Anti­sis­te­mas haba­ne­ros: Ton­tos úti­les del fas­cis­mo- JM Alvarez

Dis­con­for­mes de la Revo­lu­ción que les per­mi­tió el ele­men­tal dere­cho humano a nacer, una Revo­lu­ción con erro­res que, sin hacer con­ce­sio­nes ideo­ló­gi­cas, deben ser sub­sa­na­dos. Naci­dos con una serie de dere­chos bási­cos que sus padres jamás dis­fru­ta­ron (logra­dos a cos­ta de la san­gre ver­ti­da por los jóve­nes de los 60 del siglo pasa­do) y que para sí qui­sie­ran sus coe­tá­neos de Hai­tí, o el Con­go. Los que se reúnen en la esqui­na haba­ne­ra de 23 y G quie­ren más. Quie­ren capi­ta­lis­mo. No con­si­de­ran que el nivel de bien­es­tar alcan­za­do en ese Occi­den­te, que aho­ra se derrum­ba, se debe a la explo­ta­ción de los paí­ses pobres, algo que no hace Cuba.

Gru­pos que se auto exclu­yen por deci­sión per­so­nal, ”con­tes­ta­ta­rios” cuya con­tes­ta­ción con­sis­te en lucir vaque­ros rotos, meter­se coca de un turis­ta por la nariz y soñar (val­ga la redun­dan­cia) con el sue­ño ame­ri­cano. Excén­tri­cos por la noche, cobar­des por el día, pues don­de no hay base ideo­ló­gi­ca la cobar­día esta­rá siem­pre pre­sen­te. Cobar­des y aco­mo­da­ti­cios por­que duran­te el día escon­den su “rebel­día” com­por­tán­do­se y vis­tien­do como (pala­bras suyas) “gen­te nor­mal”. Los gru­pos anti­sis­te­ma occi­den­ta­les no disi­mu­lan, pero esa dife­ren­cia no está vin­cu­la­da a la «liber­tad» de la que, supues­ta­men­te, dis­fru­tan, ya que son cons­tan­te­men­te repri­mi­dos, apa­lea­dos y encar­ce­la­dos. Éstos tie­nen con­cien­cia de clase.

Are­tes, muñe­que­ras, cami­se­tas vario­pin­tas… El hábi­to no siem­pre hace al mon­je. Los anti­sis­te­mas de Occi­den­te han sido exclui­dos de la socie­dad capi­ta­lis­ta, los haba­ne­ros se auto exclu­yen por esno­bis­mo. El indi­vi­duo anti­sis­te­ma, está con­tra el impe­ria­lis­mo por­que es impo­si­ble ala­bar a los ase­si­nos de millo­nes de per­so­nas en gue­rras de saqueo. Cada cual que luz­ca como quie­ra, esa no es la cues­tión, pero por mucho que se pin­ten el pelo de colo­res, o se pei­nen de pun­ta, los “anti­sis­te­mas” haba­ne­ros son, en su inmen­sa mayo­ría, los ton­tos úti­les del fascismo.

http://​jmal​va​rez​blog​.blogs​pot​.com/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.