Colom­bia: elec­ción o mas­ca­ra­da- La Jor­na­da

Con una abs­ten­ción de 56 por cien­to del padrón elec­to­ral, en el con­tex­to habi­tual de vio­len­cia ‑16 muer­tos repor­ta­dos en la jor­na­da- y con el ante­ce­den­te de las denun­cias de la com­pra masi­va de votos por el guber­na­men­tal Par­ti­do de la U, el can­di­da­to ofi­cia­lis­ta Juan Manuel San­tos obtu­vo un aplas­tan­te triun­fo (…).

Se con­su­mó así el dis­po­si­ti­vo de per­pe­tua­ción del régi­men de Álva­ro Uri­be Vélez, de quien San­tos fue minis­tro de Defen­sa, y la con­ti­nui­dad del pro­yec­to oli­gár­qui­co y con­tra­in­sur­gen­te del actual gobierno. Si ha de creer­se lo dicho por la sena­do­ra libe­ral Pie­dad Cór­do­ba, la can­di­da­tu­ra de Moc­kus fue un ins­tru­men­to de la oli­gar­quía para dar cier­ta vero­si­mi­li­tud a un pro­ce­so comi­cial que fue, de acuer­do con la infor­ma­ción dis­po­ni­ble, una elec­ción de Esta­do.

Con la legis­la­do­ra coin­ci­dió el ex aspi­ran­te pre­si­den­cial del Polo Demo­crá­ti­co Alter­na­ti­vo, Gus­ta­vo Petro, quien hace unos días seña­ló, en entre­vis­ta con este dia­rio (18÷6÷10), que «la dere­cha fabri­có el fenó­meno de la Ola de Ver­de con apa­rien­cia de izquier­da» e infló arti­fi­cial­men­te las encues­tas en favor de Anta­nas Moc­kus «para cerrar­le el paso al Polo Demo­crá­ti­co Alter­na­ti­vo, que era la úni­ca opción cla­ra­men­te dis­tin­ta» a la de la cla­se diri­gen­te.

El mes pasa­do, la Misión de Obser­va­ción Elec­to­ral (MOE) para Colom­bia detec­tó masi­vas com­pras de sufra­gios por el gobierno para favo­re­cer a su can­di­da­to en los depar­ta­men­tos de Antio­quia y Cau­ca, así como en la capi­tal. A ese docu­men­to se sumó el de la Misión de Vee­du­ría Elec­to­ral de la OEA (…)

La con­ti­nua­ción de la polí­ti­ca uri­bis­ta cons­ti­tu­ye un fac­tor de des­es­pe­ran­za para Colom­bia, la cual verá pos­ter­ga­das, duran­te al menos cua­tro años más, cual­quier expec­ta­ti­va de ate­nuar las des­igual­da­des socia­les, poner fin a la vio­len­cia y depu­rar una cla­se polí­ti­ca abier­ta­men­te infil­tra­da por los para­mi­li­ta­res, el nar­co­trá­fi­co y otras expre­sio­nes de la mafia. (…)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *