Impul­so a las ETTa gol­pe de refor­ma – Juan­jo Basterra

La refor­ma labo­ral del Gobierno espa­ñol intro­du­ce las agen­cias pri­va­das de colo­ca­ción con áni­mo de lucro y extien­de el papel de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral (ETT). En los últi­mos diez años en Hego Eus­kal Herria han inter­ve­ni­do de media en uno de cada cin­co con­tra­tos fir­ma­dos, en con­cre­to en el 22,1% del total de los tem­po­ra­les o el 20,35% del total de con­tra­tos. De casi 9,6 millo­nes de con­tra­tos rea­li­za­dos, la inter­me­dia­ción de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral ha alcan­za­do 1,96 millo­nes de con­tra­ta­cio­nes, un por­cen­ta­je muy impor­tan­te. Para muchos para­dos han sido la úni­ca vía de acce­so a un empleo pre­ca­rio, por­que los ser­vi­cios públi­cos esta­ta­les o auto­nó­mi­cos ape­nas han con­tro­la­do una por­ción muy peque­ña de la con­tra­ta­ción, y siem­pre han dan­do prio­ri­dad a la con­tra­ta­ción tem­po­ral. El cam­bio que mar­ca la refor­ma labo­ral de 2010 supon­drá, en reali­dad, que se recon­vier­tan en agen­cias de colo­ca­ción para mejo­rar su nego­cio y pro­fun­di­zar en la pre­ca­rie­dad labo­ral. Es la con­tri­bu­ción que, una vez más, hace el Gobierno espa­ñol, en manos del PSOE.

El nego­cio de las ETT fue cre­cien­do des­de 1998 y cerra­ron 2009 con un volu­men de fac­tu­ra­ción pro­vi­sio­nal de 1.950 millo­nes, por la caí­da que sufrió el año pasa­do la cesión de tra­ba­ja­do­res debi­do a la cri­sis, pero en 2008 roza­ron los 3.000 millo­nes con la cesión tem­po­ral de tra­ba­ja­do­res. Antes de la refor­ma, se cal­cu­la­ba que este año baja­ría su fac­tu­ra­ción en un 5%. La nue­va refor­ma labo­ral ha dado alas al nego­cio de la pre­ca­rie­dad labo­ral y se espe­ra un impul­so de las ETT a par­tir de octubre.

La nue­va refor­ma labo­ral pro­fun­di­za en la pre­ca­ri­za­ción de las con­di­cio­nes labo­ra­les, en la pres­ta­ción de ser­vi­cios y en los sala­rios. Se ensa­yó en 1994 con la lega­li­za­ción de las ETT, ya que inter­me­dia­ban en el mer­ca­do labo­ral sin estar lega­li­za­das. Con su pues­ta en mar­cha se impul­só la con­tra­ta­ción tem­po­ral y los empre­sa­rios con­si­de­ra­ron que era el sis­te­ma per­fec­to para con­tra­tar sin tener res­pon­sa­bi­li­dad sobre esa mano de obra bara­ta. Sin embar­go, la legis­la­ción impe­día a las ETT entrar en el sec­tor de la Cons­truc­ción, debi­do a la ele­va­da peli­gro­si­dad y sinies­tra­li­dad que se pro­du­ce, ni tam­po­co podían inter­me­diar en el sec­tor públi­co. Con la actual refor­ma se han roto esas cortapisas.

«La cri­sis más barata»

La mayo­ría sin­di­cal vas­ca, for­ma­da por ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e Hiru, exi­ge la reti­ra­da de la refor­ma labo­ral de José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro y sos­tie­ne que «de cuan­tas cri­sis ha habi­do, ésta es la que más bara­ta le ha sali­do a la patro­nal. Abu­sa­ron de la tem­po­ra­li­dad y han des­pe­di­do a la mayo­ría de la gen­te sin dere­cho a indem­ni­za­cio­nes». En este sen­ti­do, cri­ti­can que se otor­gue más com­pe­ten­cias a las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral. Sobre las agen­cias pri­va­das de colo­ca­ción, indi­can que «bus­can el bene­fi­cio y supo­ne un paso más en la mer­can­ti­li­za­ción de las polí­ti­cas que tie­nen que ver con la bús­que­da de un empleo». Las seis cen­tra­les sin­di­ca­les afir­man que la refor­ma labo­ral «supo­ne poner las polí­ti­cas de empleo en manos de empre­sas que no van a tener inte­rés en pres­tar ser­vi­cios a los colec­ti­vos que están en peor situa­ción para acce­der a un pues­to de tra­ba­jo, lo que pro­vo­ca­rá discriminaciones».

De hecho, según ELA, el tex­to de la refor­ma, que ayer pasó su pri­me­ra prue­ba de fue­go en el Con­gre­so espa­ñol, «obli­ga» a los para­dos ‑171.344 per­so­nas en Hego Eus­kal Herria- «a aten­der los diver­sos reque­ri­mien­tos que les reali­cen las agen­cias pri­va­das de colo­ca­ción para acce­der a un pues­to de tra­ba­jo, tenien­do en cuen­ta que bus­can el lucro eco­nó­mi­co». La refor­ma de Rodrí­guez Zapa­te­ro per­mi­te a las ETT a par­tir de 2011 que actúen en todos los ámbi­tos, aun­que debe­rían res­pe­tar­se «las limi­ta­cio­nes que se esta­blez­can en la nego­cia­ción colec­ti­va». Todos estos ele­men­tos ponen de mani­fies­to, sobre todo por la evo­lu­ción que han segui­do el con­jun­to de refor­mas labo­ra­les, que la nue­va refor­ma no redu­ci­rá la pre­ca­rie­dad. Hace tan sólo tres años y medio, con la últi­ma refor­ma de 2006, fir­ma­da por la patro­nal, las cen­tra­les CCOO y UGT y el Gobierno espa­ñol, se ase­gu­ró que aumen­ta­ría la con­tra­ta­ción inde­fi­ni­da y se redu­ci­ría la tem­po­ra­li­dad, pero no ocu­rrió así. Los empre­sa­rios se apro­ve­cha­ron de las ayu­das para acti­var con­tra­tos inde­fi­ni­dos duran­te el pri­mer semes­tre, para des­pués vol­ver a lo de siempre.

Peor que en 1994

La refor­ma labo­ral actual pro­fun­di­za en la de 1994 en los aspec­tos que abren más posi­bi­li­da­des hacia la con­tra­ta­ción tem­po­ral, aun­que, a la vez, tam­bién per­mi­te un con­tra­to inde­fi­ni­do de fomen­to del empleo más bara­to a los empre­sa­rios como sali­da a la nece­si­dad de rete­ner a tra­ba­ja­do­res en las empre­sas en deter­mi­na­dos momen­tos. Es decir, José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro apues­ta en 2010 por incre­men­tar la fle­xi­bi­li­dad labo­ral, a la vez que man­tie­ne las boni­fi­ca­cio­nes eco­nó­mi­cas para los empre­sa­rios y les aba­ra­ta el des­pi­do para que no supon­ga una car­ga para las empre­sas, aun­que sí para las arcas públi­cas que son sos­te­ni­das por el con­jun­to de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. En ese sen­ti­do, la pro­fe­so­ra de la UPV-EHU Isa­bel Otxoa reco­no­ce en el infor­me «El recor­te de los dere­chos en las refor­mas labo­ral», publi­ca­do por Manu Robles-Aran­giz Ins­ti­tu­tua liga­do a ELA, que con la lega­li­za­ción de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral «se rom­pió con un lími­te a la explo­ta­ción, admi­ti­do inclu­so des­de cri­te­rios capi­ta­lis­tas: una cosa es uti­li­zar el tra­ba­jo ajeno para pro­du­cir una mer­can­cía o pres­tar un ser­vi­cio, y otra que el nego­cio con­sis­ta pre­ci­sa­men­te en con­tra­tar tra­ba­ja­do­res para poner­los a dis­po­si­ción de otras empresas».

Con­fir­ma que la apa­ri­ción de las ETT supu­so «un paso ade­lan­te en la pre­ca­ri­za­ción del empleo» y, sin duda, la refor­ma labo­ral actual supon­drá dos pasos ade­lan­te, por­que en reali­dad per­mi­ti­rá que las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral extien­dan sus bra­zos a sec­to­res que esta­ban prohi­bi­dos en la actua­li­dad y por­que ten­drán la posi­bi­li­dad de con­ver­tir­se en agen­cias de colo­ca­ción para lograr más beneficio.

La patro­nal de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral (AGETT) seña­la en sus dife­ren­tes estu­dios que la tasa de pene­tra­ción de estas empre­sas está aumen­tan­do, sobre todo en este momen­to, por­que los empre­sa­rios se han dese­cho de muchos tra­ba­ja­do­res en muy poco tiem­po. Hay que tener en cuen­ta que las empre­sas redu­je­ron 247.080 con­tra­ta­cio­nes en el pla­zo de 2007 a 2009, y el año pasa­do en Hego Eus­kal Herria se pro­du­jo la mejor con­tra­ta­ción de la últi­ma déca­da. Si aña­di­mos los des­pi­dos de 126.570 tra­ba­ja­do­res en ese trie­nio, las empre­sas se han que­da­do en el esque­le­to, por lo que la entra­da de tra­ba­jo ha per­mi­ti­do a las empre­sas acu­dir a las ETT. De hecho, en el pri­mer tri­mes­tre de 2010, la tasa de pene­tra­ción de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral (ETT) en Nafa­rroa lle­gó al 29,7%, y en Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa, al 17,8%, muy por enci­ma de la media del Esta­do espa­ñol, que se situó en el 13,7%. Este hecho refle­ja la esca­sa sen­si­bi­li­dad de los empre­sa­rios que se han dedi­ca­do a des­truir empleo y con­tra­ta­cio­nes con la dis­cul­pa de la cri­sis eco­nó­mi­ca, pero cuan­do nece­si­tan de nue­vo mano de obra echan mano de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral, que supo­ne empleo precario.

Ésta es la reali­dad que espe­ra al mer­ca­do labo­ral a par­tir de esta refor­ma. Por eso, la mayo­ría sin­di­cal vas­ca, con­for­ma­da por ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e Hiru, ha deci­di­do rea­li­zar una huel­ga gene­ral este pró­xi­mo mar­tes, 29 de junio, con el obje­to de empu­jar entre todos los tra­ba­ja­do­res para inten­tar que esa refor­ma no sal­ga ade­lan­te, por­que supon­drá una mayor pre­ca­ri­za­ción de los pues­tos de tra­ba­jo, ade­más del des­pi­do más bara­to y la pér­di­da de dere­chos labo­ra­les de los tra­ba­ja­do­res tras años de lucha. AGETT reco­no­ce que Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa han per­di­do duran­te la cri­sis el 60,3% del empleo y Nafa­rroa, el 21,1%. En la CAV, en un año se ha per­di­do un 8,8% de pues­tos de tra­ba­jo inde­fi­ni­dos, aun­que un año antes la pér­di­da de con­tra­tos fijos superó el 22%. En Nafa­rroa la caí­da inter­anual con datos refe­ri­dos a mar­zo lle­ga al 9,9%, y a un 24% el ejer­ci­cio pasado.

Ade­más, seña­la que el 36,1% de los para­dos son des­em­plea­dos de lar­ga dura­ción en la CAV, mien­tras que en Nafa­rroa supo­nen el 27,8%. Las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral, que por otra par­te ya comien­zan a deno­mi­nar­se agen­cias pri­va­das de colo­ca­ción, regis­tran entre seis y die­ci­sie­te veces más con­tra­tos que los ser­vi­cios públi­cos de empleo de los cua­tro herrialdes.

El sec­tor públi­co está dejan­do paso al nego­cio pri­va­do, lo que es gra­ve des­de todos los pun­tos de vis­ta. Con esa polí­ti­ca de pri­va­ti­za­ción de la inter­me­dia­ción labo­ral están de acuer­do las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas, y la refor­ma labo­ral del Eje­cu­ti­vo espa- ñol pro­fun­di­za en esa deci­sión en con­tra de los trabajadores.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.