Basa­goi­ti gana ima­gen de cen­tra­li­dad tras los reca­dos y ofer­tas del PNV – Iña­ki Irion­do

Des­pués de la reu­nión de ayer entre los pre­si­den­tes del PP de la CAV y el del EBB, Anto­nio Basa­goi­ti ha pasa­do a ser la per­so­na a la que Iñi­go Urku­llu tras­la­da sus que­jas sobre la for­ma de actuar del lehen­da­ka­ri por ser su socio pre­fe­ren­te y el líder polí­ti­co que apa­re­ce casi como media­dor entre el PNV y el Gobierno de Lakua, al tiem­po que deja abier­ta la puer­ta a cola­bo­rar con los jel­tza­les en mate­ria eco­nó­mi­ca y fis­cal, siem­pre sin trai­cio­nar al Eje­cu­ti­vo auto­nó­mi­co.

Vis­ta la ima­gen resul­tan­te de la reu­nión de ayer entre Anto­nio Basa­goi­ti e Iñi­go Urku­llu, se entien­de la per­sis­ten­cia con la que el líder del PP de la CAV ha bus­ca­do esa foto has­ta final­men­te con­se­guir­la casi dos meses des­pués de anun­ciar­la. Pese a que el PP arras­tra en los últi­mos años una línea des­cen­den­te en su núme­ro de esca­ños en el Par­la­men­to de Gas­teiz (19 en 2001, 15 en 2005 y 13 en 2009 con la izquier­da aber­tza­le ile­ga­li­za­da), su peso espe­cí­fi­co ha gana­do muchos pun­tos. Des­de hace un año tenía el mar­cha­mo de «socio pre­fe­ren­te» del PSE en el Gobierno. Ayer con­si­guió el reco­no­ci­mien­to públi­co del PNV como inter­me­dia­rio váli­do con Patxi López y como par­ti­do con el que es «intere­san­te tra­ba­jar» en mate­rias como «las polí­ti­cas públi­cas, las polí­ti­cas fis­ca­les y las socia­les».

Iñi­go Urku­llu lle­gó a la sede del PP en Bil­bo poco antes de las 9.30 de la maña­na, acom­pa­ña­do del pre­si­den­te del BBB, Ando­ni Ortu­zar. Les reci­bie­ron Anto­nio Basa­goi­ti y el pre­si­den­te del PP de Biz­kaia, Anton Dam­bo­re­nea. Para la foto del encuen­tro tan sólo posa­ron los máxi­mos diri­gen­tes de cada par­ti­do.

Inter­me­dia­rio

Según se reco­gía en la pági­na web del PNV, el líder jel­tza­le tras­la­dó a Anto­nio Basa­goi­ti, como «socio pre­fe­ren­te» del Gobierno de Patxi López, que «no es de reci­bo» que el PNV se ente­re «de las pre­ten­sio­nes» del lehen­da­ka­ri de apli­car medi­das de ajus­te, con el apo­yo de los «popu­la­res», a tra­vés de los medios de comu­ni­ca­ción, «sin una res­pues­ta al entra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal» como son las dipu­tacio­nes o ayun­ta­mien­tos.

Basa­goi­ti seña­ló que desea «escu­char a la otra par­te» y mani­fes­tó que «no es cues­tión de dimes y dire­tes, sino de poner­se manos a la obra y tra­ba­jar». En ese sen­ti­do, insis­tió en la impor­tan­cia de «con­tar» con la for­ma­ción jel­tza­le, tenien­do en cuen­ta que gobier­na en las tres dipu­tacio­nes y en «muchos ayun­ta­mien­tos» vas­cos. Ade­más, asu­mien­do su papel, empla­zó al Gobierno de Lakua a rea­li­zar «mayo­res esfuer­zos por el con­sen­so con las dipu­tacio­nes» y al PNV, a «hacer todo lo posi­ble por ten­der la mano al Gobierno» del PSE.

Ofer­ta de tra­ba­jo con­jun­to

A la sali­da del encuen­tro, Urku­llu seña­ló que «nos hemos ofre­ci­do al PP para tra­ba­jar» sobre las polí­ti­cas públi­cas, las polí­ti­cas fis­ca­les y las socia­les «de cara a pre­sen­tar ini­cia­ti­vas en el con­jun­to de las admi­nis­tra­cio­nes». A jui­cio de Basa­goi­ti, «es bueno que el PNV opte por una línea de polí­ti­ca de mode­ra­ción, de poder enten­der­se con otras for­ma­cio­nes polí­ti­cas».

Jun­to a cues­tio­nes eco­nó­mi­cas, según apun­tó Basa­goi­ti, en la reu­nión tam­bién abor­da­ron asun­tos que «tie­nen que ver con ETA» y que el pre­si­den­te del PP de la CAV elu­dió comen­tar en públi­co.

fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *