Refor­mas labo­ra­les que mere­cen una Huel­ga Gene­ral – Ezker Aber­tza­lea

La refor­ma labo­ral que ha pues­to en mar­cha el gobierno del esta­do espa­ñol es la refor­ma mas retró­gra­da deci­di­da por un gobierno espa­ñol des­de la entra­da en vigor del esta­tu­to de los Tra­ba­ja­do­res.

No pode­mos ana­li­zar dicha refor­ma de mane­ra ais­la­da ya que for­ma par­te de una polí­ti­ca eco­nó­mi­ca que está ponien­do a dis­po­si­ción de los mas pode­ro­sos los recur­sos públi­cos y que está hacien­do deja­ción de las res­pon­sa­bi­li­da­des polí­ti­cas de los gobier­nos para acre­cen­tar el poder de las gran­des for­tu­nas y la patro­nal. Esta es la sali­da a la cri­sis que el Gobierno de Zapa­te­ro y sus corre­li­gio­na­rios en la CAPV y Nava­rra están impo­nien­do a las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res vas­cos.

El con­tex­to en el que se rea­li­za la refor­ma es extre­ma­da­men­te gra­ve para los intere­ses de Eus­ka­le­rria como pue­blo y como tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res vas­cos. Se nos está impo­nien­do un mode­lo de rela­cio­nes labo­ra­les, pro­tec­ción social y mode­lo socio-pro­duc­ti­vo que sólo bene­fi­cia a los de siem­pre, que es con­tra­pro­du­cen­te para salir del agu­je­ro en el que nos han meti­do y que nada tie­ne que ver con nues­tra reali­dad eco­nó­mi­ca y socio­la­bo­ral.

La refor­ma pro­fun­di­za de mane­ra radi­cal los cam­bios en las rela­cio­nes labo­ra­les con el obje­ti­vo de:

Ases­tar un gol­pe defi­ni­ti­vo a la nego­cia­ción colec­ti­va en gene­ral y en el ámbi­to vas­co en par­ti­cu­lar al impo­ner una refor­ma sin que las mayo­rías sin­di­ca­les vas­cas ten­gan nada que decir al res­pec­to. Ya lo había hecho el gobierno de Pata­xi López y Sanz al impo­ner uni­la­te­ral­men­te sus con­di­cio­nes a emplea­das y emplea­dos públi­cos y aho­ra con la refor­ma lo extien­den al con­jun­to de tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res. Cual­quier empre­sa que vea en ries­go sus bene­fi­cios anua­les pue­de des­col­gar­se del con­ve­nio colec­ti­vo fir­ma­do y alte­rar uni­la­te­ral­men­te las con­di­cio­nes de tra­ba­jo.

Dar un paso defi­ni­ti­vo para incor­po­rar a la legis­la­ción labo­ral el des­pi­do libre y gra­tui­to. A par­tir de esta refor­ma se incre­men­tan las posi­bi­li­da­des de des­pe­dir en fun­ción de las expec­ta­ti­vas eco­nó­mi­cas de la empre­sa basa­das en su cuen­ta de resul­ta­dos, se faci­li­tan aun mas des­pi­dos moti­va­dos por razo­nes orga­ni­za­ti­vas y de pro­duc­ción tan­to indi­vi­dua­les como colec­ti­vos amplian­do los supues­tos de abono de indem­ni­za­ción de los 20 días por año en detri­men­to de los actua­les 45.

Se paga con dine­ro públi­co los des­pi­dos. En el col­mo de la incon­gruen­cia y la des­fa­cha­tez polí­ti­ca se paga con dine­ro de todos y todas par­te de las indem­ni­za­cio­nes reco­gi­das en los con­tra­tos inde­fi­ni­dos ordi­na­rios, de fomen­to de la con­tra­ta­ción inde­fi­ni­da y los des­pi­dos obje­ti­vos. “El gobierno del esta­do quie­re fomen­tar el empleo finan­cian­do los des­pi­dos”.

Se fomen­ta el frau­de y se aumen­tan las boni­fi­ca­cio­nes empre­sa­ria­les. No se abor­dan las cau­sas que per­mi­ten el ingen­te frau­de en la con­tra­ta­ción tem­po­ral y par­cial y como con­tra­par­ti­da se regu­la de mane­ra lesi­va para tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res la dura­ción del con­tra­to por obra y ser­vi­cios ponien­do en ries­go la subro­ga­ción reco­gi­da en muchos con­ve­nios colec­ti­vos. Los empre­sa­rios reci­ben por todo ello boni­fi­ca­cio­nes en las cuo­tas de la segu­ri­dad social por el sim­ple cri­te­rio de que se cum­pla la ley que ellos están des­re­gu­lan­do con la pre­sen­te refor­ma.

Se eli­mi­nan las tra­bas actual­men­te exis­ten­tes para que las ETTs actúen en el sec­tor públi­co en la cons­truc­ción y en los sec­to­res de ries­go. Lo cual no sólo supo­ne empeo­rar las con­di­cio­nes de tra­ba­jo sino incre­men­tar de mane­ra insen­sa­ta los ries­gos labo­ra­les para las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res.

Hará recaer en las muje­res el tra­ba­jo de aten­ción y cui­da­dos. Esta refor­ma labo­ral uni­da a las res­tric­cio­nes pre­su­pues­ta­rias des­ti­na­das a gas­to social y ser­vi­cios socia­les va a pro­du­cir un cata­clis­mo en la incor­po­ra­ción de la mujer a unas con­di­cio­nes de tra­ba­jo dig­nas. El obje­ti­vo es cla­ro hacer recaer en el tra­ba­jo gra­tui­to de las muje­res el peso de las nece­si­da­des de aten­ción y cui­da­do. Para ello se empeo­ran las con­di­cio­nes de tra­ba­jo, se faci­li­ta el des­pi­do y se fomen­ta la con­tra­ta­ción par­cial.

Las per­so­nas jóve­nes tie­nen muy pocas posi­bi­li­da­des de desa­rro­llar un pro­yec­to de vida autó­no­mo. Las per­so­nas jóve­nes con esta refor­ma labo­ral y con las medi­das que en mate­ria eco­nó­mi­ca y social se están toman­do van a tener unas secue­las dra­má­ti­cas en su for­ma­ción al redu­cir el gas­to, la inver­sión en inves­ti­ga­ción e inno­va­ción, el dete­rio­ro de los ser­vi­cios públi­cos va a difi­cul­tar las posi­bi­li­da­des de crea­ción de empleo públi­co, la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca que sólo bene­fi­cia a unos pocos los va a atar de por vida a empleos pre­ca­rios y la refor­ma de las pen­sio­nes que se anun­cia serán la cau­sa de una pen­sión de mise­ria. La gen­te joven si aho­ra tie­ne difi­cul­ta­des para desa­rro­llar un pro­yec­to de vida autó­no­mo, lo va a tener impo­si­ble en el inme­dia­to futu­ro y mas allá de la vida labo­ral cuan­do cesen en el tra­ba­jo si no se han muer­to antes.

Hay muchas y con­tun­den­tes razo­nes para salir a la Huel­ga Gene­ral del día 29. Las ins­ti­tu­cio­nes vas­cas no pue­den escu­dar­se, como lo están hacien­do aho­ra, en el mal de muchos para no hacer nada. Eus­ka­le­rria, nece­si­ta ¡ya! Tener sus pro­pias ins­ti­tu­cio­nes para que aquí y aho­ra deci­da­mos las polí­ti­cas que mas nos con­vie­nen, para crear empleo de cali­dad, repar­tir la rique­za y el empleo y gene­rar una socie­dad vas­ca mas jus­ta y soli­da­ria.

Las actua­les ins­ti­tu­cio­nes vas­cas de la mano de PSE, PP y PNV son un títe­re al ser­vi­cio de los intere­ses del esta­do espa­ñol. Hoy el prin­ci­pal obs­tácu­lo para con­se­guir­lo está en el Esta­do espa­ñol. En la impo­si­ción de sus polí­ti­cas, en la fal­ta de reco­no­ci­mien­to anti demo­crá­ti­co que Eus­ka­le­rria somos un pue­blo con nece­si­da­des socia­les y eco­nó­mi­cas pro­pias y que tene­mos que tomar nues­tras pro­pias deci­sio­nes para salir del agu­je­ro en el que nos están metien­do.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *