Indio Alfa­ro vie­ne, indio Alfa­ro va: Viva Alfa­ro, Cara­jo – María Angostura

La sig­ni­fi­ca­ción his­tó­ri­ca de Eloy Alfa­ro para los ecua­to­ria­nos hace par­te de nues­tra vital iden­ti­dad de lucha e insur­gen­cia por alcan­zar mejo­res días, por aca­bar con la opre­sión y la explo­ta­ción, la pre­sen­cia de Alfa­ro es la pre­sen­cia de los humil­des y de las luchas con­cre­tas que con armas en la mano enfren­ta­ron a la oli­gar­quía de su épo­ca. Este 5 de junio se con­me­mo­ro los 115 años de la ges­ta liber­ta­ria que enfren­to el des­po­tis­mo y la con­cul­ca­ción de las liber­ta­des, ese 5 de junio es el resul­ta­do de un lar­go pro­ce­so de lucha, don­de lo más sig­ni­fi­ca­ti­vo cons­ti­tu­ye la orga­ni­za­ción de las Mon­to­ne­ras como una for­ma de orga­ni­za­ción social, que insur­ge entre los cam­pe­si­nos de la cos­ta ecuatoriana.

Este 25 de junio se cele­bra­ron 102 años de la lle­ga­da de la pri­me­ra loco­mo­to­ra a Qui­to, obra si bien no ini­cia­da, si impul­sa­da con fer­vor por el gobierno alfa­ris­ta, el tren más difí­cil del mun­do, que sig­ni­fi­co conec­tar la cos­ta pací­fi­ca, con la zona andi­na de nues­tro país.

Junio mes alfa­ris­ta, mes boli­va­riano, mes vigen­te de héroes como Ricar­do Merino y que por pre­di­car una for­ma de lucha, como ins­tru­men­to para alcan­zar la libe­ra­ción y que fue impu­ne­men­te ase­si­na­do cuan­do ya le habían dete­ni­do, lue­go de alla­nar la casa don­de vivía, en la épo­ca del régi­men social­cris­tiano de Febres Cordero.

Junio mes de la entre­ga del Infor­me de la Ver­dad, don­de se evi­den­cia una par­te de la sis­te­má­ti­ca vio­la­ción a los más ele­men­ta­les dere­chos huma­nos por par­te de dis­tin­tos gobier­nos, inclui­do el actual y que hacen par­te de una polí­ti­ca del Esta­do bur­gués capi­ta­lis­ta que es el sis­te­ma que opri­me y explo­ta en esta par­te del mundo.

Infor­me que demues­tra como valien­tes lucha­do­res alfa­ris­tas como Faus­to Basan­tes, Artu­ro Jarrín, fue­ron entre­ga­dos por agen­tes infil­tra­dos para ser ase­si­na­dos y evi­den­cian una for­ma de acción del apa­ra­to repre­si­vo para des­truir la orga­ni­za­ción, la uni­dad y el com­ba­te de los pue­blos, la infil­tra­ción y el sapeo.

Junio mes don­de la fér­til semi­lla alfa­ris­ta con­ti­nua cre­cien­do a pesar de los ase­si­na­tos, las deser­cio­nes, las entre­gas y las clau­di­ca­cio­nes; pues el Alfa­ris­mo no es solo un nom­bre o unos hom­bres o muje­res que esco­gie­ron una for­ma de vida y un camino, el alfa­ris­mo rebel­de e insu­rrec­cio­nal es una posi­ción polí­ti­ca, un com­po­nen­te ideo­ló­gi­co que nutre las luchas de los pue­blos del Ecuador.

El alfa­ris­mo tie­ne que ver con la libe­ra­ción nacio­nal como una paso pre­vio y nece­sa­rio a la cons­truc­ción del socia­lis­mo y que esta libe­ra­ción nacio­nal en el caso del Ecua­dor impli­ca la com­bi­na­ción de todas las for­mas de lucha, la apli­ca­ción con­cre­ta a la reali­dad par­ti­cu­lar de esas for­mas de lucha y que en el caso del Ecua­dor nece­sa­ria­men­te has­ta la fecha, tie­ne vigen­te la lucha armada.

Esa libe­ra­ción nacio­nal que pasa por la cons­truc­ción del poder popu­lar como una for­ma de ejer­ció nue­vo de rela­cio­na­mien­to polí­ti­co que rom­pa con el rela­cio­na­mien­to capi­ta­lis­ta impo­si­ti­vo. Que sig­ni­fi­ca que las cla­ses socia­les van lle­gan­do a la reso­lu­ción defi­ni­ti­va de sus con­tra­dic­cio­nes anta­gó­ni­cas. Y los sec­to­res mayo­ri­ta­rios, obre­ros, cam­pe­si­nos, arte­sa­nos, des­em­plea­dos gene­ran una corre­la­ción de fuer­zas que dispu­ta el poder a la mino­ría, los burgueses.

Sig­ni­fi­ca la des­truc­ción del apa­ra­to capi­ta­lis­ta, si la des­truc­ción, pues si no se des­tru­ye el apa­ra­to jurí­di­co, polí­ti­co, eco­nó­mi­co, ideo­ló­gi­co, si no se des­tru­ye las rela­cio­nes de explo­ta­ción don­de unos pocos se apro­ve­chan del tra­ba­jo y la pro­duc­ción de la mayo­ría, no se esta trans­for­man­do nada y lo que se esta hacien­do es dar vuel­ta sobre lo mis­mo con dis­tin­tos nom­bres, social­de­mo­cra­cia, refor­mis­mo, opor­tu­nis­mo pero que en esen­cia sigue sos­te­nien­do el capitalismo.

Alfa­ris­mo que hace par­te de las luchas inter­na­cio­na­lis­tas, y la soli­da­ri­dad con el com­ba­te y la cons­truc­ción de la Patria Gran­de Lati­no­ame­ri­ca­na, como una tarea prio­ri­ta­ria de uni­dad y de pro­yec­ción estra­té­gi­ca, que es la for­ma actual para enfren­tar al impe­ria­lis­mo y para derrotarlo.

Enton­ces por eso es vali­do gri­tar como lo hicie­ron las mon­to­ne­ras, don­de se agru­pa­ban los mon­tu­bios, los afros ecua­to­ria­nos, los pue­blos indí­ge­nas Viva Alfa­ro, Carajo

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.