La cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca ha recha­za­do la refor­ma labo­ral – Gara

La mayo­ría sin­di­cal vas­ca, repre­sen­ta­da por Adol­fo Muñoz (ELA), Ainhoa Etxai­de (LAB), Josu Bal­ma­se­da (ESK), Belén Arron­do (STEE-EILAS), Ainhoa Itur­be (EHNE) y Patxi Agi­rre (Hiru), agra­de­ció la res­pues­ta de los tra­ba­ja­do­res a la huel­ga gene­ral y con­clu­yó que «fue un gran éxi­to» y que esta alian­za sin­di­cal que per­du­ra en el tiem­po «se ha for­ta­le­ci­do», como pre­ci­só la líder de LAB. A su jui­cio, los tra­ba­ja­do­res y la socie­dad de Hego Eus­kal Herria han recha­za­do con fir­me­za la refor­ma labo­ral y han deja­do cla­ro que «nadie en el trá­mi­te par­la­men­ta­rio en Madrid podrá nego­ciar la refor­ma en nom­bre de los tra­ba­ja­do­res vas­cos».

Los res­pon­sa­bles sin­di­ca­les expli­ca­ron que han enten­di­do el men­sa­je que los tra­ba­ja­do­res han trans­mi­ti­do con el paro gene­ra­li­za­do de «mirar hacia ade­lan­te» para «refor­zar la alian­za de la mayo­ría sin­di­cal» y «fre­nar la apli­ca­ción de la refor­ma en Hego Eus­kal Herria en la nego­cia­ción colec­ti­va en los cen­tros de tra­ba­jo». Se mos­tra­ron deci­di­dos a con­ti­nuar en esa lucha «que ini­cia­mos en la huel­ga del 21 de mayo» para avan­zar hacia «la trans­for­ma­ción social, en la que los tra­ba­ja­do­res tene­mos que ser el suje­to del cam­bio», pre­ci­só Ainhoa Etxai­de, quien afir­mó que el éxi­to de la huel­ga gene­ral ha refor­za­do el tra­ba­jo que duran­te más de un año ha rea­li­za­do la mayo­ría sin­di­cal para exi­gir un cam­bio de polí­ti­cas eco­nó­mi­cas y socia­les, por­que «como diji­mos en mayo de 2009, si no se pro­du­cía un cam­bio en esas polí­ti­cas, lle­ga­rían los recor­tes para la cla­se tra­ba­ja­do­ra, como así ha sido», apos­ti­lló Adol­fo Muñoz, quien des­ta­có que se ave­ci­na una fase «muy dura».

Los repre­sen­tan­tes de la mayo­ría sin­di­cal vas­ca agra­de­cie­ron a la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca el papel acti­vo que ha juga­do en poco más de dos sema­nas para con­se­guir para­li­zar «los cen­tros de tra­ba­jo, los polí­go­nos indus­tria­les y pue­blos» en con­tra de la refor­ma labo­ral, la más agre­si­va y dura de los últi­mos trein­ta años. Belén Arron­do recor­dó, igual que el res­to de los repre­sen­tan­tes sin­di­ca­les, que «la huel­ga fue un éxi­to y los empre­sa­rios y los gobier­nos lo saben».

Seguir la lucha
Ocu­rre, como indi­có Josu Bal­ma­se­da, «que los res­pon­sa­bles de las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas han cedi­do el con­trol de la situa­ción eco­nó­mi­ca a los pode­ro­sos, a aque­llos que nos lle­va­ron a esta cri­sis eco­nó­mi­ca y que aho­ra des­car­gan el peso de los recor­tes enci­ma de las espal­das de los tra­ba­ja­do­res». Por lo que mani­fes­tó que «debe­mos con­ti­nuar este camino de lucha, por­que no ha hecho más que empe­zar. Si no cam­bia la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca y social, ten­dre­mos que seguir en esta ofen­si­va hacia un nue­vo mode­lo eco­nó­mi­co y social, por­que el neo­li­be­ral y capi­ta­lis­ta nos lle­va a la rui­na». En ese sen­ti­do, Bal­ma­se­da asu­mió el eslo­gan que cada vez se oye más en las mani­fes­ta­cio­nes por recor­tes sala­ria­les, pro­ble­mas de con­ve­nios o des­pi­dos de que «aquí no fal­ta dine­ro, sobran ladro­nes».

El repre­sen­tan­te sin­di­cal recla­mó, como fija el decá­lo­go que ela­bo­ró la mayo­ría sin­di­cal, «el repar­to de la rique­za, la nacio­na­li­za­ción de la ban­ca, ter­mi­nar con el frau­de fis­cal e impo­ner tasas a las tran­sac­cio­nes eco­nó­mi­cas de los pode­ro­sos». Deman­dó «sobe­ra­nía ali­men­ta­ria, un trans­por­te de mer­can­cías y de per­so­nas ade­cua­do a las per­so­nas y tra­ba­jar menos, para tra­ba­jar más per­so­nas».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *