Los ali­men­tos trans­gé­ni­cos matan por Her­vé Kempf, Geof­frey Lean, GM Free Cym­ru

RED VOLTAIRE
El nego­cio de los ali­men­tos y orga­nis­mos gené­ti­ca­men­te modi­fi­ca­dos (GMOs, en inglés) va de la mano de las gran­des cor­po­ra­cio­nes ali­men­ta­rias tipo Mon­san­to, pro­mo­to­ras de la bio-tec­no­lo­gía (bio­tech) empe­ña­das en esta­ble­cer y con­tro­lar un nego­cio mun­dial de semi­llas paten­ta­das com­pa­ra­ble al de la gran indus­tria far­ma­céu­ti­ca mul­ti­na­cio­nal.

Argen­ti­na estu­vo alia­da con EEUU y Cana­dá en los recla­mos con­tra la UE en el seno de la WTO, Orga­ni­za­ción Mun­dial de Comer­cio que pro­te­ge a los GMOs y a los sub­si­dios a la agri­cul­tu­ra de los paí­ses desa­rro­lla­dos que afec­tan a la agri­cul­tu­ra de las demás nacio­nes, en par­ti­cu­lar al ter­cer mun­do o los lla­ma­dos paí­ses “en desa­rro­llo”, que de paso que­dan impe­di­dos de pro­du­cir medi­ci­nas gené­ri­cas bara­tas y obli­ga­dos a con­su­mir ali­men­tos trans­gé­ni­cos en la letra chi­ca de los Tra­ta­dos de Libre Comer­cio (TLCs) con EEUU.

Las prue­bas

–Inves­ti­ga­cio­nes de la Aca­de­mia de Cien­cias de Rusia difun­di­das en diciem­bre de 2005 encon­tra­ron que más de la mitad de la des­cen­den­cia de ratas ali­men­ta­das con soja GM murió en las pri­me­ras tres sema­nas de vida, tasa de mor­ta­li­dad seis veces mayor que la de roe­do­res naci­dos de madres ali­men­ta­das con soja no modi­fi­ca­da. La des­cen­den­cia de estos rato­nes ali­men­ta­dos con soja GM tam­bién mos­tró una tasa de peso insu­fi­cien­te seis veces mayor.

–En noviem­bre de 2005 un ins­ti­tu­to de inves­ti­ga­ción pri­va­do de Aus­tra­lia, CSIRO Plant Industry, para­li­zó un amplio desa­rro­llo de cul­ti­vos de un gui­san­te GM cuan­do éste fue encon­tra­do cau­san­te de inmu­no­res­pues­ta en rato­nes de labo­ra­to­rio.

–En el verano de 2005, un equi­po de inves­ti­ga­ción ita­liano con­du­ci­do por un bió­lo­go celu­lar de la Uni­ver­si­dad de Urbino publi­có la con­fir­ma­ción de que la absor­ción de soja GM en rato­nes cau­sa el desa­rro­llo de célu­las vivas defor­mes, así como otras ano­ma­lías celu­la­res.

–En mayo de 2005, el dia­rio The Inde­pen­dent del Rei­no Uni­do de Gran Bre­ta­ña publi­có la revi­sión de un infor­me de Mon­san­to alta­men­te con­fi­den­cial y polé­mi­co sobre los resul­ta­dos de prue­bas con maíz modi­fi­ca­do con Mon­san­to MON863.

Foto arri­ba: Her­vé Kempf (izquier­da) y la tapa de su libro: La gue­rra secre­ta de los OGM
_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Secre­tis­mo trans­gé­ni­co

Hacia el oto­ño de 2004, las auto­ri­da­des ale­ma­nas requi­rie­ron al Dr. Arpad Pusz­tai (véa­se Cen­su­ra­do 2001, His­to­ria #7), uno de los pocos cien­tí­fi­cos genui­na­men­te inde­pen­dien­te espe­cia­li­za­do en plan­tas gené­ti­cas y estu­dios de ali­men­tos de ani­ma­les, para exa­mi­nar el infor­me de 1.139 pági­nas de Mon­san­to sobre el ali­men­to MON863 en un labo­ra­to­rio de ratas duran­te un perío­do de noven­ta días.

El estu­dio encon­tró dife­ren­cias “esta­dís­ti­ca­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vas” en los pesos del riñón y los pará­me­tros de cier­ta san­gre en las ratas ali­men­ta­das con maíz GM en com­pa­ra­ción con los gru­pos de con­trol. Varios cien­tí­fi­cos de Euro­pa que cono­cie­ron el estu­dio (en resú­me­nes muy cen­su­ra­dos) expre­sa­ron preo­cu­pa­ción sobre la salud y las impli­ca­cio­nes de segu­ri­dad si el MON863 ingre­sa­ra a la cade­na ali­men­ta­ria. Hubo par­ti­cu­lar preo­cu­pa­ción en Fran­cia, don­de el Pro­fe­sor Gilles-Eric Sera­li­ni, de la Uni­ver­si­dad de Caen, estu­vo inten­tan­do obte­ner acce­so com­ple­to por casi 18 meses (sin éxi­to) a todos los docu­men­tos refe­ren­tes al estu­dio MON863.

Las auto­ri­da­des ale­ma­nas obli­ga­ron al Dr. Pusz­tai a fir­mar un «decla­ra­ción de secre­to» antes de per­mi­tir­le ver el estu­dio de ali­men­ta­ción de la rata de Mon­san­to, por­que el docu­men­to está cla­si­fi­ca­do como «CBI» o “Con­fi­den­tial Busi­ness Inter­est» (Inte­rés de Nego­cios Con­fi­den­cial). Mien­tras Pusz­tai toda­vía con­ti­núa limi­ta­do por la decla­ra­ción de secre­to, Mon­san­to decla­ró recien­te­men­te que ya no obje­ta la difu­sión exten­sa del “Pusz­tai Report”.

La soja y el maíz GM de Mon­san­to son con­su­mi­dos exten­sa­men­te por los esta­dou­ni­den­ses al mis­mo tiem­po que la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das para la Ali­men­ta­ción y la Agri­cul­tu­ra (FAO, en inglés) ha con­clui­do: “En varios casos, se han pues­to Orga­nis­mos Gené­ti­ca­men­te Modi­fi­ca­dos [GMOs, en inglés] en el mer­ca­do cuan­do los pro­ble­mas de segu­ri­dad no están cla­ros”.

Debi­do a que la inves­ti­ga­ción de GMOs no es esti­mu­la­da ni finan­cia­da por los gobier­nos de EEUU y euro­peos, la gran mayo­ría de los estu­dios toxi­co­ló­gi­cos son con­du­ci­dos por las mis­mas com­pa­ñías que pro­du­cen y pro­mue­ven el con­su­mo de tales GMOs. Por las sos­pe­chas que recaen sobre la auten­ti­ci­dad de los resul­ta­dos de las prue­bas cor­po­ra­ti­vas, la inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca inde­pen­dien­te sobre los efec­tos de los ali­men­tos GM está atra­yen­do una cre­cien­te aten­ción.

Comen­ta­rio:

En mayo 2006 la WTO man­tu­vo la deci­sión de que los paí­ses euro­peos rom­pie­ron reglas del comer­cio inter­na­cio­nal cuan­do detu­vie­ron la impor­ta­ción de ali­men­tos GM. El vere­dic­to de la WTO con­si­de­ró que la Unión Euro­pea vie­ne man­te­nien­do una inter­dic­ción efi­caz con­tra los ali­men­tos bio­tech des­de 1998 y estu­vo al lado de EEUU, Cana­dá y Argen­ti­na en la deci­sión que decla­ró ile­gal para las reglas de la WTO a la mora­to­ria euro­pea con­tra los ali­men­tos GM.

Las 25 his­to­rias top más ocul­ta­das en EEUU en el 2006

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *