Nace la sus­pen­sión cau­te­lar de elec­tos y su examen con­ti­nuo- Edi­to­rial Gara

La Comi­sión Cons­ti­tu­cio­nal del Con­gre­so apro­bó el miér­co­les una pro­pues­ta pac­ta­da por PSOE y PP para tra­tar de impe­dir la pre­sen­cia de repre­sen­tan­tes de la izquier­da aber­tza­le en las ins­ti­tu­cio­nes. La refor­ma de la ley elec­to­ral esti­ra inclu­so has­ta des­pués de las vota­cio­nes la posi­bi­li­dad de ile­ga­li­zar una can­di­da­tu­ra e impe­dir la pro­cla­ma­ción de sus elec­tos. Ade­más, se con­tem­pla que éstos pue­dan ser some­ti­dos a una suer­te de «autos de fe» de lim­pie­za «anti­te­rro­ris­ta».

Los pode­res espa­ño­les tie­nen una lar­ga tra­di­ción inqui­si­to­rial. Y entre sus repre­sen­ta­cio­nes más crue­les e irra­cio­na­les se encon­tra­ban los autos de fe, don­de algu­nos con­de­na­dos podían solem­ni­zar su vuel­ta al seno de la Igle­sia o, de lo con­tra­rio, afron­tar su cas­ti­go por here­jes impe­ni­ten­tes.

Aco­mo­dán­do­lo a los tiem­pos y a sus nue­vas nece­si­da­des, PSOE y PP han recu­pe­ra­do en cier­ta medi­da esta figu­ra his­tó­ri­ca. De acuer­do a las nue­vas reglas doc­tri­na­les, ya no se exi­ge demos­trar la lim­pie­za de san­gre cris­tia­na, sino la lim­pie­za de san­gre «anti­te­rro­ris­ta», algo que, a la vis­ta de las cons­tan­tes refor­mas de «per­fec­cio­na­mien­to», se sabe dón­de empe­zó pero no dón­de pue­de aca­bar.

La Comi­sión Cons­ti­tu­cio­nal del Con­gre­so de los Dipu­tados apro­bó ayer, con el apo­yo de Coa­li­ción Cana­ria, un dic­ta­men pac­ta­do por PSOE y PP cuya inten­cio­na­li­dad, según los titu­la­res de los tele­ti­pos, es «arrin­co­nar a Bata­su­na» o «estre­char el cer­co» sobre ella. Para lograr­lo, se han intro­du­ci­do nue­vas faci­li­da­des de pla­zos y for­mas para poder ile­ga­li­zar par­ti­dos y lis­tas. Y tam­bién un pun­to de dudo­sa lega­li­dad, la incom­pa­ti­bi­li­dad sobre­ve­ni­da de un elec­to que no demues­tre la men­cio­na­da «lim­pie­za de san­gre anti­te­rro­ris­ta».

La refor­ma plan­tea que una per­so­na que haya sido ele­gi­da para cual­quier car­go en una can­di­da­tu­ra de un par­ti­do que des­pués de las elec­cio­nes sea ile­ga­li­za­do será decla­ra­da incom­pa­ti­ble para el car­go por la «Admi­nis­tra­ción Elec­to­ral». Pero tie­ne una for­ma de demos­trar su ino­cen­cia: for­mu­lar «volun­ta­ria­men­te» ante dicha admi­nis­tra­ción y antes de quin­ce días «una decla­ra­ción expre­sa e indu­bi­ta­da de sepa­ra­ción y recha­zo de las cau­sas deter­mi­nan­tes de la decla­ra­ción de ile­ga­li­dad» de la can­di­da­tu­ra a la que repre­sen­tó.

Pero no bas­ta con expre­sar por escri­to que se abra­za fer­vien­te­men­te la doc­tri­na del pac­to PSOE-PP. Sobre el acu­sa­do recae­rá la obli­ga­ción de demos­trar­lo día a día en su tra­ba­jo ins­ti­tu­cio­nal. Por­que como «a tra­vés de hechos, omi­sio­nes o mani­fes­ta­cio­nes» ‑se dice tex­tual­men­te- «mos­tra­ra con­tra­dic­ción» con su decla­ra­ción de ino­cen­cia, será de inme­dia­to decla­ra­do incom­pa­ti­ble.

El tex­to no reco­ge nin­gún tipo de garan­tías pro­ce­sa­les para el acu­sa­do, ni habla de posi­bles recur­sos ni de jui­cios some­ti­dos a los prin­ci­pios de con­tra­dic­ción e igual­dad entre las par­tes.

Dudo­sa cons­ti­tu­cio­na­li­dad

La idea de la incom­pa­ti­bi­li­dad sobre­ve­ni­da ya se reco­gía en la pro­pues­ta que el 26 de mar­zo apro­bó el Con­se­jo de Minis­tros espa­ñol. La nove­dad intro­du­ci­da duran­te las nego­cia­cio­nes entre PSOE y PP ha sido ese pro­ce­so per­ma­nen­te duran­te toda la legis­la­tu­ra para ver si el acu­sa­do aca­ba pecan­do de pala­bra, obra u omi­sión.

La posi­bi­li­dad de que un con­ce­jal o par­la­men­ta­rio sea pri­va­do de su car­go des­pués de haber sido ele­gi­do es algo que se con­si­de­ra­ba tabú has­ta la fecha. Los por­ta­vo­ces de los par­ti­dos que vota­ron en con­tra de esta refor­ma ‑PNV e IU- ya comen­ta­ron su dudo­sa cons­ti­tu­cio­na­li­dad. Pero tam­bién los impul­so­res de los cam­bios han con­fe­sa­do que se tra­ta de uno de los aspec­tos que más que­bra­de­ros de cabe­za las ha supues­to a la hora de redac­tar­lo.

Sus­pen­sión cau­te­lar de elec­tos

Tam­bién se sabía des­de mar­zo que los cam­bios en la ley elec­to­ral iban a per­mi­tir exten­der los pla­zos de impug­nar una can­di­da­tu­ra casi has­ta el mis­mo día de la vota­ción, para evi­tar los casos en los que una vez ini­cia­da la cam­pa­ña la izquier­da aber­tza­le pue­da pedir el voto para una lis­ta, como había ocu­rri­do en oca­sio­nes ante­rio­res.

Pero las últi­mas nego­cia­cio­nes entre PSOE y PP han alar­ga­do estos pla­zos inclu­so has­ta des­pués de la cele­bra­ción de las elec­cio­nes. En con­cre­to, se pro­po­ne que en los días que van «des­de las vota­cio­nes has­ta la pro­cla­ma­ción de elec­tos» la Abo­ga­cía del Esta­do y la Fis­ca­lía pue­dan pedir la «sus­pen­sión cau­te­lar de elec­tos». Para ello, debe­rían pre­sen­tar ante la Sala del 61 del Tri­bu­nal Supre­mo «un escri­to moti­va­do anun­cian­do la pre­sen­ta­ción, en un pla­zo no supe­rior a quin­ce días» de una deman­da de ile­ga­li­za­ción de un par­ti­do.

Si el TS admi­te la soli­ci­tud, debe­rá deci­dir si man­tie­nen la sus­pen­sión cau­te­lar has­ta que fina­li­ce el pro­ce­di­mien­to. Si al final el par­ti­do o can­di­da­tu­ra se ile­ga­li­za, se decla­ra­rá tam­bién la no pro­cla­ma­ción de sus elec­tos.

«Vamos a tapo­nar las vías ambi­guas», comen­tó el dipu­tado del PSOE Txi­ki Bene­gas en defe­sa de la refor­ma. Para Anto­nio Basa­goi­ti, del PP, se tra­ta de «impe­dir que ETA lle­gue a las pró­xi­mas elec­cio­nes» y aña­dió que el Gobierno espa­ñol ya tie­ne la «lla­ve ingle­sa» y aho­ra sólo tie­ne «que apre­tar la tuer­ca».

Fuen­te: http://​www​.gara​.net/​a​z​k​e​n​a​k​/​0​7​/​2​0​7​9​4​3​/​e​s​/​N​a​c​e​-​s​u​s​p​e​n​s​i​o​n​-​c​a​u​t​e​l​a​r​-​e​l​e​c​t​o​s​-​s​u​-​e​x​a​m​e​n​-​c​o​n​t​i​nuo

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *