No más recor­tes, deci­da­mos nues­tro futu­ro – Iker­ne Egia e Iru­ne de Miguel (*) Miem­bros de LAB

La mayo­ría sin­di­cal vas­ca ha con­vo­ca­do una mani­fes­ta­ción para hoy, sába­do, en Bil­bo. Noso­tros y noso­tras esta­re­mos pre­sen­tes en ella, pues­to que vemos sufi­cien­tes razo­nes para salir a la calle como tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, como vas­cos y vas­cas, en con­tra de los recor­tes, con la rei­vin­di­ca­ción de que que­re­mos y debe­mos ser due­ños de nues­tro futu­ro. Los aba­jo fir­man­tes somos tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de sec­to­res en lucha. La nues­tra no es más que una mues­tra de lo que pien­san miles y miles de per­so­nas tra­ba­ja­do­ras de Eus­kal Herria.

Las reali­da­des y los pro­ble­mas de los sec­to­res a los que per­te­ne­ce­mos no son total­men­te igua­les, pero por enci­ma de las dife­ren­cias nos une el hecho de ser tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res de sec­to­res que están luchan­do con­tra la patro­nal en defen­sa de nues­tros dere­chos.

De las medi­das toma­das des­de el ini­cio de la cri­sis, nin­gu­na ha sido favo­ra­ble a la cla­se tra­ba­ja­do­ra; poco a poco todo el colec­ti­vo tra­ba­ja­dor está pade­cien­do sus con­se­cuen­cias. Comen­za­ron des­pi­dien­do tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras even­tua­les, a con­ti­nua­ción vinie­ron los expe­dien­tes y los des­pi­dos de fijos, lue­go los retro­ce­sos en las con­di­cio­nes labo­ra­les, los pla­nes de aus­te­ri­dad, las reduc­cio­nes sala­ria­les a los y las fun­cio­na­rios, la con­ge­la­ción de las pen­sio­nes, la reduc­ción de los ser­vi­cios públi­cos o la de la pro­tec­ción social. Las reduc­cio­nes han veni­do una detrás de otra y con­ti­nua­rán por la mis­ma sen­da, ya han dicho cla­ra­men­te que lo que han hecho has­ta aho­ra no es sufi­cien­te: ven­drán con la refor­ma de las pen­sio­nes y la refor­ma de la nego­cia­ción colec­ti­va, la subi­da del IVA está apro­ba­da…

Aho­ra nos encon­tra­mos ante una nue­va refor­ma labo­ral. Poco nos impor­ta que ven­ga vía acuer­do o vía decre­to. Tene­mos cla­ro que es per­ju­di­cial para las y los tra­ba­ja­do­res, que daña la cali­dad del empleo, que aba­ra­ta el des­pi­do. Vie­ne impues­ta des­de Madrid, y no tene­mos capa­ci­dad para deci­dir sobre la refor­ma.

Tam­bién está anun­cia­da la refor­ma de la nego­cia­ción colec­ti­va, que tam­po­co nos aca­rrea­rá nin­gún bene­fi­cio. Según lo anun­cia­do, pare­ce ser que quie­ren cen­tra­li­zar la nego­cia­ción colec­ti­va y, si esto se plas­ma­se, sería impo­si­ble nego­ciar con­ve­nios en Hego Eus­kal Herria. Tam­bién quie­ren qui­tar la ultrac­ti­vi­dad; así, al per­der su vigen­cia, la nego­cia­cio­nes debe­rán comen­zar de cero. Estas dos medi­das serían muy per­ju­di­cia­les para las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res de Eus­kal Herria, con ellas pre­ten­den impe­dir la lucha a favor de nues­tras con­di­cio­nes labo­ra­les.

Esta­mos ante unas medi­das y refor­mas que nos vie­nen impues­tas. Ade­más, esta­mos pade­cien­do unos ata­ques sin pre­ce­den­tes por par­te de la patro­nal en las mesas de nego­cia­ción colec­ti­va. Quie­re valer­se del con­tex­to de cri­sis para neu­tra­li­zar las mejo­ras obte­ni­das duran­te años gra­cias a nues­tra lucha, e impo­ner­nos nue­vos retro­ce­sos.

El obje­ti­vo de la patro­nal siem­pre es el mis­mo: obte­ner los máxi­mos bene­fi­cios eco­nó­mi­cos. Para ello, deben empeo­rar las con­di­cio­nes labo­ra­les de las y los tra­ba­ja­do­res, algo que tam­bién hizo duran­te los años de cons­tan­te cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

En estos momen­tos, el poder polí­ti­co está total­men­te supe­di­ta­do al poder eco­nó­mi­co. Mien­tras que los Gobier­nos con­ce­den ayu­das eco­nó­mi­cas a quie­nes que han oca­sio­na­do la cri­sis, la cla­se tra­ba­ja­do­ra está con­de­na­da a pade­cer las terri­bles con­se­cuen­cias de la mis­ma.

Las y los tra­ba­ja­do­res somos los úni­cos que esta­mos luchan­do por un empleo de cali­dad; ejem­plo de ello son la can­ti­dad de huel­gas y movi­li­za­cio­nes sec­to­ria­les que se están rea­li­zan­do. No esta­mos dis­pues­tos a pade­cer las con­se­cuen­cias de la cri­sis, lucha­mos por otro mode­lo socio-eco­nó­mi­co. Aquí se crea sufi­cien­te rique­za; hay rique­za, pero sobran ladro­nes.

La refor­ma labo­ral tie­ne alter­na­ti­va: tomar medi­das para impul­sar un empleo de cali­dad. Eus­kal Herria no tie­ne com­pe­ten­cias ni poder legis­la­ti­vo para poder rea­li­zar una ver­da­de­ra polí­ti­ca de empleo; las polí­ti­cas empren­di­das por los gobier­nos de Eus­kal Herria son una copia de las de Madrid. Por lo tan­to, la cri­sis eco­nó­mi­ca, de nue­vo, deja en evi­den­cia la cri­sis del mode­lo polí­ti­co auto­nó­mi­co, deja en evi­den­cia que el mar­co jurí­di­co polí­ti­co vigen­te está ago­ta­do para poder defen­der nues­tros dere­chos eco­nó­mi­cos y socia­les.

Las per­so­nas tra­ba­ja­do­ras de Eus­kal Herria no que­re­mos impo­si­cio­nes. Que­re­mos ser due­ños y due­ñas de nues­tro futu­ro ins­ti­tu­cio­nal y polí­ti­co, esto es, nece­si­ta­mos que se cree un mar­co vas­co de rela­cio­nes labo­ra­les y pro­tec­ción social que ten­ga total capa­ci­dad legis­la­ti­va en temas socio-labo­ra­les. En todo esto los par­ti­dos polí­ti­cos no pue­den ser sim­ples espec­ta­do­res, deben ele­gir: o dan por bue­nas las impo­si­cio­nes que vie­nen de Madrid o adop­tan com­pro­mi­sos en defen­sa de los dere­chos de las y los tra­ba­ja­do­res de Eus­kal Herria. Esa segun­da opción requie­re dar pasos en la direc­ción de la supera­ción del mar­co ago­ta­do y lle­gar a acuer­dos de cómo supe­rar­lo.

Así, de acuer­do con esta rei­vin­di­ca­cio­nes, lle­ne­mos hoy las calles de Bil­bo.

(*) Tam­biém fir­man este artícu­lo los miem­bros de LAB per­te­ne­cien­tes a diver­sos sec­to­res en con­flic­to: Car­los Díaz, Zuri­ñe Andrés, Oiha­ne Valen­ciano, Lur­des Pulli­do, Mai­ka Jau­rrie­ta y Bit­tor Gerra

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *