¡Goool: Comu­nas más elec­tri­ci­dad!- Hugo Chavez

Fiel al espí­ri­tu y a la letra de la Cons­ti­tu­ción Boli­va­ria­na, y fiel a su espí­ri­tu de pro­mo­ver el desa­rro­llo armó­ni­co de la eco­no­mía nacio­nal, según reza su artícu­lo 299, quie­ro reite­rar lo que dije el 8 de junio en el Salón Aya­cu­cho del Pala­cio del Pue­blo, en una nue­va entre­ga de cré­di­tos del Fon­do Bicen­te­na­rio Pro­duc­ti­vo Socia­lis­ta: me la jue­go con la peque­ña y media­na indus­tria nacio­nal; me la jue­go con los peque­ños y media­nos empren­de­do­res y empren­de­do­ras que han deci­di­do, una vez más, por Venezuela.

Pero cuan­do digo que me la jue­go, es por­que estoy invi­tan­do a todos los acto­res del cam­po eco­nó­mi­co real­men­te pro­duc­ti­vo, a que nos la jugue­mos com­ple­to en la cons­truc­ción del Socialismo.

Démo­nos cuen­ta que, sen­ci­lla­men­te, el capi­ta­lis­mo que en Vene­zue­la fue crea­do, des­de los tiem­pos aque­llos en que nues­tro país fue ven­di­do a los Wel­ser, unos ban­que­ros ale­ma­nes, en el año 1528, ya no da para más. Ese mode­lo se agotó.

Y vaya que los capi­ta­lis­ta bur­gue­ses tuvie­ron, a lo lar­go del siglo XX, todo el poder nece­sa­rio para impul­sar en Vene­zue­la una eco­no­mía indus­tria­li­za­da, tec­ni­fi­ca­da, con altos nive­les de desa­rro­llo productivo.

Pero la bur­gue­sía piti­yan­qui vene­zo­la­na sólo cum­plió la tarea que le impu­so el impe­ria­lis­mo capi­ta­lis­ta; de for­ma tal que la arqui­tec­tu­ra eco­nó­mi­ca crea­da en Vene­zue­la, de signo emi­nen­te­men­te colo­nia­lis­ta, hoy se ha con­ver­ti­do en una pode­ro­sa tra­ba para el desa­rro­llo del poten­cial pro­duc­ti­vo nacio­nal. Si que­re­mos decir­lo con Car­los Marx, “en una fase deter­mi­na­da de su desa­rro­llo, las fuer­zas pro­duc­ti­vas de la socie­dad entran en con­tra­dic­ción con las rela­cio­nes de pro­duc­ción exis­ten­tes, o… con las rela­cio­nes de pro­pie­dad en cuyo inte­rior se habían movi­do has­ta entonces”.

Vamos pues, a aca­bar con la estruc­tu­ra mono­pó­li­ca y sus redes de aca­pa­ra­mien­to, espe­cu­la­ción y saqueo.

Vamos jun­tos a levan­tar una ver­da­de­ra y pode­ro­sa indus­tria nacio­nal, fun­da­men­ta­da en los prin­ci­pios de jus­ti­cia social, demo­cra­cia, efi­cien­cia, libre com­pe­ten­cia, pro­tec­ción del ambien­te, pro­duc­ti­vi­dad y soli­da­ri­dad, a los fines de ase­gu­rar el desa­rro­llo humano inte­gral y una exis­ten­cia dig­na y pro­ve­cho­sa para todos y todas. Ni siquie­ra es un reto: es un man­da­to que no admi­te dila­cio­nes ni incum­pli­mien­to alguno.

Es por ello que segui­mos for­ta­le­cien­do al Fon­do Bicen­te­na­rio Pro­duc­ti­vo Socia­lis­ta para incen­ti­var la pro­duc­ción nacio­nal, la pro­duc­ción nece­sa­ria, bajo un con­jun­to de cri­te­rios de selec­ción de los pro­yec­tos que obe­de­cen al irre­ver­si­ble trán­si­to hacia el mode­lo que encar­na el camino a la reden­ción de nues­tro pue­blo: nues­tro Socia­lis­mo del siglo XXI. Los empren­de­do­res y empren­de­do­ras, peque­ños y media­nos empre­sa­rios, peque­ños y media­nos indus­tria­les, son par­te del gran esfuer­zo que reque­ri­mos; de la explo­sión de crea­ti­vi­dad que nece­si­ta­mos para cons­truir nues­tro pro­pio mode­lo, tal y como ya lo esta­mos haciendo.

En el ter­cer even­to del Fon­do Bicen­te­na­rio Pro­duc­ti­vo Socia­lis­ta, cele­bra­do el pasa­do mar­tes 8, hemos entre­ga­do 208 millo­nes de bolí­va­res a 44 pro­yec­tos, lo que suma­do a lo entre­ga­do en los dos even­tos ante­rio­res, nos da 142 pro­yec­tos y un total de 765 millo­nes de bolí­va­res en cré­di­tos, para gene­rar 6.278 nue­vos pues­tos de tra­ba­jo. Nues­tro obje­ti­vo es inci­dir sus­tan­ti­va­men­te en una reduc­ción del des­em­pleo for­mal y del lla­ma­do des­em­pleo infor­mal, con­tri­bu­yen­do así con el apun­ta­la­mien­to de nues­tra eco­no­mía. De allí la impor­tan­cia del Fon­do Bicen­te­na­rio Pro­duc­ti­vo Socia­lis­ta como un núcleo gene­ra­dor del mode­lo eco­nó­mi­co socia­lis­ta que esta­mos construyendo.

II

Mien­tras el capi­ta­lis­mo mun­dial, como con­se­cuen­cia de su vora­ci­dad ili­mi­ta­da, impul­sa el dete­rio­ro sala­rial de los tra­ba­ja­do­res y la dis­mi­nu­ción de los bene­fi­cios socia­les en todo el mun­do, en Vene­zue­la se siguen crean­do ban­cos para el pue­blo: aho­ra le tocó a los noví­si­mos ban­cos de las Comu­nas. Los pri­me­ros 52 de ellos nacie­ron este miér­co­les 9 para fomen­tar la orga­ni­za­ción del pue­blo en for­mas de pro­duc­ción socialistas.

Nos guía una gran con­sig­na mar­tia­na: “decir es hacer, y hacer­lo bien”. Y como una for­ma de corro­bo­rar­lo en la prác­ti­ca, fue­ron apro­ba­dos y fir­ma­dos mil millo­nes de bolí­va­res fuer­tes (cer­ca de 400 millo­nes de dóla­res), para los con­se­jos comu­na­les: 810 con­se­jos de todo el país reci­bi­rán estos recur­sos para sus­ti­tuir y reha­bi­li­tar vivien­das; en suma, son 23 mil 228 viviendas.

En total, se han trans­fe­ri­do once mil 187 millo­nes de bolí­va­res fuer­tes en cua­tro años y medio (5 mil 200 millo­nes de dóla­res). Ésta es una cifra muy grue­sa, quie­ro reite­rar­lo, para la eje­cu­ción de 33 mil 614 pro­yec­tos comunales.

Sien­to una inmen­sa ale­gría al com­pro­bar, en los hechos, aquel gran prin­ci­pio boli­va­riano de ante­po­ner siem­pre la comu­ni­dad a los indi­vi­duos. Resul­ta­dos como éstos me com­pro­me­ten aún más con el Poder Popu­lar, con los Con­se­jos Comu­na­les y con las Comu­nas en for­ma­ción que suman ya 214.

Si a nues­tro pue­blo le arre­ba­ta­ron todo y hoy sigue en pie de lucha lue­go de 200 años, ima­gi­ne­mos la Vene­zue­la del por­ve­nir cuan­do haya­mos alcan­za­do a ple­ni­tud nues­tro más sagra­do pro­pó­si­to: dar­le todo el poder al pueblo.

III

Lo veni­mos dicien­do des­de hace meses atrás: no des­can­sa­re­mos has­ta no ver blin­da­da a la Gran Cara­cas con un ani­llo eléc­tri­co que la inde­pen­di­ce del Sis­te­ma Guri. Con tal pro­pó­si­to asis­ti­mos este jue­ves 10 de junio a la sin­cro­ni­za­ción de las dos pri­me­ras máqui­nas de la plan­ta ter­mo­eléc­tri­ca Picu­re del Com­ple­jo Gene­ra­dor Jose­fa Joa­qui­na Sán­chez, ubi­ca­do en el sec­tor Arre­ci­fe de la parro­quia Catia la Mar, muni­ci­pio Var­gas del esta­do Vargas.

Lue­go de un reco­rri­do por la cita­da plan­ta, jun­to al Esta­do Mayor Eléc­tri­co y en com­pa­ñía de los “eléc­tri­cos” (los tra­ba­ja­do­res del sec­tor eléc­tri­co), y lue­go de pasar revis­ta, en frío, a la situa­ción nacio­nal, tomé la deci­sión de sus­pen­der el Plan de Racio­na­mien­to Eléc­tri­co en todo el país, que man­te­nía­mos en eje­cu­ción, des­de el pasa­do mes de enero, para paliar la cri­sis eléc­tri­ca como con­se­cuen­cia de la caí­da de los nive­les del embal­se de Guri.

Esta­mos salien­do de la die­ta eléc­tri­ca, pero lo hace­mos for­ta­le­ci­dos y ade­más con una gran con­cien­cia: le esta­mos dan­do vida una nue­va cul­tu­ra para supe­rar defi­ni­ti­va­men­te el derro­che y el con­su­mis­mo voraz que el capi­ta­lis­mo había sem­bra­do en nues­tra nación.

Quie­ro agra­de­cer a todos los tra­ba­ja­do­res de Cor­poe­lec y a mi Esta­do Mayor Eléc­tri­co y, por sobre todo, a nues­tro Pue­blo por el heroís­mo colec­ti­vo demos­tra­do, derro­tan­do a la cana­lla mediá­ti­ca, al alcan­zar nive­les de aho­rro en ener­gía eléc­tri­ca, impen­sa­bles en otras épo­cas y en otras situa­cio­nes. Pero lo logra­mos, y, para­fra­sean­do a nues­tro Liber­ta­dor, lo que hemos hecho, es un pre­lu­dio de lo mucho que pode­mos y vamos a hacer.

Para­fra­sean­do a Lenín: “Socia­lis­mo es igual a: Todo el poder para las Comu­nas, más electricidad”.

IV

A segun­da hora del jue­ves 10 de junio, nos diri­gi­mos a Macu­to, en el mis­mo esta­do Var­gas, para inau­gu­rar un nodo de inter­co­ne­xión del ser­vi­cio tele­fó­ni­co, con una capa­ci­dad de 900 líneas que ya están bene­fi­cian­do a las comu­ni­da­des El Tele­fé­ri­co y Pun­ta de Bri­sa. Allí está nacien­do la Comu­na Guicamacuto.

Gra­cias a la nue­va CANTV, la CANTV Socia­lis­ta, esta­mos devol­vién­do­le a nues­tro Pue­blo la dig­ni­dad y garan­ti­zán­do­le su dere­cho a la comu­ni­ca­ción, a la infor­ma­ción y a la edu­ca­ción, que le fue arre­ba­ta­do duran­te más de una déca­da con la pri­va­ti­za­ción de dicha empresa.

Des­de su nacio­na­li­za­ción en 2007, la CANTV ha aumen­ta­do en 5.636.850 el núme­ro de líneas ins­ta­la­das en todo el país. Ésta es la gran dife­ren­cia entre una empre­sa socia­lis­ta y otra capi­ta­lis­ta: el 64% de las inter­co­ne­xio­nes ins­ta­la­das, en todo el país, han bene­fi­cia­do a los sec­to­res populares.

V

Por últi­mo, quie­ro salu­dar el naci­mien­to esta sema­na del Sis­te­ma de Tran­sac­cio­nes con Títu­los en Mone­da Extran­je­ra (SITME) esta­ble­ci­do por el Ban­co Cen­tral de Vene­zue­la: es un nue­vo ins­tru­men­to estra­té­gi­co que res­pon­de a la nece­si­dad impos­ter­ga­ble de erra­di­car, des­de aho­ra y para siem­pre, las mafias engen­dra­das por la bur­gue­sía para­si­ta­ria que que­ría vivir eter­na­men­te chu­pan­do nues­tras reser­vas inter­na­cio­na­les has­ta lle­var­nos a la quie­bra total de la eco­no­mía y las finan­zas nacionales.

Bien lo ha dicho el pre­si­den­te del BCV, Nel­son Meren­tes: …el SITME es un sis­te­ma trans­pa­ren­te, en el que se pue­de obser­var la ofer­ta y la deman­da, al con­tra­rio de lo que suce­día ante­rior­men­te, cuan­do diver­sas enti­da­des bur­sá­ti­les uti­li­za­ron el mer­ca­do de títu­los del Esta­do para espe­cu­lar en el mer­ca­do de capi­ta­les y per­ju­di­car la eco­no­mía nacional.

¡Comen­zó el Mun­dial de Fútbol!

Este domin­go, para que todos y todas poda­mos dis­fru­tar de los jue­gos, nues­tro Aló Pre­si­den­te se trans­mi­ti­rá a par­tir de las 6 pm.

¡Gooooool!

¡Y ya vie­ne el Mun­dial de Sof­bol de las muchachas!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.