La doble cara de Tur­quía: Gaza y/​o Kur­dis­tan

Los kur­dos: uno de los pue­blos más divi­di­dos (entre Tur­quía, Irak, Iran y Siria) del pla­ne­ta: más de 40 millo­nes de opri­mi­dos, a menu­do de mane­ra muy feroz.
Las con­tra­dic­cio­nes de Tur­quía, esta­do miem­bro de la OTAN.

kurdistan

borroka

(El pri­mer minis­tro tur­co) Erdo­gan reco­no­ce a Hamas como «legí­ti­mo repre­sen­tan­te» del pue­blo pales­tino mien­tras encar­ce­la a car­gos polí­ti­cos kur­dos del Par­ti­do demo­crá­ti­co Kur­do, entre ellos alcal­des que han sido ele­gi­dos con más de un 80% de los votos.

La pos­tu­ra del gobierno tur­co no podía ser más hipó­cri­ta en lo que res­pec­ta al pro­ble­ma pales­tino.
Me refie­ro al pode­ro­so víncu­lo eco­nó­mi­co y mili­tar entre Tur­quía e Israel. Se tra­ta de un acuer­do en vigor des­de 1994 que per­mi­te, entre otras muchas cosas, el entre­na­mien­to de pilo­tos hebreos en sue­lo tur­co.

Dado el esca­so espa­cio aéreo del que dis­po­ne Israel, pilo­tos israe­líes se entre­nan, o por lo menos lo hacían has­ta hace una sema­na, en la base aérea tur­ca de Kon­ya.
No resul­ta des­ca­be­lla­do pen­sar que varios de los que par­ti­ci­pa­ron en el terri­ble bom­bar­deo sobre Gaza el pasa­do año hubie­ran hecho sus prác­ti­cas en Kon­ya. De hecho, dos días antes de comen­zar la ofen­si­va sobre Gaza, Yehud Olmert estu­vo hablan­do con Erdo­gan en Anka­ra.

De Kon­ya des­pe­ga­ron tam­bién los avio­nes hebreos que bom­bar­dea­ron una base secre­ta siria en 2007. Asi­mis­mo, Tel Aviv ven­de avio­nes no tri­pu­la­dos a Anka­ra, los Heron, que son uti­li­za­dos con­tra la gue­rri­lla kur­da en las mon­ta­ñas.
*******

«La pos­tu­ra de Anka­ra es hipó­cri­ta en lo que res­pec­ta al pro­ble­ma pales­tino»

p021_f01-148X144.jpg
Ishan Kaçar

Coor­di­na­dor en Estam­bul de la Aso­cia­ción de DDHH de Tur­quía­Kur­do ori­gi­nal de Bitlis (Kur­dis­tán nor­te), fotó­gra­fo, perio­dis­ta y acti­vis­ta por los dere­chos huma­nos en Tur­quía. Visi­ta Eus­kal Herria tras ser invi­ta­do por el Aula de Cul­tu­ra de Ger­ni­ka. En las dos char­las que dará esta sema­na, Ihsan Kaçar habla­rá sobre los perio­dis­tas kur­dos con­de­na­dos a 166 años de pri­sión, sobre los miles de des­apa­re­ci­dos y los tam­bién miles de niños kur­dos que se pudren en la cár­cel.

Kar­los ZURUTUZA

Ishan Kaçar es tajan­te a la hora de acu­sar al pri­mer ministrro tur­co, Recep Tay­yip Erdo­gan, un líder emer­gen­te en la esce­na inter­na­cio­nal, de enga­ñar al pue­blo kur­do y de que­rer hacer lo mis­mo con el res­to del mun­do.

Háble­me, por favor, de los dere­chos huma­nos en Tur­quía.

Habla­mos de un país que inten­ta entrar en la UE con 17.000 des­apa­re­ci­dos a sus espal­das, la inmen­sa mayo­ría kur­dos. Las deten­cio­nes, tor­tu­ras y des­apa­ri­cio­nes se suce­den a dia­rio, prin­ci­pal­men­te sobre los kur­dos, pero tam­bién sobre sin­di­ca­lis­tas y per­so­na­li­da­des de la izquier­da tur­ca. 18 miem­bros de nues­tra orga­ni­za­ción han sido ase­si­na­dos y otros cin­co arres­ta­dos en estos meses, entre ellos el direc­tor de la ofi­ci­na de Diyar­ba­kir. Y lue­go están los ata­ques con­tra la cul­tu­ra kur­da.

¿No se avan­zó nada duran­te el falli­do acer­ca­mien­to entre tur­cos y kur­dos el pasa­do año?

Las pre­sio­nes de la UE con­si­guie­ron aca­bar con la tor­tu­ra sis­te­má­ti­ca en las comi­sa­rías. Sin embar­go, aho­ra se hace en las cár­ce­les o en la mis­ma resi­den­cia de los dete­ni­dos. No se pue­de decir que la situa­ción haya empeo­ra­do, pero tam­po­co que haya mejo­ra­do. A pesar del lava­do de cara de Anka­ra, la repre­sión sobre los kur­dos se man­tie­ne. Quie­ro men­cio­nar tam­bién algo que se está ocul­tan­do deli­be­ra­da­men­te. Últi­ma­men­te se están pro­du­cien­do un gran núme­ro de lin­cha­mien­tos en Tur­quía occi­den­tal. Cada sema­na, un kur­do pier­de la vida de esta mane­ra en la calle, en su tra­ba­jo o en la mis­ma uni­ver­si­dad, como ocu­rrió hace poco en la de Mugla, a ori­llas del Egeo.

Y lue­go están los niños…

En Tur­quía hay en estos momen­tos más de 2.600 meno­res de edad juz­ga­dos por la nue­va ley anti­te­rro­ris­ta, que no dis­tin­gue entre niños y adul­tos. A la mayo­ría los cogen duran­te los fre­cuen­tes dis­tur­bios en Kur­dis­tán nor­te. A la Poli­cía le bas­ta con mirar­les las manos para deter­mi­nar si han tira­do pie­dras o no. Se están pidien­do has­ta 20 años de cár­cel para niños de 14 y 15 años. Erdo­gan ha dicho que los niños pales­ti­nos que tiran pie­dras con­tra los tan­ques israe­líes son «peque­ños gene­ra­les». A los kur­dos que hacen lo pro­pio con los tan­ques tur­cos, los tacha de «vul­ga­res terro­ris­tas».

¿Con este para­le­lis­mo se refie­re al recien­te asal­to a la flo­ti­lla huma­ni­ta­ria hacia Gaza?

Me resul­ta impo­si­ble no hacer­lo. Erdo­gan reco­no­ce a Hamas como «legí­ti­mo repre­sen­tan­te» del pue­blo pales­tino mien­tras encar­ce­la a car­gos polí­ti­cos kur­dos del BDP, entre ellos alcal­des que han sido ele­gi­dos con más de un 80% de los votos. La pos­tu­ra del Gobierno tur­co no podía ser más hipó­cri­ta en lo que res­pec­ta al pro­ble­ma pales­tino. Me refie­ro al pode­ro­so víncu­lo eco­nó­mi­co y mili­tar entre Tur­quía e Israel. Se tra­ta de un acuer­do en vigor des­de 1994 que per­mi­te, entre otras muchas cosas, el entre­na­mien­to de pilo­tos hebreos en sue­lo tur­co. Dado el esca­so espa­cio aéreo del que dis­po­ne Israel, pilo­tos israe­líes se entre­nan, o por lo menos lo hacían has­ta hace una sema­na, en la base aérea tur­ca de Kon­ya. No resul­ta des­ca­be­lla­do pen­sar que varios de los que par­ti­ci­pa­ron en el terri­ble bom­bar­deo sobre Gaza el pasa­do año hubie­ran hecho sus prác­ti­cas en Kon­ya. De hecho, dos días antes de comen­zar la ofen­si­va sobre Gaza, Yehud Olmert estu­vo hablan­do con Erdo­gan en Anka­ra. De Kon­ya des­pe­ga­ron tam­bién los avio­nes hebreos que bom­bar­dea­ron una base secre­ta siria en 2007. Asi­mis­mo, Tel Aviv ven­de avio­nes no tri­pu­la­dos a Anka­ra, los Heron, que son uti­li­za­dos con­tra la gue­rri­lla kur­da en las mon­ta­ñas.

Pero Anka­ra ase­gu­ra aho­ra que va a blo­quear dichos acuer­dos.

Está cla­ro que la calle tur­ca está pidien­do rom­per con dicho acuer­do. No obs­tan­te, el minis­tro de Exte­rio­res tur­co ha dicho que el acuer­do se man­ten­drá has­ta al menos 2011. Hay mucho en jue­go.

¿A qué se refie­re cuan­do habla de que hay mucho en jue­go?

Tur­quía se ha con­ver­ti­do en el prin­ci­pal inter­me­dia­rio de Washing­ton para con­se­guir la ansia­da esta­bi­li­dad en Orien­te Medio. Erdo­gan no esta­ría don­de está sin el apo­yo de Washing­ton, como tam­po­co habría hecho su famo­so «des­plan­te» en la cum­bre de Davos sin su res­pal­do. Hoy Tur­quía habla con Siria, con Irak, con Kur­dis­tán Sur, con Irán y, por supues­to, tam­bién con Israel. Se tra­ta de la úni­ca baza de Oba­ma, dado que su otro alia­do en la región, Israel, tie­ne una repu­tación de «Esta­do des­pó­ta», enfren­ta­do a todos sus veci­nos y caren­te de cré­di­to. La acti­tud de Israel es total­men­te beli­ge­ran­te, por lo que Washing­ton nece­si­ta a Tur­quía para com­ple­tar su agen­da en Irán, Irak, e inclu­so en Afga­nis­tán. Esta mis­ma sema­na se ha con­vo­ca­do una reu­nión en Anka­ra de los minis­tros de Exte­rio­res afgano y pakis­ta­ní. Creo que son movi­mien­tos bas­tan­te elo­cuen­tes del papel de Tur­quía, no sólo en Orien­te Medio, sino inclu­so en Asia Cen­tral.

¿Polí­ti­ca «oto­ma­na» diri­gi­da des­de el Pen­tá­gono?

En gran medi­da sí. Un siglo des­pués de que caye­ra el impe­rio, y ante el impro­ba­ble ingre­so de Tur­quía en la UE, Anka­ra pare­ce esfor­zar­se aho­ra en recu­pe­rar la influen­cia en los anti­guos terri­to­rios del Impe­rio Oto­mano, del que se sigue cre­yen­do su legí­ti­mo suce­sor.

¿Y qué dicen los kur­dos?

Los kur­dos en 2010 poco o nada tie­nen que ver con los de los años ochen­ta y noven­ta. Hoy se tra­ta de una socie­dad fuer­te­men­te poli­ti­za­da a la que ya no resul­ta tan fácil enga­ñar. Erdo­gan lo con­si­guió por últi­ma vez en 2005, tras pro­me­ter en Diyar­ba­kir que «solu­cio­na­ría la cues­tión kur­da».

Espe­re­mos que ni Euro­pa ni el mun­do ára­be se dejen aho­ra sedu­cir por su dis­cur­so.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *