El gobierno bri­tá­ni­co reco­no­ce sus crí­me­nes en el “Domin­go San­grien­to” y pide per­dón a las victimas

Y es que es así como se cons­tru­ye la paz, la paz de ver­dad, no la Pax Roma­na, por la que abo­gan cier­tos pode­res espa­ño­les a los que ni se les ocu­rre por aso­mo pedir per­dón por los crí­me­nes de Gas­teiz, el GAL, el BVE, el fran­quis­mo y tan­tos mas

David Came­ron ha pre­sen­ta­do ante el Par­la­men­to el infor­me diri­gi­do por el ex juez del Tri­bu­nal Supre­mo lord Savi­lle of New­di­ga­te sobre lo ocu­rri­do el 30 de enero de 1972, cuan­do sol­da­dos bri­tá­ni­cos del Pri­mer Regi­mien­to de Para­cai­dis­tas dis­pa­ra­ron con­tra una mani­fes­ta­ción a favor de los dere­chos civiles.

«Estu­vo mal. Lo que ocu­rrió nun­ca debe­ría haber ocu­rri­do. El Gobierno es el res­pon­sa­ble últi­mo de la con­duc­ta de las fuer­zas arma­das y por eso, en nom­bre del Gobierno, de hecho en nom­bre de nues­tro país, lo lamen­to pro­fun­da­men­te», ha manifestado.

El infor­me con­clu­ye que nin­gu­na de las 14 per­so­nas muer­tas aquel día lle­va­ban armas de fue­go y que los sol­da­dos no die­ron nin­gún avi­so pre­vio antes de comen­zar a dis­pa­rar con­tra la multitud.
Las muer­tes fue­ron la con­se­cuen­cia de que los sol­da­dos «per­die­ron el con­trol de si mis­mos», ha expli­ca­do Came­ron, quien ha aña­di­do que la inves­ti­ga­ción deja cla­ro que algu­nos de los sol­da­dos «die­ron cons­cien­te­men­te fal­sos tes­ti­mo­nios» tras los disturbios.

«Lo lamen­to pro­fun­da­men­te», ha reite­ra­do en tono gra­ve el pri­mer minis­tro bri­tá­ni­co en una inter­ven­ción públi­ca que ha sido segui­da a tra­vés de una pan­ta­lla gigan­te por cien­tos de per­so­nas con­cen­tra­das en el cen­tro de Derry, don­de tam­bién se ha difun­di­do el informe.

Las fami­lias de las víc­ti­mas han expre­sa­do su satis­fac­ción por el con­te­ni­do del tex­to, al que han teni­do acce­so antes de su lec­tu­ra por par­te del pri­mer minis­tro, cuyas pala­bras acer­ca que «no se pue­de defen­der lo inde­fen­di­ble» han sido aplau­di­das por el público.

Came­ron ha tra­ta­do de con­tra­rres­tar la con­tun­den­cia de las con­clu­sio­nes del infor­me en lo que se refie­re al com­por­ta­mien­to del Ejér­ci­to en aque­llas fechas, afir­man­do que «el Domin­go San­grien­to no debe defi­nir la labor que desem­pe­ña­ron las fuer­zas arma­das en Irlan­da del Nor­te duran­te 38 años (entre 1969 y 2007)».

En defi­ni­ti­va un gobierno como el bri­tá­ni­co reco­no­ce su cul­pa en unos ase­si­na­tos y pide dis­cul­pas a las vic­ti­mas y a sus fami­lias. ¿Lle­ga­ra el momen­to en Eus­kal Herria, en que los pode­res espa­ño­les, pidan per­dón por las fecho­rías rea­li­za­das por años de represión?

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.