CCOO de Vas­con­ga­das, mam­po­rre­ro del régi­men, con­tra la huel­ga del 29 – J

La noti­cia era espe­ra­da y ha sido hecha públi­ca con el mejor de los acom­pa­ñan­tes posi­bles por Sor­do, otro como Fidal­go. El pre­sun­to sin­di­ca­lis­ta con­fe­de­ral, hará bien en bajar la cabe­za des­pués de ver­se el des­tino que tie­nen todos los anti­guos rojos de CCOO. Unos a dipu­tados o sena­do­res del PSOE y Fidal­go, a la fun­da­ción de la CEOE en cali­dad de res­pon­sa­ble de for­ma­ción de la patro­nal para la no nego­cia­ción. Todo lo que se lee a con­ti­nua­ción ha de ser toma­do con la pre­cau­ción debida.

Lo úni­co cla­ro es que CCOO es un pilar fun­da­men­tal de la con­tra­re­for­ma del mer­ca­do labo­ral y del espa­ño­lis­mo dere­chis­ta más ram­pan­te. Y lo demás lo dice él mismo…«hay que seguir con el diá­lo­go y la con­cer­ta­ción o si la res­pues­ta es muy fuer­te pue­den resen­tir­se los mer­ca­dos». Segu­ro que cuan­do este ele­men­to se abu­rra ten­drá espe­ran­do­le un esca­ño del PP o del PSOE.
El secre­ta­rio gene­ral de Comi­sio­nes Obre­ras de Eus­ka­di, Unai Sor­do, ha afir­ma­do hoy que este sin­di­ca­to recha­za coor­di­nar una res­pues­ta a la refor­ma labo­ral con ELA y LAB ya que ambas cen­tra­les «basan su estra­te­gia en con­tra­pro­gra­mar al sin­di­ca­lis­mo con­fe­de­ral». «Sólo les sir­ve que nada sir­va», ha indi­ca­do, y ha aña­di­do que el plan­tea­mien­to de CC OO para hacer fren­te a la refor­ma labo­ral en el País Vas­co es «total­men­te autónomo».

Sor­do ha par­ti­ci­pa­do hoy en Bil­bao en el Forum Euro­pa, en el que se ha refe­ri­do amplia­men­te al con­tex­to eco­nó­mi­co de cri­sis y al decre­to de refor­ma labo­ral que apro­ba­rá pre­vi­si­ble­men­te el Gobierno el pró­xi­mo miér­co­les des­pués del fra­ca­so de la mesa de diá­lo­go social. Según ha des­ta­ca­do, en el caso de que dicho decre­to sea «lesi­vo» para los intere­ses de los tra­ba­ja­do­res, CC OO pre­vé una res­pues­ta de «máxi­ma inten­si­dad», aun­que ha pre­ci­sa­do que «el diá­lo­go social y la nego­cia­ción colec­ti­va segui­rán vigen­tes aho­ra y tam­bién des­pués del esce­na­rio de con­fron­ta­ción que tene­mos delan­te, dure lo que dure y ten­ga la inten­si­dad que tenga».
Ha dicho tam­bién que «una gene­ra­li­za­ción de la con­flic­ti­vi­dad gene­ra­ría una gra­ve incer­ti­dum­bre en la vali­dez de las medi­das de ajus­te» y que «los mer­ca­dos toma­ría nota», por lo que ha ase­ve­ra­do que «si el poder públi­co ejer­ce la uni­la­te­ra­li­dad a cos­ta de rom­per con­sen­sos socia­les, trae­rá con­se­cuen­cias». Asi­mis­mo, hace hin­ca­pié en que la refor­ma labo­ral «por sí sola no crea empleo» y en que «no se pue­de caer en nego­ciar una fle­xi­bi­li­dad labo­ral a la baja, por­que hay otros aspec­tos como el mode­lo pro­duc­ti­vo y la com­pe­ti­ti­vi­dad que tie­nen más tras­cen­den­cia en una situa­ción de cri­sis». «La com­pe­ten­cia basa­da en sala­rios esta con­de­na­da al fra­ca­so», ha resaltado.

Modi­fi­ca­cio­nes
Unai Sor­do ha sub­ra­ya­do que el mar­ca­do labo­ral requie­re modi­fi­ca­cio­nes, pero no rela­cio­na­das con la pre­ca­ri­za­ción y la pér­di­da de dere­chos de los tra­ba­ja­do­res, sino con «la rup­tu­ra con vie­jas iner­cias de ajus­te exter­nos y con cam­bios pac­ta­dos que per­mi­tan una adap­ta­bi­li­dad sana a la realidad».

Sobre el actual con­tex­to eco­nó­mi­co ha ase­gu­ra­do que los gran­des inver­so­res «a los que eufe­mís­ti­ca­men­te se les lla­ma mer­ca­do», según ha pre­ci­sa­do, están pro­ta­go­ni­zan­do «el mayor y más pode­ro­so ata­que con­tra los Esta­dos y lo que sub­ya­ce es un con­flic­to ideo­ló­gi­co de intere­ses res­pec­to a qué papel se entien­de que deben ejer­cer dichos Esta­dos». «Se tra­ta de una cri­sis inmo­ral ‑ha dicho- por el des­equi­li­brio entre las ayu­das del Esta­do al sis­te­ma finan­cie­ro y las exi­gen­cias de este sis­te­ma finan­cie­ro al Estado».

El máxi­mo res­pon­sa­ble de CC OO de Eus­ka­di ha denun­cia­do tam­bién el «papel demo­le­dor» que están ejer­cien­do «algu­nos» medios de comu­ni­ca­ción con moti­vo de la cri­sis y el «zafio popu­lis­mo que se está ins­ta­lan­do en con­tra de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les», y ha cita­do como ejem­plo que se cues­tio­nen las «limi­ta­das y jus­ti­fi­ca­das» ayu­das públi­cas a las cen­tra­les. «Estos dis­cur­sos de enca­na­lla­mien­to ‑ha indi­ca­do- son muy peli­gro­sos, por­que se sabe cómo empie­zan, pero no cómo aca­ban. Las cri­sis pue­den envi­le­cer a las socie­da­des y enton­ces el insul­to sus­ti­tu­ye al razonamiento».

Y todo esto lo ha dicho sin sen­ti­do alguno del ridicu­lo, lla­man­do a rom­per la huel­ga de la mayo­ría Sin­di­cal vas­ca. La cri­sis avan­za y los ele­men­tos que per­te­ne­cen a las orga­ni­za­cio­nes que viven del pese­bre del esta­do, tie­nen que jus­ti­fi­car sus enor­mes sub­ven­cio­nes evi­tan­do una res­pues­ta obre­ra y popu­lar con­tra el régi­men en crisis. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *