Alre­de­dor de 130 per­so­nas han lle­ga­do has­ta Puer­to de San­ta­ma­ría des­de dife­ren­tes pun­tos de Nafa­rroa. La mar­cha orga­ni­za­da por Etxe­rat ha logra­do su obje­ti­vo: trans­mi­tir soli­da­ri­dad y cari­ño a las per­so­nas encar­ce­la­das en las pri­sio­nes de Puer­to de San­ta María. A pesar de que el con­trol poli­cial que sufrió la mar­cha nada más empe­zar hacía pre­sa­giar una per­se­cu­ción con­ti­nua, duran­te el res­to del tra­yec­to no ha habi­do pro­ble­ma alguno. Los mar­chis­tas han lle­ga­do a Puer­to de San­ta María hacia las 11:30 de la maña­na, don­de les espe­ra­ban per­so­nas pro­ce­den­tes de dife­ren­tes pun­tos de Anda­lu­cía que desea­ban soli­da­ri­zar­se con los vascos.

Tras haber almor­za­do y pre­pa­ra­do el mate­rial nece­sa­rio para armar rui­do y jol­go­rio en las cer­ca­nías de las pri­sio­nes, han empren­di­do el camino exis­ten­te entre la Ven­ta El Cepo y la pri­sión de Puer­to III. En el camino han dia­lo­ga­do con agen­tes de poli­cía nacio­nal, que han impues­to una serie de con­di­cio­nes con las cua­les los mar­chis­tas se han mos­tra­do de acuer­do. Los mani­fes­tan­tes han lle­ga­do has­ta las inme­dia­cio­nes de la pri­sión de Puer­to III y allí han lan­za­do gri­tos, cohe­tes y han toca­do la txa­la­par­ta y el txis­tu. Ade­más, un zan­pan­tzar ha des­fi­la­do ante la mira­da ató­ni­ta de los poli­cías. Des­de la pri­sión, algu­nos pre­sos han res­pon­di­do hacien­do seña­les y gri­tan­do con­sig­nas como «Liber­tad».

Des­pués, los mani­fes­tan­tes se han des­pla­za­do has­ta Puer­to I y II, y allí se han vuel­to a repe­tir los mis­mos actos de soli­da­ri­dad. En estos momen­tos, los y las mar­chis­tas cele­bran una fies­ta en las cer­ca­nías de las pri­sio­nes a la espe­ra de la lle­ga­da de los auto­bu­ses para empren­der la vuel­ta a casa.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.