Pala­bras del Pre­si­den­te Hugo Chá­vez. Vene­zue­la y Siria tie­nen el mis­mo obje­ti­vo: lle­var ade­lan­te una Revo­lu­ción Socialista

El Gobierno vene­zo­lano orga­ni­zó un encuen­tro con el Poder Popu­lar y la Comu­ni­dad Siria, como des­pe­di­da a la his­tó­ri­ca visi­ta ofi­cial del Pre­si­den­te Bashar Al Assad

El pre­si­den­te Hugo Chá­vez Frías, ase­gu­ró que Vene­zue­la y Siria tie­nen el mis­mo obje­ti­vo de lle­var ade­lan­te una Revo­lu­ción Socia­lis­ta, para lo cual se hace impe­ran­te la nece­si­dad de la unión de sus pueblos.

Nece­si­ta­mos unir­nos con los pue­blos ára­bes. Bashar ha con­tri­bui­do a este acer­ca­mien­to. Tene­mos enemi­gos comu­nes, el esta­do geno­ci­da de Israel y el impe­rio yan­qui. Tene­mos los mis­mos obje­ti­vos, lle­var ade­lan­te una Revo­lu­ción Socia­lis­ta”, des­ta­có.

Las pala­bras del Man­da­ta­rio Nacio­nal mar­ca­ron el dis­cur­so de des­pe­di­da al pre­si­den­te sirio, Bashar Al Assad, quien estu­vo dos días en sue­lo vene­zo­lano para for­ta­le­cer la unión de ambas nacio­nes. Con este fin, el Gobierno vene­zo­lano orga­ni­zó un encuen­tro con el Poder Popu­lar y la Comu­ni­dad Siria, rea­li­za­da en el Hotel Meliá, en Caracas.

Duran­te el ini­cio, Chá­vez diri­gió sen­ti­das pala­bras de salu­ta­ción y reco­no­ci­mien­to a la ges­ta revo­lu­cio­na­ria ini­cia­da por Hafez Al Assa­da, padre del actual pre­si­den­te sirio, quien luchó por su pue­blo has­ta el día de su muerte.

“Me sien­to hijo de Siria, como todos uste­des sién­tan­se hijos de Vene­zue­la”, expre­só, ase­gu­ran­do que sirios y vene­zo­la­nos son compatriotas.

Don­de está ins­ta­la­da la bata­lla por la cau­sa huma­na, que es la mis­ma del islam, ahí esta la Patria Huma­na. Aquí esta­mos los com­pa­trio­tas de la mis­ma Patria Huma­na, y ¡vaya qué Patria la nues­tra, la ver­da­de­ra, que no tie­ne lími­tes, no tie­ne fron­te­ras!”, dijo Chá­vez, citan­do al pró­cer cubano José Mar­tí, quien dijo: la Patria es Huma­ni­dad.

Des­ta­có que el pre­si­den­te Al Assad es un digno por­ta­dor de la ban­de­ra siria, toda vez que con­ti­núa la lucha por la libe­ra­ción y por la unión del pue­blo ára­be, “esa libe­ra­ción y esa unión tie­ne que ver esen­cial­men­te con el Socia­lis­mo”, ase­ve­ró.

En ese sen­ti­do, reite­ró la tras­cen­den­cia de Al Assad padre. “Invo­co la memo­ria del gran líder ára­be, ins­pi­ra­dor de nues­tro movi­mien­to Revo­lu­cio­na­rio des­de las más tier­na juven­tud. Toda esa fuer­za y pro­fun­da revo­lu­ción está repre­sen­ta­da con nues­tro her­mano Bashar. ¡Viva Hazed!”, exclamó.

El Man­da­ta­rio Nacio­nal resal­tó que la comu­ni­dad siria en el país está pro­fun­da­men­te com­pro­me­ti­da con la lucha revo­lu­cio­na­ria y es pro­ta­go­nis­ta de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, razón que posi­bi­li­ta la unión, el meca­nis­mo nece­sa­rio para lograr la Patria grande.

Por tal moti­vo, con­si­de­ró que la visi­ta de Al Assad ha sido alta­men­te estra­té­gi­ca, gra­cias a la cual se ha con­cre­ta­do la fir­ma de cua­tro acuer­dos en mate­ria agrí­co­la, comer­cial, de cien­cia y tecnología.

Agre­gó que “para seguir crean­do esos espa­cios en lo ener­gé­ti­co, cul­tu­ral, edu­ca­ción, salud, cien­cia, tec­no­lo­gía, y el pro­gre­so de nues­tros pue­blos, Bolí­var decía que debe­mos mover dos gran­des palan­cas: el saber y el tra­ba­jo, para cons­truir una socie­dad de hom­bres honestos”.

Sin embar­go, aco­tó que tal desa­rro­llo “es impo­si­ble” con el capi­ta­lis­mo. “Es impo­si­ble que un pue­blo sea cul­to en el mar­co del mode­lo capi­ta­lis­ta. Es impo­si­ble que un pue­blo sea sabio y por tan­to cons­cien­te, en el mode­lo sal­va­je del capi­ta­lis­mo. Allí es impo­si­ble mover las palan­cas del tra­ba­jo libe­ra­do para satis­fa­cer las nece­si­da­des de todos por igual. El capi­ta­lis­mo es el enemi­go mas gran­de de los pueblos”.

Sólo con el Socia­lis­mo sere­mos libres. Tene­mos que tra­ba­jar duro para con­so­li­dar el mun­do nue­vo, el mun­do plu­ri­plu­ral y des­pren­der­se de las garras del impe­ria­lis­mo”, ratificó.

Final­men­te, des­pi­dió a la dele­ga­ción siria, enca­be­za­da por su pre­si­den­te Al Assad, com­pro­me­tién­do­se a tra­ba­jar inten­sa­men­te para “dar­les múscu­los, ner­vios y hue­sos” a los pro­yec­tos de coope­ra­ción bila­te­ral rubri­ca­dos el día de ayer en el pri­mer día de la visi­ta ofi­cial del Man­da­ta­rio árabe.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.