El zar­pa­zo al ace­cho- Fidel Castro

El mar­tes 8 de junio, escri­bí la Refle­xión “En los umbra­les de la tra­ge­dia” en horas del medio­día, más tar­de vi el pro­gra­ma tele­vi­si­vo “Mesa Redon­da” de Randy Alon­so, que se divul­ga como nor­ma a las 6 y 30 p.m.

Ese día, des­ta­ca­dos y pres­ti­gio­sos inte­lec­tua­les cuba­nos que par­ti­ci­pa­ban en la Mesa, ante las agu­das pre­gun­tas del direc­tor, res­pon­die­ron con elo­cuen­tes pala­bras que res­pe­ta­ban gran­de­men­te mis opi­nio­nes, pero que ellos no creían que habría razón para que Irán recha­za­ra la posi­ble deci­sión ­-ya cono­ci­da- que adop­ta­ría el Con­se­jo de Segu­ri­dad la maña­na del 9 de junio, en Nue­va York ­-sin duda algu­na acor­da­da entre los líde­res de las cin­co poten­cias con dere­cho al veto: Esta­dos Uni­dos, Ingla­te­rra y Fran­cia, con los de Rusia y China.

En ese ins­tan­te, expre­sé a per­so­nas cer­ca­nas que me sue­len acom­pa­ñar: “¡Cómo lamen­to no haber fina­li­za­do mi Refle­xión expre­san­do que nadie desea­ba más que yo estar equi­vo­ca­do!”, pero era ya tar­de, no podía retra­sar su envío al sitio Web Cuba­De­ba­te y al dia­rio Gran­ma.

El día siguien­te, a las 10 a.m., cono­cien­do que esa era la hora de la reu­nión, se me ocu­rrió sin­to­ni­zar la CNN en espa­ñol, que con segu­ri­dad daría noti­cias del deba­te en el Con­se­jo de Segu­ri­dad. Pude así escu­char las pala­bras con que el Pre­si­den­te del Con­se­jo pre­sen­ta­ba un Pro­yec­to de Reso­lu­ción, pro­mo­vi­do días antes por Esta­dos Uni­dos, apo­ya­do por Fran­cia, Gran Bre­ta­ña y Ale­ma­nia.

Habla­ron tam­bién varios repre­sen­tan­tes de los prin­ci­pa­les miem­bros impli­ca­dos en el pro­yec­to. La repre­sen­tan­te de Esta­dos Uni­dos expli­có por qué su país lo apro­ba­ba, con el con­sa­bi­do pre­tex­to de san­cio­nar a Irán por haber vio­la­do los prin­ci­pios del Tra­ta­do de No Pro­li­fe­ra­ción Nuclear. A su vez, el repre­sen­tan­te de Tur­quía, una de cuyas naves fue víc­ti­ma del bru­tal ata­que de las fuer­zas éli­tes de Israel, que trans­por­ta­das en heli­cóp­te­ros asal­ta­ron en la madru­ga­da del 31 de mayo la flo­ti­lla que lle­va­ba ali­men­tos para el millón y medio de pales­ti­nos sitia­dos en un frag­men­to de su pro­pia Patria, mani­fes­tó la inten­ción de su gobierno de opo­ner­se a nue­vas san­cio­nes a Irán.

La CNN, en el espa­cio que dis­po­nía para noti­cias, pre­sen­tó varias imá­ge­nes de manos levan­ta­das a medi­da que expre­sa­ban con ges­tos visi­bles su posi­ción, entre ellas, la del repre­sen­tan­te del Líbano, país que se abs­ten­dría duran­te la votación.

La pre­sen­cia sere­na de los miem­bros del Con­se­jo de Segu­ri­dad que vota­ron en con­tra de la Reso­lu­ción se expre­só con la dere­cha fir­me de una mano de mujer, la repre­sen­tan­te de Bra­sil, que antes había expues­to con tono segu­ro las razo­nes por las que su Patria se opo­nía al acuerdo.

Fal­ta­ba toda­vía un mun­do de noti­cias sobre el tema; sin­to­ni­cé Tele­sur, que duran­te horas satis­fi­zo la incon­ta­ble nece­si­dad de información.

El Pre­si­den­te Lula da Sil­va expre­só en la ciu­dad de Natal, al nor­des­te del país, dos fra­ses lapi­da­rias: que las san­cio­nes apro­ba­das eran impues­tas por “quie­nes creen en la fuer­za y no en el diá­lo­go”, y que la reu­nión del Con­se­jo de Segu­ri­dad “podría haber ser­vi­do para dis­cu­tir el desar­me de los que tie­nen armas atómicas”.

Nada de extra­ño ten­dría que tan­to Israel como Esta­dos Uni­dos y sus estre­chos alia­dos con dere­cho al veto en el Con­se­jo de Segu­ri­dad, Fran­cia y Gran Bre­ta­ña, quie­ran apro­ve­char el enor­me inte­rés que des­pier­ta el Mun­dial de Fút­bol para tran­qui­li­zar a la opi­nión inter­na­cio­nal, indig­na­da por la cri­mi­nal con­duc­ta de las tro­pas éli­tes israe­li­tas fren­te a la Fran­ja de Gaza.

Es por tan­to muy pro­ba­ble que el zar­pa­zo se dila­te algu­nas sema­nas, e inclu­so, se olvi­de por la mayo­ría de las per­so­nas en los días más cáli­dos del verano boreal. Habría que obser­var el cinis­mo con que los líde­res israe­li­tas res­pon­dan las entre­vis­tas de pren­sa en los pró­xi­mos días, don­de serán bom­bar­dea­dos con pre­gun­tas. Opor­tu­na­men­te, ellos irán ele­van­do el rigor de sus exi­gen­cias antes de apre­tar el gati­llo. Ansían repe­tir la his­to­ria de Mos­sa­degh en 1953, o lle­var a Irán a la edad de pie­dra, una ame­na­za que gus­ta al pode­ro­so impe­rio en sus tra­tos con Paquistán.

El odio del Esta­do de Israel con­tra los pales­ti­nos es tal, que no vaci­la­rían en enviar al millón y medio de hom­bres, muje­res y niños de ese país a los cre­ma­to­rios en los que fue­ron exter­mi­na­dos por los nazis millo­nes de judíos de todas las edades.

La cruz gama­da del Füh­rer, pare­cie­ra ser la ban­de­ra hoy de Israel. No nace del odio esta opi­nión, sino del sen­ti­mien­to de un país que se soli­da­ri­zó y pres­tó alber­gue a los judíos cuan­do en los días duros de la Segun­da Gue­rra Mun­dial, el gobierno pro­yan­ki de Batis­ta tra­tó de enviar de regre­so des­de Cuba un buque car­ga­do de ellos, que esca­pa­ban de Fran­cia, Bél­gi­ca y Holan­da, a cau­sa de la per­se­cu­ción nazi.

Cono­cí muchos miem­bros de la nume­ro­sa comu­ni­dad judía radi­ca­da en Cuba, cuan­do triun­fó la Revo­lu­ción; los visi­té y hablé con ellos en varias oca­sio­nes. Nun­ca los expul­sa­mos de nues­tro país. Las dife­ren­cias con muchos de ellos sur­gie­ron con moti­vo de las leyes revo­lu­cio­na­rias que afec­ta­ron intere­ses eco­nó­mi­cos y, por otro lado, la socie­dad de con­su­mo atraía a muchos, fren­te a los sacri­fi­cios que impli­ca­ba la Revo­lu­ción. Otros per­ma­ne­cie­ron en nues­tra Patria, y pres­ta­ron valio­sos ser­vi­cios a Cuba.

Una eta­pa nue­va y tene­bro­sa se abre para el mundo.

Ayer, a las 12 y 44 p.m. habló Oba­ma sobre el acuer­do del Con­se­jo de Seguridad.

He aquí algu­nas notas de lo que expre­só el Pre­si­den­te, toma­das de CNN en español.

“Hoy, el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU votó por mayo­ría a favor de una san­ción con­tra Irán por sus repe­ti­dos incumplimientos…”

“Esta reso­lu­ción es la san­ción más fuer­te que enfren­ta el gobierno ira­ní y envía un men­sa­je ine­quí­vo­co sobre el com­pro­mi­so de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal por fre­nar la expan­sión de armas nucleares.”

“Por años, el gobierno ira­ní ha incum­pli­do sus obli­ga­cio­nes reco­gi­das bajo el Tra­ta­do de No Pro­li­fe­ra­ción Nuclear.”

“Mien­tras los líde­res ira­níes se escon­den detrás de retó­ri­ca, sus accio­nes los han comprometido.”

“De hecho, cuan­do asu­mí hace 16 meses, la intran­si­gen­cia ira­ní era fuerte.”

“Le ofre­ci­mos pers­pec­ti­vas de un mejor futu­ro si cum­plía sus obli­ga­cio­nes internacionales.”

“Aquí no hay doble standard.”

“Irán vio­ló sus obli­ga­cio­nes bajo las reso­lu­cio­nes del Con­se­jo de Segu­ri­dad para sus­pen­der el enri­que­ci­mien­to de uranio.”

“Por eso, estas medi­das tan severas.”

“Son las más rigu­ro­sas que haya enfren­ta­do Irán.”

“Esto demues­tra visión com­par­ti­da de que en Orien­te Medio no con­vie­ne a nadie desa­rro­llar estas armas.”

Estas fra­ses que he selec­cio­na­do de su bre­ve dis­cur­so son más que sufi­cien­tes para demos­trar cuán ende­ble, débil e injus­ti­fi­ca­ble es la polí­ti­ca del pode­ro­so imperio.

El pro­pio Oba­ma admi­tió en su dis­cur­so de la Uni­ver­si­dad Islá­mi­ca de Al-Azhar en El Cai­ro que “En medio de la Gue­rra Fría, Esta­dos Uni­dos desem­pe­ñó un papel en el derro­ca­mien­to de un gobierno ira­ní ele­gi­do demo­crá­ti­ca­men­te”, aun­que no dijo cuán­do ni con qué pro­pó­si­tos. Es posi­ble que ni siquie­ra se recor­da­ra cómo lo lle­vó a cabo con­tra Mos­sa­degh en 1953, para ins­ta­lar en el gobierno la dinas­tía de Reza Pah­le­vi, el Sha de Irán, al que armó has­ta los dien­tes, como su prin­ci­pal gen­dar­me en esa región del Medio Orien­te, don­de el sátra­pa acu­mu­ló una inmen­sa for­tu­na, deri­va­da de las rique­zas petro­le­ras de ese país.

En aquel enton­ces el Esta­do de Israel no poseía una sola arma nuclear. El impe­rio tenía un enor­me e incon­tras­ta­ble poder nuclear. Fue enton­ces que a Esta­dos Uni­dos se le ocu­rrió la aven­tu­re­ra idea de crear en Israel un gen­dar­me en el Medio Orien­te, que hoy ame­na­za a una par­te con­si­de­ra­ble de la pobla­ción mun­dial y es capaz de actuar con la inde­pen­den­cia y el fana­tis­mo que lo caracterizan.

CUBADEBATE.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.