San­fer­mi­nes: Rue­da de pren­sa ante las agre­sio­nes del ayun­ta­mien­to

El 8 de julio de 1978 Iru­ñea y los san­fer­mi­nes se vis­tie­ron de luto, de negro, tras la bru­tal agre­sioan que sufrio esta ciu­dad a manos de la poli­cia espa­ño­la y que tuvo como con­se­cuen­cia la muer­te de Ger­man Rodri­guez y dece­nas de heri­dos. Pos­te­rior­men­te Jose­ba Baran­dia­ran fue ase­si­na­do en Ore­re­ta por denun­ciar esta agre­sion.

Eran momen­tos muy espe­cia­les, ya que tras la muer­te de Fran­co la mayo­ria de la socie­dad ansia­ba un cam­bio pro­fun­do, lucha­ba por la recu­pe­ra­cion de los dere­chos ele­men­ta­les que duran­te tan­tos años la dic­ta­du­ra les habia nega­do.

una pan­car­ta saca­da al rue­do rei­vin­di­can­do estos dere­chos ele­men­ta­les, la Amnis­tia para los pre­sos poli­ti­cos, fue la excu­sa uti­li­za­da por los esta­men­tos ofi­cia­les, por el poder esta­ble­ci­do, para rea­li­zar esta agre­sion vio­len­ta con­tra la ciu­da­da­nia de Iru­ñea, de Nafa­rroa, de Eus­kal Herria.

El men­sa­je que con esta agre­sion se qui­so man­dar fue cla­ro: por un lado el cam­bio pro­fun­do que la socie­dad recla­ma­ba no se podia con­ver­tir en una reali­dad, habia que dejar todo ata­do y bien ata­do, sobre todo en las pro­vin­cias del nor­te, Espa­ña no se podia divi­dir; y por otro lado, todo lo que no estu­vie­ra con­tro­la­do des­de las ins­ti­tu­cio­nes, des­de los esta­men­tos ofi­cia­les, no podia tener con­ti­nui­dad, no podia tener futu­ro. Las acti­vi­da­des y rei­vin­di­ca­cio­nes popu­la­res habia que eli­mi­nar­las para evi­tar la ple­na rup­tu­ra con la dic­ta­du­ra e impe­dir una ver­da­de­ra demo­cra­cia al ser­vi­cio del pue­blo.

Sin embar­go nin­gu­na inti­tu­cion ha reco­no­ci­do nin­guno de estos dos hechos, y con el tiem­po nos han que­ri­do ven­der que se tra­to de una agre­sion sin pla­ni­fi­car por par­te de unos poli­cias con­cre­tos y de un man­do poli­cial sin expe­rien­cia, que esta actua­cion fue tan solo un error .

32 años des­pues, Iru­ñea y los San­fer­mi­nes vol­ve­ran de nue­vo a ves­tir­se de negro por las agre­sio­nes que sufren sus fies­tas y su ciu­da­da­nia.

32 años des­pues con­ti­nuan en la mis­ma linea que con­du­jo a los acon­te­ci­mien­tos del 78 y al ase­si­na­to de Ger­man: silen­cian la pala­bra de la pobla­cion nava­rra y nie­gan el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción a este Pue­blo ponien­do enci­ma de la mesa la indi­vi­si­vi­li­dad de Espa­ña.

32 años des­pues, las rei­vin­da­ca­cio­nes basi­cas y popu­la­res siguen sien­do per­se­gui­das como enton­ces. 2 peñas han sido denun­cia­das en la Audien­cia Nacio­nal por supues­tos deli­tos de terro­ris­mo por exhi­bir en sus pan­car­tas rei­vin­di­ca­cio­nes de los dere­chos de los pre­sos poli­ti­cos. Las fies­tas popu­la­res siguen sien­do per­se­gi­das por estar fue­ra del con­trol de los esta­men­tos ofi­cia­les.

32 años des­pues, la ver­sion ofi­cial sigue sien­do la mis­ma y la impu­ni­dad para los que come­tie­ron aque­lla agre­sion sigue intac­ta.

Pero 32 años des­pues, la memo­ria de Ger­man y las ansias de escla­re­cer lo suce­di­do tam­bien siguen estan­do intac­tas, al igual que las ganas de recu­pe­rar los dere­chos fun­da­men­ta­les de la ciu­da­da­nia y su dere­cho a orga­ni­zar unas fies­tas popu­la­res al ser­vi­cio de la cida­da­nia.

Recien­te­men­te, el gobierno bri­ta­ni­co ha reco­no­ci­do que los hechos ocu­rri­dos en Derry y cono­ci­dos como Bloody Sun­day, no fue­ron como se con­ta­ron hace 38 años. Ha reco­no­ci­do 38 años des­pues que aque­lla ver­sion ofi­cial era fal­sa. Sin embar­go, el Ayun­ta­mien­to de Iru­ñea ha vuel­to a negar el deba­te en el pleno sobre una comi­sion de la ver­dad para acla­rar lo suce­di­do.

Y es que el tiem­po pone a cada uno en su lugar. Aqui tam­bien, lle­ga­ra el momen­to en el que el Gobieno Espa­ñol, el Gobierno Nava­rro y el Ayun­ta­mien­to de Iru­ñea ten­dran que reco­no­cer lo que suce­dio aquel año 1978 y el por que de seme­jan­te agre­sion.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *