Washing­ton orga­ni­za red estu­dian­til con­tra Vene­zue­la, Cuba e Irán- Eva Golinger

Duran­te el últi­mo año, dis­tin­tas agen­cias de Washing­ton han esta­do finan­cian­do, pro­mo­vien­do y orga­ni­zan­do gru­pos de jóve­nes y estu­dian­tes en Vene­zue­la, Irán y Cuba, para crear movi­mien­tos de opo­si­ción con­tra sus gobier­nos. Los tres paí­ses, dos de los cua­les son con­si­de­ra­dos “enemi­gos” por el gobierno esta­dou­ni­den­se, han sido víc­ti­mas del incre­men­to en las agre­sio­nes de Washing­ton, que bus­ca pro­vo­car un cam­bio de “régi­men” favo­ra­ble a sus intereses.

Esta sema­na, la ofen­si­va con­ti­nuó con una gira rea­li­za­da por el diri­gen­te estu­dian­til vene­zo­lano, Rode­rick Nava­rro, en terri­to­rio esta­dou­ni­den­se. Nava­rro, pre­si­den­te de la Fede­ra­ción de Cen­tros Uni­ver­si­ta­rios de la Uni­ver­si­dad Cen­tral de Vene­zue­la (FCU-UCV), fue has­ta Mia­mi para “reu­nir­se con el movi­mien­to estu­dian­til vene­zo­lano en el exte­rior” y tra­ba­jar con la crea­ción de “una red inter­na­cio­nal que inclu­ya a los estu­dian­tes de Irán y Cuba”. Según Nava­rro, la red se crea­rá “para que el mun­do sepa de las vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos que se viven en nues­tros países”.

Duran­te su gira, Nava­rro se reu­nió con repre­sen­tan­tes de la Fun­da­ción para la Defen­sa de los Pre­sos, Exi­lia­dos y Fami­lia­res (Fun­da­prefc) en Mia­mi, que es un peque­ño gru­po de vene­zo­la­nos anti-cha­vis­tas resi­den­cia­dos en Mia­mi; la Red de Estu­dian­tes Vene­zo­la­nos Uni­dos (Revu), otro peque­ño gru­po de vene­zo­la­nos que estu­dian en EEUU; y miem­bros del Direc­to­rio Demo­crá­ti­co Cubano, orga­ni­za­ción de cuba­nos en Mia­mi finan­cia­dos por la USAID, el Natio­nal Endow­ment for Demo­cracy (NED) y otras agen­cias de Washington.

Des­de el 2005, Washing­ton ha esta­do reorien­tan­do recur­sos a tra­vés de la NED y la USAID hacia el sec­tor estu­dian­til en Vene­zue­la. De los $15 millo­nes de USD inver­ti­dos y cana­li­za­dos por estas agen­cias esta­dou­ni­den­ses en Vene­zue­la, más de 32% está diri­gi­do a los jóve­nes. Su pro­gra­ma prin­ci­pal está direc­cio­na­do hacia la “capa­ci­ta­ción en el uso de las nue­vas tec­no­lo­gías y las redes socia­les para orga­ni­zar­se de mane­ra polí­ti­ca”, según los pro­pios infor­mes de la USAID sobre su tra­ba­jo en Venezuela.

OFENSIVA IMPERIAL

En agos­to 2009, Washing­ton comen­zó una ofen­si­va inter­na­cio­nal uti­li­zan­do a los estu­dian­tes vene­zo­la­nos como los “voce­ros” de la opo­si­ción con­tra el Pre­si­den­te Chá­vez. Duran­te el mes de agos­to a sep­tiem­bre, el Depar­ta­men­to de Esta­do orga­ni­zó una gira para ocho jóve­nes polí­ti­cos vene­zo­la­nos en Esta­dos Uni­dos para denun­ciar al gobierno vene­zo­lano y estre­char los víncu­los entre jóve­nes repu­bli­ca­nos de ese país y la dere­cha vene­zo­la­na. Los ocho jóve­nes vene­zo­la­nos fue­ron selec­cio­na­dos por el Depar­ta­men­to de Esta­do como par­te del pro­gra­ma “La Demo­cra­cia para los jóve­nes líde­res polí­ti­cos” un pro­yec­to del pro­gra­ma de inter­cam­bio “Líde­res Visi­tan­tes Inter­na­cio­na­les – Vene­zue­la”, lo cual es uti­li­za­do por el gobierno de Washing­ton para cap­tar y for­mar acto­res polí­ti­cos que lue­go pro­mue­ven la agen­da nor­te­ame­ri­ca­na en Venezuela.

Los jóve­nes vene­zo­la­nos, paga­dos y acom­pa­ña­dos por el Depar­ta­men­to de Esta­do duran­te su visi­ta a EEUU, die­ron decla­ra­cio­nes a la pren­sa esta­dou­ni­den­se, ata­can­do, denun­cian­do e inten­tan­do des­acre­di­tar al Pre­si­den­te Chá­vez y las polí­ti­cas del gobierno venezolano.

Jus­to des­pués de su gira en EEUU, se orga­ni­zó una mani­fes­ta­ción a tra­vés de Face­book, titu­la­do “NO MÁS CHÁVEZ”, que bus­ca­ba inci­tar al odio y pro­mo­ver la des­es­ta­bi­li­za­ción y el mag­ni­ci­dio con­tra el Pre­si­den­te Chávez.

Un mes des­pués, duran­te los días 15 y 16 de octu­bre de 2009, la Ciu­dad de Méxi­co fue la sede de la segun­da Cum­bre de la Alian­za de Movi­mien­tos Juve­ni­les (“AYM” por sus siglas en inglés). Patro­ci­na­do por el Depar­ta­men­to de Esta­do, el even­to con­tó con la par­ti­ci­pa­ción de la Secre­ta­ria de Esta­do Hillary Clin­ton y varios “dele­ga­dos” invi­ta­dos por la diplo­ma­cia esta­dou­ni­den­se, como los vene­zo­la­nos Yon Goi­co­chea (Pri­me­ro Jus­ti­cia); el diri­gen­te de la orga­ni­za­ción Vene­zue­la de Pri­me­ra (gru­po fun­da­do por Goi­co­chea), Rafael Del­ga­do; y la ex diri­gen­te estu­dian­til Geral­di­ne Álva­rez, aho­ra miem­bro de la Fun­da­ción Futu­ro Pre­sen­te, orga­ni­za­ción crea­da por Yon Goi­co­chea con finan­cia­mien­to del Ins­ti­tu­to Cato de Esta­dos Uni­dos. Tam­bién asis­tie­ron Marc Wach­tenheim de Cuba Deve­lop­ment Initia­ti­ve (pro­yec­to finan­cia­do por el Depar­ta­men­to de Esta­do y la USAID a tra­vés de la Fun­da­ción del Desa­rro­llo Pan­ame­ri­ca­na “PADF”), y otros repre­sen­tan­tes de Cuba, Irán, Boli­via, Ecua­dor, Sri Lan­ka, la India, Cana­dá, Rei­no Uni­do, Colom­bia, Perú, Bra­sil, Líbano, Ara­bia Sau­dí, Jamai­ca, Irlan­da, Tur­quía, Mol­da­via, Mala­sia, Esta­dos Uni­dos y México.

Jun­to a repre­sen­tan­tes de las agen­cias de Washing­ton, como Free­dom Hou­se, el Ins­ti­tu­to Repu­bli­cano Inter­na­cio­nal, el Ban­co Mun­dial y el Depar­ta­men­to de Esta­do, los jóve­nes invi­ta­dos reci­bie­ron talle­res de “capa­ci­ta­ción y for­ma­ción” de los fun­cio­na­rios esta­dou­ni­den­ses y los crea­do­res de tec­no­lo­gías como Twit­ter, Face­book, MyS­pa­ce, Flic­ker y YouTube.

Según la AYM, la enti­dad nació en 2008 debi­do a la apa­ri­ción “…en la esce­na mun­dial [de] una serie de casi des­co­no­ci­dos, gene­ral­men­te jóve­nes [que] domi­na­ban las téc­ni­cas más recien­tes y habían hecho cosas asom­bro­sas. Han cau­sa­do gran­des trans­for­ma­cio­nes en el mun­do en paí­ses como Colom­bia, Irán y Mol­da­via, valién­do­se de esas téc­ni­cas para mover a la juven­tud. Y esto ha sido sólo el comienzo”.

El movi­mien­to estu­dian­til de la opo­si­ción, “manos blan­cas”, en Vene­zue­la, finan­cia­do y for­ma­do por las agen­cias esta­dou­ni­den­ses; las pro­tes­tas anti­co­mu­nis­tas en Mol­da­via; las mani­fes­ta­cio­nes con­tra el gobierno ira­ní y las pro­tes­tas vir­tua­les con­tra el Pre­si­den­te Chá­vez son ejem­plos de como han esta­do eje­cu­tan­do esta nue­va estra­te­gia. Las nue­vas tec­no­lo­gías –Twit­ter, Face­book, You­Tu­be y otras– son sus prin­ci­pa­les armas, y los medios tra­di­cio­na­les, como CNN y sus afi­lia­dos, ayu­dan exa­ge­rar el impac­to real de estos movi­mien­tos pro­mo­vien­do matri­ces de opi­nión fal­sas y dis­tor­sio­na­das sobre su impor­tan­cia y legitimidad.

CIBER-DISIDENCIA

En abril de este año, el Ins­ti­tu­to Geor­ge W. Bush, jun­to a la orga­ni­za­ción esta­dou­ni­den­se Free­dom Hou­se, con­vo­ca­ron un encuen­tro de “acti­vis­tas por la liber­tad y los dere­chos huma­nos” y “exper­tos en Inter­net” para ana­li­zar el “movi­mien­to glo­bal de ciberdisidentes”.

Al encuen­tro, que fue rea­li­za­do en Dallas, Texas, fue­ron invi­ta­dos Rodri­go Dia­man­ti de la orga­ni­za­ción Futu­ro Pre­sen­te de Vene­zue­la; Arash Kaman­gir, de Irán; Oleg Koz­lovsky, de Rusia; Ernes­to Her­nán­dez Bus­to, de Cuba (vive en Bar­ce­lo­na y es cono­ci­do en la red cuba­na como “Pája­ro Tie­so”); Isaac Mao, de Chi­na; y Ahed Alhen­di, de Siria.

Tam­bién estu­vie­ron pre­sen­tes miem­bros del gobierno esta­dou­ni­den­se y otras orga­ni­za­cio­nes vin­cu­la­das con la comu­ni­dad de inte­li­gen­cia de Washing­ton. El pro­pó­si­to de ese even­to era “coor­di­nar una cam­pa­ña inter­na­cio­nal a tra­vés del Inter­net para denun­ciar a los gobier­nos de Cuba, Irán, Vene­zue­la, Siria, Rusia y Chi­na” por supues­tas “vio­la­cio­nes de los dere­chos huma­nos” y la liber­tad de expresión.

Esa mis­ma sema­na, un gru­po de estu­dian­tes vene­zo­la­nos fue­ron invi­ta­dos al con­fe­ren­cia anual del Movi­mien­to Mun­dial por la Demo­cra­cia (WMD en inglés), una orga­ni­za­ción crea­da y finan­cia­da por la NED. En la reu­nión, que tomó lugar en Jakar­ta, Indo­ne­sia, los estu­dian­tes vene­zo­la­nos denun­cia­ron y ata­ca­ron al gobierno del Pre­si­den­te Chá­vez, pre­sen­tán­do­lo como “dic­ta­to­rial” y “vio­la­dor” de sus derechos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.