El filo­so­fo de cama­ra del gobierno espa­ñol- Javier Ramos

Defi­ni­ti­va­men­te pare­ce ser que el más afa­ma­do filó­so­fo de cáma­ra al ser­vi­cio del Poder impe­rial espa­ñol, ha per­di­do el poco jui­cio que le que­da­ba. No ha podi­do esco­ger mejor efe­mé­ri­des que el día inter­na­cio­nal de las víc­ti­mas de la tor­tu­ra para tra­tar de, por una par­te, ensal­zar el anti demo­crá­ti­co sis­te­ma polí­ti­co-cons­ti­tu­cio­nal espa­ñol y, de la otra, ensu­ciar la tra­yec­to­ria de la izquier­da aber­tza­le y la nue­va apues­ta que está efec­tuan­do en su pro­pues­ta Eus­kal Herria zutik, cre­yen­do ver renun­cia y arre­pen­ti­mien­to en lo que no ese sino un cam­bio de estra­te­gia. ( EL CORREO ESPAÑOL, 26−06−10)

Cree Sava­ter que la izquier­da aber­tza­le está bus­can­do una suer­te de aco­mo­do al podri­do sis­te­ma demo­crá­ti­co-bur­gués espa­ñol ‚tru­fa­do de puro y pes­ti­len­te fas­cis­mo, que aquel defien­de y que, por tan­to, ésta ha de abju­rar de su his­to­ria y de sus con­vic­cio­nes. ¡ qué equi­vo­ca­do está!. Si este inte­lec­tua­loi­de cavi­la­ra con mayor enjun­dia habría debi­do cole­gir que las cosas mar­chan de otro modo para Eus­kal Herria, afor­tu­na­da­men­te. Que, para resu­mir­lo en pocas pala­bras, si hace 50 años unos pocos debían dar­lo todo por­que otros muchos ape­nas daban nada, fru­to de las dis­tin­tas luchas, y su corre­la­ti­va con­cien­cia­ción nacio­nal de las masas tra­ba­ja­do­ras, se ha inver­ti­do el con­cep­to y es aho­ra, cuan­do una inmen­sa mayo­ría está acti­va­men­te deman­dan­do la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria, cuan­do, precisamente,es fac­ti­ble que esos pocos no ten­gan ya que dar­lo todo. Así de sim­ple y así de cons­truc­ti­vo para el deve­nir de este Pueblo.

No son las fuer­zas sobe­ra­nis­tas que el pasa­do día 20 de Junio agru­pa­ron fuer­zas y pro­yec­tos en pos de una Eus­kal Herria con Esta­do pro­pio, las que tie­nen que abju­rar de nada. Es el Esta­do espa­ñol, en todo caso, quien debe­ría pedir per­dón por las innu­me­ra­bles tro­pe­lías que come­te a dia­rio en estas tie­rras. Empe­zan­do por las injus­ti­fi­ca­das deten­cio­nes en masa, las múl­ti­ples denun­cias de tor­tu­ras y malos tra­tos, los alla­na­mien­tos de mora­da ad cau­te­lam, las inco­mu­ni­ca­cio­nes en comi­sa­ría que pro­pi­cian espa­cios para el mal­tra­to según denun­cian una y otra vez innu­me­ra­bles orga­nis­mos inter­na­cio­na­les; las ile­ga­li­za­cio­nes de par­ti­dos polí­ti­cos, que pro­pi­cian una repre­sen­ta­ti­vi­dad ins­ti­tu­cio­nal abe­rran­te y ama­ña­da; La nega­ción de dere­chos civi­les y polí­ti­cos para una bue­na par­te de la ciu­da­da­nía: de expre­sión, de reu­nión, de sufra­gio acti­vo y pasi­vo etcé­te­ra, etcé­te­ra. ¿ Qué lec­cio­nes de demo­cra­cia y res­pe­to a los dere­chos huma­nos pue­de pre­ten­der incul­car este repre­sen­tan­te de la inte­lec­tua­li­dad al ser­vi­cio del impe­rio? Nin­gu­na, por cierto.

Más aún. Se per­mi­te el buen hom­bre dis­tin­guir entre la vio­len­cia que se debe con­de­nar y la que no. Como es natu­ral sólo se ha de con­de­nar la “ile­gal e ile­gí­ti­ma de ETA, no la fuer­za demo­crá­ti­ca­men­te regu­la­da del Esta­do de Dere­cho espa­ñol ( o fran­cés, en su caso)” (sic). Es decir, que para el autor se legi­ti­ma la tor­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal, la que ya ha sido reite­ra­da­men­te denun­cia­da por dis­tin­tos comi­sio­na­dos espe­cia­les para la pre­ven­ción de la tor­tu­ra de la Nacio­nes Uni­das, como el señor Theo Van Boven, por el sim­ple hecho de que inti­tu­la al Esta­do espa­ñol de demo­crá­ti­co y euro­peo. Como si nos qui­sie­ra hacer creer que estos supues­tos obe­de­cen a “exce­sos” de un agen­te de poli­cía enfu­re­ci­do y no a toda una estra­te­gia de terror orques­ta­da des­de las más altas ins­tan­cias polí­ti­cas y que se eje­cu­ta en las más sote­rra­das cloa­cas del Estado.

Decir demo­crá­ti­co y euro­peo, des­gra­cia­da­men­te, no es decir mucho. Todos sabe­mos de los crí­me­nes que se come­ten en esos paí­ses, por acción y por omi­sión. Es el caso del joven Mene­zes aba­ti­do por poli­cías ingle­ses; la con­ti­nua­da repre­sión en las ban­lieue fran­ce­sas. Los “erro­res” ale­ma­nes en Afga­nis­tán con dece­nas de muer­tos civi­les ino­cen­tes. La indo­len­te apues­ta por el régi­men sio­nis­ta que ase­si­na a dia­rio y man­tie­ne un régi­men de apartheid para con el Pue­blo Pales­tino. Para qué seguir. El señor Sava­ter cono­ce de pri­me­ra mano estas y otras cues­tio­nes, pero solo le intere­sa una: difa­mar al inde­pen­den­tis­mo vas­co. Habla de una vio­len­cia y ocul­ta todas las demás. Es el hom­bre per­fec­to para un Esta­do per­fec­ta­men­te hipó­cri­ta. Pero, qué le vamos a hacer, en Eus­kal Herria, sim­ple­men­te, no cue­la. Ni va a haber arre­pen­tie­mien­to ni clau­di­ca­ción de nin­gún prin­ci­pio sobe­ra­nis­ta. Por el con­tra­rio, la dig­ni­dad de la lucha empren­di­da duran­te lar­gos y cruen­tos años van a seguir sien­do el ali­men­to de la liber­tad que pron­to abra­za­rá a este Pue­blo vas­co. No lo dude, señor escri­bano del Poder. El mer­ce­na­rio de la plu­ma solo mere­ce ser depo­si­ta­do en el con­te­ne­dor de la basu­ra de la his­to­ria, en su sitio.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.