Hon­du­ras: La era del Lobo

Entre­vis­ta con con Bertha Oli­va :: Una esca­lo­frian­te olea­da de crí­me­nes de lesa huma­ni­dad bajo el nue­vo régi­men

Más de 700 vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos ‑inclu­yen­do doce ase­si­na­tos- es el resul­ta­do del moni­to­reo rea­li­za­do del 30 de enero al 28 de mayo de 2010 por el COFADEH. Ya son más de 9 mil las vio­la­cio­nes regis­tra­das des­de el gol­pe de Esta­do y 544 los “inci­den­tes” con­tra defen­so­res de dere­chos huma­nos.

Fal­tan­do pocas sema­nas para la con­me­mo­ra­ción del pri­mer ani­ver­sa­rio del san­grien­to gol­pe de Esta­do, Sirel con­ver­só con Bertha Oli­va, coor­di­na­do­ra nacio­nal del Comi­té de Fami­lia­res de Dete­ni­dos Des­apa­re­ci­dos en Hon­du­ras (COFADEH), para hacer el pun­to de la situa­ción.

-¿Cuál es el balan­ce sobre los dere­chos huma­nos en Hon­du­ras des­pués de cua­tro meses de gobierno Lobo?

-Lo que hemos logra­do reco­pi­lar duran­te estos cua­tro meses del gobierno de Por­fi­rio Lobo es algo esca­lo­frian­te. Es una prue­ba más de que en Hon­du­ras se siguen dan­do vio­la­cio­nes selec­ti­vas y sis­te­má­ti­cas a los dere­chos huma­nos, que obe­de­cen a una polí­ti­ca de Esta­do muy fina y silen­cio­sa, y por lo tan­to muy peli­gro­sa y preo­cu­pan­te.

-A nivel inter­na­cio­nal, el pre­si­den­te Por­fi­rio Lobo está tra­tan­do de pre­sen­tar una ima­gen de país dife­ren­te, un país en vías de nor­ma­li­za­ción y recon­ci­lia­ción…

-La comu­ni­dad inter­na­cio­nal, la coope­ra­ción y los gobier­nos del mun­do deben enten­der que en Hon­du­ras los polí­ti­cos nun­ca hacen lo que dicen públi­ca­men­te. Hay una total hipo­cre­sía, y cuan­do anun­cian que se ins­ta­ló un gobierno más humano, de recon­ci­lia­ción y res­pe­tuo­so de los dere­chos huma­nos, los hechos reve­lan sus men­ti­ras.

Siguen las deten­cio­nes ile­ga­les, los aco­sos, las tor­tu­ras y los ase­si­na­tos. Siguen vio­lan­do las leyes todos los días. En Hon­du­ras siguen impo­nién­do­se las fuer­zas eco­nó­mi­cas y polí­ti­cas, a tra­vés de las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas que supues­ta­men­te están encar­ga­das de apli­car la jus­ti­cia.

-¿Hubo un cam­bio de estra­te­gia repre­si­va en el país a raíz del gol­pe de Esta­do?

-Antes del gol­pe había repre­sión, pero era sobre todo por abu­so de auto­ri­dad. Aho­ra la mayo­ría de las vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos se dan por razo­nes polí­ti­cas y los repre­so­res han afi­na­do sus ins­tru­men­tos y méto­dos.

Para las orga­ni­za­cio­nes de dere­chos huma­nos, actual­men­te es más difí­cil tra­ba­jar con base en patro­nes de vio­len­cia. La estra­te­gia es más fina y diver­si­fi­ca­da, y los repre­so­res son más aten­tos a no dejar hue­llas.

Es una polí­ti­ca de Esta­do sis­te­má­ti­ca, acom­pa­ña­da por una cam­pa­ña mediá­ti­ca más cíni­ca y agre­si­va de los medios cor­po­ra­ti­vos de comu­ni­ca­ción, que apun­ta a des­ar­ti­cu­lar cual­quier tipo de tra­ba­jo o expe­rien­cia orga­ni­za­ti­va y social.

Lo vemos en estos días con el cie­rre de la radio comu­ni­ta­ria de Zaca­te Gran­de, la per­se­cu­ción de sus líde­res, la repre­sa­lia labo­ral y judi­cial con­tra los sin­di­ca­lis­tas de la Uni­ver­si­dad Autó­no­ma de Hon­du­ras (UNAH) y el des­pi­do de jue­ces y magis­tra­dos que se opu­sie­ron al gol­pe.

Lle­van sema­nas en huel­ga de ham­bre y no hay nin­gu­na inten­ción de resol­ver el con­flic­to. Están crean­do cri­sis dis­fra­za­das de lega­li­dad, impo­nien­do el dere­cho bajo los con­cep­tos usa­dos duran­te el gol­pe mili­tar

-Tam­bién hay seña­les muy preo­cu­pan­tes. ¿Las ame­na­zas y los ata­ques que sufrie­ron direc­ti­vos del STIBYS y la cam­pa­ña para des­pres­ti­giar a la diri­gen­cia de la Resis­ten­cia son par­te de esta estra­te­gia?

-El COFADEH está muy preo­cu­pa­do por lo que ocu­rrió en los días pasa­dos. Hay seña­les cla­ras de que las ame­na­zas con­tra Car­los H. Reyes, el asal­to a la sede del STIBYS en San Pedro Sula y la cam­pa­ña de des­pres­ti­gio en con­tra de los diri­gen­tes del Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar (FNRP) son par­te de esa mis­ma estra­te­gia repre­si­va.

Una estra­te­gia que quie­re aca­llar­nos, domi­nar­nos, deján­do­nos sin el dere­cho que tene­mos a orga­ni­zar­nos y pro­tes­tar por lo que está ocu­rrien­do en el país. Has­ta el momen­to la Fis­ca­lía no ha dicho abso­lu­ta­men­te nada sobre estos hechos.

-El secre­ta­rio gene­ral de la OEA, José Miguel Insul­za, con­di­cio­nó el retorno de Hon­du­ras a esta ins­tan­cia al regre­so “en abso­lu­ta tran­qui­li­dad” del ex pre­si­den­te Manuel Zela­ya. ¿Qué opi­na de esta pro­pues­ta?

-Tie­ne todo el dere­cho de hacer­la, pero no tie­ne el dere­cho a mani­pu­lar las men­ti­ras. Este gobierno sigue min­tien­do a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y se pro­po­ne de con­tra­rres­tar el pro­ce­so de uni­dad y orga­ni­za­ción que sur­gió des­pués del gol­pe.

No se pue­de nego­ciar el retorno del pre­si­den­te Zela­ya a cam­bio de su segu­ri­dad, y cree­mos que no es jus­to con­si­de­rar un regre­so de Hon­du­ras a las ins­tan­cias inter­na­cio­na­les mien­tras no se den seña­les de ver­da­de­ra con­vi­ven­cia en demo­cra­cia, res­pe­to a los dere­chos huma­nos y una correc­ta apli­ca­ción de la jus­ti­cia.

Tene­mos más de 700 vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos des­de que asu­mió Por­fi­rio Lobo. Hay que man­te­ner el ais­la­mien­to de Hon­du­ras has­ta que las fuer­zas repre­so­ras reca­pa­ci­ten, den una señal cla­ra de arre­pen­ti­mien­to y acep­ten res­pon­der por los deli­tos que han come­ti­do.

Noso­tros vamos a seguir denun­cian­do y tra­ba­jan­do, aun a sabien­das de que en cual­quier momen­to pue­den tra­tar de cor­tar nues­tras voces.

Aquí nadie se está recon­ci­lian­do con nadie. Al con­tra­rio, los que tie­nen el con­trol del poder y de las armas, los que han asal­ta­do las ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do, siguen con su estra­te­gia homi­ci­da y no les impor­ta lo que dice la comu­ni­dad inter­na­cio­nal.

-¿Qué ani­ver­sa­rio va a ser el pró­xi­mo 28 de junio?

-Va a ser un encuen­tro que el mun­do va a tener con el pue­blo hon­du­re­ño. No hay por qué llo­rar, al con­tra­rio, vamos a abra­zar­nos y a cele­brar, por­que nos dimos cuen­ta de que hay millo­nes de per­so­nas en el pla­ne­ta que expre­sa­ron su soli­da­ri­dad, y que sufrie­ron cuan­do sin­tie­ron que Hon­du­ras esta­ba sien­do ata­ca­da.

En esta fecha vamos a ins­ta­lar la Comi­sión de Ver­dad Alter­na­ti­va. Va a ser un buen men­sa­je para bus­car la memo­ria, recu­pe­rar la his­to­ria. Para decir a los pue­blos del mun­do, al gobierno de Hon­du­ras que pre­fi­rió ser la con­ti­nua­ción del gol­pe, que siguen dán­do­se vio­la­cio­nes, que no fue una suce­sión cons­ti­tu­cio­nal, sino un gol­pe mili­tar.

El 28 de junio hay que vivir­lo con ale­gría, pen­san­do que hace doce meses el pue­blo des­per­tó y lo sigue demos­tran­do en las calles.

www​.rel​-uita​.org /​La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *