Las dipu­tacio­nes fora­les tie­nen en sus manos actuar en favor de los pen­sio­nis­tas – Txetxu Aurrekoetxea

Algu­nos pen­sio­nis­tas pen­sa­mos que des­de las dipu­tacio­nes fora­les vas­cas para el ejer­ci­cio 2010 se podrían estu­diar alter­na­ti­vas que vayan en la línea de favo­re­cer el nivel de vida de los pen­sio­nis­tas menos favorecidos

Aco­jo con gran satis­fac­ción el posi­cio­na­mien­to de las tres dipu­tacio­nes fora­les en el trans­cur­so de la nego­cia­ción que en el mar­co del Órgano de Coor­di­na­ción Tri­bu­ta­ria (OCT), tuvie­ron, el pasa­do día 17 de junio, con el Gobierno vasco.

En este mar­co soli­ci­ta­ron medi­das de apo­yo a dos de los colec­ti­vos que más van sufrir, están sufrien­do real­men­te, las medi­das que los gobier­nos espa­ñol y vas­co han dise­ña­do para redu­cir el défi­cit públi­co del Esta­do espa­ñol, como son los para­dos y los pensionistas.

Me pare­ce muy bien este posi­cio­na­mien­to de las dipu­tacio­nes fora­les, pero qui­sie­ra apun­tar que éstas tie­nen en sus manos la posi­bi­li­dad de dar solu­ción a estos colec­ti­vos de para­dos y pen­sio­nis­tas, sin con­tar ni con el Gobierno espa­ñol, ni con el vas­co, dada la posi­bi­li­dad que tie­nen de intro­du­cir medi­das fis­ca­les al efecto.

Como ejem­plo, voy a atre­ver­me a apun­tar algu­na idea, a pesar de mi des­co­no­ci­mien­to en temas rela­cio­na­dos con la fis­ca­li­dad vas­ca y de sus posi­bi­li­da­des admi­nis­tra­ti­vas, en base a nues­tro Con­cier­to Eco­nó­mi­co, que sin duda haría un poco más via­ble y feliz la vida de estos colec­ti­vos de para­dos y pensionistas.

Por un lado, exis­ten en Eus­kal Herria pen­sio­nis­tas que con gran sacri­fi­cio de su par­te, y ayu­da, todo hay que decir­lo, por par­te de las des­gra­va­cio­nes fis­ca­les que en cada momen­to esta­ble­cie­ron las dipu­tacio­nes fora­les, lle­ga­ron a rea­li­zar «peque­ños aho­rros» a tra­vés de pla­nes de pen­sio­nes (EPSV) amplia­men­te publi­ci­ta­dos y reco­men­da­dos, con el fin de que cuan­do lle­ga­se el feliz momen­to de su jubi­la­ción pudie­ran dis­po­ner de un com­ple­men­to para sal­var los esca­sos emo­lu­men­tos que les dejan las pen­sio­nes oficiales.

Esto es impo­si­ble lle­var­lo a efec­to por las gran­des exi­gen­cias pecu­nia­rias que este tipo de pro­duc­tos tie­ne en la actua­li­dad a la hora de eje­cu­tar las corres­pon­dien­tes decla­ra­cio­nes de renta.

Aquí, con el carác­ter de pro­gre­si­vi­dad que tie­ne que dar­se en este tipo de temas, pien­so que es fac­ti­ble que las dipu­tacio­nes fora­les esta­blez­can cri­te­rios de dis­mi­nu­ción de sus gra­vá­me­nes cuan­do, por ejem­plo, un pen­sio­nis­ta desea com­ple­men­tar su pen­sión, a todas luces insu­fi­cien­te, con unos euros al mes del dine­ro que con gran sacri­fi­cio ha veni­do aho­rran­do duran­te su vida laboral.

Por otro lado, el Minis­te­rio de Tra­ba­jo e Inmi­gra­ción, del Gobierno de Espa­ña, según docu­men­to apor­ta­do a todos los pen­sio­nis­tas, indi­ca que «para man­te­ner el poder adqui­si­ti­vo de su pen­sión, ésta será actua­li­za­da al comien­zo de cada año en fun­ción del índi­ce de pre­cios al con­su­mo (IPC) pre­vis­to para dicho año.

Si, pos­te­rior­men­te, el IPC defi­ni­ti­vo fue­ra supe­rior al IPC pre­vis­to y en fun­ción del cual se cal­cu­ló la reva­lo­ri­za­ción, se efec­tua­rá la corres­pon­dien­te actua­li­za­ción, abo­nán­do­se la dife­ren­cia en un pago úni­co antes de abril del año siguiente.

Si, por el con­tra­rio, el por­cen­ta­je de incre­men­to de reva­lo­ri­za­ción ini­cial­men­te prac­ti­ca­do fue­se supe­rior al IPC defi­ni­ti­vo en el ejer­ci­cio de dicha reva­lo­ri­za­ción, no ten­drá que devol­ver can­ti­dad alguna».

Tama­ña men­ti­ra y des­fa­cha­tez no pue­de ser res­pon­sa­bi­li­dad más que de estos gobier­nos de irres­pon­sa­bles que se dicen socia­lis­tas y obreros.

Pero aquí, sin duda, entien­do que podían entrar tam­bién las dipu­tacio­nes fora­les vas­cas dan­do res­pues­ta con su capa­ci­dad de esta­ble­cer la corres­pon­dien­te nor­ma­ti­va fis­cal, de acuer­do con el Con­cier­to Eco­nó­mi­co vigen­te, a tra­vés del Impues­to sobre la Ren­ta de las Per­so­nas Físi­cas (IRPF), mino­ran­do de mane­ra pro­gre­si­va las deduc­cio­nes, de los pen­sio­nis­tas que en la actua­li­dad el Esta­do rea­li­za y que alcan­za cifras de has­ta el 18%.

Algu­nos pen­sio­nis­tas pen­sa­mos que des­de las dipu­tacio­nes fora­les vas­cas para el ejer­ci­cio 2010 se podrían estu­diar éstas u otras alter­na­ti­vas que vayan en la línea de favo­re­cer el nivel de vida de los pen­sio­nis­tas menos favorecidos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.