Impul­so a las ETTa gol­pe de refor­ma – Juan­jo Bas­te­rra

La refor­ma labo­ral del Gobierno espa­ñol intro­du­ce las agen­cias pri­va­das de colo­ca­ción con áni­mo de lucro y extien­de el papel de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral (ETT). En los últi­mos diez años en Hego Eus­kal Herria han inter­ve­ni­do de media en uno de cada cin­co con­tra­tos fir­ma­dos, en con­cre­to en el 22,1% del total de los tem­po­ra­les o el 20,35% del total de con­tra­tos. De casi 9,6 millo­nes de con­tra­tos rea­li­za­dos, la inter­me­dia­ción de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral ha alcan­za­do 1,96 millo­nes de con­tra­ta­cio­nes, un por­cen­ta­je muy impor­tan­te. Para muchos para­dos han sido la úni­ca vía de acce­so a un empleo pre­ca­rio, por­que los ser­vi­cios públi­cos esta­ta­les o auto­nó­mi­cos ape­nas han con­tro­la­do una por­ción muy peque­ña de la con­tra­ta­ción, y siem­pre han dan­do prio­ri­dad a la con­tra­ta­ción tem­po­ral. El cam­bio que mar­ca la refor­ma labo­ral de 2010 supon­drá, en reali­dad, que se recon­vier­tan en agen­cias de colo­ca­ción para mejo­rar su nego­cio y pro­fun­di­zar en la pre­ca­rie­dad labo­ral. Es la con­tri­bu­ción que, una vez más, hace el Gobierno espa­ñol, en manos del PSOE.

El nego­cio de las ETT fue cre­cien­do des­de 1998 y cerra­ron 2009 con un volu­men de fac­tu­ra­ción pro­vi­sio­nal de 1.950 millo­nes, por la caí­da que sufrió el año pasa­do la cesión de tra­ba­ja­do­res debi­do a la cri­sis, pero en 2008 roza­ron los 3.000 millo­nes con la cesión tem­po­ral de tra­ba­ja­do­res. Antes de la refor­ma, se cal­cu­la­ba que este año baja­ría su fac­tu­ra­ción en un 5%. La nue­va refor­ma labo­ral ha dado alas al nego­cio de la pre­ca­rie­dad labo­ral y se espe­ra un impul­so de las ETT a par­tir de octu­bre.

La nue­va refor­ma labo­ral pro­fun­di­za en la pre­ca­ri­za­ción de las con­di­cio­nes labo­ra­les, en la pres­ta­ción de ser­vi­cios y en los sala­rios. Se ensa­yó en 1994 con la lega­li­za­ción de las ETT, ya que inter­me­dia­ban en el mer­ca­do labo­ral sin estar lega­li­za­das. Con su pues­ta en mar­cha se impul­só la con­tra­ta­ción tem­po­ral y los empre­sa­rios con­si­de­ra­ron que era el sis­te­ma per­fec­to para con­tra­tar sin tener res­pon­sa­bi­li­dad sobre esa mano de obra bara­ta. Sin embar­go, la legis­la­ción impe­día a las ETT entrar en el sec­tor de la Cons­truc­ción, debi­do a la ele­va­da peli­gro­si­dad y sinies­tra­li­dad que se pro­du­ce, ni tam­po­co podían inter­me­diar en el sec­tor públi­co. Con la actual refor­ma se han roto esas cor­ta­pi­sas.

«La cri­sis más bara­ta»

La mayo­ría sin­di­cal vas­ca, for­ma­da por ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e Hiru, exi­ge la reti­ra­da de la refor­ma labo­ral de José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro y sos­tie­ne que «de cuan­tas cri­sis ha habi­do, ésta es la que más bara­ta le ha sali­do a la patro­nal. Abu­sa­ron de la tem­po­ra­li­dad y han des­pe­di­do a la mayo­ría de la gen­te sin dere­cho a indem­ni­za­cio­nes». En este sen­ti­do, cri­ti­can que se otor­gue más com­pe­ten­cias a las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral. Sobre las agen­cias pri­va­das de colo­ca­ción, indi­can que «bus­can el bene­fi­cio y supo­ne un paso más en la mer­can­ti­li­za­ción de las polí­ti­cas que tie­nen que ver con la bús­que­da de un empleo». Las seis cen­tra­les sin­di­ca­les afir­man que la refor­ma labo­ral «supo­ne poner las polí­ti­cas de empleo en manos de empre­sas que no van a tener inte­rés en pres­tar ser­vi­cios a los colec­ti­vos que están en peor situa­ción para acce­der a un pues­to de tra­ba­jo, lo que pro­vo­ca­rá dis­cri­mi­na­cio­nes».

De hecho, según ELA, el tex­to de la refor­ma, que ayer pasó su pri­me­ra prue­ba de fue­go en el Con­gre­so espa­ñol, «obli­ga» a los para­dos ‑171.344 per­so­nas en Hego Eus­kal Herria- «a aten­der los diver­sos reque­ri­mien­tos que les reali­cen las agen­cias pri­va­das de colo­ca­ción para acce­der a un pues­to de tra­ba­jo, tenien­do en cuen­ta que bus­can el lucro eco­nó­mi­co». La refor­ma de Rodrí­guez Zapa­te­ro per­mi­te a las ETT a par­tir de 2011 que actúen en todos los ámbi­tos, aun­que debe­rían res­pe­tar­se «las limi­ta­cio­nes que se esta­blez­can en la nego­cia­ción colec­ti­va». Todos estos ele­men­tos ponen de mani­fies­to, sobre todo por la evo­lu­ción que han segui­do el con­jun­to de refor­mas labo­ra­les, que la nue­va refor­ma no redu­ci­rá la pre­ca­rie­dad. Hace tan sólo tres años y medio, con la últi­ma refor­ma de 2006, fir­ma­da por la patro­nal, las cen­tra­les CCOO y UGT y el Gobierno espa­ñol, se ase­gu­ró que aumen­ta­ría la con­tra­ta­ción inde­fi­ni­da y se redu­ci­ría la tem­po­ra­li­dad, pero no ocu­rrió así. Los empre­sa­rios se apro­ve­cha­ron de las ayu­das para acti­var con­tra­tos inde­fi­ni­dos duran­te el pri­mer semes­tre, para des­pués vol­ver a lo de siem­pre.

Peor que en 1994

La refor­ma labo­ral actual pro­fun­di­za en la de 1994 en los aspec­tos que abren más posi­bi­li­da­des hacia la con­tra­ta­ción tem­po­ral, aun­que, a la vez, tam­bién per­mi­te un con­tra­to inde­fi­ni­do de fomen­to del empleo más bara­to a los empre­sa­rios como sali­da a la nece­si­dad de rete­ner a tra­ba­ja­do­res en las empre­sas en deter­mi­na­dos momen­tos. Es decir, José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro apues­ta en 2010 por incre­men­tar la fle­xi­bi­li­dad labo­ral, a la vez que man­tie­ne las boni­fi­ca­cio­nes eco­nó­mi­cas para los empre­sa­rios y les aba­ra­ta el des­pi­do para que no supon­ga una car­ga para las empre­sas, aun­que sí para las arcas públi­cas que son sos­te­ni­das por el con­jun­to de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. En ese sen­ti­do, la pro­fe­so­ra de la UPV-EHU Isa­bel Otxoa reco­no­ce en el infor­me «El recor­te de los dere­chos en las refor­mas labo­ral», publi­ca­do por Manu Robles-Aran­giz Ins­ti­tu­tua liga­do a ELA, que con la lega­li­za­ción de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral «se rom­pió con un lími­te a la explo­ta­ción, admi­ti­do inclu­so des­de cri­te­rios capi­ta­lis­tas: una cosa es uti­li­zar el tra­ba­jo ajeno para pro­du­cir una mer­can­cía o pres­tar un ser­vi­cio, y otra que el nego­cio con­sis­ta pre­ci­sa­men­te en con­tra­tar tra­ba­ja­do­res para poner­los a dis­po­si­ción de otras empre­sas».

Con­fir­ma que la apa­ri­ción de las ETT supu­so «un paso ade­lan­te en la pre­ca­ri­za­ción del empleo» y, sin duda, la refor­ma labo­ral actual supon­drá dos pasos ade­lan­te, por­que en reali­dad per­mi­ti­rá que las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral extien­dan sus bra­zos a sec­to­res que esta­ban prohi­bi­dos en la actua­li­dad y por­que ten­drán la posi­bi­li­dad de con­ver­tir­se en agen­cias de colo­ca­ción para lograr más bene­fi­cio.

La patro­nal de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral (AGETT) seña­la en sus dife­ren­tes estu­dios que la tasa de pene­tra­ción de estas empre­sas está aumen­tan­do, sobre todo en este momen­to, por­que los empre­sa­rios se han dese­cho de muchos tra­ba­ja­do­res en muy poco tiem­po. Hay que tener en cuen­ta que las empre­sas redu­je­ron 247.080 con­tra­ta­cio­nes en el pla­zo de 2007 a 2009, y el año pasa­do en Hego Eus­kal Herria se pro­du­jo la mejor con­tra­ta­ción de la últi­ma déca­da. Si aña­di­mos los des­pi­dos de 126.570 tra­ba­ja­do­res en ese trie­nio, las empre­sas se han que­da­do en el esque­le­to, por lo que la entra­da de tra­ba­jo ha per­mi­ti­do a las empre­sas acu­dir a las ETT. De hecho, en el pri­mer tri­mes­tre de 2010, la tasa de pene­tra­ción de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral (ETT) en Nafa­rroa lle­gó al 29,7%, y en Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa, al 17,8%, muy por enci­ma de la media del Esta­do espa­ñol, que se situó en el 13,7%. Este hecho refle­ja la esca­sa sen­si­bi­li­dad de los empre­sa­rios que se han dedi­ca­do a des­truir empleo y con­tra­ta­cio­nes con la dis­cul­pa de la cri­sis eco­nó­mi­ca, pero cuan­do nece­si­tan de nue­vo mano de obra echan mano de las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral, que supo­ne empleo pre­ca­rio.

Ésta es la reali­dad que espe­ra al mer­ca­do labo­ral a par­tir de esta refor­ma. Por eso, la mayo­ría sin­di­cal vas­ca, con­for­ma­da por ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e Hiru, ha deci­di­do rea­li­zar una huel­ga gene­ral este pró­xi­mo mar­tes, 29 de junio, con el obje­to de empu­jar entre todos los tra­ba­ja­do­res para inten­tar que esa refor­ma no sal­ga ade­lan­te, por­que supon­drá una mayor pre­ca­ri­za­ción de los pues­tos de tra­ba­jo, ade­más del des­pi­do más bara­to y la pér­di­da de dere­chos labo­ra­les de los tra­ba­ja­do­res tras años de lucha. AGETT reco­no­ce que Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa han per­di­do duran­te la cri­sis el 60,3% del empleo y Nafa­rroa, el 21,1%. En la CAV, en un año se ha per­di­do un 8,8% de pues­tos de tra­ba­jo inde­fi­ni­dos, aun­que un año antes la pér­di­da de con­tra­tos fijos superó el 22%. En Nafa­rroa la caí­da inter­anual con datos refe­ri­dos a mar­zo lle­ga al 9,9%, y a un 24% el ejer­ci­cio pasa­do.

Ade­más, seña­la que el 36,1% de los para­dos son des­em­plea­dos de lar­ga dura­ción en la CAV, mien­tras que en Nafa­rroa supo­nen el 27,8%. Las empre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral, que por otra par­te ya comien­zan a deno­mi­nar­se agen­cias pri­va­das de colo­ca­ción, regis­tran entre seis y die­ci­sie­te veces más con­tra­tos que los ser­vi­cios públi­cos de empleo de los cua­tro herrial­des.

El sec­tor públi­co está dejan­do paso al nego­cio pri­va­do, lo que es gra­ve des­de todos los pun­tos de vis­ta. Con esa polí­ti­ca de pri­va­ti­za­ción de la inter­me­dia­ción labo­ral están de acuer­do las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas, y la refor­ma labo­ral del Eje­cu­ti­vo espa- ñol pro­fun­di­za en esa deci­sión en con­tra de los tra­ba­ja­do­res.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *