Asi cons­tru­ye el esta­do tota­li­ta­rio espa­ñol su his­to­ria- Sare Antifaxista

“Una men­ti­ra repe­ti­da mil veces se con­vier­te en una ver­dad” Joseph Goeb­bels, minis­tro de pro­pa­gan­da del gobierno nazi de Adolf Hitler.
El pasa­do 11 de mar­zo, el pleno del Con­gre­so pos­fran­quis­ta espa­ñol, acor­dó decla­rar (con la escu­sa de una men­ti­ra cons­trui­da) cada 27 de junio como el Día de las Víc­ti­mas del Terro­ris­mo. El PNV(sa) y NaBai apo­yan esta cutre mentira.

Madril
Buen empie­ze, para el tan publi­ci­ta­do por la Bru­ne­te media­ti­ca y por los apa­ra­tos del esta­do “Día de las Víc­ti­mas”, que se cons­tru­ye sobre una men­ti­ra, para mayor glo­ria del esta­do tota­li­ta­rio y pos­fran­quis­ta espa­ñol. Pero la men­ti­ra tie­ne las patas muy cortas.…
Por mucho que se empe­ñen, por mucho que lo repi­tan, la ver­dad solo es una.
La niña de 22 meses Bego­ña Urroz Iba­rro­la, y que murio el 28 de junio de 1960 en Donos­tia, no es vic­ti­ma de ETA.
El his­to­ria­dor Iña­ki Ega­ña recor­da­ba que, ade­más de la bom­ba de la esta­ción de Ama­ra en Donos­tia que mató a Bego­ña Urroz Iba­rro­la, en aque­llos días se colo­ca­ron otras en la de Atxu­ri de Bil­bo, en la del Nor­te de Bar­ce­lo­na, en la de Cha­mar­tín de Madrid y en el tren correo de Madrid a Barcelona.
Todas las ekin­tzas se rea­li­za­ron con male­tas lle­nas de explo­si­vo que fue­ron colo­ca­das por el Direc­to­rio Revo­lu­cio­na­rio Ibé­ri­co de Libe­ra­ción (DRIL) com­pues­to (según reco­ge Iña­ki Ega­ña) por una amal­ga­ma de mili­tan­tes comu­nis­tas, anar­quis­tas y gue­va­ris­tas, diri­gi­dos apa­ren­te­men­te por mili­ta­res por­tu­gue­ses exi­lia­dos, entre ellos el gene­ral Hum­ber­to Del­ga­do, que final­men­te sería eje­cu­ta­do en el Esta­do fas­cis­ta espa­ñol en 1965.
El escri­tor Xur­xo Mar­tí­nez Cres­po decla­ró recien­te­men­te a «Deia», en torno a este aten­ta­do, que «ten­go la cer­te­za de que fue el DRIL. Ten­go en mi poder docu­men­tos de Jor­ge de Sou­to­maior, que era uno de los coman­dan­tes del DRIL, en los que se reco­no­cen auto­res del aten­ta­do y seña­lan que la muer­te de la niña Bego­ña Urroz fue un gra­ve error».
El escri­tor seña­la­ba estar docu­men­ta­do «sobre lo que fue el DRIL y las accio­nes que realizaron».
Nue­va­men­te las putre­fac­tas cloa­cas del esta­do han pati­na­do. A ver lue­go, con el tiem­po, como arre­glan y jus­ti­fi­can esta men­ti­ra a las vic­ti­mas, a esas que pre­ten­ten homenajear.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.