Como me gus­ta­ria estar equi­vo­ca­do – Fidel Cas­tro

Cuan­do estas líneas se publi­quen en el perió­di­co Gran­ma maña­na vier­nes, el 26 de Julio, fecha en la que siem­pre recor­da­mos con orgu­llo el honor de haber resis­ti­do los emba­tes del impe­rio, que­da­rá dis­tan­te, a pesar de que fal­tan sólo 32 días.

Los que deter­mi­nan cada paso del peor enemi­go de la huma­ni­dad ­-el impe­ria­lis­mo de Esta­dos Uni­dos, una mez­cla de mez­qui­nos intere­ses mate­ria­les, des­pre­cio y sub­es­ti­ma­ción a las demás per­so­nas que habi­tan el pla­ne­ta- lo han cal­cu­la­do todo con pre­ci­sión mate­má­ti­ca.

En la refle­xión del día 16 de junio escri­bí: ”Entre jue­go y jue­go de la Copa Mun­dial de Fút­bol, las dia­bó­li­cas noti­cias se van des­li­zan­do poco a poco, de modo que nadie se ocu­pe de ellas.”

El famo­so even­to depor­ti­vo ha entra­do en sus momen­tos más emo­cio­nan­tes. Duran­te 14 días, los equi­pos inte­gra­dos por los mejo­res fut­bo­lis­tas de 32 paí­ses han esta­do com­pi­tien­do para avan­zar hacia la fase de octa­vos de final; des­pués ven­drán suce­si­va­men­te las fases de cuar­tos de final, semi­fi­na­les y el final del even­to.

El fana­tis­mo depor­ti­vo cre­ce ince­san­te­men­te, cau­ti­van­do a cien­tos y tal vez miles de millo­nes de per­so­nas en todo el pla­ne­ta.

Habría que pre­gun­tar­se cuán­tos, en cam­bio, han cono­ci­do que des­de el 20 de junio naves mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nas, inclui­do el por­ta­avio­nes Harry S. Tru­man, escol­ta­do por uno o más sub­ma­ri­nos nuclea­res y otros buques de gue­rra con cohe­tes y caño­nes más poten­tes que los de los vie­jos aco­ra­za­dos uti­li­za­dos en la últi­ma gue­rra mun­dial entre 1939 y 1945, nave­ga­ban hacia las cos­tas ira­níes a tra­vés del canal de Suez.

Jun­to a las fuer­zas nava­les yan­kis avan­zan buques mili­ta­res israe­li­tas, con arma­men­to igual­men­te sofis­ti­ca­do, para ins­pec­cio­nar cuan­ta embar­ca­ción par­ta para expor­tar e impor­tar pro­duc­tos comer­cia­les que el fun­cio­na­mien­to de la eco­no­mía ira­ní requie­re.

El Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU, a pro­pues­ta de Esta­dos Uni­dos, con el apo­yo de Gran Bre­ta­ña, Fran­cia y Ale­ma­nia, apro­bó una dura reso­lu­ción que no fue veta­da por nin­guno de los cin­co paí­ses que osten­tan ese dere­cho.

Otra reso­lu­ción más dura fue apro­ba­da por acuer­do del Sena­do de Esta­dos Uni­dos.

Con pos­te­rio­ri­dad, una ter­ce­ra, más dura toda­vía, fue apro­ba­da por los paí­ses de la Comu­ni­dad Euro­pea. Todo tuvo lugar antes del 20 de junio, lo que moti­vó un via­je urgen­te del Pre­si­den­te fran­cés Nico­lás Sar­kozy a Rusia, según noti­cias, para entre­vis­tar­se con el jefe de Esta­do de ese pode­ro­so país, Dmi­tri Med­vé­dev, con la espe­ran­za de nego­ciar con Irán y evi­tar lo peor.

Aho­ra se tra­ta de cal­cu­lar cuán­do las fuer­zas nava­les de Esta­dos Uni­dos e Israel se des­ple­ga­rán fren­te a las cos­tas de Irán, y unir­se allí a los por­ta­avio­nes y demás buques mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nos que mon­tan guar­dia en esa región.

Lo peor es que, igual que Esta­dos Uni­dos, Israel, su gen­dar­me en el Medio Orien­te, posee moder­ní­si­mos avio­nes de ata­que y sofis­ti­ca­das armas nuclea­res sumi­nis­tra­das por Esta­dos Uni­dos, que lo con­vir­tió en la sex­ta poten­cia nuclear del pla­ne­ta por su poder de fue­go, entre las ocho reco­no­ci­das como tales, que inclu­yen a la India y Paquis­tán.

El Sha de Irán había sido derro­ca­do por el Aya­to­llah Ruho­llah Jomei­ni en 1979 sin emplear un arma. Esta­dos Uni­dos le impu­so des­pués la gue­rra a aque­lla nación con el empleo de armas quí­mi­cas, cuyos com­po­nen­tes sumi­nis­tró a Irak jun­to a la infor­ma­ción reque­ri­da por sus uni­da­des de com­ba­te y que fue­ron emplea­das por estas con­tra los Guar­dia­nes de la Revo­lu­ción. Cuba lo cono­ce por­que era enton­ces, como hemos expli­ca­do otras veces, Pre­si­den­te del Movi­mien­to de Paí­ses No Ali­nea­dos. Sabe­mos bien los estra­gos que cau­só en su pobla­ción. Mah­mud Ahma­di­ne­yad, hoy jefe de Esta­do en Irán, fue jefe del sex­to ejér­ci­to de los Guar­dia­nes de la Revo­lu­ción y jefe de los Cuer­pos de los Guar­dia­nes en las pro­vin­cias occi­den­ta­les del país, que lle­va­ron el peso prin­ci­pal de aque­lla gue­rra.

Hoy, en el 2010, tan­to Esta­dos Uni­dos como Israel, des­pués de 31 años, sub­es­ti­man al millón de hom­bres de las Fuer­zas Arma­das de Irán y su capa­ci­dad de com­ba­te por tie­rra, y a las fuer­zas de aire, mar, y tie­rra de los Guar­dia­nes de la Revo­lu­ción.

A éstas se aña­den los 20 millo­nes de hom­bres y muje­res, entre 12 y 60 años, esco­gi­dos y entre­na­dos sis­te­má­ti­ca­men­te por sus diver­sas ins­ti­tu­cio­nes arma­das entre los 70 millo­nes de per­so­nas que habi­tan el país.

El gobierno de Esta­dos Uni­dos ela­bo­ró un plan para lle­var a cabo un movi­mien­to polí­ti­co que, apo­yán­do­se en el con­su­mis­mo capi­ta­lis­ta, divi­die­ra a los ira­níes y derro­ca­ra el régi­men.

Tal espe­ran­za es ya ino­cua. Resul­ta risi­ble pen­sar que con las naves de gue­rra esta­dou­ni­den­ses, uni­das a las israe­li­tas, des­pier­ten las sim­pa­tías de un solo ciu­da­dano ira­ní.

Creía por mi par­te ini­cial­men­te, al ana­li­zar la actual situa­ción, que la con­tien­da comen­za­ría por la penín­su­la de Corea, y allí esta­ría el deto­nan­te de la segun­da gue­rra corea­na que, a su vez, daría lugar de inme­dia­to a la segun­da gue­rra que Esta­dos Uni­dos le impon­dría a Irán.

Aho­ra, la reali­dad cam­bia las cosas en sen­ti­do inver­so: la de Irán des­ata­rá de inme­dia­to a la de Corea.

La direc­ción de Corea del Nor­te, que fue acu­sa­da del hun­di­mien­to del “Cheo­nan”, y sabe de sobra que fue hun­di­do por una mina que los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia yan­ki logra­ron colo­car en el cas­co de esa nave, no espe­ra­rá un segun­do en actuar tan pron­to en Irán se ini­cie el ata­que.

Es muy jus­to que los faná­ti­cos del fút­bol dis­fru­ten a su anto­jo de las com­pe­ten­cias de la Copa del Mun­do. Cum­plo sólo el deber de exhor­tar a nues­tro pue­blo, pen­san­do sobre todo en nues­tra juven­tud, lle­na de vida y espe­ran­zas, y espe­cial­men­te en nues­tros mara­vi­llo­sos niños, para que los hechos no nos sor­pren­dan abso­lu­ta­men­te des­pre­ve­ni­dos.

Me due­le pen­sar en tan­tos sue­ños con­ce­bi­dos por los seres huma­nos y las asom­bro­sas crea­cio­nes de las que han sido capa­ces en sólo unos pocos miles de años.

Cuan­do los sue­ños más revo­lu­cio­na­rios se están cum­plien­do y la Patria se recu­pe­ra fir­me­men­te, ¡cómo me gus­ta­ría estar equi­vo­ca­do!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *