Enca­pu­cha­dos ame­na­zan a un joven de Igo­rre que denun­ció aco­so policial

Otro joven viz­caino ha hecho públi­co el aco­so poli­cial que está sufrien­do. En noviem­bre, Ando­ni Ake­so­lo dio a cono­cer que guar­dias civi­les le ame­na­za­ron con una pis­to­la para que cola­bo­ra­ra, y ayer rela­tó que en mayo ha vuel­to a ser rete­ni­do por cua­tro encapuchados.

El joven de Igo­rre Ando­ni Ake­so­lo vol­vió a com­pa­re­cer ayer ante los medios, arro­pa­do por veci­nos de Arra­tia y el movi­mien­to pro amnis­tía, para denun­ciar las ame­na­zas y el aco­so poli­cial del que está sien­do obje­to en los últi­mos meses.

Según con­tó, el pasa­do 16 de mayo fue rete­ni­do duran­te una media hora por cua­tro enca­pu­cha­dos, cuan­do se dis­po­nía a entrar en su casa, que le advir­tie­ron de que «ande con cui­da­do» por­que la siguien­te vez no iba a tener «tan­ta suer­te». El joven de Igo­rre dijo que los enca­pu­cha­dos se aba­lan­za­ron sobre él y, entre ame­na­zas, gri­tos e insul­tos, le tira­ron de los pelos y le aga­rra­ron de un bra­zo has­ta lan­zar­le con­tra el capó del coche.

Se tra­ta de la segun­da oca­sión que Ake­so­lo es rete­ni­do y ame­na­za­do por la calle. La ante­rior vez, el pasa­do 23 de octu­bre, cua­tro enca­pu­cha­dos que se iden­ti­fi­ca­ron como guar­dias civi­les le colo­ca­ron las espo­sas y tras ense­ñar­le una pis­to­la, le pidie­ron cola­bo­ra­ción policial.

Ake­so­lo inter­pu­so una denun­cia por estos hechos, que ha sido archi­va­da por los tri­bu­na­les. Aho­ra, tam­bién ha pre­sen­ta­do una denun­cia y el movi­mien­to pro amnis­tía exi­gió que se inves­ti­gue por­que al no hacer­lo los jue­ces están crean­do «espa­cios de impu­ni­dad muy peli­gro­sos». El anti­guo alcal­de y actual elec­to de Dima, Zefe Zia­rrus­ta, cali­fi­có de «gue­rra sucia del siglo XXI» lo ocu­rri­do con Ake­so­lo y ase­gu­ró que para poder lle­var ade­lan­te un pro­ce­so demo­crá­ti­co en Eus­kal Herria es nece­sa­rio «neu­tra­li­zar la repre­sión». En este sen­ti­do, afir­mó que las denun­cias judi­cia­les y la pre­sión popu­lar son las medi­das más «efi­ca­ces» para poner tope a estas accio­nes de los cuer­pos policiales.

Más de cin­co casos similares

En el últi­mo año y medio se han repe­ti­do varios casos simi­la­res al denun­cia­do por el joven de Igo­rre. Hace dos sema­nas el joven de Aules­tia Mikel Zeni­gao­nan­dia denun­ció que fue secues­tra­do en dos oca­sio­nes por guar­dias civi­les. A fina­les de 2008 se cono­ció que el ex pre­so Juan Mari Muji­ka había sido secues­tra­do duran­te varias horas por supues­tos poli­cías en Dona­pa­leu y en abril de 2009 se pro­du­jo la des­apa­ri­ción de Jon Anza, cuyo cadá­ver fue encon­tra­do en una mor­gue de Tou­lou­se tras casi un año de búsqueda.

Otro ex pre­so, Lan­der Fer­nán­dez, tam­bién denun­ció en mayo del año pasa­do haber sido rete­ni­do por poli­cías que le pidie­ron cola­bo­ra­ción, y el arbi­zua­rra Alain Beras­te­gi dio a cono­cer en julio que fue secues­tra­do, tor­tu­ra­do e interrogado.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.