Ati­lio Borón: «Ante la cri­sis capi­ta­lis­ta, la hora de los pue­blos sin Esta­do»- La Hai­ne

Bue­nos Aires, sede de la Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res del Esta­do, el mayor gre­mio de emplea­dos esta­ta­les del país; casi un cen­te­nar de per­so­nas y dece­nas de adhe­sio­nes de colec­ti­vos socia­les y las prin­ci­pa­les enti­da­des polí­ti­cas y sin­di­ca­les, así como de diri­gen­tes de las fuer­zas gre­mia­les más impor­tan­tes del país que o ya se cono­cían o se iban comu­ni­can­do a medi­da que tans­cu­rría el acto. Una ban­de­ra vas­ca y la his­tó­ri­ca pan­car­ta que exi­ge el reagru­pa­mien­to de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos en cár­ce­les situa­das cer­ca de sus fami­lias. Nora Cor­ti­ñas, de Madres de Pla­za de Mayo-Línea Fun­da­do­ra, entre el públi­co. Al igual que el abo­ga­do Eduar­do Soa­res, de Con­vo­ca­to­ría por la Libe­ra­ción Nacio­nal y Social y orga­ni­za­cio­nes socia­les como el Come­dor «Los Pibes» o las Orga­ni­za­cio­nes Libres del Pue­blo, del his­tó­ri­co mili­tan­te revo­lu­cio­na­rio Rober­to Per­día. Un dan­tza­ri bai­lan­do el aurresku(danza vas­ca de salu­do), y dos jóve­nes vas­cos per­cu­tien­do la txa­la­par­ta, el míti­co ins­tru­men­to popu­lar.

«Eus­kal Herria: una excep­ción fren­te al dis­cur­so domi­nan­te»

De un modo poé­ti­co, cul­tu­ral, polí­ti­co o social, todos los ponen­tes coin­ci­dían en defi­nir el caso de Eus­kal Herria como un caso excep­cio­nal de con­fron­ta­ción polí­ti­ca y social en la Euro­pa del pac­to social. El escri­tor Vicen­te Zito Lema cita­ba a otro expo­nen­te de la cul­tu­ra vas­ca, al his­tó­ri­co poe­ta Jose­ba Sarrio­nan­dia, aquel que pro­ta­go­ni­za­ra en 1985 una espec­ta­cu­lar fuga de la pri­sión espa­ño­la de Mar­tu­te­ne y que sigue escri­bien­do poe­sía des­de la clan­des­ti­ni­dad, y «estas cosas me recuer­dan a cuan­do en la Argen­ti­na sufría­mos este tipo de repre­sión y don­de todos los aspec­tos esen­cia­les de la vida de un pue­blo esta­ban prohi­bi­dos».

Gui­ller­mo Pania­gua, por­ta­voz en este even­to de Aska­pe­na, el orga­nis­mo de soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal del movi­mien­to de libe­ra­ción nacio­nal vas­co, mani­fes­ta­ba «la siner­gía que el con­flic­to polí­ti­co ha pro­vo­ca­do en el movi­mien­to obre­ro y popu­lar» es excep­cio­nal res­pec­to al cli­ma de des­mo­vi­li­za­ción que se ha vivi­do en otras par­tes de Euro­pa.

La hora de los pue­blos sin Esta­do

Para Ati­lio Borón, que des­gra­nó el con­tex­to mun­dial de cri­sis eco­nó­mi­ca, no le cabía nin­gu­na duda: «para hacer fren­te a la cri­sis sis­té­mi­ca, hay que bus­car solu­cio­nes fue­ra del sis­te­ma». Car­los Azná­rez, que pre­sen­ta­ba el acto, leía un tex­to del actor Nor­man Briski(que esta­ba entre el públi­co) que decía: «Sabe­mos por­que el cuer­po del com­ba­te está al bor­de de rom­per fron­te­ras, de gra­bar en la are­na la mejor his­to­ria… tal vez la pri­me­ra».

«Reco­mien­dan a Gre­cia, Espa­ña y Por­tu­gal recor­tar su gas­to públi­co, pero aumen­tan su gas­to mili­tar.[…] La cri­sis capi­ta­lis­ta, que no se ha pro­du­ci­do por un aumen­to de la com­ba­ti­vi­dad del movi­mien­to obre­ro, se pro­du­ce por su fal­ta de res­pues­ta a pro­ble­mas bási­cos que ponen en entre­di­cho su via­bi­li­dad y exis­ten­cia. […]Esta es una cri­sis que da la opor­tu­ni­dad de eman­ci­par a los pue­blos sin Esta­do», decía Borón. «Es un mar­co para nues­tra apues­ta de cons­truc­ción de un Esta­do vas­co de carác­ter socia­lis­ta», afir­ma­ba Pania­gua.

El caso Gar­zón

Ire­ne López de Vicu­ña, que habló como por­ta­voz de Eus­kal Herri­ko Lagunak-Argentina(EHL), men­cio­na­ba como hecho fun­da­men­tal de la acti­vi­dad de soli­da­ri­dad con Eus­kal Herria las fir­mas reco­gi­das en varios paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na con­tra el Juez de la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la Bal­ta­sar Gar­zón. Gui­ller­mo Pania­gua sin­te­ti­za­ba: «el juez que aho­ra se pre­sen­ta como defen­sor de los Dere­chos Huma­nos es el mis­mo crea­dor de la doc­tri­na del «todo es ETA», que ha ser­vi­do para pros­cri­bir orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, socia­les, cul­tu­ra­les o medios de comu­ni­ca­ción». El mani­fies­to que men­cio­na­ba la por­ta­voz de EHL denun­cia­ba las prác­ti­cas de tor­tu­ra impu­tadas al tri­bu­nal espe­cial del que ha for­ma­do par­te el «juez estre­lla», y su ase­so­ra­mien­to al Gobierno colom­biano de Álva­ro Uri­be sobre la nece­si­dad de la inco­mu­ni­ca­ción de los dete­ni­dos polí­ti­cos.

La apues­ta por vías exclu­si­va­men­te polí­ti­cas

El por­ta­voz de Aska­pe­na reto­ma­ba el asun­to que había sido el cen­tro de aten­ción en los últi­mos meses en el con­flic­to polí­ti­co: la apues­ta estra­té­gi­ca de la izquier­da aber­tza­le por vías exclu­si­va­men­te polí­ti­cas, y el empla­za­mien­to a la orga­ni­za­ción arma­da vas­ca ETA y al Gobierno espa­ñol de la aper­tu­ra de un pro­ce­so de diá­lo­go que des­em­bo­que en una reso­lu­ción defi­ni­ti­va del con­flic­to arma­do median­te el reco­no­ci­mien­to del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción. «¿Cuál ha sido la res­pues­ta del Gobierno espa­ñol?: la deten­ción de los redac­to­res del docu­men­to, la deten­ción de 34 jóve­nes vas­cos en diciem­bre de 2009 o reda­das con­tra los abo­ga­dos de pre­sos vas­cos[…]. Y el caso de Jon Anza, un mili­tan­te revo­lu­cio­na­rio secues­tra­do y muer­to a los pocos días, cuyo cadá­ver apa­re­ció 9 meses des­pués en Fran­cia, y que los gobier­nos espa­ñol y fran­cés nie­gan que se pue­da abrir una inves­ti­ga­ción inde­pen­dien­te. Todo apun­ta a las Fuer­zas de Segu­ri­dad espa­ño­las».

El nue­vo mar­co polí­ti­co que se abri­ría con esta apues­ta, impli­ca­ría aumen­tar el espa­cio de apo­yo social a la izquier­da aber­tza­le, «algo que nos recuer­da mucho al pro­ce­so ini­cia­do con el acuer­do Lizarra-Garazi[acuerdo cele­bra­do en 1998 que impli­có un com­pro­mi­so para la paz entre todos los agen­tes polí­ti­cos y socia­les vas­cos], don­de la izquier­da aber­tza­le salió refor­za­da». Fren­te a este mar­co repre­si­vo, Pania­gua men­cio­nó el docu­men­to coor­di­na­do por el nego­cia­dor suda­fri­cano Brian Currin, res­pal­da­do por orga­nis­mos inter­na­cio­na­les y que res­pal­da la apues­ta de la izquier­da aber­tza­le.

Vicen­te Zito Lema leía el poe­ma de Gabriel Ares­ti «La casa de mi padre»: Con­tra los lobos, con­tra la sequía, con­tra la usu­ra, con­tra la jus­ti­cia, defen­de­ré la casa de mi padre. Y Car­los Azná­rez ter­mi­na­ba con un Gora Eus­kal Herria!(Viva la patria vas­ca). ¿Quien dice que no hay res­pal­do inter­na­cio­nal al pue­blo vasco?(1).

1‑En el mes de julio de 2009, el Minis­te­rio del Inte­rior espa­ñol remi­tía a las emba­ja­das espa­ño­las en el mun­do, y en espe­cial a Lati­noa­mé­ri­ca, la sen­ten­cia del Tri­bu­nal de Dere­chos Huma­nos de Estras­bur­go que con­fir­ma­ba la ile­ga­li­za­ción de la orga­ni­za­ción polí­ti­ca vas­ca Bata­su­na «por moti­vos de impe­rio­sa nece­si­dad y para el man­te­ni­mien­to de la segu­ri­dad y la defen­sa del orden», con el fin de su difu­sión en sus paí­ses de des­tino y, de algu­na mane­ra, impe­dir los apo­yos inter­na­cio­na­les que podría reca­bar el movi­mien­to de libe­ra­ción nacio­nal vas­co en el exte­rior de cara a un pro­ce­so de diá­lo­go polí­ti­co. No ha teni­do dema­sia­do efec­to.
http://​www​.elmun​do​.es/​e​l​m​u​n​d​o​/​2​0​0​9​/​0​7​/​1​1​/​e​s​p​a​n​a​/​1​2​4​7​3​2​3​1​9​1​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *