CCOO de Vas­con­ga­das, mam­po­rre­ro del régi­men, con­tra la huel­ga del 29 – J

La noti­cia era espe­ra­da y ha sido hecha públi­ca con el mejor de los acom­pa­ñan­tes posi­bles por Sor­do, otro como Fidal­go. El pre­sun­to sin­di­ca­lis­ta con­fe­de­ral, hará bien en bajar la cabe­za des­pués de ver­se el des­tino que tie­nen todos los anti­guos rojos de CCOO. Unos a dipu­tados o sena­do­res del PSOE y Fidal­go, a la fun­da­ción de la CEOE en cali­dad de res­pon­sa­ble de for­ma­ción de la patro­nal para la no nego­cia­ción. Todo lo que se lee a con­ti­nua­ción ha de ser toma­do con la pre­cau­ción debida.

Lo úni­co cla­ro es que CCOO es un pilar fun­da­men­tal de la con­tra­re­for­ma del mer­ca­do labo­ral y del espa­ño­lis­mo dere­chis­ta más ram­pan­te. Y lo demás lo dice él mismo…«hay que seguir con el diá­lo­go y la con­cer­ta­ción o si la res­pues­ta es muy fuer­te pue­den resen­tir­se los mer­ca­dos». Segu­ro que cuan­do este ele­men­to se abu­rra ten­drá espe­ran­do­le un esca­ño del PP o del PSOE.
El secre­ta­rio gene­ral de Comi­sio­nes Obre­ras de Eus­ka­di, Unai Sor­do, ha afir­ma­do hoy que este sin­di­ca­to recha­za coor­di­nar una res­pues­ta a la refor­ma labo­ral con ELA y LAB ya que ambas cen­tra­les «basan su estra­te­gia en con­tra­pro­gra­mar al sin­di­ca­lis­mo con­fe­de­ral». «Sólo les sir­ve que nada sir­va», ha indi­ca­do, y ha aña­di­do que el plan­tea­mien­to de CC OO para hacer fren­te a la refor­ma labo­ral en el País Vas­co es «total­men­te autónomo».

Sor­do ha par­ti­ci­pa­do hoy en Bil­bao en el Forum Euro­pa, en el que se ha refe­ri­do amplia­men­te al con­tex­to eco­nó­mi­co de cri­sis y al decre­to de refor­ma labo­ral que apro­ba­rá pre­vi­si­ble­men­te el Gobierno el pró­xi­mo miér­co­les des­pués del fra­ca­so de la mesa de diá­lo­go social. Según ha des­ta­ca­do, en el caso de que dicho decre­to sea «lesi­vo» para los intere­ses de los tra­ba­ja­do­res, CC OO pre­vé una res­pues­ta de «máxi­ma inten­si­dad», aun­que ha pre­ci­sa­do que «el diá­lo­go social y la nego­cia­ción colec­ti­va segui­rán vigen­tes aho­ra y tam­bién des­pués del esce­na­rio de con­fron­ta­ción que tene­mos delan­te, dure lo que dure y ten­ga la inten­si­dad que tenga».
Ha dicho tam­bién que «una gene­ra­li­za­ción de la con­flic­ti­vi­dad gene­ra­ría una gra­ve incer­ti­dum­bre en la vali­dez de las medi­das de ajus­te» y que «los mer­ca­dos toma­ría nota», por lo que ha ase­ve­ra­do que «si el poder públi­co ejer­ce la uni­la­te­ra­li­dad a cos­ta de rom­per con­sen­sos socia­les, trae­rá con­se­cuen­cias». Asi­mis­mo, hace hin­ca­pié en que la refor­ma labo­ral «por sí sola no crea empleo» y en que «no se pue­de caer en nego­ciar una fle­xi­bi­li­dad labo­ral a la baja, por­que hay otros aspec­tos como el mode­lo pro­duc­ti­vo y la com­pe­ti­ti­vi­dad que tie­nen más tras­cen­den­cia en una situa­ción de cri­sis». «La com­pe­ten­cia basa­da en sala­rios esta con­de­na­da al fra­ca­so», ha resaltado.

Modi­fi­ca­cio­nes
Unai Sor­do ha sub­ra­ya­do que el mar­ca­do labo­ral requie­re modi­fi­ca­cio­nes, pero no rela­cio­na­das con la pre­ca­ri­za­ción y la pér­di­da de dere­chos de los tra­ba­ja­do­res, sino con «la rup­tu­ra con vie­jas iner­cias de ajus­te exter­nos y con cam­bios pac­ta­dos que per­mi­tan una adap­ta­bi­li­dad sana a la realidad».

Sobre el actual con­tex­to eco­nó­mi­co ha ase­gu­ra­do que los gran­des inver­so­res «a los que eufe­mís­ti­ca­men­te se les lla­ma mer­ca­do», según ha pre­ci­sa­do, están pro­ta­go­ni­zan­do «el mayor y más pode­ro­so ata­que con­tra los Esta­dos y lo que sub­ya­ce es un con­flic­to ideo­ló­gi­co de intere­ses res­pec­to a qué papel se entien­de que deben ejer­cer dichos Esta­dos». «Se tra­ta de una cri­sis inmo­ral ‑ha dicho- por el des­equi­li­brio entre las ayu­das del Esta­do al sis­te­ma finan­cie­ro y las exi­gen­cias de este sis­te­ma finan­cie­ro al Estado».

El máxi­mo res­pon­sa­ble de CC OO de Eus­ka­di ha denun­cia­do tam­bién el «papel demo­le­dor» que están ejer­cien­do «algu­nos» medios de comu­ni­ca­ción con moti­vo de la cri­sis y el «zafio popu­lis­mo que se está ins­ta­lan­do en con­tra de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les», y ha cita­do como ejem­plo que se cues­tio­nen las «limi­ta­das y jus­ti­fi­ca­das» ayu­das públi­cas a las cen­tra­les. «Estos dis­cur­sos de enca­na­lla­mien­to ‑ha indi­ca­do- son muy peli­gro­sos, por­que se sabe cómo empie­zan, pero no cómo aca­ban. Las cri­sis pue­den envi­le­cer a las socie­da­des y enton­ces el insul­to sus­ti­tu­ye al razonamiento».

Y todo esto lo ha dicho sin sen­ti­do alguno del ridicu­lo, lla­man­do a rom­per la huel­ga de la mayo­ría Sin­di­cal vas­ca. La cri­sis avan­za y los ele­men­tos que per­te­ne­cen a las orga­ni­za­cio­nes que viven del pese­bre del esta­do, tie­nen que jus­ti­fi­car sus enor­mes sub­ven­cio­nes evi­tan­do una res­pues­ta obre­ra y popu­lar con­tra el régi­men en crisis. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.