«Lla­ma­mos a todos los tra­ba­ja­do­res a alzar­se con­tra el poder capi­ta­lis­ta» – Soti­ris Zaria­no­pou­los /​Gara

p004_f01250x148.jpg

Soti­ris Zaria­no­pou­los afir­ma que el PASOK grie­go está actuan­do al ser­vi­cio del poder eco­nó­mi­co neo­li­be­ral y «el nivel de agre­sión con­tra los tra­ba­ja­do­res es el más alto des­pués de la Segun­da Gue­rra Mun­dial». Escu­char al repre­sen­tan­te del Comi­té Eje­cu­ti­vo de PAME es acer­car­se a la reali­dad que se está dan­do en este momen­to den­tro del Esta­do espa­ñol.

¿Cómo está la situa­ción eco­nó­mi­ca en Gre­cia?

Des­de que los social­de­mó­cra­tas del PASOK lle­ga­ron al poder se han incre­men­ta­do los ata­ques con­tra los tra­ba­ja­do­res en Gre­cia has­ta un nivel que no se había dado des­pués de la Segun­da Gue­rra Mun­dial. Cual­quier sim­ple dere­cho de cual­quier tra­ba­ja­dor, tan­to del sec­tor públi­co como del pri­va­do, está sien­do abo­li­do. Los sala­rios se están redu­cien­do has­ta un 50%, lo mis­mo que pasa con las pen­sio­nes en el sec­tor públi­co y pri­va­do.

¿De cuán­to dine­ro habla­mos?

La media sala­rial era antes de 740 euros, aho­ra son 500 euros, espe­cial­men­te en los nue­vos tra­ba­ja­do­res, los más jóve­nes. La media de las pen­sio­nes esta­ba en 660 euros, des­pués ha baja­do a 360 euros. Res­pec­to a la Segu­ri­dad Social se ha acor­da­do la sema­na pasa­da una nue­va refor­ma de pen­sio­nes en Gre­cia con el vis­to bueno de la Unión Euro­pea. Se apro­ba­rá este mes en el Par­la­men­to. Para acce­der a una pen­sión com­ple­ta habrá que coti­zar 40 años y la vida labo­ral se pro­lon­ga­rá a los 70 años. Muy pocos van a poder acce­der a una pen­sión. Han ins­tau­ra­do el des­pi­do libre, para todos, cual­quier emplea­dor pue­de des­pe­dir a los tra­ba­ja­do­res con unas indem­ni­za­cio­nes que se han redu­ci­do en un 50%. Se ha gene­ra­li­za­do el tra­ba­jo fle­xi­ble y se han pri­va­ti­za­do la Edu­ca­ción y la Sani­dad. Nos han aumen­ta­do los impues­tos a los tra­ba­ja­do­res con el IVA del 19% al 23% y a los empre­sa­rios les han redu­ci­do del 45% al 20%. Los bene­fi­cios empre­sa­ria­les coti­zan sólo al 10% y los tra­ba­ja­do­res sopor­ta­mos una pre­sión fis­cal del 35%.

¿Quien más sufre es quien menos tie­ne?

Está habien­do un aumen­to de ayu­das para las empre­sas y ban­cos, mien­tras se pri­va­ti­za todo. Gre­cia está en ven­ta. La sema­na pasa­da [hace diez días] se fir­ma­ron ayu­das del Gobierno grie­go y la UE que entre­ga­ron 380.000 millo­nes euros a los ban­cos. Nos saquean nues­tros sala­rios y ellos obtie­nen finan­cia­ción sin pro­ble­mas. Otro de los cam­bios ha supues­to que haya ayu­das a la con­tra­ta­ción de nue­vos tra­ba­ja­do­res, que pue­den lle­gar a la tota­li­dad del sala­rio y las coti­za­cio­nes socia­les paga­das por el Esta­do; les pue­de salir gra­tis. Los tra­ba­ja­do­res con más anti­güe­dad van a ser des­pe­di­dos por­que van a con­tra­tar con menos dere­chos labo­ra­les a gen­te nue­va. Prác­ti­ca­men­te todo el suel­do va a ser paga­do por el Esta­do grie­go de acuer­do con el nue­vo mode­lo de con­tra­ta­ción.

¿Harán huel­ga si se aprue­ba la refor­ma de las pen­sio­nes?

Calcu­lo que en torno al 20 ó 21 de junio con­vo­ca­re­mos una huel­ga de uno o dos días. Ade­más, PAME está plan­tean­do nue­vas huel­gas para el verano. Será la octa­va o nove­na huel­ga gene­ral des­de diciem­bre.

Euro­pa siem­pre ha pre­su­mi­do de mode­lo social, pero a la pri­me­ra de cam­bio empie­za a des­com­po­ner­se; ¿cómo se pue­de ter­mi­nar con este sis­te­ma que for­ta­le­ce al neo­li­be­ra­lis­mo?

Estas medi­das fue­ron deci­di­das hace ya unos años. La cri­sis es la opor­tu­ni­dad para imple­men­tar­las, pero no su ori­gen. Fue­ron deci­di­das con los tra­ta­dos de Maas­tricht y de Lis­boa, y fue­ron apo­ya­das por los con­ser­va­do­res, los social­de­mó­cra­tas y los par­ti­dos polí­ti­cos opor­tu­nis­tas. Son medi­das apo­ya­das en el Par­la­men­to grie­go por los con­ser­va­do­res de Nue­va Demo­cra­cia, los social­de­mó­cra­tas del PASOK y la coa­li­ción lla­ma­da de izquier­das, un con­glo­me­ra­do de refor­mis­tas y opor­tu­nis­tas, los que abra­za­ron el euro­co­mu­nis­mo. Estas medi­das se van a gene­ra­li­zar en toda Euro­pa.

En el Esta­do espa­ñol y en Por­tu­gal van en esa direc­ción, los recor­tes se extien­den a Ale­ma­nia, Gran Bre­ta­ña, Esta­do fran­cés…

No van a ser sólo para paliar la cri­sis y en esos paí­ses, sino que se impon­drán en todos y para las gene­ra­cio­nes veni­de­ras. Son estruc­tu­ra­les, no que­pa duda.

¿Cómo se pue­den fre­nar?

Lla­ma­mos a todos los tra­ba­ja­do­res a alzar­se, a levan­tar­se, por­que la situa­ción será dra­má­ti­ca en las pró­xi­mas déca­das. Los pró­xi­mos años van a ser duros y va a haber muchos sacri­fi­cios, pero en cual­quier caso des­de PAME pen­sa­mos que la lucha supo­ne muchos sacri­fi­cios. Por ejem­plo, por par­ti­ci­par en las huel­gas se está des­pi­dien­do a tra­ba­ja­do­res, pero son sacri­fi­cios nece­sa­rios por­que con nues­tra fuer­za pode­mos cam­biar la situa­ción. No acep­ta­mos que nos digan que nos sacri­fi­que­mos por el país en la reduc­ción del défi­cit de las polí­ti­cas que han prac­ti­ca­do los pode­ro­sos. En cual­quier caso, el sacri­fi­cio que supo­ne la lucha siem­pre será mejor que el some­ti­mien­to que pre­ten­den hacer con la cla­se tra­ba­ja­do­ra.

¿Qué es lo que se debe hacer?

Lo más impor­tan­te para noso­tros es cam­biar la for­ma de pen­sar de los tra­ba­ja­do­res, que superen el mie­do a los des­pi­dos. Deben ser cons­cien­tes de su habi­li­dad y capa­ci­dad de cam­biar las cosas, por­que somos mayo­ría en la socie­dad, pro­du­ci­mos todo y los capi­ta­lis­tas, nada. Que­re­mos tener el dere­cho de hacer­nos con lo que pro­du­ci­mos. Pen­sa­mos que los sin­di­ca­tos deben diri­gir­se a los tra­ba­ja­do­res y lla­mar para que no voten a estos par­ti­dos que han apo­ya­do estas medi­das regre­si­vas para la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Es nece­sa­rio gol­pear a estas polí­ti­cas y a los par­ti­dos polí­ti­cos que las apo­yan, allí don­de se pro­duz­can, en las elec­cio­nes gene­ra­les, las muni­ci­pa­les y, espe­cial­men­te, a los sin­di­ca­tos que apo­yan esas medi­das.

¿Por qué triun­fó el PASOK en las últi­mas elec­cio­nes?

El PASOK fue apro­ba­do, le die­ron el vis­to bueno los capi­ta­lis­tas y los empre­sa­rios por­que sabía que con­tro­la­ba a los sin­di­ca­tos, al con­glo­me­ra­do que for­ma el GSE. La social­de­mo­cra­cia es la que hace el tra­ba­jo sucio del poder eco­nó­mi­co. En PAME esta­mos impul­san­do huel­gas que sí están ponien­do ner­vio­sos al poder. Lo que hay que tener en cuen­ta es que el ata­que es gene­ra­li­za­do en toda Euro­pa. El poder se apo­ya en el rol que jue­gan los sin­di­ca­tos con­ci­lia­do­res, como la CES euro­pea, para avan­zar en la agre­sión con­tra los tra­ba­ja­do­res.

«Debe­mos impul­sar un nue­vo mode­lo de desa­rro­llo social»

¿Dón­de está la sali­da según el PAME?

Nues­tro obje­ti­vo es con­ti­nuar en esta lucha, sos­te­ner­la en el tiem­po. Los tra­ba­ja­do­res y los sin­di­ca­tos deben deci­dir­se a luchar por un nue­vo mode­lo de desa­rro­llo social, de socia­li­za­ción de las empre­sas esta­ta­les grie­gas y avan­zar a una eco­no­mía pla­ni­fi­ca­da y con­tro­la­da por los tra­ba­ja­do­res. Este momen­to de cri­sis es una opor­tu­ni­dad para el movi­mien­to de orien­ta­ción de cla­se para con­se­guir esos logros más rápi­do.

En vis­tas de que la cri­sis grie­ga se extien­de por la UE, ¿los gobier­nos se han ren­di­do a los pode­res eco­nó­mi­cos?

Los gobier­nos no han fra­ca­sa­do, sino que uno de sus obje­ti­vos era imple­men­tar estas polí­ti­cas para que la UE sea tan com­pe­ti­ti­va como Esta­dos Uni­dos y Chi­na. Es un vie­jo pro­ble­ma que el capi­tal euro­peo está obli­ga­do a resol­ver­lo aho­ra a cos­ta de los tra­ba­ja­do­res. En PAME tene­mos cla­ro que la cri­sis no está cos­tea­da por los capi­ta­lis­tas, sino por los sala­rios de los tra­ba­ja­do­res. El dine­ro públi­co no va a los sala­rios ni a la Segu­ri­dad Social, sino que se des­ti­na en este momen­to a las empre­sas. De esta mane­ra, las empre­sas obtie­nen bene­fi­cios y los tra­ba­ja­do­res se empo­bre­cen. La cla­se tra­ba­ja­do­ra será la gran víc­ti­ma del capi­ta­lis­mo en todos los paí­ses si no es capaz de reac­cio­nar ante estas agre­sio­nes con­ti­nuas.

¿Los tra­ba­ja­do­res deben ser las víc­ti­mas?

No. Nues­tro reto prin­ci­pal es cam­biar esa situa­ción, por­que si no será dra­má­ti­ca para los tra­ba­ja­do­res. Es el momen­to para radi­ca­li­zar la lucha, de que los tra­ba­ja­do­res y sin­di­ca­tos dis­cu­tan, deba­tan y deci­dan a favor de un nue­vo mode­lo de desa­rro­llo y otro poder polí­ti­co al fren­te de los esta­dos.

¿PAME tie­ne el apo­yo del Par­ti­do Comu­nis­ta?

El KKE, par­ti­do comu­nis­ta de Gre­cia, apo­ya a PAME. Nues­tra orga­ni­za­ción no es sólo de comu­nis­tas, pero nos apo­ya. Nues­tros detrac­to­res ata­can a PAME para ata­car al KKE. Demues­tra que el Esta­do y el capi­tal tie­nen mie­do de la capa­ci­dad de los tra­ba­ja­do­res que luchan por un nue­vo mode­lo socio­eco­nó­mi­co. Hablan ya de debi­li­tar las liber­ta­des sin­di­ca­les y socia­les, de modi­fi­car la legis­la­ción sobre las huel­gas para endu­re­cer­las. Están tra­tan­do de gol­pear a los huel­guis­tas y enjui­ciar­nos a los de PAME y nues­tros dele­ga­dos. Ten­go tres o cua­tro jui­cios pen­dien­tes.

J. BASTERRA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *