Colom­bia: elec­ción o mas­ca­ra­da- La Jornada

Con una abs­ten­ción de 56 por cien­to del padrón elec­to­ral, en el con­tex­to habi­tual de vio­len­cia ‑16 muer­tos repor­ta­dos en la jor­na­da- y con el ante­ce­den­te de las denun­cias de la com­pra masi­va de votos por el guber­na­men­tal Par­ti­do de la U, el can­di­da­to ofi­cia­lis­ta Juan Manuel San­tos obtu­vo un aplas­tan­te triunfo (…).

Se con­su­mó así el dis­po­si­ti­vo de per­pe­tua­ción del régi­men de Álva­ro Uri­be Vélez, de quien San­tos fue minis­tro de Defen­sa, y la con­ti­nui­dad del pro­yec­to oli­gár­qui­co y con­tra­in­sur­gen­te del actual gobierno. Si ha de creer­se lo dicho por la sena­do­ra libe­ral Pie­dad Cór­do­ba, la can­di­da­tu­ra de Moc­kus fue un ins­tru­men­to de la oli­gar­quía para dar cier­ta vero­si­mi­li­tud a un pro­ce­so comi­cial que fue, de acuer­do con la infor­ma­ción dis­po­ni­ble, una elec­ción de Estado.

Con la legis­la­do­ra coin­ci­dió el ex aspi­ran­te pre­si­den­cial del Polo Demo­crá­ti­co Alter­na­ti­vo, Gus­ta­vo Petro, quien hace unos días seña­ló, en entre­vis­ta con este dia­rio (18÷6÷10), que «la dere­cha fabri­có el fenó­meno de la Ola de Ver­de con apa­rien­cia de izquier­da» e infló arti­fi­cial­men­te las encues­tas en favor de Anta­nas Moc­kus «para cerrar­le el paso al Polo Demo­crá­ti­co Alter­na­ti­vo, que era la úni­ca opción cla­ra­men­te dis­tin­ta» a la de la cla­se dirigente.

El mes pasa­do, la Misión de Obser­va­ción Elec­to­ral (MOE) para Colom­bia detec­tó masi­vas com­pras de sufra­gios por el gobierno para favo­re­cer a su can­di­da­to en los depar­ta­men­tos de Antio­quia y Cau­ca, así como en la capi­tal. A ese docu­men­to se sumó el de la Misión de Vee­du­ría Elec­to­ral de la OEA (…)

La con­ti­nua­ción de la polí­ti­ca uri­bis­ta cons­ti­tu­ye un fac­tor de des­es­pe­ran­za para Colom­bia, la cual verá pos­ter­ga­das, duran­te al menos cua­tro años más, cual­quier expec­ta­ti­va de ate­nuar las des­igual­da­des socia­les, poner fin a la vio­len­cia y depu­rar una cla­se polí­ti­ca abier­ta­men­te infil­tra­da por los para­mi­li­ta­res, el nar­co­trá­fi­co y otras expre­sio­nes de la mafia. (…)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.