El perió­di­co El País apo­ya la ane­xión marro­quí del Saha­ra en un cua­der­ni­llo sobre Marrue­cos- Rebelion

En la edi­ción del lunes 7 de junio de 2010 el dia­rio El Pais inclu­ye un cua­der­ni­llo de 15 pági­nas a todo color des­ti­na­do a publi­rre­por­ta­je sobre las bon­da­des del Marrue­cos de Moha­med VI. Su nom­bre “Marrue­cos. Un país en movi­mien­to”. El Pais sabe que Marrue­cos es un esta­do sin demo­cra­cia ni liber­ta­des, sin ver­da­de­ra divi­sión de pode­res, al más puro esti­lo de las anti­guas monar­quías abso­lu­tis­tas, don­de no exis­te liber­tad de pren­sa, don­de los par­ti­dos son meras enti­da­des crea­das por el apa­ra­to de poder marro­quí, don­de no se res­pe­tan los dere­chos huma­nos y no hay garan­tías pro­ce­sa­les y don­de, duran­te el rei­na­do del “moderno” Moha­med VI, no sólo no se ha avan­za­do eco­nó­mi­ca­men­te, si no que la pobre­za del pue­blo marro­quí ha aumen­ta­do de mane­ra alar­man­te, a pesar de ser un país pri­vi­le­gia­do en ayu­das. Todo esto hace que para abrir el cua­der­ni­llo, que ha debi­do supo­ner enor­mes bene­fi­cios para el perió­di­co, haya que tapar­se la nariz.

Como mues­tra de algu­nos de los temas que apa­re­cen, el artícu­lo “La revo­lu­ción de Moha­med VI” comien­za con este tex­to “En poco más de diez años, el Rey Moha­med VI ha cam­bia­do la faz de su país en todos los ámbi­tos. Con un esti­lo pro­pio, el joven monar­ca con­si­gue la cua­dra­tu­ra del círcu­lo: una silen­cio­sa revo­lu­ción para lle­var a su país a la moder­ni­dad”. Otros artícu­los del cua­der­ni­llo son “Rela­cio­nes com­ple­men­ta­rias y un nue­vo mar­co de cola­bo­ra­ción. El Esta­tu­to Avan­za­do, segui­do de la pri­me­ra Cum­bre UE-Marrue­cos, con­fir­man la sin­to­nía entre Marrue­cos y Euro­pa y tien­den puen­tes en lo eco­nó­mi­co y lo comer­cial”; “De una emba­ja­da al Comi­té Ave­rroes”; “El socio de Euro­pa en Afri­ca” (sí aun­que parez­ca increí­ble se refie­re a Marrue­cos no a Arge­lia); “A la con­quis­ta de nue­vos inver­so­res”; “Hacia el Magreb de las regio­nes” (sí, el pro­yec­to de regio­na­li­za­ción, la nue­va for­ma de deno­mi­nar la auto­no­mía para el Saha­ra, una fala­cia que va en con­tra de la pro­pia natu­ra­le­za del régi­men y por eso es impo­si­ble que se lle­ve a cabo).

Y con la nariz tapa­da lle­ga­mos a la pági­na don­de se habla del “Marrue­cos saha­riano”. En el artícu­lo “El Sur tam­bién pue­de” se habla del “desa­fío de impul­sar el desa­rro­llo sos­te­ni­ble” en una región “que se está sacan­do poco a poco del olvi­do”. Aquí lle­ga lo inad­mi­si­ble, por­que en el folle­to publi­ci­ta­rio se inclu­ye el terri­to­rio ocu­pa­do del Saha­ra Occi­den­tal como par­te de Marrue­cos, men­cio­nan­do las ciu­da­des saha­rauis ocu­pa­das de Daj­la, El Aaiun, Boja­dor, Sma­ra o “Cabo Juby”.

En el men­cio­na­do artícu­lo se hace refe­ren­cia a las “diez pro­vin­cias al Sur de Marrue­cos”, y se refie­ren con la gra­fía afran­ce­sa­da del inva­sor a “Oued Sakia el Ham­ra” o a “Dakh­la”, en un inten­to por borrar la iden­ti­dad y la his­to­ria saha­raui que no ha sido nun­ca una socie­dad fran­có­fo­na; en el artícu­lo no se hace nin­gún tipo de alu­sión direc­ta a que el Saha­ra era enton­ces colo­ni­za­do por Espa­ña, sólo que des­de 1975 los pode­res públi­cos marro­quíes se han vol­ca­do en crear todo tipo de infra­es­truc­tu­ras en la región.

Aquí es don­de El País entra en terreno enfan­ga­do al publi­ci­tar ale­gre­men­te la ocu­pa­ción ile­gal del terri­to­rio no autó­no­mo del Saha­ra Occi­den­tal, pen­dien­te aún de des­co­lo­ni­zar y sobre el que Marrue­cos no tie­ne reco­no­ci­da nin­gún tipo de sobe­ra­nía, sim­ple­men­te es el ocu­pan­te tras una inva­sión ile­gal. Eso sin entrar en todos los atro­pe­llos que han come­ti­do con­tra la pobla­ción saha­raui duran­te estos 35 años: más de 500 des­apa­re­ci­dos sobre una pobla­ción peque­ña, ase­si­na­tos, fosas comu­nes, tor­tu­ras, pre­sos polí­ti­cos, inten­to de geno­ci­dio de una pobla­ción inde­fen­sa con los bom­bar­deos indis­cri­mi­na­dos con­tra muje­res, niños y ancia­nos con ayu­da fran­ce­sa, saqueo incon­tro­la­do de recur­sos natu­ra­les, el muro de la ver­güen­za, miles de refu­gia­dos y apartheid con­tra la pobla­ción saha­raui que resi­de en los terri­to­rios ocu­pa­dos… 35 años de horror maqui­lla­dos de un plu­ma­zo bajo el patro­ci­nio de el dia­rio El País.

Son años de “auto­pro­cla­ma­da”, “pseu­do­rre­pú­bli­ca” o “enti­dad crea­da por el Poli­sa­rio” para refe­rir­se a la Repú­bli­ca saha­raui, miem­bro de la Unión Afri­ca­na y reco­no­ci­da por más de 80 esta­dos; años de leer los artícu­los del “lobbys­ta exper­to en todo y en nada” Ber­na­bé López, de las tri­bu­nas de Goy­ti­so­lo o de Máxi­mo Cajal, defen­so­res todos de la ile­gal ane­xión marro­quí y la fala­cia de la auto­no­mía. Ya bas­ta de cobi­jar men­ti­ras y trampas.

NOTAS: 

* En rela­ción al cua­der­ni­llo “Marrue­cos. Un país en movi­mien­to” la MAP marro­quí hace un amplio des­plie­gue infor­ma­ti­vo, indi­can­do que se tra­ta de un “suple­men­to de El Pais”

* En la pági­na 2 (para quie­nes ten­gan el Cua­der­ni­llo o foto­co­pia) hay un recua­dro que indi­ca que quien ha ela­bo­ra­do este publi­rre­por­ta­je es:

BC: BEYOND COMMUNICATION
BC
C/​Gra­vi­na 22.
28004 Madrid
Tel/​Fax: 91 521 0835 91 521 0835
info arro­ba beyond​com​mu​ni​ca​tion​.net
Direc­ción: Sara Afonso
Edi­ción: Esther Navarro
Direc­ción del pro­yec­to: Feli­pe López Nadal
Redac­ción: Isa­bel Peral
Dise­ño: www​.sis​ter​fa​ce​.com
«Este repor­ta­je ha sido ela­bo­ra­do por BC, úni­co res­pon­sa­ble de su con­te­ni­do, para su dis­tri­bu­ción con EL PAÍS. La redac­ción de EL PAÍS no ha par­ti­ci­pa­do en su ela­bo­ra­ción». [No han par­ti­ci­pa­do en su ela­bo­ra­ción pero sí son res­pon­sa­bles de su difusión].

* El email de car­tas al direc­tor de El Pais: Car­tas­di­rec­tor arro­ba elpais​.es

Fuen­te: http://​poe​ma​rio​saha​ra​li​bre​.blogs​pot​.com/​2​0​1​0​/​0​6​/​e​l​-​p​a​i​s​-​a​p​o​y​a​-​l​a​-​a​n​e​x​i​o​n​-​m​a​r​r​o​q​u​i​-​d​e​l​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.