El filo­so­fo de cama­ra del gobierno espa­ñol- Javier Ramos

Defi­ni­ti­va­men­te pare­ce ser que el más afa­ma­do filó­so­fo de cáma­ra al ser­vi­cio del Poder impe­rial espa­ñol, ha per­di­do el poco jui­cio que le que­da­ba. No ha podi­do esco­ger mejor efe­mé­ri­des que el día inter­na­cio­nal de las víc­ti­mas de la tor­tu­ra para tra­tar de, por una par­te, ensal­zar el anti demo­crá­ti­co sis­te­ma polí­ti­co-cons­ti­tu­cio­nal espa­ñol y, de la otra, ensu­ciar la tra­yec­to­ria de la izquier­da aber­tza­le y la nue­va apues­ta que está efec­tuan­do en su pro­pues­ta Eus­kal Herria zutik, cre­yen­do ver renun­cia y arre­pen­ti­mien­to en lo que no ese sino un cam­bio de estra­te­gia. ( EL CORREO ESPAÑOL, 26−06−10)

Cree Sava­ter que la izquier­da aber­tza­le está bus­can­do una suer­te de aco­mo­do al podri­do sis­te­ma demo­crá­ti­co-bur­gués espa­ñol ‚tru­fa­do de puro y pes­ti­len­te fas­cis­mo, que aquel defien­de y que, por tan­to, ésta ha de abju­rar de su his­to­ria y de sus con­vic­cio­nes. ¡ qué equi­vo­ca­do está!. Si este inte­lec­tua­loi­de cavi­la­ra con mayor enjun­dia habría debi­do cole­gir que las cosas mar­chan de otro modo para Eus­kal Herria, afor­tu­na­da­men­te. Que, para resu­mir­lo en pocas pala­bras, si hace 50 años unos pocos debían dar­lo todo por­que otros muchos ape­nas daban nada, fru­to de las dis­tin­tas luchas, y su corre­la­ti­va con­cien­cia­ción nacio­nal de las masas tra­ba­ja­do­ras, se ha inver­ti­do el con­cep­to y es aho­ra, cuan­do una inmen­sa mayo­ría está acti­va­men­te deman­dan­do la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria, cuan­do, precisamente,es fac­ti­ble que esos pocos no ten­gan ya que dar­lo todo. Así de sim­ple y así de cons­truc­ti­vo para el deve­nir de este Pue­blo.

No son las fuer­zas sobe­ra­nis­tas que el pasa­do día 20 de Junio agru­pa­ron fuer­zas y pro­yec­tos en pos de una Eus­kal Herria con Esta­do pro­pio, las que tie­nen que abju­rar de nada. Es el Esta­do espa­ñol, en todo caso, quien debe­ría pedir per­dón por las innu­me­ra­bles tro­pe­lías que come­te a dia­rio en estas tie­rras. Empe­zan­do por las injus­ti­fi­ca­das deten­cio­nes en masa, las múl­ti­ples denun­cias de tor­tu­ras y malos tra­tos, los alla­na­mien­tos de mora­da ad cau­te­lam, las inco­mu­ni­ca­cio­nes en comi­sa­ría que pro­pi­cian espa­cios para el mal­tra­to según denun­cian una y otra vez innu­me­ra­bles orga­nis­mos inter­na­cio­na­les; las ile­ga­li­za­cio­nes de par­ti­dos polí­ti­cos, que pro­pi­cian una repre­sen­ta­ti­vi­dad ins­ti­tu­cio­nal abe­rran­te y ama­ña­da; La nega­ción de dere­chos civi­les y polí­ti­cos para una bue­na par­te de la ciu­da­da­nía: de expre­sión, de reu­nión, de sufra­gio acti­vo y pasi­vo etcé­te­ra, etcé­te­ra. ¿ Qué lec­cio­nes de demo­cra­cia y res­pe­to a los dere­chos huma­nos pue­de pre­ten­der incul­car este repre­sen­tan­te de la inte­lec­tua­li­dad al ser­vi­cio del impe­rio? Nin­gu­na, por cier­to.

Más aún. Se per­mi­te el buen hom­bre dis­tin­guir entre la vio­len­cia que se debe con­de­nar y la que no. Como es natu­ral sólo se ha de con­de­nar la “ile­gal e ile­gí­ti­ma de ETA, no la fuer­za demo­crá­ti­ca­men­te regu­la­da del Esta­do de Dere­cho espa­ñol ( o fran­cés, en su caso)” (sic). Es decir, que para el autor se legi­ti­ma la tor­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal, la que ya ha sido reite­ra­da­men­te denun­cia­da por dis­tin­tos comi­sio­na­dos espe­cia­les para la pre­ven­ción de la tor­tu­ra de la Nacio­nes Uni­das, como el señor Theo Van Boven, por el sim­ple hecho de que inti­tu­la al Esta­do espa­ñol de demo­crá­ti­co y euro­peo. Como si nos qui­sie­ra hacer creer que estos supues­tos obe­de­cen a “exce­sos” de un agen­te de poli­cía enfu­re­ci­do y no a toda una estra­te­gia de terror orques­ta­da des­de las más altas ins­tan­cias polí­ti­cas y que se eje­cu­ta en las más sote­rra­das cloa­cas del Esta­do.

Decir demo­crá­ti­co y euro­peo, des­gra­cia­da­men­te, no es decir mucho. Todos sabe­mos de los crí­me­nes que se come­ten en esos paí­ses, por acción y por omi­sión. Es el caso del joven Mene­zes aba­ti­do por poli­cías ingle­ses; la con­ti­nua­da repre­sión en las ban­lieue fran­ce­sas. Los “erro­res” ale­ma­nes en Afga­nis­tán con dece­nas de muer­tos civi­les ino­cen­tes. La indo­len­te apues­ta por el régi­men sio­nis­ta que ase­si­na a dia­rio y man­tie­ne un régi­men de apartheid para con el Pue­blo Pales­tino. Para qué seguir. El señor Sava­ter cono­ce de pri­me­ra mano estas y otras cues­tio­nes, pero solo le intere­sa una: difa­mar al inde­pen­den­tis­mo vas­co. Habla de una vio­len­cia y ocul­ta todas las demás. Es el hom­bre per­fec­to para un Esta­do per­fec­ta­men­te hipó­cri­ta. Pero, qué le vamos a hacer, en Eus­kal Herria, sim­ple­men­te, no cue­la. Ni va a haber arre­pen­tie­mien­to ni clau­di­ca­ción de nin­gún prin­ci­pio sobe­ra­nis­ta. Por el con­tra­rio, la dig­ni­dad de la lucha empren­di­da duran­te lar­gos y cruen­tos años van a seguir sien­do el ali­men­to de la liber­tad que pron­to abra­za­rá a este Pue­blo vas­co. No lo dude, señor escri­bano del Poder. El mer­ce­na­rio de la plu­ma solo mere­ce ser depo­si­ta­do en el con­te­ne­dor de la basu­ra de la his­to­ria, en su sitio.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *