Edi­les que die­ron impul­so a Udal­bil­tza se decla­ran «tan cul­pa­bles como los acu­sa­dos» – Ramón Sola

Con­ce­ja­les nava­rros res­pal­da­ron ayer a los impu­tados por Udal­bil­tza y ani­ma­ron a pro­tes­tar maña­na en Iru­ñea y el 17 de julio en Bil­bo. Se pre­gun­tan «para qué nos eli­gió el pue­blo» si no pue­den siquie­ra asociarse.

A esca­sas dos sema­nas del ini­cio del jui­cio con­tra Udal­bil­tza, los impu­tados con­ta­ron ayer con el apo­yo soli­da­rio de con­ce­ja­les de toda Nafa­rroa. En una com­pa­re­cen­cia, ani­ma­ron a con­cen­trar­se maña­na a las 13.00 delan­te del Ayun­ta­mien­to de Iru­ñea y a mani­fes­tar­se el 17 de julio en Bil­bo. Pero, sobre todo, deja­ron varias refle­xio­nes sig­ni­fi­ca­ti­vas sobre el alcan­ce de este pro­ce­so y sobre el modo en que afec­ta a los electos.

Antes que nada, Enri­ke Miran­da sub­ra­yó que a quie­nes se sen­ta­rán en el ban­qui­llo de los acu­sa­dos por diri­gir Udal­bil­tza «no los eli­gió ETA, sino noso­tros, más de 1.000 per­so­nas reu­ni­das en una asam­blea en el Kur­saal en 2001. Por lo tan­to, somos tan cul­pa­bles como ellos».

Miran­da cons­ta­tó que quien ata­ca de esta for­ma a los repre­sen­tan­tes de la ciu­da­da­nía «se acer­ca más a la dic­ta­du­ra que a la demo­cra­cia». Pre­gun­tó «para qué nos eli­gió el pue­blo» si no se les per­mi­te tomar ini­cia­ti­vas tan sim­ples como crear una aso­cia­ción. Y aña­dió iró­ni­ca­men­te si aca­so esta opción cabe «en Anda­lu­cía sí, pero en Eus­kal Herria no».

Volun­tad polí­ti­ca, la diferencia

Un perio­dis­ta se intere­só por cuá­les son las supues­tas prue­bas con­cre­tas con­tra los impu­tados. Expe Iriar­te puso como ejem­plo que en su caso per­so­nal se le vin­cu­la con ETA por haber cola­bo­ra­do con las ikas­to­las o con la UEU. Txe­ma Jura­do, sen­ta­do a su lado, aña­dió que a él se le acha­ca «haber pro­mo­vi­do tres can­di­da­tu­ras en la zona de Tafa­lla. Diez años de cár­cel», dijo en alu­sión a la peti­ción fiscal.

Sobre el jui­cio pla­nea con fuer­za el des­en­la­ce del «caso Egun­ka­ria», con­clui­do con sen­ten­cia abso­lu­to­ria. El pro­pio Jura­do recor­dó que «un aná­li­sis pura­men­te téc­ni­co lle­va­ría a cerrar este caso inme­dia­ta­men­te, pero aquí no se actúa por prin­ci­pios jurí­di­cos. La Fis­ca­lía no ha reti­ra­do los car­gos, como hizo con “Egun­ka­ria”. Y la úni­ca dife­ren­cia es la volun­tad política».

Iriar­te apos­ti­lló que no sólo está en jue­go el futu­ro per­so­nal de 22 per­so­nas, sino la capa­ci­dad de acción polí­ti­ca de «todas las per­so­nas que tie­nen un pro­yec­to dife­ren­te al del poder». Y Miran­da hizo un jue­go ver­bal basa­do en las fechas del jui­cio: «La demo­cra­cia espa­ño­la ha sus­pen­di­do en junio, espe­re­mos que aprue­be en septiembre».

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.