«Vie­nen a robar­nos el futu­ro» – Entre­vis­ta a ESK, EILAS, HIRU, EHNE

p004_f05183x100.jpg

PREGUNTAS
1• ¿Qué es lo peor de la refor­ma labo­ral que ha impul­sa­do el pre­si­den­te del Gobierno espa­ñol José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro?

2• ¿Por qué se lle­ga a esta situa­ción, en la que como en las ante­rio­res, los tra­ba­ja­do­res son los que pagan la cri­sis eco­nó­mi­ca que no han pro­du­ci­do?

3• ¿Qué pide a los tra­ba­ja­do­res ante esta nue­va huel­ga gene­ral en Hego Eus­kal Herria en el pla­zo de poco más de un año res­pec­to a la ante­rior con­vo­ca­to­ria del 21 de mayo de 2009?

ESK
Josu BALMASEDA

1 Lo peor de esta refor­ma es que nos qui­ta dere­chos y herra­mien­tas para defen­der­nos y da más poder a las empre­sas para explo­tar­nos. Esto lo hace aba­ra­tan­do y faci­li­tan­do el des­pi­do ‑para quie­nes tie­nen en la actua­li­dad el con­tra­to «fijo», a tra­vés del des­pi­do obje­ti­vo; para el res­to, gene­ra­li­zan­do el con­tra­to de fomen­to con menos dere­chos y en todos los casos sub­ven­cio­nan­do el des­pi­do-; faci­li­tan­do la fle­xi­bi­li­dad labo­ral al gus­to del empre­sa­rio; des­va­lo­ri­zan­do la nego­cia­ción colec­ti­va; per­mi­tien­do que haya empre­sas que ganen dine­ro por hacer lo que debe­rían hacer el Inem o Lan­bi­de; qui­tan­do tra­bas al uso de las ETT; y sub­ven­cio­nan­do los con­tra­tos más pre­ca­rios para la juven­tud.

Con esta refor­ma, como en las ante­rio­res, nos dicen que el obje­ti­vo es aca­bar con la pre­ca­rie­dad y con la dua­li­dad con­trac­tual, entre un sec­tor con dere­chos fren­te a otro sin dere­chos y, si no lo evi­ta­mos con movi­li­za­cio­nes como la del pró­xi­mo día 29, lo van a con­se­guir: aca­ba­re­mos tenien­do un con­tra­to pre­ca­rio y con unas peo­res con­di­cio­nes labo­ra­les peno­sas todos, eso sí, sin dua­li­dad con­trac­tual.

2 Por un lado hay que recor­dar lo que ya decía­mos ante la huel­ga gene­ral del pasa­do 21 de mayo: o nos movi­li­za­mos o, ade­más de pagar la cri­sis con los des­pi­dos, etc., vere­mos recor­ta­dos nues­tros dere­chos labo­ra­les y socia­les. Esto está sien­do así a lo lar­go de toda la cri­sis. Mien­tras a la ban­ca se la hin­cha con dine­ro públi­co, los ban­cos man­dan desahu­ciar a quien no tie­ne para pagar el cré­di­to o, mien­tras se aprue­ban refor­mas labo­ra­les que favo­re­cen exclu­si­va­men­te a la patro­nal, el empre­sa­ria­do se olvi­da de los mul­ti­mi­llo­na­rios bene­fi­cios obte­ni­dos en los ante­rio­res años y se dedi­ca a des­pe­dir a miles y miles de per­so­nas. Esto es un pro­ble­ma de corre­la­ción de fuer­zas y por lo menos tene­mos que poner la mis­ma fuer­za en la calle que ponen des­de sus cómo­dos des­pa­chos los Botín, la CEOE, el Ban­co Mun­dial, el FMI y com­pa­ñía. Los pode­res eco­nó­mi­cos han juga­do sus bazas y el poder polí­ti­co, que sólo les escu­cha a ellos [a los pode­ro­sos], ha cedi­do a su favor de for­ma des­ca­ra­da y lo han hecho con toda la faci­li­dad del mun­do; esto es, con el acom­pa­ña­mien­to de UGT y de CCOO.

El Gobierno espa­ñol es el que fir­ma el decre­to y es res­pon­sa­ble direc­to de esta refor­ma, así como de las medi­das anti­so­cia­les con­tra el défi­cit apro­ba­das el mes pasa­do, aca­ta­das por los gobier­nos vas­co y nava­rro, pero no cabe duda que la acti­tud de no con­fron­ta­ción man­te­ni­da por CCOO y UGT, de secre­tis­mo en las nego­cia­cio­nes, de no con­tar con los tra­ba­ja­do­res, han favo­re­ci­do y mucho que este­mos en la situa­ción que esta­mos.

3 Que luche­mos. Que luche­mos por nues­tros dere­chos y los de nues­tros com­pa­ñe­ros. Nadie nos va a rega­lar nada. Los dere­chos que nos han qui­ta­do con esta refor­ma labo­ral, y que pue­den ser más en el trá­mi­te par­la­men­ta­rio, debe­mos de recu­pe­rar­los como los con­se­gui­mos, luchan­do, por­que sólo habrá posi­bi­li­da­des de recu­pe­rar­los si todos los tra­ba­ja­do­res sali­mos a la calle el pró­xi­mo 29 de junio a gri­tar: ¡No a la refor­ma labo­ral, que la cri­sis la pague quien la ha crea­do!

STEE-EILAS
Belén ARRONDO

1 Supo­ne un gra­ve retro­ce­so de los dere­chos labo­ra­les de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras. Entre otras cues­tio­nes: aba­ra­ta y faci­li­ta el des­pi­do, trans­for­man­do lo que has­ta aho­ra eran des­pi­dos impro­ce­den­tes en pro­ce­den­tes, y dis­mi­nu­yen­do las indem­ni­za­cio­nes. Ade­más supo­ne un ata­que a la nego­cia­ción colec­ti­va, abrien­do aún más la posi­bi­li­dad de que no se cum­plan los con­ve­nios en mate­ria sala­rial, pudien­do modi­fi­car los hora­rios de tra­ba­jo y faci­li­tan­do a las patro­na­les rea­li­zar cam­bios impor­tan­tes en las con­di­cio­nes de tra­ba­jo. Dicen que con esta refor­ma labo­ral pre­ten­den redu­cir la con­tra­ta­ción tem­po­ral y favo­re­cer la con­tra­ta­ción inde­fi­ni­da mejo­ran­do la cali­dad de empleo de las per­so­nas jóve­nes, pero entre las medi­das adop­ta­das no hay ni una sola que supon­ga una mejo­ra; y lo que es más gra­ve toda­vía, no se con­tem­pla medi­da algu­na para hacer fren­te al frau­de en la con­tra­ta­ción tem­po­ral.

2 La pri­ma­cía de la espe­cu­la­ción; la ace­le­ra­ción de los pro­ce­sos de con­cen­tra­ción de capi­ta­les; la des­lo­ca­li­za­ción de empre- sas bus­can­do mano de obra bara­ta, ven­ta­jas fis­ca­les que garan­ti­zan la obten­ción de más bene­fi­cio; y la des­re­gu­la­ción de todo aque­llo que supon­ga tra­bas a la libre cir­cu­la­ción de capi­ta­les han sido, entre otros, fac­to­res que nos ha lle­va­do a esta situa­ción. En cual­quier caso, no somos los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras los que hemos pro­vo­ca­do esta cri­sis y por eso lle­va­mos meses dicien­do que son nece­sa­rias otras polí­ti­cas eco­nó­mi­cas para hacer fren­te a la cri­sis. Pero los Gobier­nos de la CAV y de Nava­rra siguen hacien­do oídos sor­dos a estas pro­pues­tas y aca­tan fiel­men­te lo que vie­ne de Madrid.

3 En pri­mer lugar, es nece­sa­rio que los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras conoz­ca­mos los con­te­ni­dos de la Refor­ma Labo­ral impues­ta por decre­to y que sea­mos cons­cien­tes de la gra­ve­dad de las medi­das que se toman. Dere­chos que se han con­se­gui­do a lo lar­go de los años con pelea se están per­dien­do y es nece­sa­rio movi­li­zar­se.

Movi­li­zar­se para decir alto y cla­ro que no esta­mos dis­pues­tos a acep­tar estas medi­das ni esta polí­ti­ca eco­nó­mi­ca que está al ser­vi­cio de los gran­des capi­ta­les. Deci­mos no a esta refor­ma labo­ral. La mayo­ría sin­di­cal lle­va­mos más de un año movi­li­zán­do­nos y segui­mos pen­san­do que no hay otro camino para con­se­guir parar los atro­pe­llos que estos gobier­nos, siguien­do los dic­ta­dos del poder eco­nó­mi­co, están lle­van­do a cabo.

EHNE
Ainhoa ITURBE

1 Más allá de las medi­das con­cre­tas, lo peor de la refor­ma de Zapa­te­ro es la direc­ción en la que está rea­li­za­da. En poco más de dos años se ha pasa­do de un ini­cial dis­cur­so de «tene­mos que repen­sar el capi­ta­lis­mo, refun­dar el mode­lo eco­nó­mi­co» a un «tene­mos que sal­var­nos los capi­ta­lis­tas a cos­ta de quien sea». Y ese «quien sea» son los tra­ba­ja­do­res. Las decla­ra­cio­nes a favor de esta refor­ma han veni­do por la par­te del empre­sa­ria­do, los ban­cos, el FMI, el capi­tal, los bene­fi­cia­rios de la mis­ma. Se pone todo el peso sobre las tra­ba­ja­do­ras a base de dar faci­li­da­des a los empre­sa­rios. No es cues­tión de cuán­tos días de indem­ni­za­ción por des­pi­do impro­ce­den­te, es que van camino de la des­apa­ri­ción de ese des­pi­do. No es cues­tión de des­pe­dir por­que la empre­sa atra­vie­se un mal momen­to, es cues­tión de cómo va la eco­no­mía de ese empre­sa­rio, que aún des­pi­dien­do tra­ba­ja­do­res aumen­ta su capi­tal. Es cues­tión de bene­fi­ciar mucho a unos pocos, a cos­ta de muchos tra­ba­ja­do­res.

2 Lle­va­mos años de recor­tes en la lla­ma­da socie­dad del bien­es­tar, una socie­dad que que­rían repre­sen­tar como fru­to de la evo­lu­ción, de la refle­xión, de… cual­quier cosa menos de logros obte­ni­dos por los tra­ba­ja­do­res y

tra­ba­ja­do­ras luchan­do con­tra el sis­te­ma capi­ta­lis­ta y sus vale­do­res. Con la excu­sa de la cri­sis que han pro­vo­ca­do y nos hacen sufrir, el recor­te de dere­chos socia­les ha ido en pro­gre­sión. Ya el año pasa­do hici­mos un lla­ma­mien­to a la huel­ga gene­ral en Hego Eus­kal Herria para res­pon­der al mode­lo socio­eco­nó­mi­co actual y exi­gir otra for­ma de rela­ción entre las per­so­nas y los pue­blos. En un momen­to en que los base­rri­ta­rras, arran­tza­les y los peque­ños autó­no­mos esta­mos des­apa­re­cien­do bajo el peso de la tras­na­cio­na­les (sean de la agro­ali­men­ta­ción o de la logís­ti­ca), en que los dere­chos de la cla­se tra­ba­ja­do­ra corren ries­go de ser mer­ma­dos con­si­de­ra­ble­men­te, hemos vis­to inapla­za­ble el dar una res­pues­ta y vol­ver a decir que que­re­mos otro mode­lo de socie­dad y que ade­más que­re­mos deci­dir­lo aquí, en Eus­kal Herria, no en Madrid, Bru­se­las o Washing­ton.

3 Pido que demos una res­pues­ta uni­ta­ria a este nue­vo ata­que del capi­ta­lis­mo, pero sobre todo pido que sir­va para que sea una toma de con­cien­cia como cla­se tra­ba­ja­do­ra. Des­pués de años del «fin de la his­to­ria», del «ya no exis­ten tra­ba­ja­do­res», nos demos cuen­ta de que la his­to­ria no se ter­mi­nó y que la mayor par­te de la socie­dad sigue per­te­ne­cien­do a la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Una cla­se que, en todas las oca­sio­nes en que ha logra­do avan­ces socia­les, ha sido a base de lucha, de res­pues­tas, pero de un modo orga­ni­za­do, pen­san­do de mane­ra a veces más con­cre­ta, a veces menos con­cre­ta en el mode­lo de socie­dad que se que­ría cons­truir. Que no nos deje­mos enga­ñar por el dis­cur­so de que entre todos y todas debe­mos hacer esfuer­zos para man­te­ner el sis­te­ma capi­ta­lis­ta.

HIRU
Estitxu UGARTE

1 Se pre­ten­de refor­mar un mer­ca­do labo­ral pre­ca­ri­zan­do aún más las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los asa­la­ria­dos y con­vir­tién­do­los en semi-escla­vos. Lo peor es que se inten­ta impo­ner la máxi­ma de que para salir de esta cri­sis los úni­cos que tie­nen que dejar­se pelos en la gate­ra son pre­ci­sa­men­te las víc­ti­mas de la cri­sis, mien­tras que los cul­pa­bles, el gran capi­tal y el poder finan­cie­ro, salen de rosi­tas. Ade­más, la refor­ma del mer­ca­do labo­ral no va a solu­cio­nar abso­lu­ta­men­te nin­gún pro­ble­ma, y va a gene­rar mucho paro, mucha pobre­za y mucha más des­igual­dad. Quie­nes pro­vo­ca­ron la cri­sis son pre­ci­sa­men­te los que han pues­to esta refor­ma labo­ral sobre la mesa, y son los que van a seguir lucrán­do­se a cos­ta de los y las tra­ba­ja­do­ras has­ta que otras bur­bu­jas vuel­van a esta­llar. Los mis­mos que nos roba­ron la car­te­ra aho­ra vie­nen a robar­nos el futu­ro, y el Gobierno espa­ñol les ha dado vía libre.

2 Lle­ga­mos a esta situa­ción por­que la cla­se polí­ti­ca espa­ño­la y gran par­te de la vas­ca han deja­do de lado a los tra­ba­ja­do­res, y se han pues­to a las órde­nes de los pode­res eco­nó­mi­cos y finan­cie­ros, cuyas exi­gen­cias atien­den pun­to por pun­to. La úni­ca sali­da a esta cri­sis en cla­ve de defen­sa de los dere­chos de las cla­se tra­ba­ja­do­ra y de las cla­ses popu­la­res era un cam­bio en el mode­lo eco­nó­mi­co y social, basa­do en el decá­lo­go de medi­das urgen­tes que pre­sen­tó la mayo­ría sin­di­cal vas­ca y que reci­bió el apo­yo de más de 132.000 per­so­nas. El Gobierno Vas­co y el Gobierno de Nava­rra die­ron la espal­da a estas pro­pues­tas, y la con­se­cuen­cia de esta deci­sión son los recor­tes que aho­ra se anun­cian.

3 Des­de Hiru hace­mos una peti­ción expre­sa a todos los trans­por­tis­tas autó­no­mos que viven y tra­ba­jan en este país para que se sumen a la huel­ga gene­ral del 29 de junio. En pri­mer lugar, por soli­da­ri­dad. Si bien es cier­to que la refor­ma del mer­ca­do labo­ral no va a afec­tar de for­ma direc­ta al trans­por­tis­ta autó­no­mo, tene­mos que ser cons­cien­tes de que de esta cri­sis o sali­mos todos jun­tos, autó­no­mos y asa­la­ria­dos, o no va a salir nadie, y si no somos capa­ces de poner freno a este ata­que a los dere­chos de los y las tra­ba­ja­do­res, van a venir más recor­tes. En segun­do lugar, por­que tene­mos una opor­tu­ni­dad de oro para denun­ciar la gra­ve situa­ción de nues­tro sec­tor, la recon­ver­sión sal­va­je en la que está inmer­so y que tie­ne como obje­ti­vo expul­sar del mer­ca­do al trans­por­tis­ta autó­no­mo y sus­ti­tuir­lo por mul­ti­na­cio­na­les, comi­sio­nis­tas y gran­des ope­ra­do­res. El sec­tor del trans­por­te de mer­can­cías por carre­te­ra en Hego Eus­kal Herria está al bor­de de la des­apa­ri­ción y la huel­ga gene­ral es un ins­tru­men­to para defen­der nues­tro futu­ro fren­te a los espe­cu­la­do­res y de polí­ti­cos preo­cu­pa­dos úni­ca­men­te por garan­ti­zar un trans­por­te bara­to, a cos­ta de lo que sea.

Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *