cia…) mani­fes­ta­das a lo lar­go de la his­to­ria vas­ca.

Auto­de­ter­mi­na­ción es dia­léc­ti­ca entre suje­tos popu­la­res, entre pue­blo y van­guar­dia, defi­nien­do rit­mos del pro­ce­so y for­mas de lucha, blin­dan­do la liber­tad con­quis­ta­da. Dia­léc­ti­ca para nego­ciar toman­do aire, y para rom­per uni­la­te­ral­men­te (con la éti­ca de los opri­mi­dos). Las tre­guas y las metas inter­me­dias podrán nego­ciar­se como par­te de lo tác­ti­co pero miran­do siem­pre hacia lo estra­té­gi­co, la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo.

Auto­de­ter­mi­na­ción es pro­ce­so de libe­ra­ción. No hay liber­ta­des sin la nece­sa­ria, per­ma­nen­te y con­ti­nua movi­li­za­ción. El nue­vo pro­ce­so tie­ne que hacer año­rar vie­jos esce­na­rios a la vie­ja guar­dia unio­nis­ta ins­ta­la­da en su “apa­ci­ble anti­te­rro­ris­mo” .Pare­ce nece­sa­rio indi­car­lo en unos momen­tos en que el espe­jis­mo de un posi­ble apea­de­ro inter­me­dio pudie­ra des­pis­tar –lo inten­ta­rán- la visión siem­pre nece­sa­ria de la esta­ción final (inde­pen­den­cia para libe­rar, libe­rar cons­tru­yen­do socia­lis­mo). La auto­de­ter­mi­na­ción será dere­cho cuan­do el pue­blo tra­ba­ja­dor lo arran­que cons­tru­yen­do el ESTADO SOCIALISTA VASCO.

ROMPER Y CONSTRUIR

El motor de la libe­ra­ción fren­te al Esta­do es el motor de la cons­truc­ción de lo nue­vo y el motor de la soli­da­ri­dad de todos los pue­blos tra­ba­ja­do­res en el nue­vo inter­na­cio­na­lis­mo. Ayer Cuba lue­go Vene­zue­la, Boli­via, Ecuador,…las FARC, el PKK…Y una vez más lle­ga­mos a la vie­ja reali­dad, todas las libe­ra­cio­nes son la mis­ma libe­ra­ción. Inter­na­cio­na­lis­mo y auto­de­ter­mi­na­ción son las dos caras de un mis­mo pro­ce­so que debe apo­yar­se en:

La nece­sa­ria recom­po­si­ción de un nue­vo movi­mien­to obre­ro ( fuer­te­men­te estra­ti­fi­ca­do en el pre­sen­te) recu­pe­ran­do la con­cien­cia sub­je­ti­va de la cen­tra­li­dad del tra­ba­jo, inte­gran­do en la alter­na­ti­va toda la fuer­za mar­gi­nal del cuar­to mun­do nuclean­do nue­va­men­te como cla­se orga­ni­za­da su capa­ci­dad alter­na­ti­va.

La nece­sa­ria con­ver­gen­cia de los movi­mien­tos socia­les en un pro­yec­to alter­na­ti­vo radi­cal y glo­bal fren­te al sis­te­ma, superan­do la impo­ten­cia estra­té­gi­ca de cier­tas alter­na­ti­vas mar­gi­na­les.

Y final­men­te el nue­vo inter­na­cio­na­lis­mo debe apo­yar­se en los “espa­cios libe­ra­dos” crea­dos por pue­blos que luchan por la des­co­lo­ni­za­ción en el ter­cer mun­do, y pue­blos sin esta­do que aco­me­tan su cons­truc­ción, auto­de­ter­mi­nán­do­se fren­te a los Esta­dos del Impe­rio. El naci­mien­to de nue­vas expe­rien­cias y movi­mien­tos libe­ra­do­res apun­tan nue­vas posi­bi­li­da­des en un tiem­po en que la comu­ni­ca­ción y coor­di­na­ción se apo­ya en las nue­vas tec­no­lo­gía Hoy solo es posi­ble lo que siem­pre fue nece­sa­rio; un inter­na­cio­na­lis­mo mul­ti­po­lar, suman­do y coor­di­nan­do el empu­je de múl­ti­ples focos de libe­ra­ción.

Y como aque­llos irlan­de­ses y pola­cos de Engels en 1882:

El sába­do 10 de julio cami­na­re­mos jun­tos por las ave­ni­das de Bar­ce­lo­na, por las calles de Donos­ti jun­tos en el camino de la AUTODETERMINACIÓN.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *