Anti­sis­te­mas haba­ne­ros: Ton­tos úti­les del fas­cis­mo- JM Alva­rez

Dis­con­for­mes de la Revo­lu­ción que les per­mi­tió el ele­men­tal dere­cho humano a nacer, una Revo­lu­ción con erro­res que, sin hacer con­ce­sio­nes ideo­ló­gi­cas, deben ser sub­sa­na­dos. Naci­dos con una serie de dere­chos bási­cos que sus padres jamás dis­fru­ta­ron (logra­dos a cos­ta de la san­gre ver­ti­da por los jóve­nes de los 60 del siglo pasa­do) y que para sí qui­sie­ran sus coe­tá­neos de Hai­tí, o el Con­go. Los que se reúnen en la esqui­na haba­ne­ra de 23 y G quie­ren más. Quie­ren capi­ta­lis­mo. No con­si­de­ran que el nivel de bien­es­tar alcan­za­do en ese Occi­den­te, que aho­ra se derrum­ba, se debe a la explo­ta­ción de los paí­ses pobres, algo que no hace Cuba.

Gru­pos que se auto exclu­yen por deci­sión per­so­nal, ”con­tes­ta­ta­rios” cuya con­tes­ta­ción con­sis­te en lucir vaque­ros rotos, meter­se coca de un turis­ta por la nariz y soñar (val­ga la redun­dan­cia) con el sue­ño ame­ri­cano. Excén­tri­cos por la noche, cobar­des por el día, pues don­de no hay base ideo­ló­gi­ca la cobar­día esta­rá siem­pre pre­sen­te. Cobar­des y aco­mo­da­ti­cios por­que duran­te el día escon­den su “rebel­día” com­por­tán­do­se y vis­tien­do como (pala­bras suyas) “gen­te nor­mal”. Los gru­pos anti­sis­te­ma occi­den­ta­les no disi­mu­lan, pero esa dife­ren­cia no está vin­cu­la­da a la «liber­tad» de la que, supues­ta­men­te, dis­fru­tan, ya que son cons­tan­te­men­te repri­mi­dos, apa­lea­dos y encar­ce­la­dos. Éstos tie­nen con­cien­cia de cla­se.

Are­tes, muñe­que­ras, cami­se­tas vario­pin­tas… El hábi­to no siem­pre hace al mon­je. Los anti­sis­te­mas de Occi­den­te han sido exclui­dos de la socie­dad capi­ta­lis­ta, los haba­ne­ros se auto exclu­yen por esno­bis­mo. El indi­vi­duo anti­sis­te­ma, está con­tra el impe­ria­lis­mo por­que es impo­si­ble ala­bar a los ase­si­nos de millo­nes de per­so­nas en gue­rras de saqueo. Cada cual que luz­ca como quie­ra, esa no es la cues­tión, pero por mucho que se pin­ten el pelo de colo­res, o se pei­nen de pun­ta, los “anti­sis­te­mas” haba­ne­ros son, en su inmen­sa mayo­ría, los ton­tos úti­les del fas­cis­mo.

http://​jmal​va​rez​blog​.blogs​pot​.com/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *