Manue­la Sáenz: pro­ta­go­nis­ta de la his­to­ria por dere­cho pro­pio – Pala­bras de mujer

En el con­tex­to his­to­rio­grá­fi­co patriar­cal, Manue­la Sáenz ha sido des­de­ña­da, vili­pen­dia­da, estig­ma­ti­za­da, has­ta refle­ja­da como un “defec­to” de Bolí­var, por la moral cató­li­ca patriar­cal de nume­ro­sos escri­to­res.

Pero entra­do el siglo vein­te, muje­res his­to­ria­do­ras y escri­to­ras ecua­to­ria­nas y de otros paí­ses de Lati­noa­mé­ri­ca, han rein­vin­di­ca­do a Manue­la con nue­vos tex­tos y rees­cri­tu­ra de su bio­gra­fía, lo que ha con­tri­bui­do a un cam­bio en la per­cep­ción sobre su pre­sen­cia en la his­to­ria, otor­gán­do­le el jus­to valor a su par­ti­ci­pa­ción en la ges­ta inde­pen­den­tis­ta. Manue­la era una revo­lu­cio­na­ria inde­pen­den­tis­ta mucho antes de cono­cer a Bolí­var en Qui­to en 1822, una fer­vien­te lucha­do­ra por la inde­pen­den­cia y la liber­tad.

En la actua­li­dad, otra per­cep­ción sobre Manue­la Sáenz da la impre­sión que ha impul­sa­do la pre­sen­cia de sus res­tos sim­bó­li­cos en Vene­zue­la y otros paí­ses de Sura­mé­ri­ca, como mili­tan­te y com­ba­tien­te revo­lu­cio­na­ria, a 153 años de su muer­te.

Esta per­cep­ción, esta­ría influi­da des­de la visión de los nue­vos lide­raz­gos polí­ti­cos de varo­nes lati­no­ame­ri­ca­nos del pri­mer dece­nio de este siglo, que admi­ran a Manue­la y que con­si­de­ran de mucha impor­tan­cia que el ímpe­tu revo­lu­cio­na­rio de la extra­or­di­na­ria qui­te­ña, la alia­da polí­ti­ca de Bolí­var, una mujer de entre­ga total a la cau­sa revo­lu­cio­na­ria de su épo­ca, y su incon­di­cio­nal com­pro­mi­so polí­ti­co, sea abra­za­do como ideal de lucha y mode­lo a seguir por las muje­res que com­par­ten los pro­yec­tos polí­ti­cos de los actua­les líde­res boli­va­ria­nos de la región sur­ame­ri­ca­na.

En 2007, cuan­do la ascien­de a Gene­ra­la, el Pre­si­den­te Rafael Correa, dijo: “Eres la luz des­pier­ta de los tiem­pos oscu­ros. Eres nues­tra com­pa­trio­ta y nues­tro des­tino. Eres memo­ria viva de la liber­tad. Hoy eres el espe­jo en el que otras muje­res se miran y agi­gan­tan”.

Vira­je his­tó­ri­co

La visión patriar­cal de la his­to­rio­gra­fía tra­di­cio­nal sobre Manue­la Sáenz comen­zó a per­der terreno a par­tir de la déca­da de los ochen­ta del sigloXX en Ecua­dor. Las muje­res de ese país han man­te­ni­do des­de ese momen­to has­ta aho­ra, un tra­ba­jo sis­te­má­ti­co de recu­pe­ra­ción de su figu­ra, para rom­per el círcu­lo de home­na­je Manue­la des­de la leyen­da y rein­vin­di­car­la como una de las más impor­tan­tes líde­res revo­lu­cio­na­rias de la Inde­pen­den­cia de Amé­ri­ca toda.

Las ecua­to­ria­nas de igual mane­ra tra­tan de res­ca­tar a Manue­la como mujer, colo­car­la fue­ra del recuer­do de su pasa­do glo­rio­so, y mos­trar­la en el exi­lio en Perú en la pobre­za extre­ma y en su dis­ca­pa­ci­dad pro­duc­to de una caí­da que la deja para­lí­ti­ca y con­fi­na­da en un sillón, situa­ción que enfren­tó con dig­ni­dad y que no que­bró su espí­ri­tu.

Asi­mis­mo, Nela Mar­tí­nez Espi­no­za, polí­ti­ca, escri­to­ra y lucha­do­ra social ecua­to­ria­na, pri­me­ra mujer que fue dipu­tada en ese país, falle­ci­da en 2004 a la edad de 92 años, dedi­có mucho tiem­po a recu­pe­rar la figu­ra de Manue­la (a quien le decía la insu­mi­sa) para el movi­mien­to femi­nis­ta y los dere­chos socia­les y polí­ti­cos de las ecua­to­ria­nas, al equi­pa­rar la figu­ra de Manue­la a la de Bolí­var en cuan­to a patrio­tis­mo y amor a la liber­tad. Nela, fer­vien­te estu­dio­sa del apor­te de las muje­res en la his­to­ria, ubi­ca en su ver­da­de­ra dimen­sión a Manue­la Sáenz: ya no es más la “loca aman­te” de Simón Bolí­var, sino la Coli­ber­ta­do­ra.

En 1983, Nela Mar­tí­nez reco­pi­ló y edi­tó ‘Manue­la Liber­tad’, que reco­ge un artícu­lo de su auto­ría, así como cola­bo­ra­cio­nes de Euge­nia Vite­ri, Pedro Jor­ge Vera y Nel­son Estu­pi­ñán Bass. En 1989 orga­ni­zó el “Pri­mer Encuen­tro con la His­to­ria: Manue­la Sáenz”, que tuvo lugar en Pai­ta el 24 de sep­tiem­bre de ese año. Allí se fir­mó la Decla­ra­ción, por medio de la cual las par­ti­ci­pan­tes jura­ron seguir el ejem­plo de Manue­la y com­ba­tir toda for­ma de injus­ti­cia neo­co­lo­nial inclu­yen­do la dis­cri­mi­na­ción de cla­se, de raza y de sexo.

Las par­ti­ci­pan­tes pro­cla­ma­ron a Manue­la Sáenz pre­cur­so­ra de la mujer eman­ci­pa­da y Coli­ber­ta­do­ra del movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta. Esto últi­mo impli­ca­ba que su con­tri­bu­ción a la inde­pen­den­cia fue igual a la de Bolí­var. Pero, sobre todo, la Decla­ra­ción mos­tra­ba la emer­gen­cia de la pre­sen­cia de Manue­la Sáenz como heroí­na femi­nis­ta y mili­tan­te revo­lu­cio­na­ria com­ba­ti­va, un sím­bo­lo que debía ins­pi­rar a todos/​todas aque­llos comprometidos/​as en trans­for­mar a las socie­da­des lati­no­ame­ri­ca­nas de acuer­do con los idea­les femi­nis­tas revo­lu­cio­na­rios.

La pro­pues­ta ori­gi­nal del ascen­so pós­tu­mo a gene­ra­la de Manue­la y de su reco­no­ci­mien­to nacio­nal fue de Nela jun­to a orga­ni­za­cio­nes de muje­res de todo Ecua­dor a tra­vés de la Fun­da­ción Manue­la Sáenz.

Nela Mar­tí­nez, era una con­ven­ci­da de que: “Vol­ver a nues­tras raí­ces nos obli­ga a con­vo­car a las muje­res de nues­tra Amé­ri­ca y a recor­dar­les que la bata­lla por la inde­pen­den­cia continúa”.Palabras suyas que son un cla­ro lla­ma­do a las muje­res ecua­to­ria­nas a la mili­tan­cia revo­lu­cio­na­ria com­ba­ti­va, simi­lar al lla­ma­do del Pre­si­den­te Correa ‑que ya hemos men­cio­na­do en este texto‑, quien inter­pre­tó el anhe­lo de las muje­res ecua­to­ria­nas y le dio cur­so a este pedi­do his­tó­ri­co.
Cro­no­lo­gía del retorno-Perú-Ecua­dor

El pere­gri­na­je de regre­so a Ecua­dor comen­zó en Pai­ta el 3 de mayo de este año, des­de don­de par­tie­ron dos cofres fúne­bres con tie­rra de esa ciu­dad cos­te­ra de Perú, lugar don­de Manue­la murió en noviem­bre de 1856.

A lo lar­go y ancho del vie­jo puen­te inter­na­cio­nal que une a Hua­qui­llas (Ecua­dor) con Aguas Ver­des (Perú), los cofres con los res­tos ingre­sa­ron a Ecua­dor y fue­ron con­du­ci­dos a Cha­cras.

En esta parro­quia, la vice­pre­fec­ta de Pichin­cha, Mar­ce­la Cos­ta­les Herre­ra, el pre­fec­to de El Oro, Mont­gó­mery Sán­chez, la vice­pre­fec­ta del Gua­yas, Luz­mi­la Nico­lal­de, el gober­na­dor Edgar Cór­do­va, los alcal­des de los cator­ce can­to­nes, direc­ti­vos de las 49 jun­tas parro­quia­les del país, jun­to a repre­sen­tan­tes de Aya­ba­ca, Huan­ca­bam­ba, Morro­pón, Pai­ta, Sechu­ra, Sulla­na y Tala­ra, per­te­ne­cien­tes al Depar­ta­men­to de Piu­ra (Perú), par­ti­ci­pa­ron del his­tó­ri­co deve­li­za­mien­to de un bus­to de la liber­ta­do­ra.

Mar­ce­la Cos­ta­les Peñahe­rre­ra decla­ró que la cam­pa­ña, con des­tino final en Vene­zue­la, invo­lu­cra a cua­tro paí­ses y cuen­ta con más de 264 even­tos en los que será hon­ra­da a la Gene­ra­la con el fin de res­ca­tar su memo­ria his­tó­ri­ca y pre­sen­cia liber­ta­ria.

Luz­mi­la Nico­lal­de, decla­ró: “Con este home­na­je que­re­mos recu­pe­rar la memo­ria his­tó­ri­ca de la pre­sen­cia de Manue­la Sáenz en Ecua­dor, res­ca­tar su nom­bre como mujer y liber­ta­ria y no sólo como la his­to­ria la ha cono­ci­do, como la aman­te de Bolí­var. Ella fue mucho más que eso”.

Los res­tos sim­bó­li­cos fue­ron lle­va­dos el 4 de mayo a los pre­dios de la Uni­ver­si­dad Téc­ni­ca de Macha­la. Tam­bién reci­bie­ron hono­res en la sede del Gobierno Pro­vin­cial Autó­no­mo de El Oro, en el mis­mo esce­na­rio se cum­plió un ritual sim­bó­li­co del femi­nis­mo popu­lar y se desa­rro­lla­ron diver­sos actos cul­tu­ra­les.

El 5 de mayo lle­ga­ron a Gua­ya­quil, don­de fue­ron reci­bi­dos con todos los hono­res mili­ta­res; se reali­zó una cere­mo­nia en el hemi­ci­clo La Roton­da, don­de estu­vie­ron pre­sen­tes el vice­pre­si­den­te Lenin Moreno, el pre­fec­to del Gua­yas, Jimmy Jai­ra­la, entre otras auto­ri­da­des. Des­pués del acto, los res­tos sim­bó­li­cos pasa­ron el res­to de la sema­na en el Muni­ci­pio de Gua­ya­quil, para lue­go via­jar a la pro­vin­cia de Los Ríos.

El 20 de mayo lle­ga­ron a la Asam­blea Nacio­nal en Qui­to, don­de fue­ron reci­bi­dos por los/​las asam­bleis­tas con todos los hono­res que le corres­pon­den como Heroí­na.

El 24 de mayo con ofren­das flo­ra­les de la socie­dad civil y orga­nis­mos guber­na­men­ta­les, los res­tos sim­bó­li­cos de Manue­la Sáenz fue­ron depo­si­ta­dos en el Tem­plo de la Patria (Qui­to) por el vice­pre­si­den­te ecua­to­riano, quien deve­ló tam­bién un bus­to de la heroí­na qui­te­ña.

Todos estos home­na­jes, y otros más que se le rin­die­ron, for­man par­te del com­pro­mi­so asu­mi­do el pasa­do 30 de mar­zo, en Pai­ta, por el Comi­té Nacio­nal de Ecua­dor “Cam­pa­ña triun­fal: Manue­la La Liber­ta­do­ra” y el Comi­té Inter­na­cio­nal “Manue­la Liber­ta­do­ra” de Perú. Con la fir­ma de este docu­men­to se ini­ció un her­ma­na­mien­to entre los gobier­nos loca­les y los pue­blos de las ciu­da­des que acu­na­ron y tes­ti­fi­ca­ron el pen­sa­mient

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *